DESTACADO

Análisis de la pulsera Fitbit Alta y opinión

A pesar de que algunos  presagiaban que los relojes inteligentes acabarían con las pulseras de actividad física, a día de hoy parece que hay mercado para ambos tipos de dispositivos y Fitbit sigue siendo la compañía líder en wearables de salud.

Si has seguido de cerca la trayectoria de esta compañía, posiblemente te hayas fijado en que sus pulseras siempre han tenido un diseño bastante funcional, pero poco sexys en cuanto a diseño. Otras marcas, como Jawbone, sí que han cuidado un poco más el atractivo de sus pulseras.

Con el Fitbit Alta la compañía ha querido quitarse esta espinita lanzando una pulsera con un diseño elegante y atractivo que, además, ofrece correas intercambiables en distintos colores y materiales para adaptar su apariencia a nuestro gusto (o nuestra ropa de cada día).

Este diseño tan atractivo también conlleva algunos sacrificios ya que, a diferencia de otras pulseras, Fitbit Alta no mide la frecuencia de ritmo cardíaco o el número de escalones subidos, ni tampoco cuenta con GPS.

Hemos tenido oportunidad de probar la pulsera Fitbit Alta durante varias semanas y, a continuación, os presentamos nuestras impresiones sobre ella.

Índice

 

Diseño y construcción

La pulsera Fitbit Alta posee una pantalla de 1,4 pulgadas insertada en un módulo de metal que engancha, a ambos lados, con los brazos de una correa de 15 mm de anchura. Esta correa es fácilmente retirable en caso de que queramos sustituirla por otro modelo.

La pulsera Fitbit Alta llega con una correa de material elastómero flexible pero la compañía se ha ocupado de crear una buena oferta de materiales y colores para que podamos escoger aquella que más nos guste o que más pegue con la ropa que llevamos puesta en cada momento.

  • Correas de lujo, disponibles en cuero de rosa palo (69,95€), cuero grafito (69,95€) y acero inoxidable (99,95€)
  • Correas clásicas, disponibles en en color negro, azul, ciruela y turquesa (29,95€)

La correa clásica posee una textura de estrías oblicuas que resiste bastante bien el paso del tiempo, ya que las manchas y los arañazos se disimulan fácilmente – algo que se agradece en un accesorio que llevas puesto prácticamente las 24 horas del día.

La pulsera está disponible tres tamaños distintos para adaptarse al grosor de la muñeca de cada individuo: pequeño (14-17 cm), grande (17-20.6 cm) y extra grande (20.6-23.6cm). Nosotros hemos tenido oportunidad de probar el modelo en tamaño grande con dos correas: la clásica en color negro y la de lujo en cuero grafito.

Fitbit Alta - 2

 

Personalmente no he encontrado incómodo llevar la pulsera puesta durante varias semanas seguidas, aunque hay quienes no se acaban de acostumbrar a llevar una pulsera todo el día en la muñeca.

La pulsera Fitbit Alta es bastante delgada, así que no se engancha en las mangas de las camisas y no queda exageradamente grande en muñecas pequeñas. Ahora bien, tampoco pasa desapercibida, por lo que debes acostumbrarte a llevar siempre algo en la muñeca, incluso cuando duermes.

El sistema de sujeción de la Fitbit Alta se basa en dos pinchos que se introducen en unos agujeros. Este sistema no nos acaba de convencer ya que es necesario ejercer mucha presión para enganchar los pinchos y no sabemos si con el tiempo se darán de sí – en todo caso, por suerte, es posible comprar otra correa si se desgasta.

La pulsera Fitbit Alta resiste sudor, salpicaduras y lluvia, pero lamentablemente no es sumergible en agua, por lo que debemos quitárnosla para meternos en una piscina. La compañía recomienda incluso quitársela a la hora de ducharse, aunque esta recomendación parece más indicada a evitar que la pulsera mojada permanezca en contacto con la piel demasiado tiempo.

En general, el diseño de la Fitbit Alta resulta bastante atractivo a pesar de su simpleza. Las pulseras Jawbone UP2 y UP3 poseen un diseño bastante parecido, pero carecen de una pantalla de notificaciones.

Fitbit Alta - 3

 

Pantalla

Fitbit Alta - 4La pulsera Fitbit Alta posee una pantalla OLED monocromo de 1.4″ con 128 x 36 píxeles que es bastante brillante y muestra información útil.

A través de la aplicación Fitbit podemos escoger la información que se mostrará en la pantalla cuando demos un golpe sobre la misma.

En mi configuración, al encender la pantalla se muestra la hora y, si sigo dando toques sobre, voy pasando por distintas pantallas con información sobre los pasos diarios, la distancia recorrida, las calorías quemadas, los minutos de actividad física y el nivel de la batería.

Si queremos, podemos personalizar la pantalla de la hora eligiendo entre cinco esferas horizontales y verticales.

Lamentablemente no existe la posibilidad de establecer un modo de reloj permanente que muestre la hora todo el tiempo, por lo que tenemos que recurrir a dar un toque sobre la pantalla o a activar el encendidode la pantalla cuanto detecte el gesto de giro de muñeca.

Durante las semanas que he probado la Fitbit Alta no he conseguido pillarle el truco a los golpes sobre la pantalla.

Por más que he probado a golpear la pantalla de distintas formas, no he averiguado la forma de que se encienda a la primera. De igual forma, tampoco domino el gesto de la muñeca, que en ocasiones debo repetir varias veces hasta que la pantalla responde.

 

Funcionalidades de salud

Tras sacar la pulsera Fitbit Alta de la caja, el primer paso que debemos hacer es configurarla conectándola a un ordenador de manera inalámbrica haciendo uso de un adaptador incluido en la caja que se conecta a un puerto USB del ordenador.

2016-05-03 23.49.16Si disponemos de un smartphone con Bluetooth, podemos saltar este paso y configurarla directamente desde nuestro teléfono, que es lo más sencillo.

La pulsera Fitbit Alta se sincroniza de forma inalámbrica mediante Bluetooth 4.0 con un teléfono iPhone, Android o Windows que se encuentre en las cercanías.

En mi caso la he probado ampliamente con un iPhone 6s Plus, pero la experiencia debería ser similar con otras plataformas.

Una limitación de la aplicación para iPhone es que no comparte la información recopilada con la aplicación Salud de iOS o con Google Fit de Android.

La aplicación de Fitbit para el teléfono móvil no ha experimentado apenas mejoras en los últimos tiempos, que sigue ofreciendo el mismo diseño y funcionalidades de siempre.

La aplicación muestra información relativa a pasos, distancia recorrida, calorías consumidas y otros parámetros de forma agregada, con gráficas muy vistosas por día, semana, mes, etc.

 

La pulsera Fitbit Alta es capaz de detectar cuándo nos vamos a dormir y en qué momento nos despertamos.

Durante el período de sueño, la pulsera nota cuándo estamos inquietos y cuándo nos despertamos. Sin embargo, no es capaz de detectar la profundidad del sueño, algo que sí que hacen otras pulseras como las de Jawbone.

2016-05-03 23.51.45_resize

Un aspecto negativo de la monitorización del sueño es que resulta algo complicado moverse por la gráfica de información detallada de sueño para conocer exactamente a qué hora nos hemos despertado o hemos estado inquietos.

Otro pequeño inconveniente es que la pantalla se enciende ocasionalmente cuando cambias de posición en la cama, y eso puede resultar algo molesto ya que la pantalla resulta bastante brillante cuando estás a oscuras.

Algunas actividades deportivas son detectadas automáticamente gracias a la tecnología SmartTrack de Fitbit, y son añadidas a la aplicación Fitbit sin intervención del usuario. Esto es muy interesante porque la pulsera no tiene ningún botón físico para registrar manualmente una actividad.

Como hemos comentado anteriormente, la pulsera Fitbit Alta presenta algunas carencias técnicas: no es capaz de registrar el ritmo cardíaco, no cuenta con un chip GPS y tampoco cuenta el número de escalones subidos. Es una pena que Fitbit no haya podido incorporar estas funcionalidades que la harían un producto redondo.

A diferencia de otras pulseras, Fitbit puede mostrar también la información recopilada en una página web, donde resulta más sencillo navegar por las gráficas.

ScreenShot001

 

La aplicación de Fitbit y la página web permiten a los usuarios introducir a mano datos alimenticios – comida y bebida – para registrar las calorías ingeridas y la cantidad de agua bebida.

Lamentablemente este proceso resulta algo tedioso, por lo que en la práctica no es probable que vayas a utilizar esta funcionalidad habitualmente.

Como cualquier pulsera de este tipo, las estimaciones sobre la actividad física se realizan aplicando un algoritmo sobre las mediciones del acelerómetro, por lo que no pretenden ser valores exactos y habitualmente hay diferencias entre las mediciones de las pulseras de distintos fabricantes.

Salvo que estemos cambiando de modelo de pulsera con mucha frecuencia, esto no debería ser un problema grave ya que habitualmente estamos más interesados en comparar unos períodos con otros, que en conocer el dato exacto durante un período.

2016-05-04 00.12.55Centrándonos en la aplicación Fitbit, una función que puede motivar a algunos usuarios es la posibilidad de “competir” con sus amigos que también usen una pulsera Fitbit.

Tus amigos se muestran en una pestaña de la aplicación y puedes ver lo activos que han estado en comparación contigo.

Otra fuente de motivación es la posibilidad de ganar “insignias” a medida que completamos desafíos.

Otra funcionalidad interesante es la alarma silenciosa, que consiste en que la pulsera vibra a la hora que hemos establecido en la aplicación del teléfono móvil.

Si duermes con otra persona que se despierta más tarde que tú, esta alarma silenciosa pasa desapercibida para la otra persona.

A diferencia de otras pulseras como las de Jawbone, la pulsera Fitbit Alta no cuenta con una alarma inteligente que te despierte de 10 a 30 minutos antes de que llegue la hora de despertarse, coincidiendo con el momento en el que estés dormido menos profundamente.

 

Notificaciones en la pantalla

2016-05-04 00.18.04Aunque la pulsera Fitbit Alta no pretende hacer las veces de reloj inteligente, cuando está emparejada con un teléfono por Bluetooth vibra y muestra el nombre de la persona que está llamando o te envía un SMS, y también puede mostrar eventos de la agenda.

Se trata de una funcionalidad muy interesante ya que ayuda a que no perdamos ninguna llamada aun cuando llevemos el teléfono en un lugar poco accesible o estemos en un entorno ruidoso.

El único inconveniente es que la vibración se confunde fácilmente con la que se produce cuando alcanzamos una meta (por ejemplo, los 10.000 pasos).

Sería muy interesante que Fitbit añadiera también la posibilidad de recibir ciertas notificaciones en la pulsera, como la llegada de nuevos mensajes de WhatsApp.

La pulsera Fitbit Alta también te envía recordatorios para que te muevas, algo que es muy interesante si tienes un vida bastante sedeantaria.

 

Batería y proceso de carga

La compañía afirma que la pulsera Fitbit Alta tiene una autonomía de cinco días, igual que la Fitbit Charge HR que es bastante más voluminosa. En nuestras pruebas hemos conseguido alargar su autonomía hasta los seis o siete días sin problemas.

La carga de la pulsera se realiza mediante un cable USB propietario que se conecta al lado interior de la pantalla y se agarra mediante una especie de pinza. El cable solo sirve para la pulsera, por lo que no conviene perderlo.

Cuando la batería está cercana a agotarse, la aplicación nos lo notifica e incluso podemos recibir un correo electrónico advirtiéndonos de esta situación.

Fitbit Alta - 5

 

Precio y competidores

La pulsera Fitbit Alta se puede adquirir en la web de Fitbit.com por 139,95€ y, por algo menos, en Amazon España. Se trata de un precio ligeramente inferior al modelo Fitbit Charge, que está a la venta por 149,95€ o por algo menos en Amazon.

Otra buena alternativa, la pulsera Jawbone UP3, posee un precio sensiblemente superior (179,99€). Esta pulsera cuenta con lector del ritmo cardíaco pero carece de pantalla.

La principal ventaja que tiene la Fitbit Alta sobre la Jawbone UP3 es la presencia de una pantalla OLED que muestra la hora, los indicadores de actividad física diaria, y notificaciones de llamadas entrantes en la propia pulsera. A favor de la pulsera Jawbone UP3 encontramos un sensor de ritmo cardíaco y la integración con la aplicación Salud de iOS y Google Fit de Android.

Otra posible opción es la pulsera Garmin VivoSmart HR ( EUR 109,00 en Amazon), que posee una pantalla OLED curva siempre encendida, sensor de ritmo cardíaco, contador de pisos subidos, etc. aunque su aspecto es menos atractivo.

Además de estas, existen muchas otras pulseras inteligentes en el mercado como LG LifeBand Touch M ( EUR 79,00), Sony SmartBand 2 ( EUR 84,84), Samsung Gear Fit ( EUR 86,00), Huawei Talkband B2 ( EUR 97,00) y otras que quizás también quieras considerar.

Fitbit Alta - 6

 

Conclusiones

Fitbit Alta - 8La mayoría de los wearables que encontramos en el mercado tienen un aspecto tosco y abultado que los hacen poco atractivos.

Por ello, muchos de los usuarios que los utilizan cuando hacen deporte los dejan en casa cuando se ponen guapos para salir, perdiendo así el conteo de pasos y actividad física.

Por ello Fitbit ha decidido lanzar una nueva pulsera de actividad, Fitbit Alta, que conserva buena parte de las funcionalidades de otras pulseras más voluminosas y cuenta con un diseño estilizado y atractivo.

Además la compañía ha dotado a la pulsera Fitbit Alta de una correa reemplazable y ha lanzado varios modelos de correas, en distintos materiales y colores, para adaptarse a los gustos de todos los usuarios.

El resultado es una pulsera que puedes llevar puesta en cualquier momento, tanto cuando haces deporte como cuando sales.

La pantalla OLED de la pulsera Fitbit Alta muestra información útil cuando damos toques sobre la misma, aunque debo confesar que durante el tiempo que he probado la pulsera no he pillado el truco a lo de golpear la pantalla – a veces se enciende a la primera pero muchas otras veces no. Lo mismo me ha pasado con el gesto de girar la muñeca, que no siempre tiene éxito en el primer intento.

Fitbit Alta - 7

 

Además de su papel de monitor de actividad física, la pulsera muestra notificaciones de llamadas entrantes y SMS en su pantalla, así como eventos del calendario. Lamentablemente no es capaz de mostrar notificaciones de otras aplicaciones, así que todavía tienes excusa para seguir ignorando algunos WhatsApps.

La pulsera Fitbit Alta cumple con su función de monitor de actividad física, y permite medir los pasos andados, las calorías consumidas, la distancia recorrida, los minutos de actividad, y las horas de sueño.

Lamentablemente Fitbit ha tenido que prescindir de algunos sensores y, a diferencia de otras pulseras de la marca, la pulsera Fitbit Alta no mide el ritmo cardíaco ni el número de escalones subidos, y tampoco cuenta con receptor GPS.

La conexión de la pulsera con el teléfono móvil – iPhone, Android o Windows Phone – se realiza mediante Bluetooth 4.0, y los datos transferidos al teléfono se muestran de forma atractiva en la aplicación Fitbit agregados por horas, días, semanas, meses, etc. Para aquellos a los que la pantalla del móvil se les quede pequeña, Fitbit también ofrece una web donde se puede consultar toda esta información.

La pulsera también incorpora algunas funcionalidades interesantes como la alarma silenciosa, y la aplicación Fitbit nos propone desafíos y nos anima a competir frente a nuestros amigos.

En resumen, si andas buscando una pulsera que, además de medir los parámetros básicos de tu actividad física, sea atractiva y tenga estilo, la nueva Fitbit Alta es una excelente opción.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con un cuerpo estilizado y gran variedad de correas intercambiables.
  • Construcción ligera y poco abultada, que la hace cómoda de llevar durante todo el día
  • Pantalla OLED que muestra la hora y los principales indicadores de actividad física
  • Notificación de llamadas entrantes, SMS y eventos de agenda en la pantalla y mediante vibración (pero no notificaciones de otras aplicaciones)
  • Aplicación Fitbit disponible para las principales plataformas móviles, y portal web para acceder a la información recopilada
  • Detección automática de los períodos de sueño
  • Autonomía buena, entre 5 y 7 días en la práctica

Lo peor:

  • Respuesta mejorable de la pantalla ante toques y gestos, ya que no siempre se activa al golpearla o girar la muñeca
  • Ausencia de GPS, por lo que no es capaz de registrar la trayectoria recorrida ni estimar distancias con precisión
  • Cable de carga propietario
  • Falta de compatibilidad con la aplicación Salud de iOS o Google Fit de Android
  • No sumergible en agua (aunque sí que resiste salpicaduras)