Análisis del nuevo iPad (2017) a fondo y opinión [REVIEW]

Ir a página

¿No quieres leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del nuevo iPad.

Apple anunció la primera generación del iPad con pantalla de 9.7″ en el año 2010 y, en los años posteriores, la compañía ha anunciado seis nuevos modelos que han ido mejorando sucesivamente sus prestaciones.

Sin embargo, las ventas de iPad y, en general, de tablets ha ido decreciendo en los últimos años. El incremento en el tamaño de las pantallas de los smartphones unido a que los iPad de hace unos años siguen siendo dispositivos muy válidos, ha hecho que los usuarios no adquieran o renueven su tablet con el mismo ritmo que lo hacen con los smartphones.

A finales de marzo, Apple anunció un nuevo modelo de iPad con un precio bastante asequible al que ha llamado simplemente ‘iPad’. El nuevo iPad supone un paso adelante en potencia y batería con respecto al iPad Air 2, pero también un paso hacia atrás en diseño y en algunos aspectos de la pantalla.

Con este nuevo dispositivo, Apple busca atraer tanto a nuevos compradores como a dueños de modelos más antiguos de iPad, que quieren renovar su dispositivo pero que no necesitan la potencia del iPad Pro.

Por cortesía de Apple, hemos tenido la oportunidad de probar el iPad de 2017 durante unas semanas. A continuación, os presentamos nuestras impresiones tras haber utilizado este dispositivo.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Rendimiento
  4. Funcionalidades y Aplicaciones
  5. Multimedia y Cámara
  6. Precio y Conclusiones

 

Diseño y construcción

Si eres usuario de algunos de los últimos modelos de iPad, como el iPad Air 2 o el iPad Pro de 9.7″, lo primero que te llamará la atención al sostener el nuevo iPad en la mano es que es más grueso que cualquiera de ellos.

En concreto, el nuevo iPad posee el mismo grosor (7.5 mm) y peso (469 gramos) que el iPad Air de 2013, mientras que los iPar Air 2 y iPad Pro de 9.7″ poseen un grosor de 6.1 mm y pesan 437 gramos.

En la práctica, estas diferencias no tienen gran importancia y pasarán desapercibidas para la mayoría de los usuarios que no tengan otro iPad con el que comparar, pero son un punto relevante para los usuarios que vengan de un iPad Air 2 o, incluso, de un iPad Air, que no verán mejoras en cuanto a diseño.

Dejando a un lado sus dimensiones, el nuevo iPad posee un diseño clásico muy familiar, que combina un frontal de cristal con un elegante chasis de aluminio. Los bordes laterales del nuevo iPad están biselados, como en los modelos anteriores, pero ahora poseen un acabado mate en lugar de brillante.

 

Su cuerpo de metal resulta muy agradable al tacto, aunque su superficie es algo delicada. Los arañazos y golpes suelen ser más visibles en metal que en plástico, y por ello debemos tener cuidado de no golpear el iPad o que no se nos caiga al suelo.

Si quieres proteger tu tablet, Apple comercializa fundas en distintos colores que tapan y cubren la pantalla del tablet, aunque en muchas de estas fundas el cuerpo del tablet queda prácticamente al descubierto.

El nuevo iPad está disponible en tres acabados: plata, gris espacial y oro. Echamos de menos el color oro rosa que está disponible en el iPad Pro de 9.7″ y que resulta bastante popular.

El diseño del nuevo iPad es atractivo, pero resulta demasiado parecido al de modelos anteriores. Al igual que con el iPhone, nos gustaría que Apple renovase el diseño del iPad, aunque parece lógico que las novedades lleguen con el hipotético iPad Pro 2.

A continuación, vamos a revisar todos los lados del tablet para ver qué elementos encontramos.

La parte delantera del nuevo iPad no se diferencia de otros iPad que hemos visto.

El frontal está dominado por la gran pantalla, rodeada por unos marcos que permiten sujetar el tablet con comodidad.

A diferencia de otros tablets, no hay ningún problema si, al sujetar el iPad con una mano, tocamos la pantalla, ya que esa pulsación se anula y podemos manejarlo con la otra.

En otros tablets, si se toca una zona de la pantalla, ya no se registran otras pulsaciones.

Encima de la pantalla encontramos la cámara frontal en el centro y, debajo de la pantalla, está el botón Inicio.

El botón de Inicio integra el sensor de huella dactilar Touch ID que tanto nos gusta, y está recubierto de zafiro para evitar el desgaste y la pérdida de fiabilidad.

En la parte de atrás podemos encontrar, en la esquina superior izquierda, la cámara de fotos, que está a ras de la superficie y no sobresale.

Esta cámara no viene acompañada por un flash, como ocurre en el iPad Pro.

Un poco más abajo, en el centro de la parte trasera, encontramos la manzana del logotipo de Apple, en color plateado.

En la parte inferior podemos leer “iPad” sin ninguna referencia al modelo específico. Debajo hay diversas inscripciones en letra pequeña y algunos logotipos.

Dado que hemos probado el modelo 4G, en la parte superior hay una tira de plástico de color blanco que rompe la uniformidad del aluminio para facilitar la transmisión y recepción de ondas electromagnéticas.

La parte de atrás tiende a ensuciarse bastante y requiere ser limpiada con bastante frecuencia, pero las huellas dactilares no quedan marcadas.

En el lateral derecho encontramos los botones de control de volumen y, en el modelo con conectividad móvil, el compartimento para la tarjeta nanoSIM, con una bandeja que se extrae al introducir un objeto punzante incluido en la caja del tablet.

 

En el lateral izquierdo está libre de botones y conectores.

 

En la parte superior encontramos el botón de encendido y el conector de auriculares.

 

En la parte inferior está el conector Lightning y los dos altavoces inferiores a ambos lados del conector.

 

El nuevo iPad no resiste inmersiones en agua, algo que no es de extrañar ya que ni siquiera el iPad Pro posee esta característica. Sin embargo, dado que cada vez más gente opta por llevarse el iPad a la bañera o la piscina, no nos importaría ver esta funcionalidad en algún modelo futuro.

La pantalla resulta ser un imán para las huellas, por lo que si eres de los que quiere tener el tablet siempre perfecto, te encontrarás frecuentemente limpiando la pantalla.

Ir a página

Quizás te interese

Apple podría estar desarrollando un iPad de 10.9″ con el mismo tamaño que el iPad de 9.7″ pero más grueso

Una publicación de la web japonesa Makotakara, que suele ser bastante fiable, apunta a que el …