Análisis de Sony Cyber-shot DSC-RX100 II

Sony Cyber-shot DSC-RX100 II

Sony no era un actor en el mundo de la fotografía ‘química’. Con la revolución digital, Sony se lanzó a por el mercado de las compactas y luego quiso ganar ‘credibilidad’ en el mercado amateur avanzado con la adquisición de Konica-Minolta. Eso le permitió entrar en el mercado de las réflex y además adquirir experiencia en las necesidades fotográficas de sus futuros clientes.

Hay otro elemento que ha sido clave en la evolución de la marca. Sony fabrica sensores, con lo que no depende de terceros para completar sus diseños…excepto en la ópticas, donde mantiene una sólida alianza con el fabricante alemán Carl Zeiss.

Esta ‘libertad de movimientos’ ha hecho que Sony esté lanzando al mercado cámaras realmente innovadoras, como por ejemplo, en el segmento de formato completo (o full frame) la compacta de óptica fija RX1 y las recientes Alpha 7 y 7R, sin espejo, con visor electrónico y con ópticas intercambiables.

Otra de las cámaras que revolucionó el mercado en su día es la RX100, con su sensor tamaño 1”, mucho mayor que las compactas tradicionales e incluso que la mayoría de las premium y sus 1/1.7”, que prometía gran calidad de imagen en un formato reducido. En Teknofilo tuvimos ocasión de probar la RX100 y nuestras impresiones fueron muy buenas. Poco tiempo después de nuestra prueba Sony presentó la Cybershot DSC RX100 II, que se debe considerar más una evolución del concepto exitoso de su antecesora que un cambio radical.

Presentamos pues a continuación nuestras impresiones de la cámara, que en muchos de los apartados van a ser calcadas o muy similares a la RX100 y donde por tanto vamos a hacer muchas referencias al análisis que hicimos en su día.

 

Características principales de la cámara

  • Objetivo equivalente a un 28-100 mm con aperturas f1.8-4.9 y estabilización óptica
  • Sensor Exmor CMOS de 20 megapíxeles tamaño 1” mejorado (*)
  • Pantalla de 3” y 1,2M de píxeles abatible (*).
  • Rango de sensibilidad de 160 a 12800 ISO (*), aunque se puede expandir combinando diversas tomas
  • Grabación de imágenes en jpeg y RAW.
  • Grabación de video Full HD (1080p) a 60fps
  • Funcionalidades wi-fi incorporadas (*)
  • Zapata para poder insertar flash o visor electrónico externos (*)

(*) Cambio respecto al modelo anterior

 

Aspecto exterior, ergonomía y sistema de menús

Sony Cyber-shot RX100 II

 

La Sony Cyber-shot DSC-RX100 II conserva un aspecto extraordinariamente parecido al de la RX100. A pesar de haber incluido una pantalla abatible y una zapata para accesorios externos las medidas son prácticamente las mismas que las de su predecesora.

Sony Cyber-shot RX100 II

 

La pantalla conserva sus características de resolución y añade la movilidad. Aunque hay quien prefiere las pantallas ‘extraíbles’ (tipo videocámara), nosotros siempre hemos preferido la modalidad escogida por Sony en sus cámaras de fotos, es decir, la pantalla abatible. Este tipo de pantalla puede ser inclinada de forma muy rápida para adecuarla al ángulo de visión.

Sony Cyber-shot RX100 II

 

Esta funcionalidad nos permite adecuarnos a tomas en las que no nos interese que la cámara este a la altura de nuestros ojos por diversas razones: trípode, toma a ras de suelo, foto desde arriba, disparo a nivel de cadera, buscar mayor estabilidad…Para grabación de vídeo es también una novedad muy práctica. Eso sí, no llega al nivel de algunas NEX de la propia marca que permiten levantar la pantalla completamente para poder toma autorretratos.

Sony Cyber-shot DSC-RX100 II
Toma a ras de suelo facilitada por la pantalla abatible

 

La otra novedad principal de la cámara es la zapata que permite conectar accesorios, entre ellos el ansiado visor electrónico. Es un buen avance, aunque el coste de visor es un poco alto y la cámara pierde su compacidad cuando se adjunta.

Sony Cyber-shot RX100 II

 

Por lo demás ninguna novedad respecto a la RX100. El anillo alrededor de la apertura sigue siendo de movimiento continuo, aunque en la Sony Cybershot DSC-RX100 II algunos parámetros pueden configurarse para que este movimiento se dé en pasos. Así, el movimiento del zoom puede configurarse para que pase de 28mm a 35mm a 50mm…

Los tiempos de arranque y parada han variado poco, arranca en 2 segundos escasos y quizás donde vemos más retardo es al apagar la cámara con el zoom extendido, que necesita 1 segundo adicional para su repliegue.

El enfoque es bastante rápido y en condiciones de poca luz se ayuda de la luz de asistencia que permite realizar un enfoqué con cierta agilidad. La RX100 II promete mejoras en el enfoque con poca luz pero en ausencia de medidas absolutas para poder comparar, no hemos notado una mejora subjetiva respecto a su antecesora.

Sony Cyber-shot RX100 II

 

La cámara en ocasiones presenta algún ligero retardo al leer imágenes de la tarjeta (‘grabando’) o al hacer zoom al revisarlas. Quizás en la II no aparece tanto, salvo cuando estamos en modo ráfaga que es cuando tarda más.

Para el enfoque manual vale lo dicho y por tanto la Sony Cyber-shot DSC-RX100 II sigue siendo diferencial. Podemos optar por dos opciones, una en la que se permite el autofoco y luego enfocar manualmente con más precisión y otra que es puramente enfoque manual. En ambos casos se nos muestra una asistencia tipo focus peaking, resaltando en rojo las áreas enfocadas y se amplía el área central o la que elijamos. Con sujetos en movimiento sigue siendo algo costoso pero con objetos más o menos estáticos es de lo mejor que hemos visto hasta ahora.

Como su predecesora, la RX100II no tiene modo macro específico y podemos decir que la cámara tiene el macro siempre activado, aunque éste no permite distancias tan exiguas como por ejemplo la Pentax MX-1 (1cm), sino que se queda alrededor de 5 cm. como distancia mínima de enfoque.

De todas formas, los 20 megapíxeles y el sensor de la Sony Cyber-shot DSC-RX100 II ayudan a producir una imágenes con un nivel de detalle espectacular, como podemos ver en la siguiente galería de imágenes macro (se recomienda visionar a tamaño completo):

 

Respecto al sistema de menús, pocas variaciones con su predecesora excepto en el apartado wifi.

Sony Cyber-shot RX100 II

Podemos ver el detalle en el análisis de la RX100

 

Efectos digitales

De nuevo un apartado que no ha sufrido variaciones respecto a su antecesora y en las que suscribimos lo dicho en su día:

Por un lado tenemos los llamados ‘estilos creativos’ que puede ser: estándar, vívido, retrato, paisaje, puesta de sol y blanco y negro. Básicamente se trata de jugar con el ajuste de colores.

Otro grupo de efectos son los llamados ‘efectos digitales’ que pueden ser: efecto ‘juguete’ (*), color ‘pop’, posterización, retro, clave alta (‘high key’), color parcial (*), monocromo de contraste alto, enfoque suave (*), pintura HDR (*), monocromo tonos ricos, miniatura (*), acuarela, ilustración (*).

El (*) indica que se puede escoger entre varios niveles.

Otro grupo que ha sido tratado con especial cuidado en la Sony es el tratamiento del rango dinámico. En este sentido tenemos dos tipos de ajuste: la optimización del rango dinámico DRO y el tratamiento HDR. Los dos persiguen conseguir una foto con menos contraste, pero la primera lo hace analizando la imagen tomada y ajustando y la segunda lo que hace es tomar tres fotografías con distintos niveles de exposición y combinarlos.

Tras las pruebas nos sentimos cómodos dejando el DRO en automático y usando el HDR sólo cuando sea necesario y podamos asegurar tres disparos con suficiente estabilidad.

Se mantiene por supuesto el modo panorámico automático que tanto nos gusta y que facilita mucho la toma rápida de este tipo de fotografías.

 

Calidad de imagen

Si la Sony Cyber-shot DSC RX100 fue una revolución no fue por su tamaño o prestaciones, que a priori no parecen especiales, sino por su calidad de imagen fruto de un sensor de 1″, que, como explicábamos en nuestro análisis, es mucho mayor que el resto de compactas.

La Sony Cyber-shot DSC RX100 II promete un aumento de un paso en la sensibilidad a cambio de aumentar su ISO base de 125 a 160 ISO. Vamos a centrarnos entonces en ver si ese aumento de sensibilidad se confirma en la nueva cámara:

En situación de luz normal, vemos que la diferencia es bastante sutil entre las dos cámaras:

Sony Cyber-shot DSC-RX100 II
RX100

 

Sony Cyber-shot DSC-RX100 II
RX100 II

 

En cambio, cuando la luz disminuye las diferencias son mucho más notables y en el ISO 6400 por ejemplo se aprecia una imagen menos ruidosa y más detallada en la nueva cámara:

Sony Cyber-shot DSC-RX100 II
RX100
Sony Cyber-shot DSC-RX100 II
RX100 II

 

Hay que destacar que la RX100 llegaba a ISO 6400 en modalidad ‘normal’ y sólo podía pasar de este valor mediante un modo extendido que requería la unión de varias fotografías. Sin embargo, la RX100 II permite llegar a las 25600 sin necesidad de modos ‘extendidos’. En nuestra parrilla habitual podemos ver que los resultados son muy aceptables incluso hasta 6400, y que las sensibilidades superiores son también usables en determinadas circunstancias.

Sony Cyber-shot RX100 II

 

El objetivo de la Sony Cyber-shot RX100II no ha variado respecto a la generación anterior. Por tanto las características ya destacadas son las mismas que en el modelo anterior, donde lo que menos nos gustó es su tendencia al flare y a las aberraciones cromáticas en situaciones de contraluz y contraste.

Sony Cyber-shot RX100 II

 

Video

En este apartado la mejor novedad ha sido la incorporación de la pantalla abatible que hace la grabación de video mucho más agradable. La calidad de los videos de la Sony cyber-shot RX100 II sigue siendo excepcional.

Una muestra:

 

Wi-fi

Sony Cyber-shot DSC-RX100 II

 

Junto con la pantalla, zapata superior y mejora de sensibilidad, la funcionalidad wi-fi es uno de los argumentos innovadores de la Sony Cyber-shot DSC-RX100 II.

Como el diseño de la cámara no es rupturista, sino continuista, se han intercalado en los menús las diferentes funcionalidades, en vez de aguparlas en un apartado específico como otras cámaras. Esto comporta una pequeña curva de aprendizaje para recordar dónde ir para realizar cada función. Dicho esto, las principales funcionalidades wifi son:

  • Compartir ficheros con un teléfono móvil o PC
  • Controlar la cámara desde un teléfono móvil

Para ello se utiliza la aplicación PlayMemories Mobile disponible para iOs y Android.

 

La cámara no cuenta con conexión directa a redes sociales como las Samsung pero las funciones implementadas son prácticas y funcionan sin demasiados contratiempos.

 

Galería de imágenes

 

Precio

La Sony Cyber-shot DSC-RX100 II se encuentra actualmente por EUR 603,53 en Amazon España, que es el precio que tuvo su antecesora en su lanzamiento, pero que lo sitúa unos 200€ por encima de ella en la actualidad.

La diferencia es sustancial y deberá ser el usuario el que valore si las funcionalidades añadidas merecen el sobrecoste.

 

Conclusiones

Como se habrá podido observar durante todo el análisis, la Sony Cyber-shot RX100 II no es un producto revolucionario sino más bien una puesta al día de un producto que sí lo era. De hecho el gran mérito ha sido añadir funcionalidad prácticamente sin ninguna contrapartida…excepto el precio al haberse rebajado el de la primera.

La pantalla, una de las novedades más llamativas, representa un avance para facilitar el encuadre y para la grabación de vídeo sin aumentar significativamente el volumen de la cámara. Siempre nos hemos confesado grandes amantes de este tipo de pantallas por lo que no podemos más que aplaudir esta incorporación.

La zapata para accesorios responde también a algunas reclamaciones, pero en este caso las dimensiones de la cámara hacen que cualquier incorporación (flash, visor) resulte en un conjunto algo desproporcionado y complicado de manejar.

El nuevo sensor de la Sony Cyber-shot DSC-RX100 II representa una mejora al ya de por si excepcional comportamiento en ISOs altas de la RX100. Podemos decir que efectivamente, y especialmente en condiciones de poca luz, se puede obtener una ganancia de entre uno y dos pasos respecto a su predecesora.

Sobre la supuesta mejora en el enfoque no tenemos tanta opinión ya que no teníamos un juego de pruebas con el que se pudiese comparar fácilmente este comportamiento. Ninguna de las dos cámaras nos ha parecido presentar un mal comportamiento en el enfoque.

Como hemos comentado, los ingenieros de Sony han conseguido mejorar ligeramente un buen producto sin estropear ningún aspecto a excepción del económico. Sin embargo, creemos que los anhelos de dotar de un cuerpo más ergonómico al magnífico sensor de la RX100 no acaban de estar cumplidos. Sí, Sony ha lanzado la RX10, que es una cámara superzoom con ese mismo sensor. Sin embargo, su tamaño y coste no la sitúan donde nos gustaría.

Puestos a escribir la carta a los Reyes, lo que nos gustaría ver como futuro miembro de la familia RX es algo así como: Cuerpo algo mayor que el de la RX100 II, de un tamaño similar a la Samsung EX2F, por ejemplo, y que permita añadir algún otro botón como alguna rosca frontal o trasera; mantener la zapata para añadir accesorios (si incluir un visor electrónico dispara el tamaño o el coste); mantener por supuesto la pantalla abatible, y si puede ser, táctil; aumentar ligeramente el rango del zoom para que llegue a los 140mm por ejemplo, que lo hagan un poco más versátil; mantener el precio de la RX100 II…aunque como esto es lo que nos parece mas imposible, nos conformaríamos con que se situase entre el de ésta y el de la nueva RX10.

Lo mejor

  • Se mantiene la excelente resolución y la sensibilidad mejora entre uno y dos pasos a la ya sobresaliente en este aspecto RX100.
  • Pantalla articulada y zapata para accesorios sin aumentar sustancialmente el tamaño
  • Conectividad wi-fi práctica
  • Se mantiene la buena duración de la batería y carga vía USB
  • Vídeo de gran calidad

Lo peor

  • Aunque la ergonomía mejora con la pantalla abatible, el tamaño sigue impidiendo un mejor agarre e inclusión de algún botón auxiliar
  • No se ha mejorado el zoom (rango en tele, facilidad para el flare/aberraciones), no hay un verdadero modo macro
  • La nueva pantalla no es táctil
  • El posible visor electrónico externo es caro y grande (comparado con la RX100 II)
  • Diferencia sustancial de precio con la RX100 que se continúa comercializando