Alexa: Una herramienta de inclusión y desarrollo para Pelayo y la comunidad con síndrome de Down

🤯 ¡Descuentos Keysfan! ¡Office 2021 Pro por 27,75€ y más ofertas increíbles! [ Saber más ]

Los Reyes Magos llevaron un dispositivo Echo con Alexa a la casa de Pelayo en Écija (Sevilla). Pelayo, el segundo de tres hermanos, muestra un gran amor por la familia y disfruta de actividades como paseos, comer fuera y asistir al cine. La llegada de Alexa fue una grata sorpresa para sus padres.

La introducción de Alexa ha contribuido a la autonomía de Pelayo y su inclusión, al promover la creación de rutinas diarias y una comunicación fluida. La interacción con el servicio de voz ha mejorado su capacidad de vocalización y apoyará su independencia en el futuro.

TE INTERESA:
Amazon se plantea cobrar una suscripción mensual para una versión mejorada de Alexa

En la vida cotidiana, la familia juega y se entretiene con Alexa, aprovechando su funcionalidad más allá de tareas rutinarias. Carlos, el hijo mayor, solicita canciones y detalles sobre deportistas; Mila, la menor, hace preguntas sobre animales y naturaleza, además de hablar en inglés. Pelayo utiliza Alexa para saludar por las mañanas, pedir canciones durante la ducha y bailar.

 

Carlos y Mila, los padres de Pelayo, están comprometidos con la visibilidad de las personas con síndrome de Down. Utilizan su cuenta de Instagram para compartir la vida diaria de Pelayo, destacando historias que involucran a Alexa.

Además, Down España ha colaborado con Alexa para crear una skill llamada «21», que ofrece consejos sobre rutinas saludables e inclusión para personas con síndrome de Down. Mediante comandos de voz, los usuarios pueden acceder a este recurso que combina el uso de la tecnología y el desarrollo cognitivo.

🧹🪣 ¡Conga 8290! ¡Conoce el robot aspirador con mejor calidad-precio que he probado! [Más info ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario