Algunas apps anti-robo tienen sus días contados con Android P

Android es una plataforma abierta que da a los desarrolladores y usuarios mucha libertad con respecto a lo que quieren hacer con el sistema operativo. La mayoría de las veces esto significa aplicaciones con mayores funcionalidades que en otros sistemas operativos pero, en ocasiones, algunas apps abusan de estos privilegios.

Android P parece que se ocupará de controlar el acceso a ciertos aspectos del sistema operativo y lo último que hemos sabido es que limitará el acceso a la cámara a apps en segundo plano.

En versiones anteriores de Android, era posible grabar vídeos sin el conocimiento del usuario reduciendo el visor a un tamaño prácticamente invisible de 1 pixel. No había forma de saber que la cámara estaba siendo utilizada por una app maliciosa. 

Android Oreo limitó esa situación obligando a las apps que estaban usando la cámara a mostrar una notificación. Incluso si el visor no era visible, los usuarios podían saber que algo estaba pasando echando un vistazo a su panel de notificaciones.

Android P dará un paso impidiendo que las apps que se ejecuten en segundo plano puedan acceder a la cámara.

Sin embargo, puede haber algunos usos legítimos en los que no queramos que el usuario sepa que la cámara está grabando. Hay un tipo de apps anti-robo que, a petición del dueño del teléfono, pueden utilizar la cámara frontal para capturar imágenes del ladrón o, al menos, de los alrededores, sin que sea consciente. Android P hará que estas apps ya no se puedan ejecutar.  |  Fuente: XDA