Análisis a fondo y opinión de Fitbit Versa


🎁 ¡Sorteos! Tenemos dos nuevos sorteos en camino que lanzaremos el 20/12 y el 21/12 [ Sorteos ]

Fitbit Versa, el último wearable de la compañía californiana, no es una pulsera de actividad física sino un completo reloj inteligente con un diseño ligero, múltiples opciones de personalización y una batería que ofrece cuatro días de autonomía.

No es la primera vez que Fitbit lanza un reloj inteligente centrado en la salud. Hace un par de años, la compañía lanzó el Fitbit Blaze y, el año pasado, introdujo el Fitbit Ionic, un reloj con funcionalidades bastante avanzadas pero un precio elevado.

Fitbit Versa llega con un precio más atractivo que el Fitbit Ionic a costa de prescindir del chip de GPS integrado, pero a cambio incorpora funcionalidades software interesantes como esferas personalizables o herramientas de seguimiento de la salud femenina.

El reloj Fitbit Versa se puede adquirir en la web de Fitbit.com o en otros distribuidores como Amazon España por 199,95€ (o incluso algo menos). Por cortesía de Fitbit, hemos tenido oportunidad de probar Fitbit Versa durante varias semanas y, a continuación, os presentamos nuestras impresiones sobre ella.

 

Índice

  1. Diseño y construcción
  2. Pantalla y esfera
  3. Interfaz y funcionalidades básicas
  4. Funcionalidades de salud
  5. App Fitbit para smartphone
  6. Batería
  7. Precio y competidores
  8. Conclusiones

1. Diseño y construcción

Los modelos anteriores de relojes inteligentes de Fitbit poseían un diseño en el que predominaban las líneas rectas. Con Versa, la compañía ha optado por una apariencia más moderna con un cuerpo de forma cuadrada y esquinas redondeadas.

Su aspecto no es tan premium como el de los relojes inteligentes de Apple, Samsung o Huawei, sino que su apariencia refleja que nos encontramos ante un reloj centrado principalmente en los deportistas.

En mi opinión, el diseño del Fitbit Versa es más atractivo que el de los modelos anteriores. Lejos de parecer un pieza tecnológica “retro”, el nuevo reloj inteligente podría pasar perfectamente por un reloj convencional, permitiendo que te centres en el contenido de la pantalla en vez de en lo que la rodea.

La carcasa del Fitbit Versa es de aluminio anodizado, y posee bordes planos y aristas ligeramente afiladas en los laterales. La carcasa está disponible en colores negro, grafito, plata y oro rosa y, si lo deseas, puedes cambiar la correa por otros modelos.

 

Uno de los aspectos más interesantes de Fitbit Versa es su peso, ya que su carcasa de aluminio ultra-fino lo hace muy ligero con tan solo 38 gramos. En comparación, su predecesor, Fitbit Ionic, pesa 50 gramos.

Fitbit comercializa un único tamaño del reloj Versa pero la base inferior de la carcasa que está en contacto con la piel es relativamente pequeña, lo que le permite adaptarse bien a muñecas de todos los tamaños. Dentro de la caja, encontramos una correa pequeña y otra grande.

Al lado izquierdo de la carcasa, encontramos un botón para encender/apagar la pantalla e ir hacia atrás en la interfaz. Al lado derecho, encontramos un botón para pausar una sesión de ejercicio y otro para terminarla. Los tres botones son fáciles de localizar al tacto y cómodos de presionar.

El cierre de la correa es el habitual de hebilla, que resulta sencillo y rápido de ajustar, y asegura que el reloj permanece firme incluso mientras realizamos ejercicio intenso. Fitbit comercializa correas de metal, tela o silicona que están disponibles en varios colores.

El reloj Fitbit Versa posee un aspecto cuadrado con esquinas redondeadas

 

La incorporación de un sensor de ritmo cardíaco implica que debemos tener un cierto cuidado para que la pulsera quede bien agarrada a nuestra muñeca, de forma que esté en contacto permanente con la piel para medir el pulso continuamente.

Las pulseras de Fitbit siempre han sido cómodas de llevar, y Fitbit Versa no es la excepción. Durante el tiempo que la he llevado puesta, no me ha resultado molesta, aunque es cierto que hay personas que no se acaban de acostumbrar a llevar algo en la muñeca todo el día (y la noche).

Fitbit Versa es resistente al agua hasta 50 metros, por lo que es posible utilizarla no solo bajo la lluvia sino también durante nuestras sesiones de natación.

 

2. Pantalla y esfera

Fitbit Versa posee una pantalla LCD color de 1.34″ con 300 x 300 píxeles, lo que supone una densidad de píxeles de 317 ppp, más que suficiente para que los píxeles individuales sean indistinguibles a simple vista.

La pantalla alcanza un brillo máximo de hasta 1.000 nits, un valor muy elevado que nos permite utilizar sin problemas el reloj bajo la luz del sol, algo que es muy interesante si sales al exterior a hacer deporte.

Además, Fitbit ha protegido la pantalla con Gorilla Glass 3, un añadido que ayuda a evitar arañazos en la pantalla por el roce diario con otros objetos.

La pantalla puede encenderse pulsando sobre el botón de la izquierda o mediante un doble toque sobre la pantalla.

Lamentablemente no existe la posibilidad de establecer un modo de reloj permanente que muestre la hora todo el tiempo, por lo que tenemos que recurrir a encender la pantalla manualmente o esperar que detecte el gesto de giro de muñeca.

En mi experiencia, el gesto de la muñeca funciona bastante bien y normalmente la pantalla se enciende al primer intento, aunque hay un pequeño retardo.

La esfera puede ser personalizada a tu antojo, escogiendo entre decenas de diseños disponibles. Algunos de ellos son gratuitos mientras que otros tienen coste. Algunas esferas permiten personalizar desde el color del texto hasta la organización de la información.

Fitbit Versa permite elegir entre muchas esferas disponibles

 

La mayoría de las esferas de terceros muestran el texto en inglés, por lo que en este sentido nos hubiera gustado que Fitbit ofreciera a los desarrolladores una forma de que los días de la semana, meses, etc. aparecieran en el idioma local.

Una de las esferas disponibles muestra una mascota en la pantalla principal a la que debes cuidar como si fuera un tamagotchi. Cuanto más ejercicio realizas, más alimento recibe tu mascota, aunque en mis pruebas el animalito ha resultado ser insaciable.

La personalización de las esferas tiene como limitación que el reloj solo puede almacenar una esfera en cada momento, por lo que cada vez que queremos cambiarla tenemos que transferirla desde el smartphone, lo cual no es precisamente rápido.

Esfera personalizada de Fitbit Versa

3. Interfaz y funcionalidades básicas

Fitbit Versa corre el sistema operativo propietario Fibit OS 2.1.1, que presenta mejoras interesantes respecto a versiones anteriores como un nuevo panel Fitbit Hoy que ofrece una vista general de tu estado de salud.

Para acceder a este panel debemos arrastrar la pantalla hacia arriba desde la pantalla principal, accediendo así a estadísticas como pasos caminados, distancia recorrida, pisos subidos, calorías quemadas, minutos de actividad, ritmo cardíaco último entreno y consejos de salud.

Si arrastramos la pantalla principal hacia la izquierda, accedemos al menú de opciones: ejercicio, música, alarmas, coach, relax, el tiempo, temporizador, monedero, configuración y consejos.

Un aspecto que acerca Fitbit Versa a un reloj inteligente convencional es que puede mostrar notificaciones de citas, mensajes de texto y llamadas del teléfono Android o iOS emparejado, así como de las apps que tú elijas.

Esto resulta muy útil para no perderte avisos de aquellas apps que consideres más importante (por ejemplo, WhatsApp, Correo u otras). También ofrece la posibilidad de configurar respuestas rápidas desde el reloj, pero esto solo funciona con teléfonos Android por el momento.

En caso de que nuestro teléfono esté en modo No Molestar, Silencio o Conducción, el reloj reciba las notificaciones pero no vibra ni enciende la pantalla. Tan pronto como desactivamos cualquiera de estos modos, el reloj vuelve a mostrar las notificaciones.

Otra funcionalidad interesante si sales a hacer deporte sin el teléfono es la de cargar música en el reloj para escucharla mediante unos auriculares Bluetooth. Fitbit Versa llega con 2.5GB de espacio libre, por lo que solo puedes guardar 300 pistas de música.

El proceso de transferencia de las pistas musicales es algo tedioso ya que debes hacerlo por WiFi desde un ordenador. Otra posibilidad es suscribirse al servicio de streaming Deezer y sincronizar playlists. Lamentablemente no es compatible con Spotify, Google Music o Apple Music.

 

La plataforma de pagos Fitbit Pay está disponible para Versa y permite realizar pagos con el reloj sin tener que utilizar el teléfono ni, por supuesto, sacar la tarjeta física de crédito.

La forma de pago es un poco extraña ya que requiere que introduzcas un PIN de cuatro dígitos tecleando sobre la pantalla antes de que se muestre la pantalla de pago. Una vez que realices este paso, debes mantener pulsado el botón izquierdo hasta que el reloj vibre para que aparezca la tarjeta en la pantalla, acercar el reloj a un terminal tipo contactless y el pago se completará.

En España, Fitbit Pay solo es compatible con Banco Santander (Mastercard), Servicios Financieros Carrefour (Mastercard) y boon., por lo que por el momento está bastante limitado. Para otros países, puedes consultar la lista completa aquí. En mis pruebas con una tarjeta de Banco Santander, el pago se ha realizado sin problemas.

Fitbit Versa permite instalar apps adicionales como Pandora, Strava, Starbucks, Deezer, Hue Lights, Yelp, Switchr, The New York Times, Flipboard y otras. El catálogo de apps está lejos de las que encontramos en relojes con Android Wear de Google o watchOS de Apple ya que, por ejemplo, no hay apps de Mapas o Mensajería.

Aplicación “el tiempo” de Fitbit Versa

 

4. Funcionalidades de salud

Aunque el aspecto de Fitbit Versa sea el de un reloj inteligente, el foco principal de este dispositivo está en la salud, por lo que llega cargado de funcionalidades para controlar nuestra actividad física.

El seguimiento de la actividad física en Versa funciona de forma similar a otros dispositivos de la marca. En el día a día, el reloj registra estadísticas de actividad como los pasos caminados, distancia recorrida, pisos subidos, calorías gastadas, minutos en los que has estado activo y ritmo cardíaco, pero también podemos registrar sesiones de deporte.

Como hemos comentado en el apartado anterior, la primera opción del menú del reloj es Ejercicio, donde por defecto podemos elegir entre correr, ciclismo, natación, carrera en cinta, pesas, HIIT o entrenar.

Si lo deseas, puedes añadir otras actividades deportivas al menú como spinning, senderismo, kickboxing, caminar, circuito de entrenamiento, bootcamp, yoga, artes marciales, tenis, pilates, golf, elíptica y máquina de escaleras pero debes eliminar alguna de las existentes antes poder incluir una nueva.

Actividad Correr en Fitbit Versa

 

Para hacer seguimiento de la actividad, basta con elegir una de estas actividades, por ejemplo Correr, y pulsar sobre el botón de inicio. Para algunas actividades, como correr o ciclismo, el reloj es capaz de identificar automáticamente que comienzas a hacer ese ejercicio sin que tengas que indicárselo manualmente.

Durante la sesión, podrás ver un conjunto de estadísticas en función del tipo de ejercicio que estás haciendo. Por ejemplo, si decides correr puedes ver la distancia y la duración, mientras que si eliges entrenamiento, ves las calorías y el ritmo cardíaco.

Una ausencia importante es el GPS, que impide registrar las rutas si salimos a correr o hacer ciclismo sin el teléfono emparejado al lado. Si esta funcionalidad es importante para ti, el más caro Fitbit Ionic incorpora un GPS autónoma.

Fitbit Versa es capaz de detectar de forma inteligente cuándo te tomas un descanso en medio de una sesión y, en ese caso, interrumpe automáticamente la monitorización y la reanuda cuando vuelves a ponerte en marcha.

Esto funciona bastante bien y resulta muy cómodo, ya que evita que tengas que estar pendiente de informar al reloj de cada paradita que haces.

Una vez que terminas tu sesión de deporte, puedes ver un resumen de la actividad que has llevado a cabo, con datos que varían según el tipo de ejercicio realizado.

Por ejemplo, si sales a correr, al final de la sesión podrás ver el valor medio y máximo de tu ritmo cardíaco durante el período, el tiempo total que has estado ejercitándote y la distancia recorrida.

Si te gusta nadar, te alegrará saber que Fitbit ha incorporado una actividad llamada natación que hace seguimiento de los largos que has realizado, identificando cuando llegas a un extremo y das la vuelta. El único inconveniente es que resulta complicado manejar la pantalla estando mojada.

Toda la información que registra el reloj se transfiere a la app Fitbit del smartphone cuando se sincronizan, y está accesible desde la app junto con otras sesiones de deporte que hayas realizado anteriormente.

Si la disciplina no es lo tuyo, Fitbit Versa puede ayudarte a alcanzar tus objetivos mediante recordatorios personalizados que te animan a mantenerte activo e hidratado, atenerte a un horario de sueño y más. Estos recordatorios llegan de manera visual y mediante vibraciones del reloj.

Información durante una sesión deporte

 

Si llevas el Fitbit Versa cuando vas a dormir, el reloj es capaz de hacer seguimiento de tu sueño de manera automática. Sin tener que tocar nada, monitorizará cómo duermes registrando las horas de sueño, el tiempo que has pasado en cada fase (REM, ligero y profundo) y el tiempo que has permanecido despierto.

Las estadísticas de sueño permiten incluso comparar tu distribución de sueño por fases con las de la media de personas del mismo sexo y edad que tú.

Datos de sueño registrados por Fitbit Versa

 

Para relajarse, Fitbit ofrece sesiones de respiración guiada que te ayudan a encontrar un momento de calma con sesiones sesiones de respiración personalizadas basadas en tu ritmo cardíaco.

En el caso de las mujeres, Fitbit permite controlar su ciclo menstrual, tanto desde la app como desde el propio reloj. Es posible registrar las fechas de inicio y fin del ciclo menstrual, así como síntomas como dolores de cabeza, acné y otros.

Fitbit predice los próximos ciclos usando su “algoritmo propietario de ciclo que se vuelve más inteligente y más preciso a medida que se registra el período” y proporciona información general sobre la ovulación y la fertilidad.

Registro de datos del ciclo menstrual

5. App Fitbit para smartphone

La app de Fitbit apenas ha sufrido cambios desde el análisis que hicimos de la Fitbit Alta HR hace algo más de un año. Se trata de una app con un diseño simple y bien organizado, que permite ver y encontrar fácilmente los datos.

La app de Fitbit está disponible para iOS, Android y Windows Phone (¿nos queda algún lector con Windows Phone por ahí?) y, en todos los casos, se sincroniza con Versa a través de Bluetooth continuamente. Nosotros hemos probado la versión para iOS.

La aplicación organiza la información en cinco pestañas: Panel, Desafíos, Orientación, Comunidad y Notificaciones.

Pantallas principales de la app Fitbit

 

La pestaña Panel es la principal ya que muestra información sobre el reloj (batería y conexión) y estadísticas sobre la actividad física del día — pasos, pisos, kilómetros, calorías, minutos de actividad, ritmo cardíaco, etc. — y otros datos de interés como sueño, peso, hidratación, etc.

Cada métrica tiene una indicación circular que nos muestra lo cerca que estás de alcanzar tu objetivo y, al pulsar sobre cada una de ellas, tenemos acceso a información detallada e histórica.

Dentro de esta pestaña, también tenemos acceso a la pantalla Cuenta pulsando sobre la esquina superior derecha. Aquí es donde añadimos dispositivos, creamos cuentas familiares (para dispositivos de nuestros hijos), establecemos objetivos de actividad (ejercicio, nutrición/cuerpo y sueño) y ajustamos otros parámetros de la configuración (notificaciones, inicio de sesión, monitorización de ejercicio, zonas de ritmo cardíaco, etc.)

La pestaña Desafíos permite crear competiciones contra tus amigos y familiares o, si lo prefieres, plantearte retos a ti mismo. Es una buena forma de motivarte a hacer ejercicio.

Fitbit Coach en el reloj Fitbit Versa

 

En la pestaña Orientación puedes acceder a vídeos de entrenamiento que te ayudarán a ponerte en forma y que, además, están personalizados según tu nivel de actividad, comentarios y objetivos. Para hacer uso de esta funcionalidad, debes descargar la app Fitbit Coach.

Fitbit ofrece solo unos pocos vídeos de entrenamiento. Si quieres acceder a todos los entrenamientos disponibles, debes contratar el modo Premium de Fitbit Coach que cuesta 7,99€/mes o 39,99€/año. Además de una gran variedad de entrenamientos, este modo ofrece planes personalizados y entrenamientos por audio.

Nos hubiera gustado que Fitbit ofreciera los entrenamientos de Fitbit Coach de forma gratuita ya que se nos hace un poco cuesta arriba pagar una suscripción por un servicio del reloj.

La pestaña Comunidad te da acceso a un espacio donde puedes compartir, chatear y celebrar todo lo que tiene que ver con tu salud y actividad física. Puedes unirte a grupos de interés o buscar amigos.

 

6. Batería y proceso de carga

Según su página web, la pulsera Fitbit Versa tiene una autonomía de hasta cuatro días, incluyendo sus noches. No es un valor tan elevado como otras pulseras de actividad pero está claramente por encima de lo que conseguimos con un reloj inteligente convencional (mi Apple Watch Series 3 se queda en un día y medio).

En mis pruebas, he conseguido una autonomía de 4-5 días, en función del uso que haga del reloj durante el día.

La carga de la pulsera se realiza mediante una base en la que se inserta el reloj. El proceso de carga tarda como una hora y no hay otra forma de cargarlo que no sea con esta base, por lo que conviene que no te la olvides si sales de viaje y que no la pierdas.

Base de carga de Fitbit Versa

 

7. Precio

La pulsera Fitbit Versa está disponible en la web de Fitbit.com o en otros distribuidores como Amazon España por 199,95€ (o incluso algo menos)

Se trata de un precio más atractivo que Fitbit Ionic (249 €), el reloj inteligente que lanzó Fitbit el año pasado y cuya diferencia principal, además de su diseño, es que Ionic cuenta con un GPS integrado mientras que Versa debe recurrir al GPS del smartphone.

Una alternativa interesante si estás interesado en la salud pero quieres un dispositivo con una gran pantalla es Samsung Gear Fit 2 Pro (149 €), que cuenta con una interfaz intuitiva, buenas capacidades de seguimiento de la actividad física y un gran panel alargado AMOLED. También ofrece resistencia al agua.

Si nos centramos en el mundo de los relojes inteligentes, el dispositivo más vendido es el Apple Watch. Se trata de un reloj inteligente completo que incorpora muchas funcionalidades de salud e incluso un GPS integrado. Ahora bien, el precio del Apple Watch Series 3 es mucho más elevado.

8. Conclusiones

En los primeros tiempos de los relojes inteligentes, nadie tenía demasiado claro para qué podían servir. De hecho, los primeros modelos estaban muy enfocados a realizar llamadas desde el propio reloj e incluso algunos contaban con una cámara.

Con el tiempo, los fabricantes de relojes inteligentes han ido enfocando estos dispositivos hacia la salud, entrando a competir de lleno con dispositivos como las pulseras de actividad.

Por ello, no es de extrañar que Fitbit haya lanzado Versa, un reloj inteligente enfocado a la salud pero con funcionalidades propias de dispositivos mucho más caros.

Fitbit Versa llega con un diseño atractivo, aunque menos sofisticado que algunos de sus competidores. Su caja de aluminio es resistente hasta 50 metros, por lo que, además de soportar la lluvia, puede ser utilizado en la piscina.

Las capacidades de seguimiento de la actividad del reloj son excelentes. Además de monitorizar a lo largo del día parámetros básicos (pasos caminados, pisos subidos, distancia recorrida, calorías gastadas, ritmo cardíaco y otros), es capaz de monitorizar 15 tipos de entrenamiento (correr, ciclismo, natación, tenis, pilates, etc.), aunque solo podemos cargar un máximo de 7 en el reloj.

 

Versa puede detectar automáticamente el inicio de ciertos ejercicios, así como si nos tomamos un pequeño descanso durante una sesión. El único inconveniente que vemos a la monitorización de deporte es que no cuenta con un GPS integrado, por lo que requiere que lleves el smartphone a cuestas si quieres registrar las rutas cuando corres o vas en bicicleta.

Por la noche, Fitbit Versa monitoriza nuestro sueño, informando no solo de las horas que dormimos sino del tiempo que pasamos en cada fase del sueño, incluyendo las veces que nos despertamos.

Si quieres ponerte en forma, puedes optar por las sesiones de entrenamiento personalizadas de Fitbit Coach, aunque si quieres acceso completo tendrás que pagar una suscripción mensual o anual.

Dejando a un lado las funcionalidades de salud, Fitbit Versa también ofrece características propias de relojes inteligentes con Android Wear o watchOS.

Versa puede mostrar en la pantalla notificaciones procedentes del smartphone (y responder a algunas de ellas si el teléfono es Android), instalar ciertas aplicaciones de terceros, almacenar hasta 300 canciones para escucharlas mediante auriculares Bluetooth o incluso pagar en comercios mediante NFC si tienes la suerte de una tarjeta de crédito emitida por una de las entidades compatibles.

Toda la información se muestra de forma muy clara en la pantalla a color del reloj, que ofrece una buena nitidez y un brillo máximo muy elevado. Además, Fitbit ofrece opciones de personalización para instalar nuevos diseños de esfera, algunos de ellos muy atractivos.

Por todo esto, el reloj Fitbit Versa es una opción excelente para aquellos usuarios que desean controlar su actividad física sin renunciar a algunas funcionalidades propias de un reloj inteligente, y todo ello a un precio más atractivo que otras alternativas de reloj inteligente.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con un cuerpo ligero que resulta cómodo de llevar durante todo el día
  • Pantalla color de gran tamaño, buena nitidez y brillo máximo elevado
  • Funcionalidades de salud avanzadas: monitorización de actividades deportivas, detección continua del ritmo cardíaco, detección automática de los períodos y fases de sueño, entrenamientos personalizados Fitbit Coach etc.
  • Funcionalidades propias de un reloj inteligente: Esferas de reloj personalizables, notificaciones de apps (con respuestas interactivas en Android), almacenamiento de música para escuchar por Bluetooth, pagos móviles, etc.
  • Aplicación Fitbit intuitiva y sencilla de utilizar, que además está disponible para las principales plataformas móviles
  • Autonomía buena, en torno a cuatro días o incluso más
  • Sumergible en agua hasta 50 metros
  • Precio atractivo frente a otros relojes inteligentes

Lo peor:

  • Pantalla sin modo Siempre Encendido (el reconocimiento del gesto de la muñeca funciona bastante bien pero se nota retardo)
  • Ausencia de GPS, por lo que requiere estar enlazado a un smartphone para registrar la trayectoria recorrida o estimar distancias con precisión.
  • El acceso a la funcionalidad Fitbit Coach requiere suscripción de pago
  • Sin integración con la app Salud de iOS o Google Fit de Android
  • Ecosistema de apps y capacidades de interacción inferior a otros relojes inteligentes
  • Pocas entidades son compatibles con Fitbit Pay en España (por el momento)
  • Espacio limitado para música (300 canciones). Proceso bastante tedioso para transferir canciones. Sin compatibilidad con Spotify, Play Music o Apple Music.

Nota: La pulsera Fitbit Versa ha sido proporcionada amablemente por Fitbit para la realización de este análisis