Análisis del Honor Play a fondo y opinión

Ir a página

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la página de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del Honor Play.
E

l año 2018 no solamente pasará a la historia como aquél en el que se popularizó la moda de las pantallas con muesca, sino también como el año de los lanzamientos de smartphones para juegos.

En los últimos meses hemos visto varios modelos de smartphones específicamente diseñados para jugar de fabricantes como Razer, Nubia o Xiaomi pero todos ellos adolecían del mismo problema: un precio bastante elevado.

Honor ha querido entrar en este mercado lanzando el Honor Play, un smartphone ideado para jugar pero con un precio más asequible y un aspecto menos llamativo.

El Honor Play cuenta con una gran pantalla pantalla LCD de 6.3″ con resolución Full HD+, procesador Kirin 970, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara trasera de 16MP+2MP, cámara frontal de 16MP y batería de 3.750 mAh.

El Honor Play Standard Edition se comercializa por 329 € (4GB/64GB) en sus variantes de color estándar (negro, azul y violeta), mientras que el Honor Play Player Edition con un acabado más llamativo en rojo o negro se vende por 349 € (4GB/64GB).

Por gentileza de Honor, tuvimos oportunidad de asistir a la presentación del Honor Play en Berlín y hemos podido probar el Honor Play durante varias semanas, por lo que, a continuación, os traemos nuestro análisis en profundidad.

 

Índice de páginas

  1. Diseño y Pantalla
  2. Hardware
  3. Batería y Software
  4. Multimedia, Cámara y Llamadas
  5. Precio y Conclusiones

Diseño y construcción

El Honor Play posee un diseño menos llamativo que otros smartphones para juegos. Su aspecto es similar al que encontramos en otros smartphones de reciente aparición, con una gran pantalla con muesca en la zona superior.

La muesca alberga el auricular para el oído, la cámara frontal, los sensores de iluminación y proximidad, y un LED de notificaciones. Si el aspecto de la muesca te disgusta, Honor da la posibilidad de ocultarla oscureciendo la franja horizontal a los lados de la misma, aunque el efecto no es tan bueno como en una pantalla OLED.

El marco inferior está presente (como en todos los smartphones Android) pero es bastante estrecho y no alberga ningún elemento salvo el logotipo de Honor.

La muesca y los pequeños marcos han permitido a Honor aumentar el tamaño de la pantalla hasta 6.3″ sin que sea un teléfono exageradamente grande. Su aprovechamiento del frontal es muy elevado, en torno a un 83% de ratio pantalla-a-cuerpo.

Además, el uso de un ratio de pantalla alargado, 19.5:9, hace que el Honor Play no sea demasiado ancho y, por tanto, resulte bastante manejable en la mano.

No obstante, como ocurre con todos los teléfonos de un tamaño similar, no es fácil alcanzar todas las zonas de la pantalla con el pulgar al sostener el teléfono con una sola mano. Por suerte, Honor ha incorporado una función en el interfaz de usuario que reduce el tamaño de la pantalla y la mueve a un lado.

Otra funcionalidad relacionada con el tamaño de la pantalla es la posibilidad de mostrar un botón flotante en la pantalla llamado dock de navegación, que se puede utilizar para emular las pulsaciones sobre los botones de Volver, Inicio y Tareas recientes.

Si nos fijamos en el resto del teléfono, nos llama la atención encontrar un cuerpo completamente de metal en estos días, ya que se trata de un material que este año estamos viendo menos debido a que muchos fabricantes han optado por cristal.

El uso de metal tiene algunas ventajas como una mayor resistencia, una mayor disipación térmica y una menor propensión a que las huellas queden marcadas. A cambio, resulta menos vistoso, es algo más pesado y no permite la carga inalámbrica.

El cuerpo de metal obliga a Honor a incluir líneas de antena para facilitar la transmisión de las ondas. En este caso, Honor ha optado por unas líneas en las zonas superior e inferior de la parte de atrás y en los laterales similares a las de los antiguos iPhone. No me acaban de convencer pero, al menos, Honor las ha coloreado en un tono similar al resto del cuerpo.

El Honor Play posee un cuerpo de metal y un frontal con un gran aprovechamiento del espacio

 

El Honor Play está disponible en tres colores — Midnight Black, Navy Blue y Ultra Violet — siendo este último el que hemos probado. Se trata de un color violeta claro que tiende bastante hacia el rosa. También hay dos variantes especiales Player Edition en colores rojo y negro, que simulan tener una placa de circuito impreso en la cubierta trasera.

Dada la estrechez del marco inferior de la pantalla, Honor ha situado el lector de huella dactilar en la parte de atrás, a una altura bastante cómoda que hace que el gesto de colocar el dedo encima resulte natural.

La cámara trasera está situada en la esquina superior izquierda y sobresale ligeramente, por lo que el teléfono baila al pulsar sobre la zona superior izquierda pantalla mientras está apoyado en una superficie horizontal. No es grave pero puede resultar algo molesto si usas el teléfono sobre una mesa.

La parte de atrás es completamente plana, por lo que no se adapta tan bien a la mano como otros terminales pero, a cambio, no es demasiado grueso.

A continuación vamos a revisar los laterales del teléfono para ver qué botones y conectores encontramos.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, encima, el botón de volumen, de una sola pieza y alargado. Ambos botones presentan una buena sensación al tacto y un recorrido suficiente.

 

En el lateral izquierdo solamente encontramos la ranura para albergar dos tarjeta nano-SIM o, si preferimos, una tarjeta nano-SIM + microSD

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con un micrófono.

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C en el centro. A un lado está el conector de auriculares y, al otro lado, el altavoz.

 

El agarre del teléfono es cómodo ya que los bordes laterales del teléfono son redondeados y, por tanto, no se clavan en la mano al sujetarlo con fuerza.

Por último, el Honor Play no es resistente al agua, por lo que debemos tener precaución para que no se moje. Nos hubiera gustado ver este añadido en el teléfono, ya que es algo que cada vez más smartphones incorporan y que incluso encontramos en ciertos smartphones de Honor como el Honor 7X.

Pantalla

El Honor Play posee una pantalla con una diagonal de 6,3″ y un ratio 19.5:9, como es cada vez más habitual en smartphones que adoptan diseños con marcos estrechos con muesca.

La resolución del panel es Full HD+ (2340 x 1080 píxeles), lo que resulta en una densidad de píxeles muy elevada de 409 ppp. Esto significa que es la pantalla del Honor Play es muy nítida, siendo los píxeles individuales indistinguibles a simple vista.

La pantalla del Honor Play es de tipo IPS LCD, mientras que muchos smartphones de gama alta poseen paneles OLED, que ofrecen una mayor amplitud cromática, un mayor contraste, un mayor nivel de brillo máximo y un menor consumo de energía. No obstante, dado el precio del Honor Play, parece un sacrificio razonable.

La matriz de sub-píxeles del Honor Play es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En las pantallas RGB, los sub-píxeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB), como se puede apreciar en la siguiente imagen.

Matriz RGB del panel LCD del Honor Play

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El Honor Play ofrece dos modos de pantalla: Normal y Vívido. El modo normal está pensado para ofrecer colores más realistas, mientras que el modo vívido ofrece un colorido más vivo y viene activado por derecto.

En el modo normal, la fidelidad de los colores es bastante buena ya que el error medio (Delta E) es 4.3 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable). El error máximo de fidelidad se da con un valor de 6.4 dE.

En este modo, el smartphone cubre prácticamente el 100% del espacio de color sRGB pero queda a un 72% del espacio de color más amplio, DCI-P3, utilizado habitualmente en la industria cinematográfica. El color blanco presenta una temperatura de color de 7.323ºK, lo que indica que la pantalla posee un cierto tinte azulado.

Modo de pantalla Normal del Honor Play

 

En el modo vívido, que es el que viene activado por defecto, la fidelidad de los colores empeora ya que este modo satura excesivamente los colores para que sean más vivos. El error medio (Delta E) es 6.2 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable) y el error máximo alcanza los 11.3 dE.

En este modo, el smartphone cubre el 100% del espacio de color sRGB y el 88% del espacio de color más amplio, DCI-P3, utilizado habitualmente en la industria cinematográfica.

El color blanco presenta una temperatura de color de 8.663ºK, lo que indica que la pantalla posee un tinte azulado bastante marcado. Honor incorpora un ajuste que nos permite corregir la temperatura de color y hacerla más cálida, si así lo deseamos.

Modo de pantalla Vívido del Honor Play

 

El brillo máximo del Honor Play se encuentra alrededor de 456 nits con el brillo al máximo en modo automático.

Este valor de brillo es bajo incluso para un teléfono de gama media, como se puede apreciar en la siguiente gráfica comparativa. Esto significa que, en condiciones de mucha luz, por ejemplo bajo el sol, podemos tener algunas dificultades para leer la pantalla con claridad.

 

El color negro es relativamente profundo (0,3 nits) y el contraste ofrece un valor no muy alto, alrededor de 1.400:1. 

Los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo, aunque el nivel de brillo decrece al girar el teléfono.

Honor ha incorporado un modo lectura que viene a ser el equivalente al modo noche que vemos en otros smartphones. En este modo, se filtra la luz para aliviar el cansancio visual. Puede ser activado manualmente o, si preferimos, programar la hora de inicio y final.

Por último, Honor no ha incorporado la funcionalidad de encender la pantalla con un doble toque, algo que resulta bastante cómodo cuando tenemos el teléfono apoyado sobre la mesa, ni tampoco cuenta con Pantalla Siempre Activa (Always On Display) o la Pantalla Ambiente.

Ir a página