Análisis del LG G7 ThinQ a fondo y opinión


¡SORTEOS! Sorteo internacional de un Huawei P10 Plus [ Ver sorteo ]

Ir a página :

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del LG G7 ThinQ.

El año pasado, LG se adelantó a todos los fabricantes lanzando el LG G6 con una pantalla infinita, pero esta llegada temprana supuso también un problema ya que llegó con un procesador del año anterior que no estaba a la altura de lo que meses más tarde comenzamos a ver en los smartphones estrella de otros fabricantes.

Este año, LG ha querido tomarse las con más calma y ha lanzado el LG G7 ThinQ en mayo, con unas especificaciones técnicas muy potentes y una fuerte apuesta por el sonido, la pantalla y la Inteligencia Artificial.

El LG G7 ThinQ llega con una pantalla de 6.1″ muy brillante (y muesca en la parte superior), procesador Snapdragon 845, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD, cámara trasera dual 16MP+16MP con gran angular, cámara frontal de 8MP, batería de 3.000 mAh y Android 8.0 Oreo.

El precio oficial del LG G7 ThinQ será 849 euros, aunque todavía no ha salido a la venta en España. Nosotros hemos tenido la suerte de pasar varios días analizando a fondo el teléfono y, a continuación, os presentamos nuestro análisis en profundidad.

 

Índice

  1. Diseño y construcción
  2. Pantalla
  3. Hardware y batería
  4. Software y Apps
  5. Multimedia y Cámara
  6. Llamadas, Precio y Competidores
  7. Conclusiones finales

Diseño y construcción

El año pasado, LG inauguró la era de los smartphones con pantalla “infinita” con el LG G6, que contaba con un panel FullView de aspecto alargado 18:9. A partir de entonces, casi todos los fabricantes han optado por este ratio de pantalla (o uno muy similar) en sus smartphones de gama alta.

El LG G7 ThinQ sigue por el mismo camino del LG G6, e incorpora una gran pantalla FullView de 6.1″ con ratio 19.5:9 y esquinas redondeadas (más curvadas que en el LG G6).

Además, LG ha adoptado adopta una de las tendencias más polémicas de este año: la pantalla con muesca (o “notch”).

El uso de la muesca permite maximizar el área de pantalla a costa de concentrar los sensores y el auricular del oído en la zona central. LG también ha incluido un LED de notificaciones en esta zona.

El tamaño de esta muesca no es tan grande como la del iPhone X ya que este incluye además los sensores 3D para Face ID, pero es ligeramente más grande que la del OnePlus 6.

Debajo de la pantalla, el LG G7 ThinQ cuenta con un marco inferior (o “barbilla”, como lo llaman algunos) que es considerablemente más estrecho que el del LG G6, por lo que ya no encontramos el logotipo de LG.

En cualquier caso, el grosor del marco inferior está en línea con lo que podemos ver en el Samsung Galaxy S9+ o OnePlus 6. A día de hoy, el único smartphone que ha conseguido eliminar por completo el marco inferior es el iPhone X gracias a que utiliza un panel que, dentro del teléfono, se curva en la parte inferior.

El LG G7 ThinQ ofrece un ratio de pantalla-a-cuerpo de 83%, lo que supone un incremento importante respecto al LG G6 (79%) y está en línea con otros smartphones de gama alta como el Samsung Galaxy S9+ (84%), OnePlus 6 (84%) o Huawei P20 Pro (82%).

LG G6 (izquierda), LG G7 ThinQ (centro) y LG V30 (derecha)

 

El LG G7 ThinQ cuenta con un chasis de aluminio y una parte de atrás de cristal sin ninguna protuberancia. LG ha conseguido que la cámara quede prácticamente a ras de la superficie, y lo mismo ocurre con el lector de huella dactilar.

El LG G7 ThinQ está a la venta en tres colores: negro, plata y azul. He tenido oportunidad de probar el modelo en color azul, que produce reflejos turquesa muy atractivos cuando le incide la luz. Sin duda, es uno de los smartphones más elegantes que he utilizado.

El acabado en cristal favorece que las huellas dactilares y la grasa de los dedos queden marcadas sobre la superficie, por lo que si lo quieres llevar perfecto tendrás que limpiarlo de vez en cuando — puedes usar el trapito que LG ha incluido en la caja del teléfono. En cualquier caso, no es un problema grave como en otros smartphones con acabado en espejo.

El LG G7 ThinQ utiliza Gorilla Glass 5 para proteger el cristal de la parte de delante y de atrás, pero recurre a Gorilla Glass 4 para proteger la cámara. Parece extraño que LG haga uso de una generación más antigua de Gorilla Glass para proteger la cámara, que es un elemento que nos preocupa que se pueda rayar, pero seguro que hay una buena explicación.

La parte de atrás del teléfono es plana, lo cual tiene como ventaja que es más fácil operar con él cuando este está apoyado sobre una superficie plana, como una mesa –otros teléfonos “bailan” al pulsar sobre la pantalla si la cubierta trasera es curvada.

El LG G7 ThinQ se ve muy elegante en el color azul que hemos probado

 

El LG G7 cuenta con un grosor de 7.9 mm, en línea con otros smartphones de gama alta — como el iPhone X (7.7 mm), Huawei P20 Pro (7.8mm) o OnePlus 6 (7.8 mm) por citar algunos — y más fino que el Samsung Galaxy S9+ (8.5 mm) o el Sony Xperia XZ2 (11.1 mm).

El resultado es un smartphone con un diseño muy estilizado que llama la atención por su gran pantalla y los reflejos de su acabado en cristal. Durante el tiempo que lo llevo utilizando (antes de que saliera a la venta), han sido varias personas las que se han interesado por él al ver su diseño.

En el lateral derecho encontramos solamente el botón de encendido, un elemento que durante algunos años ha estado ausente en los smartphones de LG ya que el lector de huellas trasero actuaba también como botón de encendido. En mi opinión, la presencia del botón de encendido en el lateral resulta más cómoda para el usuario.

 

En el lateral izquierdo encontramos los dos botones de volumen y un botón dedicado para Google Assistant y Google Lens. Los tres botones tienen un buen recorrido y resultan cómodos de pulsar.

Por el momento, el botón de Google Assistant no puede ser utilizado para otro propósito, aunque la compañía contempla que el usuario pueda personalizar su función en un futuro. Lo que sí que podemos hacer es desactivarlo si tendemos a pulsarlo por error.

 

En la parte superior encontramos el compartimento para la tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD.

 

La parte inferior del teléfono solo posee un conector USB Tipo-C, el altavoz y el conector de 3.5mm para los auriculares.

 

El agarre del teléfono es bueno ya que los bordes del dispositivo no son angulosos sino que presentan un cierto bisel que hace que no se claven en la mano.

La pantalla es demasiado grande para que podamos alcanzar cómodamente todas las zonas con una sola mano, pero el hecho de que el teléfono tenga un ratio de pantalla alargado ayuda a que resulte relativamente cómodo teclear con una sola mano, ya que es menos ancho de lo que cabría esperar. Además, LG incorpora una funcionalidad llamada vista en miniatura que permite reducir el tamaño de pantalla.

LG ha dotado al LG G7 ThinQ de resistencia IP68 frente al polvo y el agua, por lo que no tendrás que preocuparte si se da un chapuzón.

Ir a página :