Análisis del HTC U11 a fondo y opinión [REVIEW]

Ir a página

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del HTC U11.

En los últimos años, HTC ha pasado de ser uno de los fabricantes de smartphones de mayor éxito a ser una compañía con problemas financieros, pero esto no ha hecho menguar su empeño de lanzar grandes smartphones cada año.

A principios de año, HTC lanzó los nuevos HTC U Ultra y HTC U Play, que han pasado por el mercado sin gran repercusión y, recientemente, la compañía ha lanzado su auténtico smartphone estrella de 2017, el HTC U11, que parece estar consiguiendo unas ventas bastante mejores.

El HTC U11 llega con un diseño muy original y unas especificaciones de gama alta: pantalla de 5.5″ con resolución QHD, procesador Qualcomm Snapdragon 835, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara principal de 12MP, cámara frontal de 16MP y batería de 3.000 mAh. Su precio es 749 euros, aunque podemos encontrarlo por un precio menor en Amazon.

Además, el HTC U11 tiene el honor de estar en la posición más alta del ranking de cámaras de DxOMark y de ser el primer smartphone con marcos laterales “estrujables”, algo de lo que hablaremos más adelante.

Hemos tenido la oportunidad de utilizar el HTC U11 durante varias semanas, lo que nos ha permitido probar a fondo todas sus funcionalidades. A continuación, os contamos nuestras impresiones al respecto.

 

Secciones:

  1. Diseño y construcción
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Batería y Software
  5. Multimedia, Cámara y Llamadas de voz
  6. Precio y Conclusiones

 

Diseño y construcción

Con la llegada del HTC U Ultra y HTC U Play, la compañía dijo adiós al tradicional cuerpo de metal de sus smartphones y optó por una combinación de cristal y metal mucho más original.

El HTC U11 es uno de los smartphones más brillantes que he visto, capaz de producir unos llamativos reflejos al variar el ángulo en el que incide la luz.

Realmente tienes que verlo en persona para hacerte una idea del aspecto del teléfono, ya que las fotografías no captan el efecto visual que se produce al moverlo.

El responsable de este peculiar efecto visual es la superficie de cristal líquido 3D que recubre la parte posterior del teléfono, y que ha sido creada a partir de la superposición de varias capas de minerales preciosos de alta refracción.

El HTC U11 está disponible en diversas variantes de color: Solar Red (rojo) que muestra reflejos dorados, Amazing Silver (plata) que muestra reflejos en tono azul, Brilliant Black (negro) que ofrece reflejos con tinte verdoso y Sapphire Blue, que muestra reflejos en tono violeta.

El modelo que nosotros hemos probado es Sapphire Blue, un color muy atractivo que sin duda llama la atención donde quiera que va.

El frontal del HTC U11 está recubierto de cristal, que se curva ligeramente en la parte de delante y atrás para introducirse de forma elegante en el marco de aluminio. Esto se consigue por medio del calentamiento y doblado del vidrio mediante presión extrema, según ha explicado la propia compañía.

 

En la mano, el acabado de la parte de atrás se siente más como plástico que como cristal, ya que no resulta frío el tacto y suena algo hueco al golpearlo. En este aspecto, habrá quienes prefieran el acabado tradicional de metal, que se siente más premium en la mano.

El principal inconveniente del acabado en espejo del cristal líquido 3D es que las huellas dactilares y las manchas quedan muy marcadas, por lo que resulta casi imposible llevarlo impoluto.

A continuación podemos ver el mismo teléfono completamente limpio y tras unos pocos minutos de uso en la mano.

 

Un aspecto que llama la atención del HTC U11 es su tamaño, ya que se trata de un dispositivo bastante grande, más o menos como un iPhone 7 Plus. Basta con ponerlo al lado del Samsung Galaxy S8 (5.8″) o el LG G6 (5.7″) para darse de cuenta de que es un teléfono más abultado.

HTC no se ha unido a la moda de los marcos estrechos, sino que el teléfono cuenta con dos generosas zonas encima y debajo de la pantalla. Dado que HTC no fabrica sus propios paneles, esto podría ser un problema para HTC en el futuro si Samsung y LG se guardan esa tecnología de pantallas para sus propios dispositivos.

La parte de delante del HTC U11 está ocupada principalmente por la pantalla, rodeada de un marco no demasiado grueso a izquierda y derecha (el cristal 3D disimula la anchura), aunque bastante más amplio de lo deseable por encima y debajo de la pantalla.

HTC ha abandonado los altavoces frontales dobles BoomSound que encontrábamos en anteriores teléfonos, por lo que no hay ningún altavoz en la parte inferior.

Encima de la pantalla encontramos el auricular para el oído y, a la derecha, el sensor de proximidad, un micrófono y la cámara frontal.

Al lado izquierdo del auricular encontramos el LED de notificaciones.

Debajo de la pantalla encontramos el botón de Inicio, que además realiza la función de lector de huella dactilar. A los lados del botón de Inicio se encuentran los botones capacitivos de Atrás Recientes, que están marcados con una inscripción que apenas es visible pero que se iluminan en color blanco cuando pulsamos en esa área.

En la parte de atrás encontramos, en el centro, la cámara principal.

La cámara sobresale ligeramente de la superficie, lo que puede provocar que se raye el cristal protector si lo apoyamos con frecuencia de ese lado.

Al lado de la cámara encontramos el flash, que es de doble tono para captar mejor los colores al sacar fotografías con flash.

HTC ha prescindido en este modelo del módulo de enfoque por láser, algo que se puso de moda hace dos años pero que han ido abandonando muchos fabricantes.

En el centro del teléfono se encuentra grabado el logotipo de HTC y en la parte inferior encontramos algunas inscripciones.

Como hemos comentado anteriormente, la parte de atrás tiene un acabado en espejo que hace que las huellas dactilares y, en general, la suciedad quede muy marcadas.

En el lateral derecho encontramos el botón de control de volumen, de una sola pieza, y el botón de encendido con una textura algo diferente para que podamos diferenciarlo al tacto. Ambos botones tienen un buen recorrido, aunque son un poco duros para mi gusto.

Cerca de los extremos son visibles dos pequeñas líneas de plástico, necesarias para que las antenas del teléfono puedan emitir y recibir adecuadamente, ya que el metal no deja pasar las ondas de radio.

 

En el lateral izquierdo no hay ningún elemento, salvo algunas líneas de antena.

 

La parte superior del teléfono cuenta con un compartimento que oculta la ranura para la tarjeta tarjeta micro-SD y la tarjeta nano-SIM.

 

La parte inferior del teléfono solo posee un conector USB Tipo-C y el altavoz principal. No hay conector de auriculares en este teléfono.

 

Los bordes del teléfono son redondeados, por lo que no se clavan en la mano aún cuando apretamos el teléfono con fuerza.

La parte de atrás del teléfono es plana y no posee ninguna textura, por lo que el teléfono puede resultar algo resbaladizo en la mano. Por suerte, podemos utilizarlo cómodamente cuando está apoyado sobre una superficie plana sin que “baile” al pulsar la pantalla cerca de los bordes laterales.

El HTC U11 cuenta con certificación IP67, por lo que es resistente a inmersiones en agua a profundidades de hasta 1 metro y durante menos de 30 minutos. En nuestras pruebas, hemos sumergido el teléfono en agua sin que haya sufrido ningún daño.

Ir a página

Quizás te interese

HTC muestra las nuevas funcionalidades Edge Sense que está a punto de recibir el HTC U11

Para aquellos que no estén muy puestos en el último teléfono estrella de HTC, el …