Quitar este panel

Análisis del Huawei Mate 10 a fondo y opinión [REVIEW]

💿💻 ¡Ofertaza! Consigue Windows 10 Pro por 12,58€ y Office 2019 Pro por 51,41€ en URCDkey.com [ Ver cupón ]

¿No quieres leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Huawei Mate 10.

A mediados de octubre, Huawei presentó sus nuevos smartphones de gama alta Mate 10 y Mate 10 Pro en un evento que tuvo lugar en Munich.

Ambos dispositivos son, según la compañía, los primeros smartphones que llegan con capacidades de inteligencia artificial gracias a la unidad de proceso neuronal que estrena el nuevo chip Kirin 970.

De los dos modelos, el Huawei Mate 10 es el único que ha salido a la venta en España. El Mate 10 llega con una gran pantalla de 5.9″ con resolución QHD, procesador Kirin 970, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara trasera dual de 20MP + 12MP, batería de 4.000 mAh y Android 8 Oreo.

El Huawei Mate 10 está a la venta en España a un precio oficial de 699,90 euros aunque podemos encontrarlo por un precio más competitivo en sitios como Amazon.

Tras varias semanas de uso intensivo, a continuación, os presentamos nuestro análisis en profundidad del Huawei Mate 10.

Índice de páginas

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware y Batería
  4. Software, Apps y Multimedia
  5. Cámara y Llamadas
  6. Precio y Conclusiones

Diseño y construcción

El año 2017 pasará a la historia como el de la llegada de los smartphones con pantalla FullVision, que se caracterizan por unos marcos superior e inferior muy estrechos y, con frecuencia, un ratio de pantalla más alargada, en torno a 18:9.

Huawei ha querido unirse también a la moda de las pantallas sin apenas marcos pero, a diferencia de otros fabricantes, ha optado por mantener un ratio de pantalla tradicional 16:9.

La decisión de mantener un ratio 16:9 resulta bastante extraña, sobre todo teniendo en cuenta que el Mate 10 Pro anunciado el mismo día sí que cuenta con un ratio 18:9.

El ratio 16:9 unido a los estrechos marcos hacen que el Huawei Mate 10 presente un aspecto más cuadrado que el Galaxy S8 y otros smartphones de gama alta, y esto hace que resulte más incómodo de agarrar en la mano debido a su anchura.

Del mismo modo, resulta prácticamente imposible de utilizar con una sola mano. A duras penas podemos teclear con una sola mano y, por supuesto, arrastrar la barra de notificaciones hacia abajo con una sola mano requiere hacer malabarismos con el dispositivo en la mano.

Por suerte, Huawei ha incorporado un modo de una sola mano que se activa al arrastrar el dedo de izquierda a derecha (o viceversa) por encima de la barra de botones virtuales. Otra funcionalidad relacionada es la posibilidad de mostrar un botón flotante en la pantalla, que se puede arrastrar hacia los bordes derecho o izquierdo para facilitar el acceso a ciertas funciones

Dejando a un lado su gran tamaño, el Huawei Mate 10 posee un aspecto atractivo, que destaca por el uso de cristal en el frontal y en la parte de atrás. En España, el Huawei Mate 10 está disponible en colores marrón moka y negro. Nosotros hemos recibido el modelo en color negro, que es muy elegante.

Como cualquier smartphone de cristal, el Huawei Mate 10 es un smartphone frágil, aunque la compañía destaca la resistencia y robustez del cristal utilizado. Durante el tiempo que lo llevo utilizando, el teléfono no ha sufrido ningún desperfecto pero también es cierto que no ha sufrido ninguna caída o golpe importante.

El Huawei Mate 10 es un smartphone de gran pantalla con un aspecto atractivo

 

La cubierta trasera del Huawei Mate 10 presenta una cierta curvatura en los extremos para que se adapte mejor a la palma de la mano.

En el frontal, Huawei ha hecho un trabajo excelente a la hora de aprovechar el espacio. Los marcos que rodean la pantalla por encima y por debajo son realmente estrechos, y los marcos laterales a derecha e izquierda son extremadamente finos (nada que ver con el Google Pixel 2 XL, por ejemplo). Todo esto contribuye a alcanzar un elevado ratio de pantalla-a-cuerpo de casi un 82%.

A pesar de sus estrechos marcos, Huawei ha conseguido incluir un lector de huella en el frontal, debajo de la pantalla. Este es un punto a favor muy interesante respecto a los smartphones de gama alta de Samsung, LG, Google y otros fabricantes, que se han visto obligados a colocar el lector de huella en la parte de atrás.

A continuación, vamos a revisar los elementos que encontramos en la superficie del teléfono.

La parte de delante del Huawei Mate 10 está ocupada principalmente por la pantalla, cuyos marcos laterales, superior e inferior son muy estrechos como ya hemos comentado.

Encima de la pantalla encontramos el altavoz para el oído, la cámara frontal y los sensores habituales de proximidad y luminosidad.

También encontramos un LED de notificaciones multi-color, que no es visible cuando está apagado.

Es un acierto que Huawei haya incluido un LED de notificaciones, ya que muchos fabricantes prescinden ya de este elemento.

En la parte inferior no encontramos ningún botón físico o capacitivo, sino que únicamente tenemos el lector de huella dactilar.

Huawei comercializa el teléfono con un protector de pantalla que ha sido aplicado de fábrica. En el modelo que nosotros hemos aprobado el protector estaba perfectamente colocado, sin burbujas ni errores.

En la parte de atrás encontramos la cubierta trasera, que no se puede retirar y, por tanto, no tenemos acceso a la batería.

En la zona superior de la parte de atrás encontramos la doble cámara situada en vertical.

Al un lado de la cámara encontramos el flash LED dual y al otro lado está el sensor láser de ayuda al enfoque junto a una inscripción con las características de la cámara.

El acabado en cristal de la parte de atrás presenta una franja horizontal de color más oscuro en la zona donde se encuentra la cámara.

Un poco más abajo se encuentra el el logotipo de HUAWEI y, debajo del todo, algunas inscripciones con las certificaciones.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, encima de este botón, el control de volumen, de una sola pieza y alargado. Ambos botones presentan una buena sensación al tacto y un recorrido suficiente.

 

En el lateral izquierdo solamente encontramos la ranura para albergar una tarjeta nano-SIM más una tarjeta micro-SD.

 

La parte superior del teléfono cuenta con un conector de auriculares y el emisor de infrarrojos.

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C en el centro. A uno de los lados encontramos unos orificios que ocultan el altavoz principal.

 

El acabado en cristal del teléfono hace que las huellas dactilares queden bastante marcadas en la superficie trasera, por lo que tendrás que acostumbrarte a limpiar con frecuencia el teléfono si quieres mantenerlo como el primer día.

Lamentablemente, el Huawei Mate 10 no es resistente a inmersiones en agua sino únicamente resistente a salpicaduras (IP53), por lo que debemos tener precaución para que no se caiga al agua.

Pantalla

El Huawei Mate 10 posee una gran pantalla FullView de 5,9″ con panel IPS LCD con un ratio 16:9.

El año pasado, el Huawei Mate 9 llegó con resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles) pero, este año, la compañía ha decidido aumentar la resolución de la pantalla hasta Quad HD (2560 x 1440 píxeles) y, de esta forma, incrementar la densidad de píxeles hasta los 499 ppp.

Este salto de resolución es todavía más sorprendente si tenemos en cuenta que el modelo superior Huawei Mate 10 Pro opta por una resolución Full HD.

La pantalla del Huawei Mate 10 resulta muy nítida y los píxeles individuales son indistinguibles. Ahora bien, el Huawei Mate 10 no es compatible con la plataforma Daydream de Realidad Virtual de Google ya que las pantallas LCD no son lo suficientemente rápidas.

Al tratarse de una pantalla LCD, la matriz de sub-píxeles es de tipo RGBW. Esto quiere decir que Huawei añade un sub-píxel extra de color blanco a la disposición tradicional de sub-píxeles rojo, verde y azul que encontramos en una matriz RGB. En concreto, la matriz del Mate 10 es RGB-RGW ya que de cada dos sub-píxeles azules, uno es blanco.

La disposición RGBW produce una imagen más brillante que la disposición RGB para un mismo consumo de energía o, dicho de otra forma, produce una imagen igual de brillante con un menor consumo de energía. El inconveniente de esta disposición es que la nitidez es algo inferior aunque, gracias a la elevada resolución del Mate 10, esto no es un problema.

Matriz RGBW del panel LCD del Huawei Mate 10

 

Además de contar con una gran resolución, Huawei anuncia que la pantalla del Mate 10 es capaz de mostrar contenidos HDR10.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Si no estás familiarizado con los espacios de color, todos los smartphones de gama cubren el espacio de color estándar de Android: Rec. 709 / sRGB.

Los más avanzados tratan de cumplir con el espacio DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y unos pocos apuntan hacia el espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, pero muchos paneles sí que llegan a cubrir el espacio DCI-P3, como el Pixel 2 XL.

Por otro lado, la tecnología HDR incrementa el rango dinámico de tonos de color que se muestran en la pantalla. El panel del Mate 10 es compatible con HDR10, al igual que otros smartphones de gama alta de Samsung, LG o Apple.

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El Huawei Mate 10 ofrece dos modos de reproducción de color: normal y vívido. Como su propio nombre indica, el modo vívido ofrece colores más vivos pero, a la vez, menos fieles a la realidad, mientras que el modo normal es el que pretende mostrar colores más reales.

Con el modo normal activo, la fidelidad de color resulta ser bastante buena ya que el error medio se sitúa en 3.4 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable) y el error máximo en 10.4 dE.

Este modo de color cubre el 93% del espacio sRGB, un porcentaje que se queda algo por debajo de lo que solemos ver en otros smartphones, y la temperatura de color resulta ser 7301ºK, lo que implica un tono azulado visible en apps con fondo de color blanco. El valor de gamma, 2.3, es correcto.

 

Si pasamos al modo vívido, la fidelidad de color empeora hasta un error medio de 5.9 dE, aunque el error máximo no aumenta demasiado sino que se mantiene en 11 dE.

Con este modo de color, se cubre el 100% del espacio sRGB y un 96% del espacio de color más amplio DCI-P3. La temperatura de color resulta ser 8370ºK, un valor muy alto que otorga a la pantalla un tono azulado muy marcado.

La pantalla ofrece un ajuste de temperatura de color pero, incluso en el modo cálido, la temperatura de color es 7400 ºK, de nuevo por encima del valor óptimo de 6.500 ºK. El valor de gamma es bueno, 2.2.

 

El brillo máximo del Huawei Mate 10 se encuentra alrededor de 625 nits según nuestras propias mediciones, aunque Huawei habla de que es posible llegar a los 730 nits bajo la luz intensa de sol. En cualquier caso, se trata de un valor muy elevado que supera a buena parte de los smartphones de gama alta.

 

El color negro es bastante profundo para una pantalla LCD (0,4 nits), aunque queda lejos de los colores negros puros que ofrecen las pantallas OLED. En cualquier caso, el contraste es elevado, alrededor de 1560:1.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

Por último, Huawei ha incorporado un modo lectura que filtra la luz para aliviar el consumo visual. Puede ser activado manualmente o, si preferimos, programar la hora de inicio y final.

Hardware

Uno de los aspectos más destacados del Huawei Mate 10 es la incorporación del nuevo chip Kirin 970, cuya característica más publicitada es que cuenta con una Unidad de Proceso Neuronal (NPU).

Huawei afirma que la NPU ofrece un rendimiento que es 25 veces el de una CPU, con una eficiencia energética 50 veces superior. Su rendimiento es 1.92 TFLOPS FP16 que, como referencia, es tres veces más de lo que la GPU del Kirin 960 ofrece (0.6 TFLOPS FP16).

Puesto en términos prácticos, Huawei afirma que esta NPU es capaz de distinguir 2005 imágenes por minuto, mientras que, sin utilizar NPU, esta cifra se reduce a 97.

Algunas de las aplicaciones a las que apunta Huawei son visión en tiempo real, Realidad Aumentada con bajo consumo de energía, entendimiento del lenguaje natural, etc.

El Kirin 970 ha sido desarrollado en un proceso de fabricación de 10nm de TSMC, mientras que el Kirin 960 era de 16nm. Con este procesador, Huawei se pone a la altura de sus competidores, ya que tanto el Snapdragon 835 como el Exynos 8895 están también construidos en procesos de 10nm.

La configuración de núcleos es similar a la del Kirin 960, con cuatro núcleos ARM Cortex A73 a 2.4GHz y cuatro núcleos ARM Cortex A53 a 1.8GHz. La GPU integrada es Mali G72, que fue anunciada junto a los núcleos A75/A55 hace unos meses, en una configuración MP12. Según Huawei, esta GPU hace que el Kirin 970 ofrezca un 20 por ciento más de rendimiento gráfico y un 50% más de eficiencia energética que el Kirin 960.

Junto al procesador encontramos 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento, que puede ser ampliada mediante una tarjeta micro-SD hasta 256GB.

A continuación vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

El rendimiento del Huawei Mate 10 en las pruebas de benchmark es excelente

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 178.597 puntos, una puntuación extremadamente alta.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 1.896/6.603 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados altos a la altura de otros rivales de gama alta.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados espectaculares en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación de 7.027 puntos, un valor muy elevado, que supera a otros smartphones e gama alta.

 

Pasando a las pruebas gráficas, en la prueba SlingShot de 3DMark el teléfono ha obtenido unos resultados buenos pero superados por otros dispositivos de gama alta.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados buenos, aunque no tan altos como otros teléfonos de gama alta en ciertas pruebas.

 

Los resultados de rendimiento que ha obtenido el Huawei Mate 10 en las distintas pruebas de benchmark constatan que Huawei ha hecho un excelente trabajo con su procesador Kirin 970, que tiene poco que envidiar en potencia a los chips más avanzados de Qualcomm o Samsung.

Los 4GB de RAM del Huawei Mate 10 son suficientes para mantener en memoria un buen número de apps simultáneamente, y no hemos experimentado problemas a la hora de cambiar entre aplicaciones y disfrutar de la multi-tarea.

En cuanto al rendimiento gráfico, la GPU ha obtenido unos buenos resultados en los benchmarks, aunque quedan algo por debajo de lo que podemos ver en otros smartphones de gama alta.

El Huawei Mate 10 mueve a la perfección los juegos más exigentes

 

Hemos probado tres juegos 3D exigentes — Asphalt Xtreme, Dead Effect 2 y Dead Trigger 2 — y, en todos ellos, el rendimiento del teléfono ha sido bueno. Los tres títulos se mueven con una tasa de imágenes por segundo elevada (30 o 60 FPS, según el juego) y no se producen parones.

Utilizando el software GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido muy bueno.

JuegoFPS medioEstabilidad FPS%GPU%CPU
Asphalt Xtreme30100%No disponible9%
Dead Effect 260100%No disponible13%
Dead Trigger 230100%No disponible8%


Como todos los teléfonos de gama alta, se calienta ligeramente al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. En el Huawei Mate 10, hemos llegado a medir una temperatura de 38ºC en ciertas zonas de la superficie trasera.

Con objeto de optimizar el rendimiento, Huawei ha incorporado una aplicación llamada Gestor que analiza el estado del teléfono y ofrece diversas formas de mejorar el funcionamiento del teléfono.

Entre otras, esta aplicación puede proponer cerrar ciertas aplicaciones para reducir el consumo de energía, borrar ficheros grandes o aplicaciones poco usadas para liberar espacio, o desactivar Bluetooth si no hay ningún dispositivo para enlazar.

Esta misma aplicación también permite bloquear llamadas y mensajes de ciertos usuarios, gestionar el tráfico de datos, controlar las aplicaciones que pueden mostrar notificaciones flotantes o en el centro de notificaciones, proteger el acceso a ciertas aplicaciones con contraseña o huella, limitar la ejecución de ciertas apps en segundo plano al bloquear la pantalla, controlar los permisos de las apps, y gestionar el consumo de batería.

 

El Huawei Mate 10 llega con 64 GB de almacenamiento, una cantidad que debería ser suficiente para la mayoría de los usuarios. Además, esta vez Huawei ha confirmado que todos los Mate 10 llegan con almacenamiento UFS 2.1, por lo que no se repetirá la misma historia que con el Huawei P10.

En caso de que 64GB no sean suficientes, el Mate 10 cuenta con una ranura para poder introducir una tarjeta micro-SD de hasta 256GB. Lamentablemente Huawei sigue sin adoptar la funcionalidad Adoptable Storage de Android, por lo que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como si fuera una extensión del almacenamiento interno para instalar apps directamente en la tarjeta micro-SD.

Algunos fabricantes argumentan que con dicha funcionalidad no puedes utilizar la tarjeta para intercambiar datos con un PC, ya que está cifrada, y además el uso de una tarjeta SD de poco rendimiento afecta al funcionamiento del teléfono.

En el aspecto de conectividad, el Huawei Mate 10 es compatible con WiFi 802.11 b/g/n/ac a 2.4 GHz y 5 GHz, Bluetooth 4.2, 3G/HSPA+, 4G/LTE, emisor de infrarrojos y NFC. No incorpora radio FM.

Huawei también ha incorporado el primer módem LTE Cat. 18 con velocidad de descarga hasta 1.2 Gbps, y ha mejorado la tecnología para reducir el número de llamadas perdidas y cortes en la conexión de datos al desplazarnos a alta velocidad, por ejemplo en trenes rápidos.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G fueron satisfactorias.

El Huawei Mate 10 alcanzó los 273 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30. En la prueba de 4G, se alcanzaron los 10 Mbps de bajada y 11 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

El Huawei Mate 10 cuenta con un lector de huella dactilar debajo de la pantalla que permite desbloquear el teléfono rápidamente, así como acceder a aplicaciones protegidas, colocando el dedo sobre el lector.

Una vez que has registrado las huellas dactilares, la pantalla se activa con solo colocar el dedo en la superficie, incluso sin tener que encender previamente la pantalla. Nos ha sorprendido la rapidez de desbloqueo, ya que es capaz de reconocer la huella dactilar en solo 0,33 segundos.

El lector de huella también funciona como tecla de navegación si activamos la opción en el menú de Ajustes. De esta forma, podemos prescindir de los botones virtuales de navegación y ganar algo más de espacio en la pantalla.

Con una pulsación larga vamos a la pantalla principal, con una pulsación corta vamos atrás y si arrastramos el dedo de derecha a izquierda accedemos a las tareas recientes.

El Huawei Mate 10 incorpora un lector de huella dactilar bajo la pantalla

 

Batería

La batería del Huawei Mate 10 posee una capacidad de 4.000 mAh, la misma capacidad que el Huawei Mate 9 del año pasado. Se trata de una capacidad bastante adecuada para un teléfono de este tamaño.

 

En la prueba de batería Work Battery Life 2.0 de PCMark, el teléfono ha dado un buen  resultado de 7 horas y 19 minutos, pero claramente por debajo del Huawei Mate 9 del año pasado y otros smartphones.

 

En el día a día, la autonomía del Huawei Mate 10 es buena. No tendremos problema en llegar al final del día a pesar de que hagamos un uso bastante intenso del teléfono durante el día.

Huawei ha incorporado una herramienta para gestionar el ahorro de energía dentro de la aplicación Gestor. Esta herramienta permite escoger entre un modo de ahorro de energía estándar y otro Ultra.

El modo estándar restringe la actividad de las aplicaciones en segundo plano, reduce o deshabilita algunas efectos visuales y sonidos, y deshabilita la recepción de correo en segundo plano para ahorrar energía. El modo Ultra cambia el interfaz a uno más simple y solo ofrece acceso a Llamadas, Mensajes y Contactos, aunque podemos añadir algunas apps adicionales.

El Huawei Mate 10 llega con una batería de 4.000 mAh

 

Una funcionalidad llamada Resolución Inteligente permite reducir automáticamente la resolución de la pantalla para ahorrar batería. También existe la posibilidad de bajar manualmente la resolución de la pantalla a Full HD o HD para reducir el consumo de energía.

La app Gestor también realiza un análisis del estado del teléfono para incrementar el ahorro de energía sugiriendo diversas acciones. Por ejemplo, la app indica qué aplicaciones son las que más energía consumen y qué ajustes podemos modificar para reducir el consumo de energía: bajar brillo de la pantalla, desactivar la vibración, desactivar la sincronización, etc.

Una funcionalidad que nos ha gustado es que permite seleccionar individualmente qué aplicaciones pueden seguir ejecutándose una vez apagada la pantalla. Además el teléfono también indica qué aplicaciones consumen mucha energía para que sepamos dónde vamos a obtener los mayores beneficios.

 

El Huawei Mate 10 cuenta con carga rápida y, en nuestras pruebas, el proceso de carga completo ha tardado un total de 1 horas y 26 minutos con el cargador incluido. El 80% de la carga se obtiene en poco más de 45 minutos.

El Huawei Mate 10 alcanza un 80% de carga en poco más de 45 minutos

 

Lamentablemente, el Huawei Mate 10 no cuenta con carga inalámbrica, algo que empieza a popularizarse entre los teléfonos de gama alta. Dado que la cubierta trasera es de cristal, nos hubiera gustado que Huawei añadiese esta tecnología.

Software

El Huawei Mate 10 corre Android 8.0 Oreo y, por encima del sistema operativo, Huawei ha incorporado su propia capa de personalización EMUI 8.

EMUI es una de las capas de personalización más completas que existen, ya que añade un gran número de funcionalidades adicionales por encima de Android.

Los iconos de aplicaciones y carpetas tienen las esquinas redondeadas y un fondo opaco, aunque Huawei respeta los iconos de apps de terceros con fondo transparente.

Un aspecto curioso de EMUI es que la pantalla de bloqueo puede mostrar diferentes fondos de pantalla que son descargados automáticamente por el teléfono.

Podemos suscribirnos a temas de nuestro interés como imágenes destacadas de Huawei, Fotografía Leica, Viajes, Transporte, Celebridades, Estilo, General y Deportes. Hay un tipo de fondo de pantalla 3D que varía según movemos el teléfono izquierda y derecha.

Estando en la pantalla de bloqueo, en la esquina inferior derecha tenemos un acceso a la cámara de fotos y, si deslizamos el dedo desde la parte inferior hacia arriba, aparecen unos accesos directos a la grabadora, la calculadora, la linterna, el cronómetro y el lector de QR/código de barras. Lamentablemente, estas acciones rápidas no están disponibles con el teléfono desbloqueado.

Al arrastrar la pantalla hacia abajo estando en el escritorio, se abre la búsqueda de EMUI que permite localizar contenido en aplicaciones, contactos, mensajes, etc. e incluso sugiere algunas apps.

El Huawei Mate 10 viene con un gestor de temas que permite cambiar por completo el aspecto del teléfono. Es posible incluso personalizar cada tema en particular alterando el estilo de la pantalla de bloqueo, el fondo de pantalla de bloqueo, el fondo de la pantalla principal, el estilo de los iconos y el estilo de fuente.

Estos temas también afectan a los esquemas de color de las aplicaciones incluidas de serie en el teléfono. El teléfono llega con 9 temas pre-instalados pero no parece que sea posible descargar nuevos temas.

El Huawei Mate 10 incorpora un potente gestor de temas

 

El Huawei Mate 10 también permite establecer una pantalla principal con estilo simple, donde solo se muestran unos pocos botones grandes. Parece una opción indicada para niños o personas mayores.

El dispositivo no cuenta con botones físicos sino que muestra una barra inferior de navegación con los habituales botones virtuales – Atrás, Inicio y Tareas – que son personalizables ya que el teléfono permite elegir entre cuatro combinaciones. También podemos utilizar el lector de huella como tecla de navegación, como ya hemos comentado anteriormente.

En caso de que no nos guste tener todos los iconos en el escritorio, Huawei ofrece la posibilidad de recuperar el cajón de aplicaciones que incluyen otros fabricantes.

La zona de notificaciones presenta muestra cinco accesos rápidos en la parte superior, que se expanden a muchos más si arrastramos la pantalla hacia abajo. Debajo de estos accesos encontramos el control de brillo de la pantalla y, a continuación, las últimas notificaciones.

 

Podemos establecer distintos efectos de transición entre las pantallas del escritorio, así como escoger el tamaño de la cuadrícula: 4×5, 5×4 o 5×5.

Huawei ofrece algunas funcionalidades curiosas como alinear automáticamente los iconos al eliminar una aplicación o agitar el teléfono para alinear los iconos de la pantalla principal.

Huawei también nos permite elegir si queremos que los iconos muestren un símbolo (un punto de color) que indique si hay una notificación pendiente o un mensaje no leído, o incluso que no se muestre ningún símbolo.

 

Uno de los aspectos que más me gusta del Huawei Mate 10 es la posibilidad que ofrece de gestionar individualmente los permisos de cada aplicación para distintos propósitos, ya que permite:

  • ajustar los permisos de cada aplicación para mostrar notificaciones y la ubicación de las mismas
  • elegir para cada aplicación si queremos que se muestre el símbolo en el extremo superior derecho del icono cuando hay notificaciones o mensajes
  • ajustar los permisos de cada aplicación para seguir ejecutándose una vez apagada la pantalla.
  • ajustar los permisos de cada aplicación para utilizar la conexión WiFi o de datos móviles en primer plano, en segundo plano y en itinerancia, y conocer el consumo de datos por cada tipo de conexión

De esta forma podemos tener un control absoluto sobre las aplicaciones, y ajustar su uso a nuestras necesidades. Por ejemplo, podemos decidir que Facebook no pueda ejecutarse en segundo plano para ahorrar batería, o que un juego no pueda hacer uso de la conexión de datos móviles en ningún caso.

 

El Huawei Mate 10 también ofrece una función de reconocimiento de voz. Si no encuentras el teléfono y sabes que está cerca, o si tienes las manos ocupadas y necesitas realizar una llamada, puedes utilizar el control por voz para buscar el teléfono y hacer llamadas. Lamentablemente por el momento los comandos de voz solo pueden darse en inglés.

Huawei incorpora control por gestos:

  • Movimientos: Voltear para silenciar, levantar para disminuir el volumen del timbre, acercar al oído para responder/hacer llamadas, agitar para reorganizar iconos, e inclinar para mover iconos.
  • Gestos con nudillos: tomar una captura de la pantalla o de parte de ella, realizar una grabación de la pantalla, dividir la pantalla en dos para multi-tarea, dibujar ‘S’ para hacer una captura con desplazamiento o dibujar otras letras para abrir aplicaciones.

Huawei ofrece una interesante funcionalidad llamada Aplicación Gemela que permite iniciar sesión con dos cuentas diferentes en la misma app al mismo tiempo. Esto es útil para apps como WhatsApp o Facebook que no permiten configurar varias cuentas.

Una novedad del Huawei Mate 10 es la funcionalidad Proyección, que permite conectar el teléfono a una pantalla para disfrutar de una experiencia de escritorio con teclado y ratón externos. Para conectarse, es suficiente con un cable USB-C a HDMI/VGA/DVI.

 

Aplicaciones incluidas

Huawei ha incorporado una aplicación llamada Salud que, como su propio nombre indica, nos permite controlar nuestra actividad física. La aplicación permite marcar objetivos de pasos al día y peso, registrar cuándo vamos a hacer ejercicio, y llevar el control del número de pasos caminados, la distancia recorrida y el número de pisos subidos.

La aplicación puede conectarse con fuentes externas de datos para hacer un mejor seguimiento de nuestra actividad física.

 

Huawei también ha incorporado una aplicación de traducción que aprovecha las capacidades del la NPU del procesaron Kirin 970. La app permite traducir texto escrito, mensajes de voz, diálogos con otra persona o letreros capturados con la cámara del teléfono. En nuestras pruebas, ha funcionado bastante bien.

Huawei ha incorporado unas pocas aplicaciones de terceros, como Booking, Instagram, Facebook, Twitter y Teclado Swiftkey. Por suerte todas ellas se pueden desinstalar, aunque hubiéramos preferido que no vinieran instaladas.

Por supuesto, tenemos acceso a Play Store de Google para descargar cualquier aplicación.

 

Multimedia

El Huawei Mate 10 ofrece una calidad de sonido bastante buen sonido gracias a que cuenta con altavoces estéreo: uno en la parte inferior y otro en el auricular.

El sonido que emite resulta potente y ofrece una riqueza de tonos adecuada, dentro de lo que se puede esperar de un smartphone.

Un inconveniente del altavoz que se encuentra en la parte inferior es que resulta fácil tapar el altavoz con la mano al sostener el teléfono en horizontal.

El Huawei Mate 10 incorpora su propio software de reproducción de música con una interfaz simple y minimalista que permite visualizar las canciones por título, álbum, artista y carpeta.

El color de fondo del reproductor de música se ajusta a la portada del disco que se está reproduciendo en cada momento.

La portada en sí misma muestra dentro de un círculo, y en caso de que el fichero de música incorpore la letra de la canción, esta también se muestra en el reproductor. El reproductor permite crear listas de reproducción y marcar canciones como favoritas.

Huawei incorpora la funcionalidad de sonido Huawei Histen, que permite personalizar el sonido cuando utilizamos auriculares. Es posible acceder a un ecualizador y activar una opción de Audio 3D para que el sonido sea más envolvente. El teléfono es compatible con la reproducción de audio Hi-Res 384kbps/32 bits.

Es posible reproducir la música en un dispositivo externo pero, aparentemente, no es posible reproducir música almacenada en otros dispositivos de red como un disco NAS.

 

La aplicación Galería se utiliza para visualizar cómodamente las fotos almacenadas en el teléfono. Posee tres pestañas: Fotos, Álbumes y Descubrir.

La pestaña Descubrir muestra las fotografías agrupadas por «recuerdos» (por ejemplo, fotos tomadas en una ciudad, selección de retratos, etc.), personas, ubicación y «cosas» reconocidas en las fotografías (alimentos, paisajes, documentos, etc.)

La app también permite editar las imágenes mediante diversas funcionalidades integradas.

 

La reproducción de vídeo es excelente y el teléfono es capaz de reproducir sin problemas ficheros compatibles con suavidad gracias a su procesador.

Hemos reproducido algunos vídeos 1080p y 4K a una tasa de reproducción óptima, en ambos casos codificados tanto con H.264 como HEVC. También hemos probado a reproducir algún fichero HDR10, que se ve espectacular en la pantalla del Huawei Mate 10.

Por supuesto, también hemos podido disfrutar de películas de servicios de streaming como Netflix sin problemas, aunque ningún teléfono de Huawei aparece en la lista de dispositivos compatibles con la reproducción HDR de Netflix.

Cámara de fotos

Huawei ha vuelto a repetir su colaboración con Leica y, un año más, la cámara dual trasera del Mate 10 ha sido co-desarrollada con la prestigiosa marca alemana.

El Huawei Mate 10 llega con un sensor monocromo de 20MP y un sensor RGB de 12MP, en ambos casos con lentes con apertura f/1.6. Se trata de un valor de apertura muy amplio, lo que significa que la cámara captura más luz y produce un efecto más natural de desenfoque.

La diferencia entre las dos cámaras es que un sensor está dedicado a capturar imágenes monocromo mientras que la otra captura todo el espectro de color. Esta configuración ayuda a capturar mejores imágenes en condiciones de poca luz ya que el sensor de blanco y negro puede capturar mucha más de luz.

La cámara del Huawei Mate 10 cuenta con enfoque híbrido 4-en-1 por detección de fase, contraste, profundidad y láser. También posee estabilización óptica para tomar mejores fotografías en condiciones de poca luz.

La cámara dual trasera del Huawei Mate 10 ha sido co-desarrollada con Leica

 

En la pantalla de bloqueo existe un acceso directo a la cámara pero podemos tomar una fotografía de manera aún más rápida en torno a 1 segundo si pulsamos el botón de bajar volumen dos veces rápidamente aun estando el teléfono bloqueado. El teléfono apenas tiene tiempo para enfocar al tomar una de estas fotos ultra-instantáneas, por lo que la captura no es siempre perfecta.

Como en todo el interfaz, Huawei ha optado por un diseño minimalista de la aplicación de cámara. A la izquierda tenemos controles para ajustar el flash, conmutar entre cámara frontal/trasera, activar/desactivar la captura de movimiento con una fotografía, tomar una foto con poca profundidad de campo, tomar una fotografía en modo Retrato o ajustar el modo de color.

Estando en horizontal, si arrastramos la pantalla hacia la izquierda podemos acceder a ajustes de captura, donde encontraremos opciones para configurar la resolución, un temporizador, control por voz, captura de sonrisas, seguimiento de objetos, etc.

 

Si arrastramos la pantalla hacia la derecha encontraremos diversos modos de captura: monocromático, panorámica 3D, panorámica, toma nocturna, pintura con luz, cámara rápida, cámara lenta, filtro, marca de agua, reconocimiento de documentos y otros que pueden ser descargados.

A la derecha tenemos el botón de disparo y, encima de él, el botón para grabar vídeo. Si arrastramos la pantalla a la izquierda tocando cerca del botón de disparo aparecen las opciones de la cámara PRO: nivel de sensibilidad ISO (Automático, 100-3.200), la zona de medición de la exposición, la velocidad de disparo, la compensación de exposición, el modo de enfoque, y el balance de blancos.

En cuanto a la velocidad de la cámara, el arranque de la aplicación Cámara es casi instantáneo y el enfoque resulta ser bastante rápido.

El uso de una cámara dual permite realizar efectos de profundidad de campo, como podemos apreciar en la siguiente imagen tomada con modo Retrato. Como podemos apreciar si nos acercamos a la imagen, el Huawei Mate 10 hace un excelente trabajo a la hora de separar el fondo.

Fotografía tomada en modo Retrato

 

Dado que uno de los sensores es monocromo, el Huawei Mate 10 toma fotografías en blanco y negro con gran calidad, como podemos ver a continuación.

Fotografía tomada en blanco y negro con el Huawei Mate 10

 

El Huawei Mate 10 presume de aplicar algoritmos fotográficos basados en Inteligencia Artificial para reconocimiento en tiempo real de escenario y objetos: flor, cielo azul, escenario, planta, paisaje nocturno, alimento, salida y puesta del sol, texto, playa, nieve, retrato, perro y gato.

El teléfono ajusta automáticamente el color, contraste, brillo, exposición y más para mejorar la fotografía resultante en función de la escena detectada.

El icono abajo a la derecha indica que estamos fotografiando comida

 

Centrándonos en la calidad de la fotografía, a continuación vamos a comparar las imágenes captadas por el Huawei Mate 10 con las capturadas por el Samsung Galaxy Note8 (12MP), iPhone X (12MP), LG V30 (16MP), Samsung Galaxy S8+ (12MP), Pixel 2 XL (12MP), OnePlus 5T (16MP), BlackBerry KEYone (12MP) y LG G6 (13MP).

En primer lugar, he querido comparar la nitidez de la imagen y para ello he ampliado la misma zona de una imagen capturada por las cámaras de todos los smartphones en el mismo momento.

El Huawei Mate 10 ofrece una imagen nítida, a la altura de los mejores smartphones del momento. La reproducción de colores y el rango dinámico también es bueno.

Comparativa de la calidad de la imagen en condiciones de buena luz

 

A continuación, he repetido la misma prueba en una escena nocturna para apreciar el rendimiento del sensor con poca luz.

La calidad de imagen captada por la cámara del Huawei Mate 10 en condiciones de poca luz es más que notable, como se puede apreciar en la nitidez de los pequeños detalles de los ladrillos de la pared y los carteles de la pastelería.

La calidad de imagen del Huawei Mate 10 está a la altura de otros smartphones como el Pixel 2 XL, iPhone X o Samsung Galaxy Note8 aunque, en mi opinión, es la excelente cámara del LG V30 la que ofrece la imagen más limpia y nítida de esta comparativa cuando la luz escasea.

Comparativa de la calidad de la imagen en condiciones de poca luz

 

La cámara frontal es de 8MP con apertura f/2.0 y permite grabar vídeo 1080p. La cámara frontal ofrece un modo Retrato que también difumina el fondo de la imagen  para producir el efecto bokeh.

Como se puede apreciar en esta imagen, la calidad de los selfies es bastante buena.

Fotografía tomada con la cámara frontal del Huawei Mate 10

 

El Huawei Mate 10 puede grabar vídeo con resolución 4K con una calidad bastante buena, como se puede ver en el siguiente vídeo de muestra. No obstante, la estabilización del vídeo podría ser algo mejor ya que la imagen tiembla un poco en ciertas ocasiones.

Vídeo 4K grabado con la cámara del Huawei Mate 10

 

Aquí os dejamos con una galería de fotografías tomadas con el Huawei Mate 10 en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

Llamadas de voz

El Huawei Mate 10 cuenta con varios micrófonos con cancelación de ruido para eliminar el ruido de fondo y mejorar la calidad del sonido durante las llamadas.

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

La aplicación de Llamadas y de Contactos son la misma, con pestañas separadas para el marcador, la lista de contactos y los favoritos.

Precio y competidores

El Huawei Mate 10 está a la venta por un precio oficial de 699,90€ en sitios como MediaMarkt, pero podemos encontrarlo por algo menos en sitios como Amazon España, que lo comercializa por 589€.

Si nos fijamos en otros teléfonos, tenemos varias opciones interesantes en la gama alta que pueden competir frente al Huawei Mate 10.

El Samsung Galaxy S8+ ([amazon template=precio&asin=B06XX1X2NY]) es, sin duda , uno de los competidores más fuertes del Huawei Mate 10. Cuenta con un diseño exquisito con una pantalla curvada de 6.2” con resolución QHD+ (2960×1440 píxeles) rodeada por unos marcos superior e inferior muy estrechos, procesador Exynos 8895 / Snapdragon 835, 4GB de RAM, cámara principal de 12MP y batería de 3.500 mAh.

El LG V30 ([amazon template=precio&asin=B075GTJYSV]) también es una buena alternativa para quienes buscan un smartphone muy potente. Llega con una pantalla OLED QHD de 6″ con ratio 18:9, procesador Snapdragon 835, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, sonido Quad DAC de 32 bits, cámara de 16MP y batería de 3300 mAh.

El OnePlus 5T (EUR 499) es una gran opción por su reducido precio. Cuenta con una pantalla AMOLED de 6″ con resolución Full HD+, procesador Snapdragon 835, 6/8GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento, cámara dual de 16/20MP, y batería de 3.300 mAh.

El Google Pixel 2 XL (EUR 959) es una alternativa para quienes prefieren una experiencia pura de Android. Llega con una pantalla OLED QHD de 6″ con ratio 18:9, procesador Snapdragon 835, 4GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento, cámara de 12MP y batería de 2520 mAh. Ahora bien, no cuenta con con conector de auriculares.

 

Conclusiones

La serie Mate de Huawei siempre se ha caracterizado por terminales con una pantalla de gran tamaño que, para muchos usuarios, resultaban demasiado voluminosos. Este año la compañía se ha unido a la moda de los marcos estrechos, por lo que el nuevo Huawei Mate 10 es un smartphone más compacto que los modelos anteriores.

El Huawei Mate 10 llega con un diseño muy atractivo, especialmente por el elegante acabado en cristal curvado de la parte de atrás, si bien resulta ser un imán para las huellas dactilares.

El frontal del teléfono muestra unos marcos laterales prácticamente inexistentes, y unos marcos superior e inferior muy estrechos.

A pesar de haber conseguido un gran aprovechamiento del espacio, Huawei ha sido capaz de incorporar un lector de huella debajo de la pantalla, algo que muchos usuarios agradecerán ya que resulta mucho más cómodo que el lector trasero de otros teléfonos.

Huawei ha optado por una pantalla 16:9, en lugar de 18:9 como otros smartphones recientes, por lo que el teléfono es más ancho de lo que nos gustaría y, dado el gran tamaño de su pantalla, resulta complicado manejarlo con una sola mano.

La compañía ha dado finalmente el salto a las pantallas con resolución QHD (2560 x 1440 píxeles), por lo que el Mate 10 ofrece una extraordinaria nitidez. Ahora bien, dado que el panel es LCD, el tiempo de respuesta no es lo suficientemente rápido como para que sea compatible con Draydream, la plataforma de realidad virtual de Google.

La calidad de la pantalla del Huawei Mate 10 es excelente. El brillo máximo de la pantalla es muy elevado, la fidelidad de los colores es buena, el gamut de colores es amplio (cubre el 100% del gamut DCI-P3) y los ángulos de visión son amplios. Además, es capaz de mostrar contenido HDR10, aunque Netflix no lo incluye todavía en la lista de dispositivos compatibles con retransmisiones HDR.

Un aspecto mejorable de la pantalla es que el color blanco posee un cierto tinte azulado que no se puede corregir mediante software y que resulta visible en aplicaciones con fondo blanco.

 

El procesador Kirin 970 del Huawei Mate 10 es toda una bestia que incorpora una unidad de procesamiento neuronal (NPU) para acelerar cierta tareas de inteligencia artificial como el reconocimiento de imágenes (usado en la identificación de escenas de la app Cámara), reconocimiento de voz (usado en la app de Traducción), etc.

En las pruebas de benchmarking que hemos realizado, el Huawei Mate 10 ha obtenido una puntuación excelente, a la par de los grandes smartphones con procesador Qualcomm Snapdragon 835
.
En el día a día, el Huawei Mate 10 se mueve rápidamente y no he notado ningún signo de lag a la hora de utilizar las aplicaciones más habituales. Tampoco he sufrido cierres de aplicaciones en segundo plano por falta de memoria, sino que el comportamiento ha sido siempre exquisito.

El rendimiento gráfico del Huawei Mate 10 en los benchmarks es algo inferior al de otros smartphones de gama alta que he probado. En la práctica, sin embargo, los juegos 3D exigentes que hemos probado se mueven con total suavidad, obteniendo tasas constantes de 30 o 60 FPS (según las limitaciones del juego).

El Huawei Mate 10 incorpora 64GB de almacenamiento, que deberían ser más que suficiente para la mayoría de los usuarios.

Podemos ampliar el almacenamiento mediante tarjetas micro-SD aunque la capa EMUI no es compatible con Adoptable Storage de Android, así que no podrás formatearlo como almacenamiento interno.

Centrándonos en el software del teléfono, Huawei ha incorporado su propia capa de personalización, EMUI 8 sobre Android 8 Oreo.

El aspecto de EMUI ya no se aleja tanto de Android original como en el pasado, aunque los amantes de Android puro notarán bastantes diferencias.

Huawei añade un gran número de funcionalidades que complementan Android como modos adicionales de ahorro de energía, control exhaustivo de permisos de aplicaciones, reconocimiento de voz, interfaz con una sola mano, clonado de aplicaciones, etc.

Una novedad interesante es el modo Proyección, que muestra una interfaz de escritorio al conectar el teléfono a una pantalla mediante un simple cable, sin necesidad de usar un dock como Samsung Dex.

Huawei ha vuelto a apostar una vez más por la colaboración con Leica y ha incorporado una cámara dual con sensores 12MP+20MP con apertura f/1.6 y estabilización óptica, que ha sido co-desarrollada con la marca alemana.

En nuestras pruebas, la cámara del Huawei Mate 10 ha producido unos resultados muy buenos en condiciones de luz abundante, con imágenes nítidas y bien expuestas. En condiciones de poca luz, la cámara del Huawei Mate 10 también se ha comportado de forma excelente, a la altura de otros grandes smartphones estrella.

La cámara del Huawei Mate 10 ofrece un gran número de modos de disparo y controles manuales, y posee un modo Retrato que, en nuestras pruebas, ha funcionado muy bien a la hora de separar el sujeto del fondo. La cámara frontal también permite tomar fotografías con modo Retrato y ofrece buenos resultados.

 

El Huawei Mate 10 cuenta con una batería de 4.000 mAh, que ofrece una autonomía buena aunque no tan elevada como el modelo del año pasado. El teléfono incorpora carga rápida, lo que permite cargar un 80 por ciento de la batería en poco más de una hora.

En conclusión, el Huawei Mate 10 es un smartphone excelente para quienes buscan un smartphone con una pantalla de gran tamaño, un rendimiento elevado, una cámara elevada y un software con muchas funcionalidades.

Lo mejor:

  • Diseño sofisticado en metal y cristal con un acabado elegante
  • Pantalla con gran nitidez, elevado brillo, buena fidelidad de color y amplios ángulos de visión
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias a un hardware potente. Excelente rendimiento en aplicaciones y juegos 3D exigentes.
  • Almacenamiento interno de 64GB ampliable mediante micro-SD.
  • Gran número de funcionalidades software, algunas de ellas bastante útiles como el control exhaustivo de permisos por aplicación, los modos de ahorro de enería, la aplicación gemela para clonar una app y un nuevo modo Proyección para ofrecer una interfaz de escritorio al conectarlo a una pantalla
  • Cámara dual trasera con buen rendimiento en condiciones de poca luz, numerosos modos de disparo, modo manual con muchas opciones y un modo Retrato muy competente
  • Lector de huella dactilar frontal con un reconocimiento muy rápido
  • Autonomía del teléfono elevada y carga rápida
  • LED frontal de notificaciones
  • Conector de auriculares de 3.5 mm
  • Emisor de infrarrojos

Lo peor:
  • Las huellas quedan bastante marcadas en el cristal de la parte de atrás
  • Difícil de manejar con una sola mano por el gran tamaño de la pantalla y su proporción 16:9
  • Almacenamiento micro-SD no compatible con Adoptable Storage, por lo que no es posible formatear la tarjeta como almacenamiento interno
  • Sin radio FM
  • Sin carga inalámbrica
  • Sin protección frente a agua

Nota: El teléfono Huawei Mate 10 ha sido proporcionado amablemente por Huawei para la realización de este análisis.

[amazon template=iframe image&asin=B076H2CFBR]

💿💻 ¡Ofertaza! Consigue Windows 10 Pro por 12,58€ y Office 2019 Pro por 51,41€ en URCDkey.com [ Ver cupón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario