Análisis a fondo y opinión del Porsche Design Huawei Mate RS

Ir a página

¿No quieres leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Porsche Design Huawei Mate RS.
En marzo, Huawei anunció la nueva familia de smartphones P20 formada por el P20 Lite, P20 y P20 Pro, así como un nuevo modelo con características ultra-premium llamado Porsche Design Huawei Mate RS.

El Huawei Mate RS es el resultado de la colaboración entre Huawei y la firma de accesorios Porsche Design. Este smartphone no solamente destaca por su cuidado diseño exterior sino también por sus características de gama alta y un precio al alcance de pocos bolsillos.

El Huawei Mate RS llega con una pantalla de 6″ con resolución QHD+, procesador Kirin 970, 6GB de RAM, 256 o 512GB de almacenamiento, cámara frontal de 24MP, cámara trasera triple de 40MP+20MP+8MP y batería de 4.000 mAh.

Una de las novedades más interesantes del Mate RS es que es el primer smartphone de Huawei que integra un lector de huella en la propia pantalla (aunque también cuenta con otro en la parte de atrás).

El Porsche Design Huawei Mate RS está a la venta a un precio oficial de 1.550 euros, por lo que está muy por encima del resto de smartphones de gama alta del mercado. Tras haberlo utilizado durante más de dos semanas de forma intensiva, a continuación, os presentamos nuestro análisis en profundidad.

Índice de páginas

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware y Batería
  4. Software, Apps y Multimedia
  5. Cámara y Llamadas
  6. Precio y Conclusiones

Diseño y construcción

El Huawei Mate RS es el resultado de un trabajo de diseño conjunto entre Huawei y Porsche Design, por lo que cabe esperar un aspecto elegante que refleje el espíritu premium de la marca de coches deportivos.

El Huawei Mate RS posee un chasis de metal que separa un frontal y una parte trasera hechas de cristal, donde predomina simetría y las líneas curvas.

A diferencia de la serie Huawei P20, el Mate RS no hace uso de la “muesca” en la zona superior de la pantalla sino que ha optado por incluir unos marcos superior e inferior muy estrechos.

Estos marcos son de color negro, por lo que se confunden perfectamente con la pantalla cuando está apagada o, dado que es una pantalla OLED, cuando está encendida con un fondo de pantalla de color negro.

La pantalla del Mate RS está curvada a los lados, por lo que los marcos laterales resultan prácticamente invisibles aún con la pantalla encendida.

Si no fuera por el logotipo de “PORSCHE DESIGN” que está colocado en el marco inferior, el Huawei Mate RS podría pasar perfectamente por un Samsung Galaxy S9+ ya que ambos smartphones presentan un frontal muy parecido.

La parte de atrás del Mate RS está hecha de cristal con un acabado en color gris oscuro que se curva en los cuatro lados cerca del extremo de forma elegante, contribuyendo además a que su grosor parezca inferior al que realmente es.

En la mitad superior encontramos la triple cámara alineada verticalmente, junto con la inscripción de LEICA y, en letras minúsculas, las características de las lentes. Debajo de las cámaras está el flash y, debajo de este, el lector de huella trasero.

En el centro de la cubierta trasera está el logotipo de Porsche Design (una especie de “p” y “d” entrelazadas) y, cerca del borde inferior, el logotipo de HUAWEI.

El Huawei Mate RS llega con un diseño muy elegante

 

El acabado en cristal de la parte de atrás del Mate RS es muy elegante pero tiene el inconveniente de que las huellas y la suciedad quedan marcadas en su superficie, aunque menos que en otros smartphones.

Su gran tamaño de pantalla unido al ratio 19:9 hace que resulte prácticamente imposible manejar el teléfono con una sola mano de manera cómoda. Aunque es posible teclear sosteniéndolo con una sola mano, es muy complicado arrastrar la barra de notificaciones hacia abajo sin hacer malabarismos con el teléfono.

Por suerte, Huawei ha incorporado un modo de una sola mano que se activa al arrastrar el dedo de izquierda a derecha (o viceversa) por encima de la barra de botones virtuales.

A pesar de su gran pantalla, el Huawei Mate RS no es un teléfono que se sienta demasiado grande en la mano ya que el espacio está bien aprovechado. Sus dimensiones son 152.9 x 72.5 x 8.5 mm y pesa 183 gramos. Los bordes curvados ayudan a que la sensación al agarrarlo con fuerza sea buena.

A continuación, vamos a revisar los elementos que encontramos en los laterales del smartphone.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, encima de este botón, el control de volumen, de una sola pieza y alargado. Ambos botones presentan una buena sensación al tacto y un recorrido suficiente.

 

En el lateral izquierdo solamente encontramos la ranura para albergar dos tarjetas nano-SIM.

 

La parte superior del teléfono cuenta con el emisor de infrarrojos.

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C en el centro. A uno de los lados encontramos unos orificios que ocultan el altavoz principal.

 

En mi opinión, el Huawei Mate RS posee un aspecto muy atractivo, aunque ni sus materiales ni ningún otro elemento de su diseño difieren en gran medida de lo que encontramos en otros smartphones de gama alta como el P20 Pro, que cuesta significativamente menos.

El Huawei Mate RS cuenta con certificación IP67, por lo que no debes preocuparte si se da algún que otro chapuzón.

Ir a página