Análisis del LG Q6 a fondo y opinión [REVIEW]


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página :

Pantalla

El LG Q6 cuenta con una pantalla de 5.5″ con tecnología LCD IPS y resolución Full HD.

La característica más destacada de esta pantalla es, sin ninguna duda, su ratio 18:9, que ha sido bautizado por la compañía como FullVision en alusión a su tamaño y experiencia inmersiva.

Debido al particular ratio alargado de la pantalla, la resolución de la misma no es 1920 x 1080, como suele ser habitual, sino 2160 x 1080 píxeles.

Otro punto importante es que, a igualdad de diagonal, las pantallas con ratio 18:9 presentan una superficie de pantalla que es en entorno a un 6% menor que las pantallas tradicionales 16:9.

La densidad de píxeles del LG Q6 resulta ser 442 ppp, un valor muy elevado que hace que los píxeles individuales sean completamente indistinguibles.

Esta resolución es algo escasa para aplicaciones de Realidad Virtual pero, dadas las especificaciones técnicas de este teléfono, no parece que esta vaya a ser una prioridad para sus potenciales usuarios.

A diferencia de la pantalla del LG G6, el panel del LG Q6 no cuenta con tecnología HDR de rango dinámico, ya que esta característica está limitada por ahora a los dispositivos de gama alta.

En nuestras pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro, el LG Q6 cubre un 97% del espacio de color sRGB. En cuanto a otros espacios de color más amplios, la pantalla del LG Q6 cubre un 72% del espacio de color DCI-P3 utilizado en el cine y un 52% del espacio de color Rec. 2020.

La matriz de sub-píxeles del LG Q6 es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En las pantallas RGB los sub-píxeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB).

A igualdad de resolución, este tipo de pantallas se ven más nítidas que las PenTile, características de los paneles OLED como los de Samsung, ya que estas poseen una peculiar disposición de los sub-píxeles en formas geométricas que reduce la resolución efectiva.

 

El brillo máximo del LG Q6 es de 482 nits según nuestras propias mediciones. Este valor resulta razonable en comparación a otros smartphones de gama media, pero otros smartphones ofrecen un nivel de brillo superior.

A diferencia de otros smartphones que potencian el brillo por encima del valor máximo cuando se encuentran bajo la luz del sol con el brillo automático activado, el LG Q6 no cuenta con esta funcionalidad.

 

Centrándonos en el espacio de color sRGB, la fidelidad en la reproducción de color resulta ser correcta, ya que hemos medido un error medio de 5.3 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y un error máximo de 10.7 dE, que se da en el color blanco.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 8.536 ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica un marcado tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. Lamentablemente LG no ofrece ninguna forma de ajustar la temperatura de color de la pantalla.

El valor de gamma es excelente, 2.2, y el color negro es bastante profundo (0,295 nits), a pesar de no tratarse de una pantalla OLED, lo que implica que el contraste es bueno, alrededor de 1660:1.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo, aunque el brillo se reduce.

Nos hubiera gustado ver alguna funcionalidad avanzada en la pantalla del LG Q6, como la Pantalla Siempre Activa de su hermano mayor, el LG G6, o la Pantalla Ambiente que implementan otros fabricantes y que enciende momentáneamente la pantalla al recibir una notificación. Lamentablemente ninguna de estas funciones están presentes.

Ir a página :