Quitar este panel

Análisis del LG X Cam a fondo y opinión [REVIEW]

🖥️ ¡Ofertón! Consigue Office 2019 Pro Plus por solo 34,39€ en CDKoffers [ Más ofertas ]

LG presentó los nuevos dispositivos de la serie LG X en febrero del año pasado, pero no llegaron a España hasta finales de septiembre.

Los nuevos LG X Cam, LG X Screen y LG X Power son tres teléfonos de gama media a los que LG ha querido dotar de una característica premium en cada uno de ellos. En el caso concreto del que nos ocupa hoy, el LG X Cam llega con una cámara dual trasera 13MP+5MP que sigue los pasos del LG G5.

El LG X Cam llega con una pantalla de 5.2″ con resolución Full HD, procesador Mediatek MT6753, 2GB de RAM, 16GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD y batería de 2520 mAh.

Se trata de unas especificaciones mucho más modestas que el LG G5, pero también su precio resulta mucho más asequible. El precio oficial del LG X Cam es de 299 euros, aunque puedes encontrarlo por bastante menos en Amazon España.

Hemos tenido oportunidad de probar el LG X Cam durante unas semanas, y a continuación, os presentamos nuestro análisis en profundidad.

 

Diseño y construcción

A primera vista, el LG X Cam parece contar con un cuerpo de aluminio, pero basta cogerlo en la mano para notar que su construcción es enteramente de plástico.

A día de hoy cada vez hay más smartphones con diseños en metal y cristal, por lo que el uso de plástico sitúa al LG X Cam un escalón por debajo de algunos dispositivos con un precio similar como el ZTE Blade V7.

Dejando a un lado los materiales, el diseño del LG X Cam es bastante atractivo.

Los marcos superior e inferior son más bien anchos pero aportan un punto de originalidad ya que están ligeramente curvados hacia abajo en los extremos, al igual que ocurre en el LG G5.

Los marcos alrededor de la pantalla no son precisamente estrechos, pero en teléfonos de este rango de precios es complicado encontrar cuerpos estilizados. En el caso del LG X Cam, el ratio de pantalla a cuerpo se encuentra en torno a un 69%.

Si bien el color del teléfono es gris o dorado, posee un cierto patrón en el frontal que imita un acabado de metal cepillado. En los laterales encontramos dos piezas alargadas de plástico de color plata que contrastan bastante bien con el conjunto.

 

El uso de plástico en lugar de metal trae como ventaja que el LG X Cam es muy ligero, con solo 118 gramos de peso. Su grosor también es bastante comedido, con 6,9 milímetros de espesor, por es un teléfono que resulta fácil de transportar en cualquier bolsillo.

El LG X Cam cuenta con bordes redondeados, por lo que resulta cómodo de sostener en la mano. La pantalla es un poco grande para poder llegar a los extremos con una sola mano, pero es posible teclear con una sola mano con bastante facilidad.

El hecho de que el teléfono no sea curvado tiene la ventaja de que es más fácil operar con él cuando este está apoyado sobre una superficie plana, como una mesa, ya que otros teléfonos “bailan” al pulsar sobre la pantalla si la cubierta trasera es curvada.

El LG X Cam llega en dos colores diferentes – titanio (gris) y dorado – y nosotros hemos recibido la versión en titanio, como se puede apreciar en las fotografías.

La parte de delante del LG X Cam está ocupada principalmente por la pantalla, cuyos marcos son razonables para un teléfono de esta gama.

Encima de la pantalla encontramos el altavoz para el oído, la cámara frontal, el LED de notificaciones, y los sensores habituales de proximidad e iluminación.

En la parte inferior solamente encontramos el logotipo de LG ya que, como es habitual en la marca, el LG X Cam no posee botones físicos ni sensor de huella en el frontal.

Los botones virtuales se muestran sobre la pantalla cuando es necesario, como es ya habitual en la mayoría de los teléfonos.

LG ha hecho un trabajo correcto de optimización del tamaño del teléfono, aunque quizás podría haber aprovechado un poco más el espacio para reducir los márgenes superior e inferior.

En la parte de atrás encontramos la cubierta trasera de plástico, que no puede ser retirada para acceder a la batería.

El acabado de la cubierta trasera no es brillante, por lo que las huellas dactilares no quedan apenas marcadas sobre la superficie.

En la zona superior de la cubierta encontramos las dos cámaras, que se encuentran en una protuberancia con un acabado plástico similar al frontal.

Debajo de ambas cámaras encontramos el flash y una inscripción que dice «DUAL CAM».

Aunque el cristal que protege la cámara parece ligeramente hundido, no nos atrevemos a decir que no haya riesgo de que se raye si se apoya boca abajo con frecuencia.

En el centro de la mitad superior del teléfono se encuentra el logotipo de LG, y en la parte inferior está el altavoz principal.

En el lateral derecho encontramos solamente el botón de encendido, como se puede apreciar en esta fotografía:

 

En el lateral izquierdo encontramos el botón de volumen, de una sola pieza, que tiene un buen recorrido y resulta cómodo de pulsar. También está ahí el compartimento para la tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD.

 

En la parte superior no encontramos ningún botón o conector, salvo un micrófono.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector micro-USB y el de auriculares.

 

Lamentablemente el LG X Cam no cuenta con resistencia al agua, por lo que debemos tener un cierto cuidado para evitar que se derrame líquido por encima de nuestro teléfono o se caiga al agua.

Pantalla

LG ha dotado al LG X Cam de un panel LCD IPS de 5.2″ con resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles), lo que le otorga una densidad de píxeles de 424 ppp. No cabe ninguna duda de que la pantalla del LG X Cam es muy nítida, y en la práctica resulta imposible distinguir los píxeles individuales a simple vista.

La matriz de sub-píxeles del LG X Cam es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En las pantallas RGB los sub-pixeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB).

A igualdad de resolución, este tipo de pantallas se ven más nítidas que las PenTile, características de los paneles OLED como los de Samsung, que poseen una peculiar disposición de los sub-píxeles que reduce la resolución efectiva.

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo del LG X Cam es de 350 nits según nuestras propias mediciones. Este no es un valor muy alto para una pantalla LCD y de hecho queda lejos de otros teléfonos de gama media, que se mueven más en el rango de 400-500 nits.

En la práctica, esto significa que resulta más complicado leer la pantalla del teléfono en condiciones de mucha luz, por ejemplo en la calle bajo la luz del día.

[show-rjqc id=»171″]

 

La gama de colores del panel del LG X Cam es adecuada ya que cubre un 99,8% del espacio de color sRGB, aunque los colores tienden a estar algo sobre-saturados y, por tanto, son poco fieles a la realidad.

El error medio en la fidelidad de color resulta ser 6.3 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser de 13.9 dE, un valor bastante elevado. Esto hace que no podamos fiarnos mucho de los colores que vemos en las pantalla y, por tanto, cualquier retoque a las fotografías que capturemos deberíamos hacerlos en otra pantalla.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 8.316 ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica un cierto tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. Lamentablemente LG no ofrece ninguna forma de ajustar la temperatura de color de la pantalla.

El valor de gamma es excelente, 2.39, y el color negro es bastante profundo (0,236 nits), lo que implica que el contraste es bastante bueno, alrededor de 1.481:1, para un terminal de gama media.

Los ángulos de visión no son demasiado amplios, ya que el brillo disminuye notablemente cuando giramos el teléfonos, aunque por suerte los colores no se ven apenas alterados.

Hardware y rendimiento

El LG X Cam posee un procesador MediaTek MT6753 con ocho núcleos Cortex-A53 a 1.1GHz que ha sido fabricado en un proceso FinFET de 28nm, y llega acompañado por una GPU ARM Mali-T720 y 2GB de RAM LPDDR3.

Este procesador fue presentado en enero de 2015 como un chip de gama media, y es el mismo chip que incorporan muchos otros smartphones de precio asequible como el Lenovo K4 Note, el ZTE Blade V7 y multitud de terminales de marcas chinas.

La combinación de un procesador de ocho núcleos con 2GB de RAM aseguran un funcionamiento adecuado, aunque obviamente no cabe esperar un rendimiento muy elevado de este teléfono a la hora de cargar aplicaciones, realizar multi-tarea o disfrutar de juegos 3D exigentes.

Hemos sometido al LG X Cam a algunas pruebas de rendimiento para ver qué tal se comporta frente a otros teléfonos de gama media.

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 35.413 puntos, una puntuación media en comparación con otros smartphones de esta categoría.

[show-rjqc id=»172″]

 

En el benchmark Geekbench ha conseguido 547/1684 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que de nuevo son unos resultados modestos.

[show-rjqc id=»173″]

 

En los tests de velocidad de lectura y escritura de datos con Androbench, el LG X Cam obtiene unos resultados correctos, en línea de otros terminales de gama media.

[show-rjqc id=»174″]

 

El test de Javacript SunSpider 1.0 ha dado 1646 ms, un resultado modesto.

[show-rjqc id=»175″]

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 3.655 puntos, un valor bastante bajo que se ve superado por otros terminales de gama media.

[show-rjqc id=»176″]

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados que no destacan por arriba pero tampoco por abajo.

[show-rjqc id=»177″]

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados bastante bajos, especialmente en los tests on screen donde la resolución Full HD pasa factura frente otros smartphones de gama media con menor resolución.

[show-rjqc id=»179″]

 

Los resultados de los benchmarks confirman que nos encontramos ante un smartphone con unas especificaciones más bien modestas, que no destaca especialmente por su rendimiento frente a otros terminales.

Dejando a un lado los benchmarks, en el tiempo que hemos estado utilizando el teléfono, el LG X Cam ha respondido con bastante fluidez. No hemos experimentado parones al desplazarnos por el interfaz o utilizar aplicaciones habituales como Twitter, Facebook, WhatsApp, etc.

Ahora bien, es cierto que las aplicaciones o los juegos pesados tardan algo más en cargar. Las páginas web complejas también se mueven más lentamente cuando hacemos scroll o queremos ampliar/reducir ciertas zonas para leer mejor los textos pequeños.

 

Hemos probado juegos 3D exigentes como Asphalt 8, que por defecto se configura en el modo de calidad alta, y el juego se mueve con una tasa de frames por segundo bastante baja. Al bajar el modo de calidad a media, la fluidez ha mejorado significativamente a costa de perder efectos visuales.

Como todos los teléfonos de hoy en día, se calienta al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. Sin embargo, en el caso del LG X Cam, hemos medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de 34 grados, que es un valor bastante bajo y no resulta molesto.

El LG X Cam solo se comercializa con 16GB de almacenamiento interno pero, por suerte,

incorpora la posibilidad de ampliar el almacenamiento fácilmente mediante una tarjeta micro-SD.

Sin embargo, LG ha optado por desactivar “Adoptable Storage”, una de las funcionalidades más interesantes de Android Marshmallow, así que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como parte del almacenamiento interno.

Probablemente LG haya tomado esta decisión para evitar problemas con usuarios que utilizan la tarjeta micro-SD para intercambiar ficheros con el ordenador, especialmente fotos y vídeos, y eso no es posible si la tarjeta se ha formateado como interna ya que está cifrada.

En el aspecto de conectividad, el LG X Cam es compatible con Wi-Fi 802.11 b/g/n en la banda de 2.4GHz, Bluetooth 4.2, 4G/LTE Categoría 4 (hasta 150 Mbps), WiFi Direct, DLNA, NFC, y GPS-A.

Además incorpora radio FM, lo cual algunos usuarios lo encontrarán un añadido interesante.

El LG X Cam ha alcanzado los 20 Mbps de bajada y 19 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30, unos valores que no son muy altos pero a decir verdad la banda de 2.4GHz está saturada en esta zona, y el teléfono no es compatible con la banda de 5GHz. En la prueba de 4G, se han alcanzado los 16 Mbps de bajada y 14 Mbps de subida con una conexión 4G de Movistar.

El LG X Cam cuenta con una batería de 2.520 mAh, un capacidad que a priori parece un poco escasa para un terminal con este tamaño de pantalla. Además, la batería no es reemplazable, por lo que no podemos llevar una batería extra en el bolsillo.

[show-rjqc id=»180″]

 

En la prueba de batería de PCMark, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 7 horas y 49 minutos. Este resultado se encuentra por encima de otros teléfonos que hemos probado, como se puede apreciar en la gráfica.

[show-rjqc id=»181″]

 

En el día a día, sin ningún modo de ahorro activado, el teléfono aguanta sin problemas un día de uso moderado.

Además LG incorpora un modo de ahorro de batería que permite desactivar algunas funcionalidades del teléfono cuando la batería está baja.

Este modo reduce el uso de funciones como el brillo y la vibración y, opcionalmente, puede restringir las aplicaciones que corren en el fondo.

También incorpora una función llamada optimizador de juegos, que puede ajustar la resolución de vídeo para ahorrar batería y, opcionalmente, también la velocidad de los fotogramas.

A diferencia de otros teléfonos, el LG X Cam no posee un modo de ahorro de energía extremo.

Tampoco encontramos la posibilidad de desactivar selectivamente ciertos servicios o aplicaciones para que no se ejecuten en segundo plano cuando la batería está baja. En este aspecto los teléfonos de Sony o Samsung incorporan más funcionalidades de control de energía.

En nuestras pruebas, el proceso de carga completo ha tardado un total de 3 hora y 43 minutos con el cargador incluido. Como podemos apreciar en la gráfica, el proceso de carga es algo más rápido hasta el 80 por ciento, y luego se ralentiza hasta completar el 20 por ciento restante. Nos ha llamado la atención que pasa bastante tiempo en 1% hasta que empieza a cargar.

 

Por último, el LG X Cam no cuenta con lector de huella dactilar, a pesar de que cada vez hay más smartphones que cuentan con este tipo de lector para poder desbloquearlo con comodidad.

Software y funcionalidades

El LG X Cam corre Android 6.0 Marshmallow, la penúltima versión del sistema operativo de Google. Por encima del sistema operativo, LG incorpora la capa de personalización UX 5.0 que debutó con el LG G5.

En el pasado, la capa de software de LG ha pecado de abusar de los colores pastel y, hasta cierto punto, ofrecer un aspecto un tanto infantil.

Por suerte LG está madurando su estilo y UX 5.0 no utiliza colores tan llamativos.

Uno de los grandes cambios de UX 5.0 fue la desaparición del cajón de aplicaciones, lo que significa que todas las aplicaciones instaladas están desparramadas por las distintas pantallas del escritorio, al más puro estilo de iOS o de la capa de personalización de Huawei y otros fabricantes chinos

En caso de que no te guste este modelo, es posible seleccionar el launcher alternativo LG UI 4.0, que permite seguir utilizando un cajón de aplicaciones tradicional.

Para seleccionar uno u otro launcher, debes dirigirte a una opción que se encuentra bastante escondida en Ajustes > General > Aplicaciones > Configurar aplic. > Aplic. predeter. > Inicio.

Por defecto, la pantalla principal muestra un widget con la hora y la temperatura, la barra de búsqueda de Google, y queda espacio para colocar 12 iconos de aplicaciones o carpetas en el escritorio.

LG permite juntar más los iconos de las aplicaciones y configurar cuadrículas 4×4, 4×5 o 5×5. También es posible ocultar los iconos de algunas aplicaciones, si así lo deseamos.

El LG X Cam permite aplicar distintos temas que modifican los sonidos, el fondo de pantalla, los iconos del escritorio y otros elementos a través de LG SmartWorld.

Si pulsamos sobre el botón de Tareas, accedemos a una vista de las aplicaciones abiertas recientemente. Las aplicaciones se muestran en forma de baraja de cartas, y es posible cerrar una de estas aplicaciones deslizándola hacia la izquierda o la derecha.

También podemos fijar una app para que no sea cerrada automáticamente pulsando sobre el icono de chincheta que encontramos en la tarjeta de la aplicación.

En cuanto a widgets, el LG X Cam incorpora unos pocos propios para Música, QuickMemo+, Radio FM, etc. pero ninguno de ellos es especialmente destacable.

El panel de notificaciones sigue mostrando bastantes elementos en el interfaz pero ha sido aligerado respecto a smartphones anteriores.

En la primera fila encontramos los ajustes rápidos, que pueden ser personalizados para añadir o eliminar iconos a nuestro gusto.

El primero de estos elementos se llama Captura+ y permite tomar notas con el dedo sobre la imagen de la pantalla, y guardar el resultado como una imagen o en la aplicación QuickMemo+.

En la segunda fila encontramos el ajuste brillo, y justo debajo dos accesos directos a función Compartir Archivos.

Como hemos comentado anteriormente, el LG X Cam posee un LED de notificaciones muy visible. Resulta posible personalizar qué eventos hacen brillar el LED: llamada entrante, llamada y mensaje perdidos, carga de batería, y descarga de aplicaciones.

Otra funcionalidad que está presente en el LG X Cam es el Protector de Pantalla, que muestra información como la hora/alarmas o imágenes cuando el teléfono está en reposo y la batería está cargando (o el teléfono está acoplado a una base de carga). Es posible establecer un nivel de brillo muy bajo para que no resulte nada molesto si tenemos el teléfono en la mesilla cargando mientras dormimos.

El LG X Cam ofrece algunas funciones relacionadas con movimientos. Como ya hemos comentado, es posible encender y apagar la pantalla haciendo un doble toque sobre la misma. Durante una llamada entrante es posible silenciar el tono de llamada al darla vuelta al dispositivo.

LG ofrece incorpora funciones interesantes en el teclado. En primer lugar es posible ajustar la altura del teclado para que ocupe una franja mayor o menor de la pantalla y, por tanto, las teclas sean mayores.

Otra función bastante interesante es la posibilidad de desplazar el cursor por una palabra apretando y arrastrando el dedo sobre la barra espaciadora, ya que de esta forma no es necesario alejar el dedo del teclado.

El teclado sugiere palabras a medida que escribimos y es posible seleccionar automáticamente una de las sugerencias deslizando el dedo hacia arriba por el teclado.

Si lo hacemos en la zona izquierda, se selecciona la palabra sugerida de la izquierda, mientras que si lo hacemos en la zona derecha, se selecciona la de la derecha.

LG también afirma que el teclado va aprendiendo de la forma de escribir del usuario, de forma que si pulsas la tecla la tecla ‘o’ cuando tratas de pulsar la ‘i’, el teclado aprenderá y corregirá este comportamiento.

LG también ofrece una tecla de Acceso Directo que permite abrir rápidamente ciertas aplicaciones cuando la pantalla está bloqueada. Si presionamos la tecla de volumen hacia arriba dos veces, accedemos a Captura+. Si presionamos la tecla de volumen hacia abajo dos veces accedemos a la Cámara y, opcionalmente, podemos hacer que se tome una fotografía instantáneamente.

Lamentablemente LG no permite personalizar las aplicaciones que se abren con estos accesos directos, por lo que no podemos crear un atajo para abrir rápidamente WhatsApp u otra aplicación.

LG ha restado importancia a la función QSlide que permite ejecutar algunas aplicaciones en una ventana. Si bien antes esta función aparecía destacada en el área de notificaciones, ahora tenemos que activarla desde las pocas aplicaciones que son compatibles, por ejemplo Teléfono y Calculadora.

 

Aplicaciones incluidas

El LG X Cam incluye algunas aplicaciones propias preinstaladas como Gestor de Archivos, QuickMemo+, RemoteCall Service, LG Backup, SmartWorld y Tareas. A continuación vamos a repasar brevemente en qué consiste cada una de estas aplicaciones.

Gestor de Archivos permite gestionar todos los archivos almacenados en el teléfono, así como aquellos que tenemos alojados en servicios de almacenamiento en la nube como Dropbox, Drive, Box y OneDrive.

QuickMemo+ es una herramienta para tomar notas, bien sea con el teclado o dibujando con el dedo. A cada nota podemos añadir un recordatorio para que la nota se muestre a una hora determinada o al llegar a una ubicación concreta.

La aplicación RemoteCall Service permite establecer una conexión remota con el centro de soporte de LG para que un especialista nos ayude.

Smartworld es una tienda propia de LG donde ofrece fondos de pantalla (incluidos los 360º), paquetes de personalización, tipos de letra, temas, aplicaciones, etc. que a primera vista no nos ha parecido que aporte ningún aspecto diferencial respecto a Google Play.

Tareas es un sencillo gestor de actividades para controlar las cosas que tenemos que hacer.

Por último, LG Backup es una herramienta de copia de seguridad que permite salvaguardar la información importante del dispositivo — pantalla de inicio y bloqueo, datos personales, ficheros multimedia, aplicaciones de LG, aplicaciones descargadas y ajustes — en la memoria interna, una tarjeta SD o la nube.

LG también ha incorporado algunas aplicaciones de terceros como Evernote, Facebook e Instagram que lamentablemente no pueden ser desinstaladas. Hubiéramos preferido que LG nos dejase la opción de desinstalarlas o, menor aún, que ni siquiera las incluyese en el teléfono.

Multimedia

El LG X Cam cuenta con un altavoz mono en la parte de atrás, que suena con un volumen bastante potente, aunque su ubicación hace que el sonido quede amortiguado cuando el teléfono está apoyado sobre una mesa.

Lógicamente el sonido carece de profundidad ya que los bajos están limitados, pero esto es bastante habitual en casi cualquier teléfono.

En cualquier caso, el altavoz cumple de sobra con su cometido para ver vídeos de YouTube o escuchar música ocasionalmente.

El LG X Cam incorpora un reproductor de música bastante completo, que permite visualizar las canciones por título, álbum, artista y género.

El reproductor también incorpora otras funcionalidades interesantes como un ecualizador con ajustes preconfigurados para la audición con auriculares, la posibilidad de ajustar el tono y la velocidad de la reproducción, y el acceso a YouTube para buscar el vídeo de una canción.

Lamentablemente el reproductor no es capaz de descargar carátulas ni acceder a la letra de la canción, algo que sí que encontramos en otros teléfonos.

 

La aplicación Galería se utiliza para visualizar y reproducir las fotos y vídeos almacenados en el teléfono e incluso aquellas almacenadas en discos NAS conectados a la red o servicios en la nube como Drive, Box, Dropbox o OneDrive.

La aplicación Galería no permite editar directamente las imágenes sino que, al intentar hacerlo, redirige a la aplicación Fotos de Google.

 

La reproducción de vídeo es buena y el teléfono es capaz de reproducir sin problemas ficheros de vídeo 1080p compatibles con suavidad.

Sin embargo, no hemos podido ver vídeos 4K codificados con H.264 o HEVC, ya que el teléfono indica que no son formatos compatibles. En cualquier caso, no parece probable que vayamos a querer reproducir vídeos con tanta resolución en este teléfono.

Hemos probado a reproducir vídeos de Netflix, YouTube y otras plataformas de vídeo en streaming y hemos podido disfrutar de películas sin ningún problema.

 

La aplicación de Vídeos es bastante simple pero presenta algunas opciones interesantes como la posibilidad de editar un vídeo capturado con la cámara: recortar, acelerar, retardar, aplicar filtros visuales y añadir música.

También es posible reproducir un vídeo en una ventana flotante, lo que permite que sigas utilizando el resto del teléfono y, por tanto, que puedas responder un WhatsApp, mandar un mensaje, o cualquier otra actividad sin dejar de ver el vídeo.

 

Cámara de fotos

LG ha optado por replicar en el LG X Cam la idea de la cámara dual que pudimos ver en el LG G5.

A través del software de la cámara podemos elegir cuál de las dos cámaras queremos utilizar: la cámara estándar de 13MP con angular de 75º o la cámara gran angular de 5MP de 120º. Ambas cámaras poseen lentes con apertura f/2.2 pero, lamentablemente, no cuentan con estabilización óptica.

 

¿Para qué sirve la cámara con gran angular? Básicamente permite tomar fotografías que incluyen un mayor número de elementos y que, con la cámara estándar, te obligarían a tomar una foto panorámica o desplazarte hacia atrás.

A continuación puedes ver un ejemplo de la misma escena capturada por ambas cámaras. Como podemos apreciar, la imagen captada por la cámara de gran angular posee distorsiones en las líneas rectas debido precisamente a este inusual ángulo de visión, y además resulta menos nítida debido a la menor resolución de su sensor.

 

En cuanto al interfaz de la cámara, en la parte derecha encontramos los habituales botones de captura de foto y grabación de vídeo, así como la última foto tomada y un botón para ir atrás. En la parte izquierda de la pantalla tenemos varios iconos:

  • Flash: Activado, desactivado y automático
  • Cámara frontal/trasera
  • Modo: Automático, resalta y panorámica
  • Ajustes: Formato, Filtros, Voz, Cuenta atrás y Cuadrícula.

LG no ha incorporado un modo manual, por lo que no podemos controlar parámetros avanzados como la velocidad del obturador, el nivel de exposición, el balance de blancos, la sensibilidad ISO, etc. Tampoco encontramos un modo de grabación de vídeo a cámara lenta ni a intervalos.

 

La utilización de las dos cámaras a la vez permite algunas funciones adicionales, a las que LG ha llamado pop out, que añaden diferentes contornos y efectos a las fotos: Ojo de pez, blanco y negro, viñetas, y desenfoque.

El gran angular también ayuda a conseguir fotografías panorámicas que capturan entornos más amplios. Respecto a las panorámicas tomadas con cámaras estándar, se consiguen imágenes más largas y más altas.

Centrándonos en la calidad de la fotografía, a continuación vamos a comparar las imágenes captadas por el LG X Cam (13MP) con varios smartphones: el iPhone 7 Plus (12MP, OIS), el Samsung Galaxy S7 edge (12MP, OIS), el LG G5 (16MP, OIS), el Samsung Galaxy A5 (2017) (16MP, OIS), y el LG X Power (13MP).

En primer lugar hemos querido comparar la nitidez de la imagen y para ello hemos ampliado la misma zona de una imagen capturada por las cámaras a una hora a la que hay mucha luz natural.

El LG X Cam ofrece una imagen muy nítida, similar a la que producen otros teléfonos con sensores de resolución similar, y una buena reproducción de los colores.

 

A continuación, hemos repetido la misma prueba en una escena nocturna para apreciar el rendimiento del sensor con poca luz.

En esta ocasión, la calidad de la cámara del LG X Cam queda bastante por debajo de los teléfonos de gama alta ya que estos cuentan con estabilización óptica, mejores valores de apertura y probablemente mejores sensores.

La imagen capturada por el LG X Cam presenta bastante ruido y las letras de los carteles más pequeños son difícilmente legibles.

 

A continuación puedes ver una galería de fotografías tomadas con el LG X Cam en tamaño original para apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

El LG X Cam es capaz de grabar vídeos en resolución 1080p, pero lamentablemente no es posible grabar en resolución UHD (3840×2160).

La calidad de la imagen es buena, con una nitidez correcta y unos colores vivos. Durante la grabación es posible alternar entre la cámara estándar y la de gran angular.

 

La cámara frontal posee un sensor de 8MP y permite tomar selfies con una calidad bastante buena. A continuación podéis ver un selfie captado con la cámara del LG X Cam.

 

La cámara frontal permite capturar selfies con un gesto con la mano: basta con levantar la mano y cerrar el puño para que el teléfono inicie una cuenta atrás de tres segundos.

Otra posibilidad es que la cámara frontal tome selfies automáticamente utilizando la detección de rostro. Cuando se detecta un rostro aparece un indicador blanco y, cuando se vuelve azul, debemos estar muy quietos ya que la fotografía se toma unos segundos después.

Por último, también es posible activar el disparo por voz diciendo «cheese», «smile», «whisky», «kimchi» o «LG».

 

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado, la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

Precio y competidores

El LG X Cam está a la venta por un precio oficial de EUR 299, pero podemos encontrarlo a un precio sensiblemente menor en Amazon España: [amazon template=precio&chan=default&asin=B01HC4KRTU].

Dentro de la serie LG X, encontramos otras alternativas como el LG X Power ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01J6JQMBG]) con una gran batería o el LG X Screen ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01EADVXTO]) con una segunda pantalla frontal.

En el mismo rango de precios también encontramos otras alternativas que también son interesantes como el Moto G4 Plus ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01FLZC9Y8]) con una pantalla Full HD de 5.5″, procesador Snapdragon 617, 2GB de RAM y cámara de 13MP.

Otra posible alternativa es el Huawei P9 Lite ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01DYN5N06]) con una pantalla Full HD de 5.2″, procesador Kirin 650, 3GB de RAM, cámaras de 13MP/8MP y batería de 3.000 mAh.

El ZTE Blade V7 ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01D0I0RN8]) llega con un precio inferior, pero cuenta con unas especificaciones interesantes: pantalla Full HD de 5.2″, procesador Mediatek MT6753, 2GB de RAM, cámaras de 13MP/5MP y batería de 2.500 mAh.

 

Conclusiones

Los smartphones de gama alta llegan con especificaciones de infarto pero, a menudo, su precio está alejado de los bolsillos de muchos usuarios. La nueva serie LG X apuesta por dotar de ciertas funcionalidades de gama alta a a teléfonos de precio más asequible.

En concreto, el LG X Cam destaca por su cámara trasera dual, que sigue los pasos de la doble cámara del LG G5 y permite elegir entre un campo de visión estándar o un campo de visión gran angular.

Nos hubiera gustado que el LG X Cam incorporase la misma cámara que el LG G5, ya que esta ha demostrado ser un referente en la gama alta.

Sin embargo, las cámaras del LG X Cam poseen una resolución inferior a las del LG G5, son menos luminosas y carecen de estabilización óptica.

La calidad de imagen de la cámara del LG X Cam es buena, especialmente en condiciones de buena luz, y la posibilidad de tomar fotografías con gran angular será del agrado de muchos usuarios.

Ahora bien, presenta bastante ruido en condiciones de poca luz — sobre todo si lo comparamos con otros smartphones de gama alta.

El diseño del LG X Cam es atractivo, aunque su construcción en plástico hace que tenga un aspecto menos sofisticado que otros teléfonos con precios similares pero un acabado de cristal o metal.

La pantalla del LG X Cam posee un tamaño muy interesante y ofrece un contraste adecuado, aunque su brillo máximo es algo limitado y se ve reducido al observar la pantalla desde un ángulo. Los colores tienden a mostrarse algo sobresaturados, por lo que si quieres editar fotografías es mejor que lo hagas en un ordenador.

 

En cuanto al rendimiento, sus especificaciones no son demasiado potentes y, de hecho, los resultados de los benchmarks son modestos. En el día a día, el teléfono responde con rapidez a nuestras órdenes y no hemos experimentado problemas a la hora de utilizar apps habituales como WhatsApp, Twitter, Facebook, etc.

Obviamente el rendimiento del teléfono no es comparable al de un dispositivo de gama alta, y se nota una menor fluidez a la hora de abrir apps o hacer scroll por páginas web complejas. Los juegos 3D que hemos probado se han movido bastante bien, aunque conviene reducir el nivel de calidad gráfica en los más exigentes para mantener una alta tasa de frames por segundo.

La autonomía del LG X Cam es bastante buena, por encima incluso de otros smartphones de gama media del mercado, aunque la carga del teléfono es algo lenta ya que no cuenta con carga rápida.

En el aspecto software, LG ofrece un interfaz con un aspecto bastante colorido y predominancia de tonos pastel.

Como ya vimos en el LG G5, LG ha hecho cierta limpieza eliminando funcionalidades de poca utilidad — como la Pantalla Dividida, el editor de iconos – y relegando a un segundo plano a otras — como la función QSlide para mostrar algunas aplicaciones en una ventana flotante.

LG ha incorporado aplicaciones interesantes para reproducir los ficheros multimedia – imágenes, vídeos y música – que cuentan con funcionalidades como la conexión con servidores NAS de la red local o servicios de almacenamiento en la nube.

El precio oficial del LG X Cam (EUR 299) es propio de la gama media, pero podemos encontrarlo en sitios como Amazon con un precio más interesante: [amazon template=precio&chan=default&asin=B01HC4KRTU].

Lo mejor:

  • Pantalla de 5.2″ con resolución Full HD, que ofrece una gran nitidez y un buen nivel de contraste
  • Fluidez en el manejo del interfaz y las apps más comunes, aunque su rendimiento en juegos 3D exigentes es mejorable
  • Capa de personalización de software con funcionalidades interesantes
  • Cámara con doble lente que permite tomar fotografías con gran angular
  • Almacenamiento ampliable mediante tarjeta micro-SD (aunque no soporta Adoptable Storage)
  • Autonomía correcta a pesar de no contar con una batería de gran capacidad
  • Radio FM
  • LED de notificaciones

Lo peor:
  • Construcción en plástico, aunque con un diseño bastante atractivo
  • Pantalla con brillo máximo limitado y colores algo sobresaturados (que no pueden ajustarse por software)
  • Cámara sin controles manuales y con un rendimiento mejorable en condiciones de poca luz
  • Sin lector de huella dactilar
  • Sin carga rápida

Nota: El teléfono LG X Cam ha sido cedido amablemente por LG España para la realización de este análisis.

[amazon template=iframe image&asin=B01HC4KRTU]

🖥️ ¡Ofertón! Consigue Office 2019 Pro Plus por solo 34,39€ en CDKoffers [ Más ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
100%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario