Análisis del Samsung Galaxy S7 edge y opinión


🎁 ¡Sorteo! Sorteamos una 🎮 Xbox One S 1 TB Edición FortniteParticipar ]

Ir a página

Hardware y rendimiento

Samsung distribuye dos variantes del Galaxy S7 edge, una con procesador Qualcomm Snapdragon 820 y otra con procesador Samsung Exynos 8890, en función de la región a la que va dirigido el dispositivo.

En España, Samsung comercializa la versión con el procesador de la “casa”, el Samsung Exynos 8890, que cuenta con ocho núcleos – cuatro núcleos potentes para tareas intensas y cuatro núcleos con menor consumo para tareas menos exigentes – y una GPU Mali T880MP12 a 650MHz.

Qualcomm Snapdragon 820Samsung Exynos 8890 
CPU  2 x Kryo a 1.59GHz
2 x Kryo a 2.15GHz
14nm
 4 x Samsung M1 a 2.6GHz/2.3GHz
4 x Cortex-A53 a 1.5GHz
14 nm
GPUAdreno 530 a 624MHz Mali T880MP12 a 650MHz
MemoriaDual-channel LPDDR4
1866MHz
Dual-channel LPDDR4
1794MHz

Los chicos de Phone Arena han puesto a ambos chips a prueba utilizando diversos benchmarks en condiciones comparables en cuanto al número de aplicaciones instaladas y procesos corriendo en segundo plano. La conclusión de dicha comparativa es que ambos chips son prácticamente igual de potentes.

El Samsung Galaxy S7 edge cuenta con 4 GB de memoria RAM, más que de sobra para mover con soltura cualquier aplicación y no tener problemas a la hora de conmutar entre una y otra. Esta memoria RAM es de tipo LPDDR4, un 80 por ciento más rápida que la memoria DDR3.

Hemos sometido al Galaxy S7 edge a algunas pruebas de rendimiento para ver qué tal se comporta frente a otros teléfonos de gama alta.

Samsung Galaxy S7 - 15

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 127.709 puntos, una puntuación muy alta que queda cerca del iPhone 6s Plus.
[show-rjqc id=»100″]

 

En el benchmark Geekbench ha conseguido 2026/6190 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que de nuevo son unos resultados espectaculares.
[show-rjqc id=»103″]

 

El test de Javacript SunSpider 1.0 ha dado 519 ms, un resultado bastante bueno aunque no espectacular.
[show-rjqc id=»104″]

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 4.723 puntos, un valor que sorprendentemente no destaca especialmente en comparación con otros terminales de gama alta.
[show-rjqc id=»105″]

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados altos, pero no más que otros teléfonos de gama alta, ya que su puntuación es de 23.285 puntos en Ice Storm Unlimited.
[show-rjqc id=»106″]

 

En la prueba SlingShot de 3DMark el Samsung Galaxy S7 edge ha obtenido unos resultados excelentes.
[show-rjqc id=»95″]

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados muy buenos, aunque superados por el iPhone 6s Plus.
[show-rjqc id=»107″]

 

Todos estos resultados indican que el Galaxy S7 edge es un teléfono extremadamente potente, como era de esperar. Samsung se ha convertido en poco tiempo en un jugador muy relevante en el mundo de los procesadores, y el Exynos 8890 está a la altura de los procesadores más potentes del momento, como el Snapdragon 820 o el Kirin 950.

Dejando a un lado los benchmarks, en el tiempo que hemos estado probando el teléfono, el Samsung Galaxy S7 edge se ha comportado con gran fluidez. No hemos experimentado parones al utilizar aplicaciones habituales como Twitter, Facebook, WhatsApp, etc.

El teléfono se mueve con mucha suavidad, tanto a la hora de abrir aplicaciones como de conmutar entre unas tareas u otras. Tampoco hemos notado que el teléfono cierre caprichosamente aplicaciones por falta de memoria, como ocurría en el pasado con algunos otros modelos.

Samsung Galaxy S7 - 16

 

Hemos probado juegos 3D exigentes como Asphalt 8, que por defecto se configura en el modo de calidad alta, y el juego se desenvuelve con mucha fluidez sin pérdida aparente de frames.

2016-03-14 00.55.51Como todos los teléfonos de gama alta, se calienta al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D.

Solo en una ocasión, al ejecutar varios benchmarks seguidos, el teléfono nos avisó de que se estaba sobre-calentando e iba a cerrar tareas.

El Samsung Galaxy S7 edge solo se comercializa con 32GB de almacenamiento interno.

Samsung dejó hace tiempo de llenar hasta los topes sus teléfonos de aplicaciones de relleno (bloatware), y ahora solo incorpora unas pocas aplicaciones instaladas de serie en el teléfono, y el resto pueden descargarse de la Tienda Galaxy.

El sistema operativo, el interfaz TouchWiz y las aplicaciones preinstaladas ocupan unos 8 GB, lo cual no es demasiado.

Una de las críticas que se hicieron al Galaxy S6 fue la ausencia de tarjeta micro-SD, ya que hasta entonces Samsung siempre incorporaba esta posibilidad. Por suerte, el Galaxy S7 edge recupera esta característica y podemos utilizar de nuevo una tarjeta micro-SD para ampliar el almacenamiento.

Sin embargo, Samsung ha optado por desactivar “Adoptable Storage”, una de las funcionalidades más interesantes de Android Marshmallow, así que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como parte del almacenamiento interno.

Samsung Galaxy S7 - 17La razón que ha dado Samsung para inhabilitar esta función es que los usuarios utilizan la tarjeta micro-SD para intercambiar ficheros con el ordenador, especialmente fotos y vídeos, y eso no es posible si la tarjeta se ha formateado como interna ya que está cifrada.

En cualquier caso, por suerte, la comunidad de usuarios ha dado con una forma de reactivar esta función, en caso de que estés interesado.

En el aspecto de conectividad, el Samsung Galaxy S7 edge va bien servido ya que soporta Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 4.2, 4G/LTE Categoría 12/13 (hasta 600/150 Mbps), WiFi Direct, ANT+, NFC, y GPS-A. No incorpora radio FM, lo cual algunos usuarios lo encontrarán como una limitación importante.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G han sido satisfactorias. El Samsung Galaxy S7 edge ha alcanzado los 95 Mbps de bajada y 13 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 130/13. En la prueba de 4G, se han alcanzado los 29 Mbps de bajada y 25 Mbps de subida con una rápida conexión 4G de Vodafone.

Samsung también ha incorporado Download Booster, una funcionalidad de refuerzo de desgargas por HTTP de ficheros grandes (más de 30MB).

Esta funcionalidad hace uso de la red Wi-Fi y red móvil 3G/4G simultáneamente para acelerar al máximo la descarga de los ficheros.

Samsung Galaxy S7 - 18En la práctica, dado que los operadores imponen límites de descarga a alta velocidad, no parece probable que vayamos a querer hacer uso del tráfico 4G cuando tenemos disponible una red WiFi, por muy grande que sea el fichero.

Otra funcionalidad nueva que incorpora el Galaxy S7 edge es la compartición de red WiFi, que convierte al teléfono en un repetidor de WiFi.

Mientras que la compartición de una conexión 3G/4G a través de WiFi es algo habitual, la compartición de una conexión WiFi a través de otra red WiFi no es habitual.

Esto puede utilizase, por ejemplo, para conectar un dispositivo como Chromecast a la red WiFi de un hotel, dado que bastaría con conectarse a la red WiFi del hotel a través del Galaxy S7 edge y compartir esta conexión a través de otra red WiFi a la que se conectaría el Chromecast.

Para activar la opción de WiFi compartida debes ir a Ajustes > Conexión compartida y modem > Conexión compartida y pulsar sobre MÁS.

Un aspecto destacable del teléfono es que cuenta con una batería de 3.600 mAh que no puede reemplazarse. Se trata de una batería con un tamaño bastante generoso.

[show-rjqc id=»109″]

 

Samsung ha escuchado las peticiones de los usuarios y ha optado por incrementar el tamaño de la batería respecto de los modelos del año pasado. El Galaxy S7 edge posee una batería de mayor capacidad que el Galaxy S6 edge+ a pesar de que este último cuenta con una pantalla de mayor tamaño.

Esto ha sido posible gracias a que el grosor del teléfono ha aumentado, un sacrificio que muchos estamos dispuestos a hacer a cambio de una mayor autonomía.

En la prueba de batería de PCMark, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un excelente resultado de 8 horas y 36 minutos. Este resultado está muy por encima de otros teléfonos que hemos probado y nos ha sorprendido gratamente, aunque hay teléfonos con todavía más autonomía.

[show-rjqc id=»92″]

 

En la práctica, la autonomía del Galaxy S7 edge es buena y no tenemos ningún problema en llegar al final del día con una buena cantidad de batería libre.

2016-03-12 22.36.46Además Samsung incorpora dos modos de ahorro energía: el modo normal de ahorro y el modo ultrahorro de energía.

El modo normal de ahorro permite limitar el rendimiento máximo de la CPU, desactivar la respuesta de vibración, y restringir los servicios de ubicación y la mayoría de los datos en segundo plano.

El modo ultrahorro es una de las novedades que Samsung incorporó por primera vez en el Galaxy S5, e incrementa significativamente la autonomía del teléfono en caso de necesidad.

Este modo ahorra batería aplicando un tema de escala de grises, simplificando la pantalla de inicio, limitando el número de aplicaciones a las esenciales y aquellas seleccionadas por el usuario, desactivando los datos móviles al apagar la pantalla y apagando las funciones de conectividad WiFi y Bluetooth.

Lógicamente no se trata de modos que uno quiera tener activos todo el tiempo, pero resultan muy útiles cuando estamos en los últimos minutos de autonomía y queremos mantener el teléfono activo durante unas horas.

Lamentablemente en el modo ultrahorro el teléfono queda incomunicado por 3G/4G y WiFi al apagar la pantalla, por lo que no recibimos ninguna notificación de correo electrónico, mensaje de WhatsApp o de cualquier otro tipo cuando el teléfono está en reposo hasta el momento de encender la pantalla, cuando se activa 3G/4G.

El Galaxy S7 edge cuenta con carga rápida, y afortunadamente Samsung ha incorporado un cargador compatible con esta tecnología en la caja del producto.

Según la compañía, el proceso de carga completo dura 100 minutos, es decir, 1 hora y 40 minutos. En nuestras pruebas, el proceso de carga completo tarda un total de 1 hora y 33 minutos (93 minutos) con el cargador incluido.

Como podemos apreciar en la gráfica, la carga es más rápida hasta el 90 por ciento, y luego se ralentiza hasta completar el 10 por ciento restante.

Carga bateria Samsung Galaxy S7 edge

Por último, el Galaxy S7 edge cuenta con un lector de huella dactilar similar al que encontramos en los últimos teléfonos de Samsung, es decir, por contacto. En las pruebas que hemos realizado ha funcionado muy bien, identificando nuestra huella rápidamente y sin errores.

Samsung Galaxy S7 - 19

El Samsung Galaxy S7 edge soporta los estándares de carga inalámbrica WPC y PMA, que permiten cargar el teléfono sin utilizar cable y además ahora lo hace de forma rápida.

Samsung ha tenido un gran acierto incorporando esta tecnología, ya que resulta muy cómodo cargar el teléfono con solo apoyarlo. Además, al ser compatible con los dos estándares de la industria, es posible utilizar una gran variedad de bases de carga.

Ir a página