Análisis del Sony Xperia XZ1 a fondo y opinión [REVIEW]


🎁 ¡Sorteo! Gana un Xiaomi Mi MIX 3 (+10€ de regalo al darte de alta en 💳 Bnext) [ Participar ]

Ir a página

Precio y competidores

El Sony Xperia XZ1 está a la venta por EUR 699 en la tienda Sony, pero puedes encontrarlo por algo menos en tiendas online como Amazon España.

El Samsung Galaxy S8 (EUR 697) es uno de los smartphones Android más interesantes de este año ya que llega con un cuerpo compacto con una pantalla de 5.8″ (ratio 18.5:9) que apenas tiene marcos laterales. Incorpora unas especificaciones muy potentes gracias a su procesador Exynos 8895, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento y carga inalámbrica.

El LG G6 (749 EUR) es una excelente alternativa ya que también llega con un cuerpo muy compacto y una gran pantalla de 5.7″ con ratio 18:9, que ocupa casi toda la superficie del teléfono. Además, cuenta con unas características bastante potentes — como procesador Snapdragon 821, 4GB de RAM y 32GB de almacenamiento — aunque no tanto como el Sony Xperia XZ Premium.

El Huawei Mate 10 ( EUR 699,00) cuenta con una pantalla de 5.9″ con resolución Full HD rodeada por marcos bastante estrechos, procesador HiSilicon Kirin 970, 4GB de RAM, cámara dual de 12MP+20MP, cámara frontla de 8MP y batería de 4.000 mAh.

El OnePlus 5 (EUR 499) es una gran opción por su menor precio. Cuenta con una pantalla AMOLED de 5.5″, procesador Snapdragon 835, 6GB/8GB de RAM, 64GB/128GB de almacenamiento, cámara trasera dual de 16+20MP, y batería de 3.300 mAh.

Por último, no podemos dejar de hablar del iPhone 8 (EUR 809), que posee un delgado cuerpo de aluminio y cristal, una pantalla de 5,5″ con resolución 1080p y 3DTouch, una CPU/GPU extremadamente potente, carga inalámbrica y una cámara con buen rendimiento.

 

Conclusiones

El Sony Xperia XZ1 llega con un diseño conocido, sin apenas cambios respecto a los modelos anteriores. Su cuerpo rectangular nos recuerda a una “tableta de chocolate”, aunque los laterales poseen cierta curvatura que hacen más agradable el agarre.

La construcción del teléfono es excelente, con un chasis de metal que se siente sólido en la mano y sobre el que no quedan apenas marcadas las huellas dactilares.

El principal inconveniente que encontramos al diseño del Xperia XZ1 es el poco aprovechamiento del espacio.

Casi todos los fabricantes se han unido a la moda de los marcos estrechos rodeando la pantalla, pero Sony sigue fiel a un diseño que, a día de hoy, se ve ya algo anticuado y pide una renovación a gritos.

En mi opinión, Sony debería tomar nota y actualizar el diseño de los smartphones si no quiere quedarse anclado en el pasado.

La pantalla del Sony Xperia XZ1 ofrece una pantalla LCD de 5.2″ con resolución “solo” Full HD, pero esto no debería ser ningún problema ya que la densidad de píxeles es suficientemente alta como para que no se aprecian los píxeles individuales.

En nuestras pruebas, el teléfono cubre sobradamente el gamut sRGB estándar y queda al 90% del gamut Display P3, que es el utilizado habitualmente en la industria del cine ya que ofrece un rango de colores más amplio.

La fidelidad de los colores de la pantalla es excelente, especialmente en el modo Profesional, y el brillo máximo también es bastante elevado, aunque queda por debajo de algunos otros smartphones de gama alta. El panel es compatible con HDR, por lo que podrás disfrutar de contenidos de Netflix y otros proveedores con alto rango dinámico.

 

El Sony Xperia XZ1 cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 835 y 4GB de RAM, por lo que no podemos pedir mucho más en cuanto a potencia — quizás más memoria RAM, pero no hemos detectado que se quede corto en este aspecto.

El teléfono ha obtenido unos resultados excelentes en las pruebas de rendimiento de CPU y en las pruebas que exprimen el chip gráfico, donde además la menor resolución de su pantalla ayuda a que todo se mueva con aún más fluidez.

Con la herramienta GameBench, hemos medido tasas altas y estables de FPS en juegos 3D como Asphalt Xtreme, Dead Effect 2 y Afterpulse, por lo que si te justa jugar, el Xperia XZ1 es una gran opción.

En el día a día, no tengo ninguna queja sobre el rendimiento del Xperia XZ1, que mueve con suavidad las apps comunes — como WhatsApp, Twitter, Spotify, Facebook, Instagram, Google Maps, etc. — y no tiene ningún problema con la multi-tarea.

El Xperia XZ1 llega con 64GB de almacenamiento, que puede ser ampliado mediante micro-SD.

Lamentablemente, la tarjeta no puede ser formateada como almacenamiento interna ya que no está activa la funcionalidad Adoptable Storage de Android.

La batería del Xperia XZ1 es de 2.700 mAh, una cantidad que a priori no parece demasiado grande para una pantalla de 5.2″.

Por suerte, las optimizaciones de Android 8.0 unidas a la eficiencia del procesador han permitido al Xperia XZ1 ofrecer una buena autonomía.

La prueba PCMark centrada en la autonomía ha arrojado unos resultados buenos, aunque no tan altos como otros smartphones.

En el día a día, la autonomía del Xperia XZ1 es buena. Además, Sony incorpora los modos de ahorro de energía Stamina que extienden la duración de la batería a costa de prescindir de ciertas funcionalidades.

En el aspecto fotográfico, Sony sigue sin dar el salto a las cámaras duales. El Xperia XZ1 llega con único sensor Exmor RS de 19MP de tamaño 1/2.3″ acompañado por una lente con apertura f/2.0 y sin estabilización óptica.

Como suele pasar con las cámaras de los smartphones Xperia, eel Xperia XZ1 es capaz de tomar fotografías muy nítidas en condiciones de buena luz pero su rendimiento flaquea en condiciones de poca luz.

El tratamiento de reducción de ruido es bastante agresivo — posiblemente a causa del pequeño tamaño de píxel (por la gran resolución del sensor), la ausencia de estabilización óptica y la limitada apertura — y esto hace perder detalle de la imagen.

Además de la grabación de vídeo en cámara super-lenta (960 fps), que ya vimos en el Xperia XZ Premium, el Xperia XZ1 cuenta con una aplicación llamada Creador 3D que permite utilizar la cámara para captar modelos 3D de caras, cabezas, objetos y comida.

El proceso de escaneo 3D lleva menos de un minuto, aunque no siempre se consigue un buen modelado al primer intento. El resultado es bueno si queremos utilizarlo para personalizar el fondo de pantalla (¡urgh!), pasar el rato creando escenas con curiosos personajes en Realidad Aumentada o, en un futuro, exportarlo a la PlayStation 4 para personalizar nuestro avatar. Ahora bien, el modelo tridimensional en sí mismo no es demasiado detallado si lo que pretendemos es imprimirlo en 3D.

 

Sony incorpora el lector de huella dactilar en el botón lateral de encendido, una posición que me gusta bastante ya que resulta cómodo desbloquear la pantalla al sostenerlo en la mano o incluso estando apoyado sobre la mesa.

El Sony Xperia XZ1 es de los primeros smartphones que llega con Android 8.0 Oreo y, por encima, incorpora la capa de software propia de Sony. Esta capa de software posee un diseño elegante, no introduce grandes cambios respecto a la estética de Android y ofrece algunas funcionalidades interesantes.

Por ejemplo, al arrastrar la pantalla hacia abajo accedemos a un buscador rápido de aplicaciones por nombre. Esta forma de localizar una app es más rápida que buscarla en el cajón de aplicaciones.

Otras mejoras destacables que ha introducido Sony son el modo Stamina, que permite controlar el consumo de batería, el gestor de temas para personalizar el aspecto y las funcionalidades que incorporan las apps multimedia: descarga de carátulas, ajustes de sonido, etc.

El Sony Xperia XZ1 llega con altavoces frontales estéreo, algo que no encontramos habitualmente en otros teléfonos y que resulta muy útil a la hora de jugar o ver películas.

El Sony Xperia XZ1 está a la venta por EUR 699 en la tienda Sony, pero puedes encontrarlo por algo menos en tiendas online como Amazon España.

Lo mejor:

  • Construcción de alta calidad con materiales sofisticados
  • Pantalla con excelente fidelidad del color, buen brillo máximo y tecnología HDR
  • Almacenamiento interno de 64GB ampliable mediante micro-SD.
  • Lector de huella dactilar cómodo y rápido a la hora de desbloquear el teléfono
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias a una capa de personalización ligera de Android y unas especificaciones hardware muy potentes.
  • Funcionalidades software interesantes por encima de Android: modo Stamina, búsqueda rápida, descarga de carátulas de discos, ajustes de sonido, etc.
  • Batería con tecnología Qnovo, que aguanta más ciclos de carga antes de deteriorar su capacidad
  • Altavoces frontales estéreo encima y debajo de la pantalla. Conector de auriculares de 3.5mm. Buena experiencia de sonido con auriculares.
  • Cámara trasera de 19MP capaz de capturar imágenes nítidas en condiciones de buena luz y con posibilidades de control manual. Botón físico de cámara.
  • Funcionalidad de cámara super-lenta a 960 fps y creador 3D, aunque ambas son más una curiosidad que una utilidad real.
  • Cámara frontal de 13MP, especialmente indicada para los amantes de los selfies
  • Resistencia IP68 al agua y el polvo
Lo peor:
  • Marcos frontales superior e inferior muy anchos, lo que produce que el tamaño del teléfono sea superior a lo que cabría esperar por su tamaño de pantalla
  • No se muestran las notificaciones con la pantalla apagada (sin “pantalla siempre activa”) ni se enciende la pantalla con un doble toque
  • El ajuste de brillo automático va dando “pequeños saltitos” perceptibles a la vista
  • Autonomía correcta pero por debajo de otros smartphones estrella
  • Rendimiento de la cámara trasera mejorable al tomar fotografías con poca luz
  • Sin radio FM ni emisor de infrarrojos
Nota: El teléfono Sony Xperia XZ1 ha sido cedido amablemente por Sony para la realización de este análisis.

Ir a página