Análisis del Xiaomi Mi 8 a fondo y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página :

Hardware y rendimiento

El Xiaomi Mi 8 cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 845, que consta de cuatro núcleos Kryo 385 a 2.7 GHz y cuatro núcleos Kryo 385 a 1.7GHz, así como una GPU Adreno 630.

Este procesador ha sido fabricado en un proceso de 10 nm muy eficiente en cuanto a consumo de energía, aunque ya están empezando a llegar los procesadores de 7 nm,  como el Kirin 980 o el Apple A12 Bionic.

El Xiaomi Mi 8 llega  en una única variante con 6 GB de RAM, una cantidad más que suficiente para garantizar una excelente experiencia de multi-tarea. Si bien es cierto que existen modelos con 8GB de RAM, en la práctica no creemos que haya mucha diferencia entre 6 y 8 GB de RAM.

A continuación vamos a revisar los resultados que obtiene el Xiaomi Mi 8 en los benchmarks.

El Xiaomi Mi 8 obtiene unos resultados excelentes en los benchmarks

 

En el benchmark AnTuTu v7 ha dado un resultado de 286.577 puntos, una puntuación extremadamente alta que supera a prácticamente cualquier smartphone de gama alta anterior.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 2.396/8.657 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados excelentes.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados muy altos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura, a la altura de otros grandes smartphones..

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido también una puntuación espectacular de 8.256 puntos, por encima de cualquier otro smartphone que hayamos probado a día de hoy.

 

El Xiaomi Mi 8 ha obtenido unos resultados muy buenos en todas las pruebas, como cabía de esperar dado que cuenta con uno de los procesadores más potentes que podemos encontrar en un smartphone Android a día de hoy.

Aunque los benchmarks no siempre reflejan el comportamiento en la vida real, en el día a día el Xiaomi Mi 8 se mueve con total suavidad a la hora de mover la interfaz o apps como WhatsApp, Instagram, Twitter, Facebook, Google Maps, Chrome y otras.

Tampoco he tenido problemas con la multi-tarea, ya que el Xiaomi Mi 8 es capaz de ejecutar varias aplicaciones a la vez sin que notes ningún signo de lentitud en el resto de apps que se ejecutan.

El Xiaomi Mi 8 mueve con soltura los juegos más exigentes

 

En cuanto a la potencia gráfica, la GPU Adreno 630 ofrece un 30 por ciento más de rendimiento 3D y un 30 por ciento menos de consumo que la GPU Adreno 540 del Snapdragon 835, por lo que cabe esperar un rendimiento excelente.

A la hora de analizar la potencia gráfica, comenzamos con la prueba SlingShot de 3DMark, donde el teléfono ha obtenido unos resultados buenos.

 

En la prueba GFXBench, el Xiaomi Mi 8 ha logrado unos resultados muy elevados en comparación con otros smartphones.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), el Xiaomi Mi 8 ofrece unos resultados muy elevados.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, el Xiaomi Mi 8 ha obtenido unos resultados magníficos, como cabía esperar ya que la GPU Adreno 630 del Snapdragon 845 es muy potente.

Para comprobar el rendimiento gráfico en juegos 3D, he probado tres títulos 3D exigentes — Asphalt 9, Dead Effect 2 y PUBG  — y, en todos ellos, la experiencia de juego con el Xiaomi Mi 8 ha sido muy suave.

Utilizando el software GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido muy bueno. En los tres juegos obtenemos una tasa estable de prácticamente 30 o 60 fps, sin pérdidas de frames.

JuegoFPS medioEstabilidad FPSMin. FPSMax. FPS%CPU
Asphalt 929100%26318%
Dead Effect 25999%47607%
PUBG2999%22317%

 

Los smartphones de gama alta suelen calentarse bastante bajo situaciones de carga elevada, como a la hora de jugar a títulos 3D exigentes. En el caso del Mi 8, hemos medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de unos 40ºC por la zona de la cámara y el lector de huella.

El Xiaomi Mi 8 incorpora 64 o 128 GB de almacenamiento interno, que lamentablemente no pueden ser ampliados mediante una tarjeta micro-SD. Xiaomi considera que este tipo de tarjetas tienden a fallar y que los usuarios suelen culpar al fabricante del smartphone — en lugar de al fabricante de la tarjeta — por lo que no son muy amigos de incorporarlas.

En el aspecto de conectividad, el Xiaomi Mi 8 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4GHz y a 5GHz, Bluetooth 5.0, 3G/HSPA+, 4G/LTE y NFC, y emisor de infrarrojos en la parte de arriba, pero carece de radio FM.

Un punto interesante es que el Mi 8 soporta GPS de frencuencia dual, lo que significa que la navegación debería ser más precisa que en otros smartphones.

El compartimento para SIM ofrece espacio para incorporar dos tarjetas nano-SIM, lo que permite llevar dos números diferentes.

El Xiaomi Mi 8 es capaz de operar en incluso en la banda de 800 MHz de 4G/LTE que utilizan algunos operadores en España, por lo que no tendrás problemas de conectividad.

En las pruebas que he realizado, la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G ha sido excelentes.

El Xiaomi Mi 8 alcanzó los 300 Mbps de bajada y 91 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300 Mbps. En la prueba de 4G, se alcanzaron los 42 Mbps de bajada y 5 Mbps de subida con una conexión de Vodafone.

Xiaomi ha incorporado un lector de huella dactilar en la parte de atrás del teléfono que no falla prácticamente nunca y desbloquea el teléfono con gran rapidez — nada más colocar el dedo se desbloquea, sin mostrar siquiera una animación.

El uso de la huella no solamente permite desbloquear el dispositivo sino que permite acceder a un segundo espacio privado y proteger el acceso a determinadas aplicaciones, como veremos más adelante.

El Xiaomi Mi 8 llega con un sistema de reconocimiento facial avanzado 3D pero, sorprendentemente, no está activo en todas las regiones, por lo que en España no podemos utilizarlo.

No obstante, si eres de a los que no les importa saltarse las normas, quizás quieras probar a cambiar la región a, por ejemplo, Hong Kong, para poder utilizar este sistema. Nosotros lo hemos hecho y hemos comprobado que el sistema de reconocimiento facial funciona de manera rápida y fiable, incluso en la oscuridad.

El lector de huella del Xiaomi Mi 8 funciona de forma rápida y fiable

 

Batería

La batería del Xiaomi Mi 8 posee una capacidad de 3.400 mAh. Se trata de una capacidad correcta para una pantalla de 6.2″.

 

En la prueba de batería de PCMark Work 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado excelente de 8 horas y 35 minutos. Este resultado se encuentra entre los más altos que hemos obtenido con otros smartphones de gama alta, como se puede apreciar en la siguiente comparativa.

 

En la práctica, la autonomía del Xiaomi Mi 8 es buena y no hemos tenido ningún problema en llegar al final del día con una buena cantidad de batería libre.

El Xiaomi Mi 8 cuenta con un modo de ahorro de batería que, si está activado, monitoriza los procesos en segundo plano y desactiva la sincronización cuando la batería cae por debajo del 60%. También es posible programar el apagado y encendido de este modo de ahorro a determinada hora.

Además, MIUI identifica automáticamente las aplicaciones y procesos importantes, y desactiva aquellos que no lo son cuando bloqueamos el teléfono.

Esto significa que, en ocasiones, es posible que alguna app con actividad en segundo sea cerrada automáticamente por el sistema. En teoría, es posible solucionar este problema seleccionando aquellas apps individuales sobre las que el economizador de batería no debe actuar en ningún caso pero incluso con esta opción, aplicaciones como Dropbox han dejado de funcionar en segundo plano.

El Xiaomi Mi 8 cuenta con carga rápida Quick Charge 4+, si bien el cargador incluido en la caja es de 18W compatible con QuickCharge 3.0.  El Xiaomi Mi 8 se carga por completo en tan solo 1 hora y 35 minutos utilizando el cargador que viene en la caja.

Como podemos apreciar en la gráfica, la carga es más rápida hasta el 80 por ciento y se ralentiza ligeramente al final. El 50 por ciento de la carga se alcanza en media hora.

 

Xiaomi no ha dotado al Mi 8 de carga inalámbrica, algo que cada vez se va extendiendo más entre los fabricantes de gama alta.

Ir a página :