Análisis del Xiaomi Mi 8 a fondo y opinión


🎁 ¡Sorteo! Gana un Huawei P20, un Huawei P Smart+ o un WD MyCloud Home 2TB [ Participar ]

Ir a página :

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del Mi 8.
En el evento de lanzamiento de Xiaomi de finales de mayo, la compañía anunció tres nuevos smartphones de la serie de gama alta Mi: un modelo convencional Mi 8, un modelo con especificaciones recortadas Mi 8 SE y un modelo más innovador Mi 8 Explorer Edition con cubierta pseudo-transparente y  lector de huella en pantalla.

El modelo convencional Mi 8 que analizamos hoy posee unas especificaciones  potentes a un precio bastante reducido, aunque como veremos carece de algunas de las funcionalidades que ofrecen otros smartphones de gama alta más caros como la resistencia al agua o la carga inalámbrica, entre otros.

El Xiaomi Mi 8 llega con un cuerpo de metal y cristal, pantalla AMOLED Full HD+ de 6.21″, procesador Snapdragon 845, 6GB de RAM LPDDR4, 64/128GB de almacenamiento, cámara dual de 12MP, cámara frontal de 20MP y batería de 3.400 mAh.

El Xiaomi Mi 8 está a la venta oficialmente en España por 499 € (64GB) / 549 € (128GB) pero puedes encontrarlo por 450 € (64 GB) / 468 € (128 GB) en tiendas online como Amazon.

Hemos tenido oportunidad de probar el Xiaomi Mi 8 durante un tiempo, lo que nos ha permitido probar a fondo todas sus funcionalidades. A continuación, os contamos nuestras impresiones.

Índice de páginas

  1. Diseño y Pantalla
  2. Hardware y Batería
  3. Software y Multimedia
  4. Cámara y Llamadas
  5. Precio y Conclusiones

 

Diseño

Xiaomi parece tener una especial predilección por imitar los diseños de Apple ya que el Xiaomi Mi 8 guarda un parecido bastante notable con el iPhone X del año pasado (y por tanto también con el iPhone XS de este año).

El frontal del Mi 8 está dominado por una gran pantalla que, como muchos otros smartphones de este año, cuenta con una muesca en la zona superior.

En este caso la muesca es bastante grande, de un tamaño similar a la del iPhone X, ya que el Xiaomi Mi 8 ha incorporado un sistema avanzado de reconocimiento facial que va más allá de la simple cámara frontal. Sin embargo, como comentaremos más adelante, este sistema no está activo en todas las regiones.

Si la idea de la muesca no te acaba de convencer, quizás te consuele saber que puedes ocultarla mediante una opción que oscurece el área de la pantalla alrededor de la misma. Como la pantalla es OLED, los píxeles se apagan por completo y el resultado es bastante bueno.

Las esquinas de la pantalla están redondeadas y poseen una curvatura similar a la de las esquinas del teléfono.

Debajo de la pantalla encontramos un pequeño marco a modo de “barbilla”, que está libre de cualquier elemento. Nos hubiera gustado más que este marco no estuviera presente pero, a día de hoy, solo Apple ha conseguido librarse de él.

Todo el contorno del teléfono está rodeado por un marco de aluminio serie 7.000, que es un 60% más resistente que las aleaciones habituales y a la vez muy ligero. En la variante de color negro que hemos probado hay cuatro líneas de antena en los marcos superior e inferior, pero apenas son visibles ya que son del mismo color que el metal.

La parte de atrás del Xiaomi Mi 8 está hecha de cristal que se curva en los laterales, dando la sensación de que el teléfono es más estrecho de lo que ya es. La parte de atrás, igual que la de delante, está protegida por Gorilla Glass 5 que, si bien no es la versión más reciente de esta protección, garantiza una buena resistencia.

 

La cámara trasera está ubicada en una esquina y guarda un gran parecido con — nunca lo adivinarías — la del iPhone X. Al igual que la de este, sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, lo que hace que el teléfono baile al tocar la pantalla mientras está apoyado sobre la mesa.

La parte de atrás también alberga el lector de huella dactilar, que está colocado en una posición bastante cómoda de alcanzar con el dedo. Ahora bien, como todos los smartphones con lector de huella trasero, resulta algo incómodo desbloquear el teléfono estando apoyado sobre una mesa.

El acabado de la parte de atrás en cristal totalmente liso hace que resulte algo resbaladizo en la mano, por lo que si eres de los que se les cae el teléfono de vez en cuando, deberás extremar las precauciones. En la sesión de fotografías que hice al teléfono para este análisis, fue bastante habitual que se resbalase por la mesa, ligeramente inclinada, sin ni siquiera tocarlo.

 

A continuación vamos a repasar los cuatro lados del smartphone para revisar los botones y conectores que incorpora.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y al lado, un botón alargado de volumen. Ambos botones se distinguen bien al tacto, por lo que no tenemos ningún problema en pulsar sobre uno u otro sin mirarlo.

 

En el lateral izquierdo encontramos el compartimento que oculta la ranura para las dos tarjetas nano-SIM.

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con el micrófono de cancelación de ruido.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector USB Tipo-C y el altavoz. Aunque hay cuatro orificios a cada lazo del conector USB Tipo-C, en realidad el altavoz se encuentra solo a uno de los lados.

 

El Xiaomi Mi 8 es un dispositivo bastante delgado y ligero con tan solo 7.6 mm de grosor y un peso 175 gramos. El teléfono está disponible en varios colores – blanco, negro y azul – y nosotros hemos probado el modelo en color negro, como se puede apreciar en las fotografías.

El acabado en cristal hace que las huellas queden marcadas con bastante facilidad en la parte de atrás, por lo que tendrás que acostumbrarte a limpiarlo de vez en cuando.

Xiaomi no ha dotado al Mi 8 de ninguna protección frente al agua, por lo que debemos tener cuidado para no sumergir el smartphone.

Pantalla

El Xiaomi Mi 8 cuenta con un panel AMOLED de 6.2″ con resolución Full HD+ (2248 x 1080 píxeles) y un ratio de aspecto alargado (18.7:9),  lo que implica una densidad de píxeles de 402 ppp. Además, como ya hemos comentado, tanto la pantalla como el cristal de la parte posterior están protegidos por Gorilla Glass 5.

Habrá quienes echen de menos un panel con resolución superior, como QHD (2.560 x 1.440 píxeles) pero la realidad es que, aún con este tamaño de pantalla, la nitidez que ofrece un panel Full HD+ es más que suficiente. Sin ir más lejos, el Samsung Galaxy S9+ con el mismo tamaño de pantalla de 6.2″ muestra por defecto una resolución Full HD+ en lugar de QHD+ para reducir el consumo de batería.

La única aplicación para la que podemos echar de menos un panel con mayor resolución es si pensamos acoplar un casco de Realidad Virtual, pero a día de hoy su uso no está demasiado extendido.

La matriz de sub-píxeles del Xiaomi Mi 8 es de tipo Pentile, como es habitual en los paneles AMOLED. En este tipo de pantallas, los sub-píxeles rojo, verde y azul se disponen en formas geométricas — en rombo en este caso — en lugar de estar uno a continuación de otro de forma alineada como ocurre en los paneles RGB.

Matriz Pentile de la pantalla del Xiaomi Mi 8

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

Según nuestras propias mediciones, el brillo máximo se encuentra alrededor de los 434 nits en el modo de brillo manual, pero aumenta hasta 568 nits cuando activamos el modo de brillo automático y nos encontramos bajo una luz intensa como el sol.

Este valor máximo es bastante alto pero queda por debajo de algunos smartpohnes de gama alta, como se puede apreciar en la siguiente gráfica. En todo caso, con este brillo no tendremos problemas para usar la pantalla incluso a plena luz del día.

 

El color negro es muy profundo, hasta el punto de que nuestro colorímetro ha sido incapaz de medir ningún nivel de brillo. Esto significa que el color negro es realmente negro y que el contraste es, teóricamente, infinito (Xiaomi habla de 60.000:1 en su página web). Una ventaja de un color negro tan profundo es que, al ver una película, las franjas negras alrededor de la imagen se ven completamente negras.

El Xiaomi Mi 8 ofrece un ajuste de pantalla llamado contraste que permite controlar el gamut de color al que apunta la pantalla y la temperatura de color de la misma.

En el modo de contraste alto, que es el que cubre el gamut más amplio, el Xiaomi Mi 8 supera con creces el espacio de color sRGB, que es al que cualquier smartphone debería aspirar como mínimo para ofrecer una buena fidelidad de color en apps y juegos convencionales.

La gama cromática de la pantalla del Xiaomi Mi 8 no se queda en sRGB sino que llega a cubrir incluso el 100% del espacio de color más amplio DCI-P3, que es utilizado en la industria cinematográfica. En este aspecto, el gamut de color mostrado por el Mi 8 está a la altura de otros pesos pesados como el Samsung Galaxy S9 y iPhone XS.

En cuanto a la fidelidad de los colores, en el modo de contraste predefinido, que es el más cercano a la realidad, la fidelidad de los colores mostrados por la pantalla del Mi 8 es excelente con un error medio de 2 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable) y un error máximo de 4 dE.

Ahora bien, por defecto, el Mi 8 viene configurado en el modo de contraste automático, que produce una fidelidad de color algo peor, con un error medio de 4 dE. Por tanto, si valoras que los colores que se muestran en la pantalla sean los que deberían ser, te aconsejamos que pases del modo de contraste automático al modo predefinido.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 6.830 ºK, bastante cercana al nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que la pantalla solo tiene un cierto tinte de color azul.

Este sesgo hacia el color azul es algo que posiblemente Xiaomi ha hecho a propósito ya que los usuarios suelen preferir una pantalla con un tono ligeramente azulado a una pantalla anaranjada, ya que eso último se asocia con algo antiguo. En todo caso, el Xiaomi Mi 8 ofrece algunas opciones para ajustar la temperatura de color de la pantalla y por tanto puedes regularla a tu gusto.

Los ángulos de visión de la pantalla del Xiaomi Mi 8 son más estrechos que en otros smartphones de gama alta. Basta con girar el teléfono 45 grados para que aparezcan en la pantalla franjas de color que se intensifican conforme seguimos girando la pantalla hasta los 90 grados.

Una característica interesante de la pantalla del Xiaomi Mi 8 es el Modo Siempre Activo que hace que el teléfono muestre la hora, la fecha y mensajes cuando la pantalla está apagada. Lamentablemente no se muestra ninguna otra información.

El Xiaomi Mi 8 cuenta con una funcionalidad llamada Modo Lectura que viene a ser un filtro de luz azul que reduce la fatiga ocular limitando la cantidad de luz azul que emite la pantalla. Es posible controlar la cantidad de luz azul que se filtra y programar el encendido automático a determinadas horas o coincidiendo con la puesta de sol.

Por último, el Xiaomi Mi 8 ofrece un Modo Nocturno que reduce el nivel de brillo en condiciones de poca luz. Es posible seleccionar el nivel de brillo del modo nocturno, así como la temperatura de color.

Ir a página :