Quitar este panel

Análisis de Xiaomi Mi A1 a fondo y opinión

🌴 ¡Oferta Veranito!Consigue Windows 10 Pro por tan solo 12,43€ y más ofertas [ Cupones ]

¿No quieres leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado de Xiaomi Mi A1.

El pasado mes de noviembre, Xiaomi expandió su marca a nivel global, siendo España el primer país europeo en el que la compañía desembarcó de manera oficial. Desde aquel anuncio, ha habido un producto que ha acaparado gran parte de la atención de los amantes de Android en España: Xiaomi Mi A1.

Conocido por ser el primer smartphone de Xiaomi con Android One, el dispositivo es fruto de la colaboración entre Google y Xiaomi para ofrecer un smartphone Xiaomi con Android puro. Es tal el éxito que ha tenido que, durante muchas semanas, ha liderado la lista de smartphones más vendidos de Amazon.

El Xiaomi Mi A1 cuenta con una pantalla de 5.5″ con ratio de aspecto 16:9, resolución Full HD, procesador Snapdragon 625, 4GB de RAM, 32 o 64GB de almacenamiento interno (ampliable con tarjeta micro-SD), doble cámara trasera de 12 MP (teleobjetivo + gran angular), cámara delantera de 5 MP y batería de 3080 mAh.

El Xiaomi Mi A1 está a la venta en España a un precio oficial de 209€ en su versión 4GB de RAM y 32 GB almacenamiento, y 229€ para su versión 4GB de RAM y 64GB almacenamiento. Este terminal se puede comprar tanto en su web oficial como en plataformas colaboradoras como Amazon.

Tras varias semanas de uso, os presentamos nuestro análisis en profundidad de este smartphone.

Índice de páginas

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware y Batería
  4. Software y Multimedia
  5. Cámara y Llamadas
  6. Precio y Conclusiones


Diseño y construcción

En un mercado que ha sufrido un avance tan gigantesco en los últimos años, los smartphones han sido siempre criticados por la similitud de sus diseños, sobre todo en las gamas no premium.

El Xiaomi Mi A1 no destaca por ser un terminal único en diseño, pero posee su aspecto agradable a la vista.

Cuenta con un cuerpo metálico, que produce una sensación agradable en la mano ya que no se nota grande, pesado o resbaladizo.

Los marcos que rodean la pantalla por encima y por debajo son más anchos de lo que nos gustaría, pero al menos Xiaomi ha aprovechado el marco inferior colocando allí los botones capacitivos para que no ocupen espacio en la pantalla.

En el marco superior, además de los sensores, altavoz y cámara frontal, Xiaomi ha incluido un LED de notificaciones, algo que resulta útil para muchos usuarios pero que muchos fabricantes no incluyen.

Los marcos a los lados de la pantalla tienen un grosor adecuado, en línea con otros smartphones, aunque también hay margen de mejora.

La pantalla de Xiaomi Mi A1 posee un ratio tradicional 16:9, por lo que el teléfono mantiene un aspecto clásico, lejos del diseño más alargado 18:9 que parece que se está imponiendo en todas las gamas de smartphones.

La parte de atrás del Xiaomi Mi A1 ofrece un aspecto atractivo con un diseño minimalista que nos recuerda mucho al del OnePlus 5T, especialmente en el acabado en color negro que hemos probado.

 

 

El Xiaomi Mi A1 posee un chasis metálico resistente y liviano a su vez. La pantalla está protegida por Gorilla Glass 3, que asegura resistencia frente a arañazos. No es la última iteración de esta protección pero debería ser suficiente para mantener el teléfono a salvo de pequeños roces.

El dispositivo es muy delgado ya que cuenta con 7.3 mm de espesor y tiene un peso medio, de 165 gramos, que no parecen notarse con el terminal en la mano. Sus bordes son redondeados, por lo que resulta cómodo de sujetar incluso al hacer fuerza en la mano.

El Xiaomi Mi A1 se comercializa en una amplia variedad de colores. La parte de atrás está disponible en rojo, dorado, negro y rosa; mientras que en la parte delantera encontraremos color negro si escogemos la versión roja o negra, y color blanco si escogemos la versión dorada o rosa.

A continuación, vamos a revisar los elementos que encontramos en la superficie del teléfono.

La parte delantera de Xiaomi Mi A1 está ocupada principalmente por la pantalla y los botones capacitivos.

Como ya hemos comentado, la pantalla está rodeada por unos marcos bastante generosos encima y debajo de la pantalla.

Encima de la pantalla podemos encontrar la cámara frontal, el auricular del oído, los sensores de iluminación y proximidad y el LED de notificaciones.

En la parte inferior encontramos los botones capacitivos de Menú, Inicio y Atrás, que normalmente permanecen ocultos pero se iluminan al encender la pantalla.

Nos hubiera gustado ver un diseño con marcos más estrechos y sin botones capacitivos, como ya es habitual en todos los smartphones que Google ha lanzado.

Cabe destacar que, a diferencia de la mayoría de terminales de Xiaomi hasta el momento, el lector de huella dactilar no se encuentra en la parte frontal sino en la parte de atrás.

En la parte trasera encontramos un diseño muy plano y, debido a la construcción unibody, no tenemos acceso a la batería.

En la esquina superior izquierda encontramos el flash de doble tono y, justo al lado, la doble cámara.

La cámara trasera sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, por lo que no tenemos la certeza de que no se pueda rayar si la apoyamos mucho de ese lado.

En la mitad superior de la cubierta trasera encontramos el sensor de huellas, que posee un tamaño adecuado y está ligeramente hundido.

Si nos desplazamos un poco más abajo, podemos encontrar el logotipo de Xiaomi, apenas visible, y un poco más abajo el logotipo de Android One, que también se confunde con el color negro.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, encima de este botón, el control de volumen, de una sola pieza y alargado. Ambos botones presentan una buena sensación al tacto y un recorrido suficiente.

 

En el lateral izquierdo solamente encontramos la ranura para la tarjeta nano-SIM y micro-SD.

 

La parte superior del teléfono cuenta con un micrófono y el emisor de infrarrojos.

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C en el centro. Al lado izquierdo encontramos el puerto de auriculares de 3.5mm y el micrófono de llamadas y grabación de vídeo, y al lado derecho, se encuentra el altavoz principal.

 

El acabado mate de este dispositivo hace que las huellas dactilares no queden apenas marcadas en la superficie, por lo que no tendrás que pasar el tiempo limpiando la superficie como en otros dispositivos construidos en cristal o con un acabado brillante.

Lamentablemente, el Xiaomi Mi A1 no es resistente a inmersiones (en este rango de precios, ninguno lo es), por lo que debemos tener precaución para que no se caiga al agua.

Pantalla

El Xiaomi Mi A1 posee una generosa pantalla de 5,5″ con panel IPS LTPS y un ratio tradicional 16:9.

La resolución de la pantalla es Full HD (1920 x 1080 píxeles), lo que implica una elevada densidad de píxeles elevada de 403 ppp. La pantalla del Xiaomi Mi A1 resulta muy nítida y los píxeles individuales son indistinguibles.

Al tratarse de una pantalla LCD, la matriz de sub-píxeles es de tipo RGB. Esto quiere decir que cada píxel está formado por tres sub-píxeles rojo, verde y azul, colocados en una hilera.

Matriz RGB del panel LCD de Xiaomi Mi A1

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

La fidelidad de color resulta ser bastante buena para un smartphone de esta categoría ya que el error medio se sitúa en 4.2 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable) y el error máximo resulta ser 8.1 dE.

La pantalla cubre el 98% del espacio de color sRGB estándar de Android y la temperatura de color resulta ser 7901ºK, lo que implica un tinte azulado visible en apps con fondo de color blanco. Lamentablemente Xiaomi no ha incluido ninguna opción para ajustar la temperatura de color manualmente. El valor de gamma, 2.3, es bastante bueno.

 

 

El brillo máximo de Xiaomi Mi A1 se encuentra alrededor de 430 nits según nuestras propias mediciones, que es un valor de brillo bastante escaso incluso para un smartphone de esta categoría de precios. Además, a diferencia de otros smartphones, el brillo no se incrementa bajo una luz intensa si establecemos el control de brillo en automático.

 

El color negro es relativamente oscuro para una pantalla LCD (0,3 nits), aunque queda lejos de los colores negros puros que ofrecen las pantallas OLED. El contraste no es excesivamente alto, ya que se queda en 1.243:1.

Los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo, pero sí que se nota una reducción en el nivel de brillo.

Hardware

Xiaomi Mi A1 cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 625, que viene acompañado por 4GB de RAM.

El Snapdragon 625 fue anunciado en febrero de 2016, así que es un procesador algo antiguo, pero ha resultado ser muy popular entre terminales de gama media como el Moto Z Play, Huawei Nova Plus o Moto G5s Plus, por citar algunos.

Este chip cuenta con ocho núcleos Cortex-A53 a 2.0GHz y una GPU Adreno 506, y está fabricado en un proceso bastante eficiente de 14nm. El Snapdragon 625 fue uno de los primeros chips que incorporó un ISP dual capaz de manejar una cámara de 24MP o dos cámaras de 13MP cada una.

Los 4GB de RAM del Xiaomi Mi A1 ser suficientes para un smartphone de estas características, por lo que cabe esperar una buena experiencia de multi-tarea.

A continuación, os presentamos los resultados del teléfono en diversos benchmarks, lo que nos da una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

El rendimiento del Xiaomi Mi A1 es superior a otros smartphones de gama media

 

En el benchmark AnTuTu v7, ha dado un resultado de 77.686 puntos. Dado que la versión 7 de AnTuTu es bastante reciente y las puntuaciones no son comparables con las versiones anteriores, no tenemos todavía muchos datos con los que comparar.

A modo de ejemplo, BlackBerry KEYone que llega con un hardware similar (procesador Snapdragon 625, 4GB de RAM) obtuvo una puntuación similar.

 

En los tests de velocidad de lectura y escritura de datos en el almacenamiento interno con Androbench, el teléfono obtiene unos resultados excelentes.

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 4.944 puntos, un valor que es alto frente a otros terminales de gama media.

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados basante elevados.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados buenos, superiores a otros teléfonos de gama media.

 

Los resultados de los benchmarks revelan que Xiaomi Mi A1 es un smartphone de gama media bastante potente, que supera a un gran número de smartphones de precio similar o, en algunos casos, incluso superior.

En el día a día, el Xiaomi Mi A1 ofrece un buen rendimiento y, en general, no he encontrado problemas de lentitud al utilizar apps habituales como WhatsApp, Twitter, Facebook, Google Maps, etc. aunque se nota que las apps pesadas cargan más despacio que en otros smartphones de gama alta.

También he notado que, en ciertas ocasiones, el smartphone se salta los 16ms de refresco en actividad, por lo que no se siente tan fluido como otros smartphones de gama superior.

 

En el apartado gráfico, la GPU ha arrojado unos resultados excelentes para un teléfono de este rango de precio.

He probado tres juegos exigentes — Asphalt Xtreme, Dead Effect 2 y Dead Trigger 2 — y los tres se han movido con fluidez.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido bueno, con tasas de imágenes por segundo estables por encima de 30 fps.

JuegoFPS medioEstabilidad FPS%GPU%CPU
Asphalt Xtreme30100%N/D9%
Dead Effect 24197%N/D15%
Dead Trigger 230100%N/D14%


El Xiaomi Mi A1 llega en dos variantes con 32 o 64 GB de almacenamiento, una cantidad que se puede llenar fácilmente si grabas vídeos en resolución 4K, que es una de las capacidades de este smartphone. Por suerte, cuenta con una ranura para poder introducir una tarjeta micro-SD de hasta 128GB y ampliar así el almacenamiento.

En el aspecto de conectividad, el Xiaomi Mi A1 es compatible con WiFi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4 GHz y 5 GHz. También soporta Bluetooth 4.2, 3G/HSPA+, 4G/LTE.

El xiaomi Mi A1 carece de radio FM y chip NFC, dos ausencias que para algunos usuarios pueden ser importantes, aunque en el caso de la radio existe una forma de activar la radio bastante sencilla.

La conectividad 4G es Cat.6, por lo que puede alcanzar velocidades máximas teóricas de 300 Mbps de descarga y 50 Mbps de subida.

Hemos realizado algunas pruebas de velocidad de conexión tanto por red móvil 4G como por WiFi.

El Xiaomi Mi A1 ha alcanzado los 251 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30.

En la prueba de 4G, se alcanzaron los 5 Mbps de bajada y 4 Mbps de subida con una conexión de Movistar. Estos valores son un poco bajos pero la cobertura no era demasiado buena en el lugar de las pruebas.

El Xiaomi Mi A1 cuenta con un lector de huella dactilar en la parte trasera, que está colocado en una posición idónea y permite desbloquear el teléfono simplemente colocando el dedo sobre el lector incluso con la pantalla apagada.

Además, y debido al soporte de Google nativo, podemos contar con gestos en el sensor de huellas, como ya tienen el Google Pixel 2 XL y el OnePlus 5T entre otros. Uno de estos gestos es el que permite subir y bajar el panel de notificaciones.

En mis pruebas, el reconocimiento de huella ha funcionado de forma fiable y el desbloqueo es muy rápido.


Batería

La batería de Xiaomi Mi A1 posee una capacidad de 3.080 mAh, una capacidad que a priori no parece muy elevada, pero que debería ofrecer una buena autonomía gracias al procesador que incorpora.

 

En la prueba de batería Work Battery Life 2.0 de PCMark, el teléfono ha dado un resultado de 7 horas y 50 minutos, que está en la media de lo que solemos encontrar en smartphones de gama media.

 

En el día a día, la autonomía de Xiaomi Mi A1 es buena y no deberíamos tener problema en llegar al final del día con un uso moderado.

El Xiaomi Mi A1 cuenta con carga rápida QuickCharge 3.0 y, en nuestras pruebas, el proceso de carga completo ha tardado un total de 2 horas con un cargador rápido, lo cual no es excesivamente rápido.

Como puede apreciarse en la gráfica, el proceso de carga es más rápido hasta el 90 por ciento y se ralentiza durante el 10 por ciento restante.

El Xiaomi Mi A1 tarda 2 horas en cargar la batería por completo

 

El Xiaomi Mi A1 no cuenta con carga inalámbrica, algo que empieza a popularizarse pero solamente entre los teléfonos de gama alta.

Interfaz y aplicaciones

El Xiaomi Mi A1 corre Android 8.0 Oreo bajo el programa Android One. Este programa surgió en 2014 para facilitar que dispositivos con especificaciones modestas pudieran ejecutar Android de forma fluida.

Google obliga a los fabricantes que se adhieren al programa Android One a no tocar prácticamente nada del sistema operativo, salvo aspectos propios del hardware del teléfono como la app de cámara.

El resultado es que la experiencia de uso de Android One es similar a la de Android puro.

En el caso del Xiaomi Mi A1, nos encontramos ante un Android prácticamente puro, excepto por tres aplicaciones: Mi Community, Comentarios y Mi Remote.

Mi Community nos da acceso a la comunidad de usuarios de Xiaomi, que siempre se ha caracterizado por ser bastante activa. Además, la compañía organiza bastantes eventos en grandes ciudades si vives en una de ellas.

Comentarios permite enviar informes de problemas o sugerencias a la compañía sobre el Mi A1.

Por último, Mi Remote es una app que permite configurar el emisor de infrarrojos para controlar nuestros aparatos electrónicos desde el propio smartphone.

En teoría, los smartphones con Android One son más fáciles de actualizar ya que la ausencia de una capa de personalización y aplicaciones de terceros hace que las labores de adaptación sean mínimas.

Aún con todo, el Xiaomi Mi A1 todavía no corre Android 8.1, lo cual es una decepción dado que fue lanzado en diciembre de 2017.


Multimedia

El Xiaomi Mi A1 cuenta con un único altavoz, situado en la parte inferior, a un lado del conector USB-C de carga.

El sonido que emite Xiaomi Mi A1 resulta bastante potente y ofrece una riqueza de tonos correcta y un sonido muy nítido, siempre dentro de lo que se puede esperar de un smartphone.

Un inconveniente de que el altavoz se encuentra en la parte inferior es que resulta fácil tapar el sonido con la mano al sostener el teléfono en horizontal.

El teléfono emplea Play Música como reproductor de música por defecto. Play Música permite organizar nuestras canciones por géneros, artistas, álbumes y títulos.

También ofrece un servicio de suscripción de música en streaming similar a Spotify. Otra opción interesante es que permite crear mezclas al instante basadas en las canciones que más te gustan o en tus artistas favoritos.

Tiene soporte de listas de reproducción pero es incapaz de descargar portadas de discos o las letras de las canciones, por citar alguna limitación.

La aplicación de Play Películas permite comprar o alquilar películas para disfrutar de ellas en el teléfono, y la aplicación Fotos muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por álbumes, lugares, fecha, personas y cosas.

En el apartado “cosas” podemos ver fotografías organizadas según elementos que ha identificado Google en las fotos. Por ejemplo, podemos ver fotos donde aparezcan “coches”, “comida” o “pájaros”. Fotos también permite realizar ciertos retoques a la imagen como girar, recortar, aplicar filtros, ajustar la exposición, controlar el contraste, etc.

Otra posibilidad que ofrece Fotos es crear collages y animaciones a partir de fotografías, o crear películas combinando fotografías y vídeos.

 

 

La reproducción de vídeo es buena y el teléfono es capaz de reproducir sin problemas ficheros compatibles con suavidad gracias a su procesador.

He probado a reproducir algunos vídeos 1080p y 4K, en ambos casos codificados tanto con H.264 como en el más moderno y eficiente HEVC, y salvo el vídeo 4K HEVC, el resto se han reproducido con suavidad. Por supuesto, también he podido disfrutar de películas de servicios de streaming como Netflix sin problemas.

Cámara de fotos

El Xiaomi Mi A1 cuenta con dos cámara traseras, siendo ambos sensores de 12 MP. El primer sensor, gran angular, cuenta con una apertura f/2.2, distancia focal de 26mm, y un píxel de tamaño 1.25 µm. El sensor secundario, teleobjetivo (zoom 2X), cuenta con una apertura f/2.6, una distancia focal de 50mm, y un píxel de tamaño 1.0µm.

La cámara de Xiaomi Mi A1 cuenta con enfoque por detección de fase, pero carece de estabilización óptica, por lo que no cabe esperar un gran rendimiento en condiciones de poca luz.

La cámara trasera de Xiaomi Mi A1 cuenta con doble lente

 

La interfaz de la cámara resulta bastante intuitiva de manejar. A la derecha, encontramos los botones de disparo y grabar vídeo, y una miniatura de la última fotografía capturada.

Al lado, encontramos accesos rápidos a filtros, opciones (HHT, Audio, Modo belleza, Cuadrado, Temporizador, Enderezar, Tilt-shift, Panorámica, Manual, Selfie de grupo) y cambio de cámara frontal/trasera. Dentro ya de la propia imagen tenemos un botón para conmutar entre la lente gran angular (1X) y teleobjetivo (2X).

A la izquierda, podemos acceder a los ajustes de flash, HDR y modo Retrato. Si pulsamos sobre una zona de la pantalla, fijamos la exposición y enfoque en ese punto, y podemos ajustar la exposición arrastrando el dedo de forma circular en sentido horario o anti-horario.

La interfaz de la cámara de Xiaomi Mi A1 resulta bastante intuitiva

 

Centrándonos en la calidad de la fotografía, a continuación vamos a analizar algunas fotografías realizadas con este terminal.

En primer lugar, he querido analizar la nitidez de la imagen en condiciones de buena iluminación. En la siguiente imagen podemos apreciar que la cámara del Xiaomi Mi A1 ofrece un elevado nivel de detalle, una buena reproducción de colores y un alto rango dinámico.

Las fotografías captadas por el Xiaomi Mi A1 con buena luz tienen gran calidad

 

A continuación, he puesto una prueba la cámara en una escena nocturna para apreciar el rendimiento del sensor con poca luz.

La calidad de imagen captada por la cámara del Xiaomi Mi A1 en condiciones de poca luz es razonablemente buena para tratarse de un smartphone de precio asequible. Xiaomi ha hecho un buen trabajo a la hora de reducir el ruido manteniendo un nivel de detalle adecuado.

El colorido también es bastante fiel a la realidad, y no presenta un tinte amarillento tan acusado como solemos encontrarnos con otros smartphones.

Por la noche el Xiaomi Mi A1 capta fotografías con una calidad razonable

 

La presencia de cámara doble no solamente permite realizar zoom óptico 2X sin pérdida de calidad, sino que también ofrece la posibilidad de tomar retratos con el fondo desenfocado (el conocido efecto bokeh).

A continuación podemos ver dos ejemplos tomados con el modo de desenfoque activado. Como se puede apreciar, se producen algunos fallos importantes a la hora de distinguir el sujeto del fondo, especialmente en la zona del pelo.

 

Dos ejemplos de fotografías tomadas con el modo Retrato

 

La cámara frontal es de 5MP con apertura f/2.0 y un tamaño de píxel de 1.12μm, y permite grabar vídeo 1080p. Como se puede apreciar en la imagen, la nitidez no es demasiado buena sino que tiende a salir algo borrosa.

IMG_20180213_142042

Las fotografías tomadas con la cámara frontal de Xiaomi Mi A1 son algo borrosas

 

El Xiaomi Mi A1 puede grabar vídeo con resolución 4K a 30 fps aunque los vídeos tienden a quedar bastante temblorosos, ya que este teléfono no cuenta con estabilización óptica (OIS) ni tampoco electrónica (EIS).

Vídeo 4K grabado con la cámara de Xiaomi Mi A1

 

A continuación podéis encontrar una galería de fotografías tomadas con el Xiaomi Mi A1 en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.


Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

Precio y competidores

El Xiaomi Mi A1 está a la venta por un precio de 209 euros en su versión de 32 GB almacenamiento, y 229 euros para su versión de 64GB  de almacenamiento. Este terminal se puede comprar tanto en la web oficial de Xiaomi y en distribuidores como Amazon España.

El Xiaomi Mi A1 se ha convertido en un super-ventas ya que es difícil ofrecer unas especificaciones más potentes a un precio menor.

Por un precio similar, tenemos el Honor 9 Lite (229 euros) con pantalla de 5.65″ con aspecto 18:9 y resolución Full HD+, procesador Kirin 659, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento, cámaras duales de 13MP+2MP tanto en la parte de delante como atrás y batería 3.000 mAh.

Otra opción interesante puede ser el BQ Aquaris VS Plus (219,9 euros) con pantalla de 5.5″ con resolución Full HD, procesador Snapdragon 430, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara trasera de 12MP, cámara frontal de 8MP y batería de 3.400 mAh.


Conclusiones

Estamos acostumbrados a hablar y debatir sobre los terminales más punteros de cada año, pero los terminales asequibles ocupan un espacio muy importante en el mercado. La mayoría de los fabricantes se centran en innovar en sus dispositivos estrella, pero Xiaomi siempre ha prestado una especial atención al segmento más asequible.

Bajo esta idea nace el Xiaomi Mi A1, que junta un hardware bastante potente, dentro de la gama media, con el software de Android más puro posible de la mano de Google.

El Xiaomi Mi A1 es un smartphone que no defrauda, especialmente cuando metemos en la ecuación el precio, que lo hace aún más interesante si cabe.

Un diseño muy atractivo, materiales con buenos acabados, una doble cámara que realiza buenas fotografías, y el software más limpio posible son algunas de las características que definen al Xiaomi Mi A1.

El Xiaomi Mi A1 se mueve con gran rapidez gracias a un software ligero y un hardware potente, aunque en ciertas ocasiones se echa de menos algo más de fluidez. El software es gestionado por Google, lo que a priori debería permitir que se actualice de manera regular y rápida, aunque no está siendo el caso, al menos hasta ahora.

El lector de huellas está en una posición adecuada y funciona de forma eficaz y rápida, además de que  permite usar varios gestos, como por ejemplo el gesto para bajar la barra de notificaciones desplazando el dedo por el sensor.

Los pequeños retoques y ajustes que Xiaomi ha implementado sobre la capa Android One son muy acertados y se limitan al modo retrato en la cámara, una aplicación para mando a distancia, y pequeños cambios que no estorban.

El Xiaomi Mi A1 cuenta con una pantalla IPS LPTS de 5.5″ con resolución Full HD, lo que le otorga una nitidez elevada. La fidelidad de los colores es excelente para un smartphone de esta categoría de precios, aunque el brillo máximo se queda algo escaso.

 

El Xiaomi Mi A1 posee unas especificaciones de gama media, ya que cuenta con un procesador Snapdragon 625, 4GB de RAM y 32 / 64GB de almacenamiento.

Dejando a un lado los benchmarks, el Xiaomi Mi A1 se mueve muy rápido y con una fluidez buena, y no he encontrado problemas de lentitud o parones al utilizar apps frecuentes. Si comparas este terminal con otros de gama alta, notarás una velocidad similar al moverte por la interfaz o las apps, pero se percibe más lento cuando se trata de cargar una aplicación o juego pesado o cambiar de tarea.

En cuanto al almacenamiento, no debes de preocuparte si grabas muchos vídeos en 4K, traspasas películas o hacer millares de fotos, debido a que cuenta con un slot para tarjetas SD que te ayudará a no quedarte sin espacio.

La duración de la batería del Xiaomi Mi A1 es correcta, por lo que no tendrás problemas para llegar al final del día con un uso moderado.

El factor de eficiencia está muy bien conseguido, en gran parte por no incorporar demasiados cambios sobre la capa de Android y también por el procesador que utiliza.

El Xiaomi Mi A1 es compatible con carga rápida QuickCharge 3.0, y el proceso completo de carga lleva unas dos horas.

El Xiaomi Mi A1 viene por defecto con Android Nougat, aunque tan pronto enciendas el terminal te saltará una actualización para instalar Android Oreo 8.0.

Lamentablemente, a pesar de correr Android One, que supuestamente facilita las actualizaciones, todavía no ha recibido Android 8.1.

Xiaomi ha hecho pocos cambios sobre Android, salvo adaptar la aplicación de cámara e incorporar una app llamada Mi Remote, que permite controlar tu monitor, TV o proyector gracias al puerto de infrarrojos que incluye.

Su doble cámara trasera de 12MP con apertura f/2.2 y f/2.6 pero sin estabilización óptica no es rival para las cámaras de los grandes smartphones del momento, aunque es lo suficientemente competente como para tomar fotografías destinadas a redes sociales y fotografías de  calidad siempre que las condiciones climatológicas acompañen. Además, podrás hacer fotos en modo retrato como en otros grandes smartphones estrella.

En las pruebas realizadas, la cámara trasera del Xiaomi Mi A1 ha producido unos resultados buenos en condiciones de luz abundante, con imágenes nítidas y bien expuestas. En condiciones de poca luz, las limitaciones de la cámara de Xiaomi Mi A1 se ponen de manifiesto y las imágenes acusan algo de ruido y falta de nitidez, pero son razonablemente buenas para el rango de precios del terminal.

 

En cuanto a la cámara delantera, de 5MP, la calidad de las capturas es aceptable aunque tienden a verse algo borrosas.

En mi opinión, el Xiaomi Mi A1 es uno de los mejores terminales en relación calidad-precio que podemos encontrar en el mercado. Posiblemente se trate, junto con el Xiaomi Redmi 5 Plus, del smartphone más interesante de la gama media, con la ventaja de que el Mi A1 corre Android puro.

Si tienes alguna duda sobre que terminal comprar y quieres gastar poco más de 200€, el Xiaomi Mi A1 es tu terminal.

Lo mejor:

  • Buena construcción y materiales
  • Software limpio gracias a Android puro de la mano de Google
  • Cámara trasera dual con calidad correcta y efecto Retrato con desenfoque de fondo
  • Almacenamiento ampliable mediante micro-SD, que puede ser formateada como almacenamiento interno.
  • Lector de huella dactilar en la parte trasera con gran rapidez y eficacia
  • Buena autonomía del teléfono y carga rápida QuickCharge 3.0 (aunque tarda 2 horas)
  • Presencia de LED de notificaciones
  • Puerto de infrarrojos y app Mi Remote
  • Conector de auriculares de 3.5 mm
  • Precio difícilmente superable

Lo peor:
  • Diseño tradicional con grandes marcos encima y debajo de la pantalla
  • Calidad de la cámara frontal mejorable
  • Sin NFC ni radio FM (aunque puede activarse fácilmente)
  • Actualizaciones no tan rápidas como es de esperar por parte de Google

Nota: El teléfono Xiaomi Mi A1 ha sido proporcionado amablemente por Xiaomi España para la realización de este análisis.

[amazon template=iframe image&asin=B076493W9X]  [amazon template=iframe image&asin=B078VQCCNK]

🌴 ¡Oferta Veranito!Consigue Windows 10 Pro por tan solo 12,43€ y más ofertas [ Cupones ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Sobre el Autor
Hernán Castañón
Editor Senior en HTCMania y Editor en Teknófilo. Amante del mundo Android, desarrollador y jefe de relaciones públicas de Paranoid Android.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario