Apple lanza su propia tarjeta de crédito Apple Card con recompensas por compras

Apple ha anunciado su tarjeta de crédito Apple Card, que puedes contratar en cuestión de minutos desde un iPhone y podrá ser utilizada desde otros dispositivos de Apple.

La tarjeta Apple Pay vive en tu dispositivo y la app Apple Pay ha sido rediseñada para mostrar toda la información sobre el consumo de tarjeta de forma sencilla, incluyendo estadísticas de pagos realizados por categoría: comida, placer, viajes, etc.

Apple Card también hace más sencillo identificar dónde has realizado cada pago ya que utiliza machine learning para identificar los establecimientos donde has utilizado tu tarjeta. De esta forma se evita el problema habitual al que se enfrentan muchos usuarios al revisar sus pagos y no ser capaces de identificar todos los movimientos.

Apple Card incluye un programa de recompensas llamado Daily Cash. Cada vez que pagas con la tarjeta acumulas dinero real (no puntos) que puedes gastar en lo que quieras desde ese mismo día. Un 2% de tus compras con Apple Pay y un 3% de las compras que realizas sobre Apple van a parar a Daily Cash, sin ningún límite.

Apple Card no tiene ningún tipo de coste para el usuario y la compañía afirma que ofrece unos tipos de interés muy bajos si necesitas retrasar pagos. El banco que hay detrás de Apple Card es Goldman Sachs y utiliza la red de pagos de Master Card.

Como ocurre en Apple Pay, cada pago es autenticado mediante Touch ID o Face ID, por lo que es un sistema muy seguro. Apple afirma que no recibirá información ni de cuánto gastas ni de dónde lo gastas, y Goldman Cachs tampoco compartirá ni venderá tus datos a terceros.

Para aquellos sitios donde no puedas pagar con Apple Pay y, por tanto, no puedas usar la tarjeta Apple Card en el iPhone, la compañía ha creado una Apple Card en forma de tarjeta física de titanio. Cuando hagas compras con esta tarjeta, recibirás un 1% en Daily Cash.

Apple Card llegará a Estados Unidos en verano pero, por el momento, no hay información sobre si la podremos disfrutar en otros países.