Así es AV1, la apuesta de Google por un codec de vídeo libre de royalties que acabe con HEVC

Hace casi 5 años, Google lanzó VP9, un codec de vídeo libre de royalties que pretendía reemplazar a H.264 como el codec principal utilizado para el streaming de vídeo.

Cuando se anunció VP9, hubo bastantes dudas sobre el éxito que tendría frente al codec HEVC, que estaba respaldado por los mismos grupos que hicieron que el codec H.264 se popularizase frente a muchos otros.

Sin embargo, a día de hoy, VP9 es extremadamente popular. Mientras que solo el navegador Edge es compatible con HEVC (y solo con ciertos procesadores), VP9 forma parte de todos los navegadores modernos (excepto Safari), gracias a que está libre de royalties.

Para lanzar un producto compatible con HEVC, necesitas negociar licencias con al menos cuatro grupos de patentes, lo que puede costar millones de dólares. Aunque estos royalties ya suponen un problema para productos como Chrome, Opera, Netflix, Amazon Video, Cisco WebEx Connect, Skype y otros, lo hacen totalmente inviable para proyectos como Mozilla Firefox que no admiten productos con royalties.

Todo esto contribuyó a la popularidad de VP9. YouTube lo utiliza en cualquier dispositivo que lo soporte, ya que la reducción en ancho de banda supone un importante ahorro monetario para la compañía.

Sitios de imágenes como Imgur y Gfycat también han sustituido .gifs por vídeos silenciosos que ocupan menos espacio. También la Wikipedia y Skype lo han adoptado, e incluso Netflix lo emplea para las descargas de películas y, en un futuro, también para streaming.

El streaming de vídeo es uno de los grandes beneficiados por las mejoras en los codecs

Sin embargo, VP9 no era suficiente. Google quiere mejor compresión, sobre todo para YouTube y Duo, donde un pequeño incremento en la compresión de vídeo puede resultar en grandes ahorros y una mejor experiencia de usuario.

Así que Google puso un plan para actualizar su línea de codecs VPx, y anunció que planeaban lanzar VP10 en 2016, con actualizaciones cada 18 meses. Google llegó a publicar código para VP10 pero, de repente, anunció la cancelación de VP10 y formó la Alliance for Open Media (AOMedia).

Aunque HEVC y VP9 eran los codecs más populares, no eran los únicos. Cisco estaba desarrollando Thor para sus productos de videoconferencia, y Xiph estaba desarrollando Dalla. Los tres codecs — Thor, Dalla y VP9/VP10 — eran prometedores por separado pero la existencia de los tres limitaba su adopción, así que las tres organizaciones se unieron y fusionaron sus codecs en uno solo (AV1). Crearon la Alliance for Open Media para continuar con el desarrollo y promocionar su adopción.

Diferencia entre artefactos de compresión con VP9, VP8, AVC y HEVC

AV1 toma lo mejor de cada uno de los tres codecs, y los une en un único paquete libre de royalties que puede ser implementado por cualquiera. Aunque la fusión de los tres codecs está llevando tiempo, la primera beta pública llegó a mediados de 2016 y se espera que esté completado este año.

El nuevo codec ha sido diseñado para su uso bajo redes celulares, e incorporan grandes mejoras a la hora de adaptarse a cambios en las velocidades de conexión. También incluye soporte para HDR, algo vital para servicios como Netflix, Amazon Video y Youtube.

Por supuesto, los grupos que promocionan HEVC no van a tirar la toalla sino que ya han amenazado a la Alliance for Open Media con litigios por patentes una vez que llegue al mercado.  |  Fuente: XDA