Asus presenta el Zenfone 4 Max con batería de 5.000 mAh y cámara trasera dual

💿 ¡Oferta Verano! Windows 10 Enterprise por solo 19€ y más ofertas [ Ver cupón ]

Los que tengáis buena memoria recordaréis el ZenFone 4 de hace unos pocos años. En 2014, la compañía nombraba a sus smartphones según el tamaño de su pantalla, y así lanzó el ZenFone 4, 5 y 6 con pantallas de estos tamaños.

Asus ya no sigue esa nomenclatura sino que, a los ZenFone 3 del año pasado, han sucedido los ZenFone 4 y el primer teléfono de esta serie ha aparecido en la web rusa de Asus.

El Zenfone 4 Max es un smartphone de gama media que destaca por su gigantesca batería de 5.000 mAh que, unida a su software de gestión de energía PowerMaster, promete una gran autonomía y la capacidad de cargar otros dispositivos.

Además de la batería, la compañía destaca su cámara dual de 13MP con apertura f/2.0, enfoque por detección de fase, y flash LED. La cámara secundaria tiene una lente gran angular de 120 grados para capturar mejor escenas de edificios y monumentos. Los selfies corren a cargo de una cámara frontal de 8MP que también incluye un flash LED.

El teléfono cuenta con una pantalla IPS de 5.5″ con procesador Snapdragon 430 o 425, según la variante, junto con GPU Adreno 505 o 308. La memoria RAM aparece listada como «hasta 3GB» y su almacenamiento interno es de 16 o 32GB, ampliable mediante micro-SD hasta 256GB.

El lector de huella está en el botón físico de inicio y, sorprendentemente, cuenta con un conector micro-USB en lugar del más moderno USB-C. Corre Android 7.0.

Está disponible en negro, dorado o rosa y cuesta 13.900 rublos en Rusia, que equivale a unos 200 euros. Por el momento no sabemos si lo veremos por aquí.

💿 ¡Oferta Verano! Windows 10 Enterprise por solo 19€ y más ofertas [ Ver cupón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario