¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

¿Cómo de seguro es Face ID del iPhone X? Apple aclara las dudas

Desde que Apple anunció oficialmente Face ID el 12 de septiembre, investigadores y expertos de seguridad han solicitado a la compañía que revele más detalles sobre cómo funciona la tecnología de escaneo facial.

Apple ha publicado un documento de seis páginas detallando los pormenores de FAce ID, el sistema que reemplazará Touch ID en el próximo iPhone X.

El documento confirma algunas cosas de lo que ya sabíamos, como el hecho de que los datos extraídos de los escaneos faciales se almacenan localmente en el dispositivo y no se envían a servidores de Apple o terceros, y que Face ID podría confundir hermanos gemelos.

El documento también revela algunos nuevos detalles, como que algunos hermanos también podrían engañar al sistema para que dé un falso positivo, o que Face ID podría tener problemas para identificar niños — lo cual no parece un problema grave ya que Face ID solo registra una cara y no parece probable que un niño tenga un iPhone X.

“La probabilidad de una coincidencia falsa es diferente para gemelos y hermanos que se parecen a ti, así como para los niños menores de 13 años, porque sus rasgos faciales distintivos pueden no haberse desarrollado completamente“, explica Apple. “Si te preocupa esto, te recomendamos usar un código de acceso para autenticarte.”

Apple también ha explicado el nivel de acceso que tendrán las apps de terceros a la tecnología. Afortunadamente para aquellos preocupados por que los anunciantes puedan rastrear sus expresiones faciales en tiempo real, la compañía dice que no es algo de lo que debamos preocuparnos.

“Las aplicaciones de terceros pueden utilizar las APIs proporcionadas por el sistema para pedir al usuario que se autentique utilizando Face ID o un código de acceso, y las aplicaciones que admiten Touch ID son compatibles con Face ID de forma automática y sin cambios”, señala el documento. “Cuando se utiliza Face ID, la aplicación sólo es notificada si la autenticación se ha realizado correctamente; no puede acceder a Face ID o a los datos asociados a la cara registrada.”

Apple también detalla cómo Face ID registrará los cambios en la cara de un usuario con el paso del tiempo. Por ejemplo, supongamos que te ha aparecido una cicatriz  en la frente y el iPhone X no te reconoce. Si el escaneo genera una coincidencia parcial y se introduce la contraseña correcta inmediatamente después, Face ID usará dicha coincidencia parcial como un nuevo punto de datos.

“Para mejorar el rendimiento de desbloqueo y mantenerse al día con los cambios naturales de tu cara y aspecto, Face ID enriquece su representación matemática almacenada a lo largo del tiempo”, explica Apple. “Si Face ID no puede reconocerte, pero la calidad de la coincidencia es superior a un determinado umbral e, inmediatamente después del fallo, introduces tu código de acceso, Face ID tomará otra captura y enriquecerá sus datos de Face ID registrados con la representación matemática recién calculada”.

En resumen, la nueva información publicada deja claro que Apple se toma en serio la seguridad de nuestros datos biométricos, como era de esperar.

El hecho de que el dispositivo pueda ser engañado por hermanos que se parezcan seguramente generará ciertas dudas, pero tendremos que esperar a que la gente empiece a ponerlo a prueba para ver cómo de probable es que eso ocurra.