Cuidado con fiarse mucho de Google Maps al conducir: Puedes acabar mal

🎁 ¡Sorteo! Participa en el sorteo internacional de un Echo Dot (4ª gen) [ Participar ]

Millones de personas usan diariamente Google Maps para guiarse. Por eso es importante que esta app sea lo más precisa posible.

Un error puede hacer que acabes en un río, como les ha ocurrido a algunos conductores desprevenidos que terminaron con el coche dentro de un arroyo.

TE INTERESA:
Google Maps: Así puedes difuminar tu casa en Street View

El jueves, una familia viajaba a Kerala (India) cuando ocurrió el incidente. Durante el trayecto, Google Maps indicó al conductor que siguiera recto. Sin embargo, esa dirección llevó al conductor hasta un arroyo donde su Toyota Fortuner, por desgracia, se quedó encallado.

Los lugareños gritaron al conductor para que lo detuviera, pero eso no sirvió de nada. Como estaba lloviendo en la zona, el arroyo estaba lleno de agua.

Afortunadamente para el conductor y su familia, no hubo ningún herido. Si hubiera sido un arroyo más grande, la historia podría haber sido diferente.

 

No estamos seguros de si Google tendrá que enfrentarse a algún tipo de acción legal a causa del accidente, aunque posiblemente los términos y condiciones de uso de la herramienta eximan a la compañía de cualquier responsabilidad.

Durante el Google I/O de este año, Google desveló algunas innovaciones que llegarán a Maps. Una de las innovaciones se llama «Vista Inmersiva». Con esta vista, podrás obtener una vista detallada de diferentes lugares con una cámara que gira.

Una cosa interesante de la vista inmersiva es el hecho de que podrás ver el interior de diferentes lugares como restaurantes famosos y lugares de interés. Esta función empezará a desplegarse en algunas ciudades del mundo este año.

🎁 ¡Sorteo! Participa en el sorteo internacional de un Echo Dot (4ª gen) [ Participar ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
100%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario