El Samsung Galaxy S7 Active con protección ante golpes y batería de 4.000 mAh ya es oficial

galaxy-s7-active-2[1]

Samsung ha lanzado una nueva variante de su último teléfono estrella, el Galaxy S7, que en esta ocasión llega con protección frente a “maltratos” y una gran batería.

El Galaxy S7 Active está dirigido a aquellos usuarios que necesitan un teléfono resistente, aunque debido a su gran batería también hay muchos otros usuarios que lo encontrarán atractivo.

La mayoría de las especificaciones son idénticas a las del Galaxy S7 estándar: pantalla QHD de 5.1″, procesador Snapdragon 820, 4GB de RAM, 32GB de almacenamiento con micro-SD, cámara de 12MP y resistencia IP68 al polvo y el agua.

Este año la variante Active incluye un sensor de huella dactilar, y además cuenta con una batería de 4.000 mAh (el Galaxy S7 estándar incluye una batería de 3.000 mAh) y una construcción con resistencia de “tipo militar” que lo hace un 5 por ciento más alto, un 7 por ciento más ancho y un 25 por ciento más grueso. Samsung también publicita su pantalla como resistente a hacerse añicos.

Por el momento el Galaxy S7 Active se venderá en exclusiva con AT&T en Estados Unidos, a partir del 10 de junio. Costará 795 dólares (unos 700 euros), que es unos 100 dólares más caro de lo que cuesta el Galaxy S7 estándar con ese operador.

Quizás te interese

Dos Samsung Galaxy S7 Active seguidos fallan una prueba de resistencia al agua

El Galaxy S7 Active resiste 30 minutos bajo el agua a un metro y medio …