¡SORTEOS! Sorteamos LG G6, OnePlus 5T y pack de productos Aukey [ Ver sorteos ]

Face ID a fondo: Así funciona el reconocimiento facial del iPhone X

La gran novedad del iPhone X es la sustitución del lector de huella dactilar por un nuevo sistema de reconocimiento facial llamado Face ID.

“Face ID es el futuro de la forma de desbloquear nuestros smartphones y proteger nuestra información sensible,” explicó el Vicepresidente Senior de Marketing Mundial, Phil Schiller, durante el evento de lanzamiento, reafirmando la importancia de esta tecnología, no solamente para el iPhone X sino también para futuros smartphones.

Si nos remontamos a la historia, la tecnología de reconocimiento facial lleva tiempo presente en smartphones con sistema Android, pero de forma bastante más primitiva a como lo ha implementado Apple.

Cuando hace unos meses un usuario del Galaxy S8 demostró que era posible engañar al sistema de reconocimiento facial del teléfono con una simple fotografía, la compañía rápidamente explicó que el reconocimiento facial del Galaxy S8 no ofrece la misma seguridad que otros sistemas de autenticación biométrica con los que cuenta el dispositivo (huella dactilar e iris).

Dado que el reconocimiento facial es el único sistema de autenticación biométrica presente en el iPhone X, Apple no podía permitirse un sistema que pudiera ser burlado fácilmente. Por ello, el iPhone X posee un sistema bastante más sofisticado ya que posee varios sensores, incluyendo una cámara de infrarrojos, un proyector de puntos, un sensor de proximidad y un sensor de luz ambiental.

Al escanear la cara del usuario, el dispositivo proyecta 30.000 puntos infrarrojos que son utilizados para crear un complejomodelo 3D  de la cara.

El sistema se llama TrueDepth y, supuestamente, puede reconocer la cara de un usuario con gran fiabilidad incluso cuando lleva gafas o un sombrero, en condiciones de poca luz, o si se ha dejado de afeitar.

Apple afirma que el sistema ha sido probado a conciencia y que tampoco se deja engañar por modelos 3D de caras creadas por especialistas de Hollywood. Lo que sí que ha admitido Apple es que Face ID puede ser engañado por dos gemelos idénticos, como era de esperar.

La compañía afirma que el riesgo de que otra persona pueda desbloquear tu teléfono erróneamente es de 1 entre un millón. En comparación, la tasa de falsos positivos con Touch ID era de 1 entre 50.000.

Por tanto, parece que la tecnología es bastante sólida y Apple confía tanto en la seguridad de Face ID que le ha abierto la puerta a Apple Pay y a aplicaciones de terceros.

Apple afirma que el modelo 3D de la cara generado por Face ID no se almacena en la nube, sino localmente en el teléfono del usuario, por lo que está a salvo de posibles accesos a los servidores de Apple.

Una medida de seguridad adicional para evitar desbloqueos involuntarios es que Face ID necesita “tu atención”, lo que significa que el usuario debe tener sus ojos abiertos y mirando al dispositivo para que Face ID actúe. Esto significa que nadie podrá acceder a tu teléfono mientras duermes, por ejemplo.

Por último, un aspecto que merece la pena mencionar es que parece que Face ID solamente podrá registrar una cara, así que no será posible compartir tu teléfono de forma tan fácil con un miembro de tu familia o un amigo. Esto mismo ocurre con el reconocimiento de iris de Samsung, que está limitado a una única persona.

Touch ID, el sistema de reconocimiento de huella, permitía registrar hasta cinco huellas, lo que hacía más fácil compartir tu teléfono con otros miembros de la familia.

En definitiva, todo apunta a que vamos a oír hablar de Face ID durante mucho tiempo, y estamos ansiosos por poder probar la tecnología por nosotros mismos y comprobar si es tan segura y cómoda como Touch ID.