Hablar sin cuerdas vocales es posible gracias a este «parche» con IA

💿 ¡Oferta especial de Pascua! ¡Windows 11 por solo 13,45€ y Office 2021 Pro por 25,25€! [ Saber más ]

Los trastornos de la voz pueden ser un problema grave para quienes los padecen, limitando su capacidad para comunicarse de manera efectiva.

Sin embargo, una reciente innovación desarrollada por un equipo de ingenieros de la UCLA podría ofrecer una solución. Su revolucionario dispositivo tiene el potencial de transformar la vida de las personas con cuerdas vocales disfuncionales.

TE INTERESA:
OpenAI puede clonar una voz con solo 15 segundos de audio

Este novedoso sistema bioeléctrico está formado por un dispositivo suave, delgado y elástico que puede adherirse a la piel fuera de la garganta. Lo que distingue a esta tecnología es su capacidad para detectar los movimientos en los músculos laríngeos y traducir estos señales en habla audible con una precisión notable, gracias a avanzados algoritmos de aprendizaje automático.

Este dispositivo pionero, que mide poco más de 6 cm², consta de dos componentes esenciales:

  • El componente de detección detecta y convierte los movimientos musculares en señales eléctricas de alta fidelidad,
  • El componente de actuación traduce estas señales en habla reconocible.

El diseño del dispositivo garantiza flexibilidad para adaptarse a los movimientos naturales de los músculos laríngeos debajo de la piel.

 

En el corazón de esta innovación yace un sofisticado mecanismo de detección que utiliza principios magnetoelásticos. Al detectar cambios en los campos magnéticos como resultado de fuerzas mecánicas, como los movimientos musculares, el dispositivo genera señales eléctricas precisas.

Estas señales son luego procesadas a través de algoritmos de aprendizaje automático para producir salida de habla inteligible, permitiendo que las personas con trastornos de la voz se comuniquen de manera efectiva.

A pesar de sus capacidades notables, el dispositivo sigue siendo liviano, pesando aproximadamente 7 gramos y midiendo solo 1,5 mm de grosor. Su naturaleza no invasiva permite una aplicación y reutilización sencillas, proporcionando una alternativa conveniente a soluciones existentes como dispositivos electro-laríngeos portátiles o procedimientos invasivos.

Los trastornos de la voz afectan a personas de todas las edades y grupos demográficos, y los métodos de tratamiento tradicionales a menudo implican períodos de recuperación prolongados y pueden causar incomodidad o inconvenientes a los pacientes.

En contraste, este innovador dispositivo ofrece una vía prometedora para mejorar la comunicación durante los períodos de pretratamiento y recuperación posterior al tratamiento, mejorando significativamente la calidad de vida de las personas con trastornos de la voz.

 

En experimentos recientes realizados por el equipo de investigación, el dispositivo demostró una precisión excepcional, logrando una precisión de predicción general del 94.68%. Los participantes pudieron pronunciar frases con claridad y coherencia, destacando la eficacia del dispositivo en reconocer los movimientos laríngeos y generar señales de habla correspondientes.

El equipo de investigación tiene como objetivo expandir aún más el vocabulario del dispositivo a través de esfuerzos continuos de aprendizaje automático y realizar pruebas con personas con trastornos del habla. Con los avances continuos en bioelectrónica portátil, esta tecnología tiene un inmenso potencial para empoderar a las personas con trastornos de la voz, facilitando una comunicación fluida y fomentando una mayor inclusión en la sociedad.

💿 ¡Oferta especial de Pascua! ¡Windows 11 por solo 13,45€ y Office 2021 Pro por 25,25€! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario