La función de compartir pantalla en una videollamada le salió demasiado cara a este trabajador

💻 ¡62% de descuento! ¡Office 2021 por solo 15.55€/PC! ¡Descuentos en claves MS! [ Saber más ]

El desarrollador de software Mohammad Moniruzzaman cometió el error más grave de su vida durante una videollamada, uno que resultaría en su condena penal y en una demanda por revelación de secretos comerciales contra su antiguo empleador, el gigante de chips de Santa Clara, NVIDIA.

Moniruzzaman había aceptado un trabajo en NVIDIA en 2021, justo después de renunciar a la compañía alemana de tecnología automotriz Valeo Schalter und Sensoren, según la demanda presentada contra NVIDIA por Valeo.

TE INTERESA:
El CEO de Nvidia avisa: No aprendas a programar, la IA lo ha hecho innecesario.

Pero ambas empresas tenían contratos relacionados con una empresa automotriz, por lo que en marzo de 2022, Moniruzzaman se encontró con otros cuatro colegas de NVIDIA en una videollamada con cuatro personas de su empleador anterior, Valeo. La función de compartir pantalla le jugó una mala pasada.

Las dos empresas fueron contratadas por una compañía automotriz, no revelada en la demanda, para desarrollar software de ayuda al aparcamiento, a pesar de la «total falta de experiencia» de NVIDIA con esa tecnología, alegó la demanda en la Corte de Distrito de EE. UU. en San José.

Moniruzzaman, con sede en Alemania, quien ayudó a construir, codificar y desarrollar el software de ayuda de aparcamiento y conducción de Valeo, se dio cuenta de que su experiencia «lo convertiría en extremadamente valioso para NVIDIA», afirma la demanda.

Gracias a su error durante la videollamada,los trabajadores de Valeo comenzaron a reconstruir lo que hizo antes de irse de la compañía.

 

Durante la llamada, Moniruzzaman presentó un documento de PowerPoint con otros nueve participantes a través de una función de pantalla compartida que permitía a los demás ver su pantalla en la suya, según la demanda. Minimizó la ventana de la presentación, pero no finalizó la pantalla compartida. Según la demanda, permanecía en la pantalla otra ventana, que mostraba código de su empleador anterior, Valeo, y una descripción del archivo que decía «ValeoDocs».

Los participantes de Valeo en la videollamada reconocieron de inmediato el código fuente y tomaron una captura de pantalla antes de que el Sr. Moniruzzaman fuera alertado de su error. Para entonces, era demasiado tarde para cubrir sus huellas.

Valeo realizó una auditoría de sus sistemas informáticos y encontró que en abril de 2021, Moniruzzaman copió «la totalidad del código fuente de asistencia de estacionamiento y conducción de Valeo desde su ordenador de Valeo a un ordenador personal», alegó la demanda.

Se incluían decenas de miles de archivos, grandes cantidades de código patentado y «docenas de documentos de Word de Valeo, presentaciones de PowerPoint, archivos PDF y hojas de cálculo de Excel que explicaban varios aspectos de la tecnología para facilitar aún más su comprensión del código robado», alegó la demanda.

Moniruzzaman luego transfirió los archivos robados a su ordenador proporcionada por NVIDIA usando una memoria USB, afirmó la demanda.

Como parte de la investigación criminal alemana, se incautaron los ordenadores de NVIDIA del Sr. Moniruzzaman, y las autoridades confirmaron la presencia de los archivos de código fuente robados y también descubrieron la documentación de enseñanza y capacitación mencionada anteriormente.

Hace dos meses, Moniruzzaman fue condenado en Alemania por adquisición, uso y divulgación ilegal de secretos comerciales de Valeo, según la demanda.

💻 ¡62% de descuento! ¡Office 2021 por solo 15.55€/PC! ¡Descuentos en claves MS! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
100%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario