¡SORTEOS! Sorteamos un impresionante Moto G5s Plus, una PlayStation 4 y más [ Ver sorteos ]

La guía definitiva de compra de un televisor 4K / UHD

sony-84-inch-4k-uhdtv[1]

Aunque algunos usuarios temen que la tecnología 4K acabe siendo el mismo bluf que  lo fue la tecnología 3D hace dos o tres años, la realidad es que es una tecnología que ha llegado para quedarse. Si bien el precio de los televisores 4K está bajando rápidamente, no será hasta este año cuando los usuarios comiencen a adquirir este tipo de televisores de forma masiva.

Sin embargo, debemos tener cuidado a la hora de comprar un televisor 4K: el contenido 4K es más bien inexistente, los estándares todavía no están definidos, y los televisores 4K que compres hoy quizás no sean capaces de reproducir contenidos 4K mañana.

 

El estándar HDMI 2.0 para grandes tasas de transferencia

Por ejemplo, algunos fabricantes de televisores 4K afirman que sus aparatos poseen puertos compatibles con el estándar HDMI 2.0, pero a la hora de la verdad son solamente puertos “HDMI lite” que únicamente admiten tasas de vídeo de 10 Gbps, en lugar de los 18 Gbps que define el estándar.

Estos modelos de televisor se anuncian como los más potentes del momento y como una inversión segura para el futuro. Sin embargo, no son capaces de reproducir vídeo con color de 12 bits 4:2:2 a 50/60 fps. Lo peor es que muchos fabricantes no se molestan en avisar de esta limitación.

Algunos fabricantes como Samsung y Philips han anunciado que sus televisores 4K más antiguos serán compatibles con HDMI 2.0 reemplazando el sintonizador, mientras que Sony y otros fabricantes consideran que con una actualización de firmware podrán reproducir vídeo 4K con una tasa elevada de imágenes por segundo utilizando HDMI 1.4, posiblemente reduciendo la profundidad del color a 8 bits 4:2:0.

 

Brillo sin precedentes con High Dynamic Range (HDR)

Por otro lado, hay quienes dicen que las capacidades HDR (High Dynamic Range) del televisor serán incluso más importantes que la resolución 4K. El estándar para esto todavía no está definido, y la mayoría de los televisores 4K carecen de él.

En un televisor, HDR hace que los píxeles brillantes de un televisor sean aún más brillantes, lo que permitirá representar mejor las escenas de exteriores. La mayoría de los televisores tienen un brillo máximo de unos 100 nits, mientras que el brillo máximo de un televisor con HDR está alrededor de 1.000 nits.

dolby_vision[1]

Por ejemplo, en un televisor con HDR las nubles blancas brillantes tendrán textura, en lugar de mostrarse como una mancha blanca. Los reflejos en el agua, metal y vidrio se verán mejor en estos televisores a pesar de ser altamente brillantes.

Más brillo va a requerir más ancho de banda. Mientras que la imagen 4K suele tener una tasa de bits de unos 15Mbps, un vídeo 4K HDR requiere 18Mbps. Los vídeos 2K requieren 5-6 mbps, mientras que 2K HDR requiere 8 Mbps.

En la feria CES 2015 varios fabricantes – como Panasonic, Samsung, LG y Sony – mostraron televisores 4K con capacidades HDR. Todos estos televisores eran prototipos, pero se espera que los primeros televisores HDR salgan a la venta a finales de este año, y que la tecnología sea algo habitual en un par de años.

 

El nuevo códec H.265/HEVC para vídeo 4K más eficiente

Otro aspecto importante es la compatibilidad con el nuevo codec H.265, cuyo nombre completo es High Efficiency Video Coding (HEVC). Es el sucesor de Advanced Video Coding (AVC), también conocido como H.264, que es uno de los esquemas de compresión utilizados en Blu-ray.

Misma imagen codificada a la misma tasa de bits (420kbps) en H.264 (izquierda) y HEVC (derecha)
Misma imagen codificada a la misma tasa de bits (420kbps) en H.264 (izquierda) y HEVC (derecha)

La idea de HEVC es ofrecer la misma calidad de imagen que AVC, pero con una compresión mejor para que haya menos datos que transmitir. Esto es fundamental para hacer posibles la transmisiones en 4K, los Blu-rays 4K, y más.

Dado que HEVC/H.265 es mucho más intensivo en cálculos que AVC/H.264, no bastará con una actualización de firmware para que tu televisor o reproductor de vídeo pueda reproducirlo.

 

El esquema de protección HDCP 2.2

Por otro lado también debemos preocuparnos del esquema de protección HDCP 2.2, que pretende proteger el contenido 4K de la piratería.

La mayoría de los televisores no incorporan este estándar en sus receptores, por lo que existe la posibilidad de que millones de usuarios que adquieran un televisor “compatible 4K” estén comprando un equipo que realmente no lo sea.

Cada componente de la cadena tendrá que ser compatible con HDCP 2.2, y en unos años muchos usuarios descubrirán con gran frustración que su nuevo televisor no puede reproducir contenido 4K protegido.

x68949U8200-o_zoom2[1]

 

¿Y los contenidos 4K?

Por último, nos encontramos con el mayor impedimento para la adopción de televisores 4K: no hay apenas ningún contenido. Aunque Netflix y Amazon han comenzado a transmitir contenido 4K en Estados Unidos mediante apps instaladas en Smart TVs, en España no hay cadenas ni servicios online que emitan contenido 4K.

www.canalplus.esCanal Plus anunció sus intenciones de tener entre 25 y 30 canales en 4K que podrían empezar a ver la luz a partir de este año.

Wuaki.TV también parece decidido a ofrecer contenido 4K en sus delegaciones en Europa y podría ofrecer este servicio a lo largo de este año 2015.

Las consolas de videojuegos de última generación no pueden reproducir juegos en 4K, y posiblemente tanto la Xbox One como la PlayStation 4 requieran nuevo hardware para alcanzar esta resolución (atentos a nuevas revisiones de estas consolas).

Por supuesto la TDT está a años luz de poder enviar contenido en 4K – la mayoría de las cadenas emite señales 1080p muy pobres, así que 4K es todavía impensable.

 

¿Qué comprar hoy con vistas al futuro?

Si estás pensando en comprarte un televisor y quieres que sea 4K, asegúrate de que soporta HDMI 2.0 real, HDCP 2.2, HEVC/H.265 y HDR (cuando se empiece a comercializar).

Por suerte los precios han bajado mucho, y podemos encontrar en el mercado televisores muy potentes a un precio impensable hace años. Un buen ejemplo es el televisor Samsung UE55HU8500 ( -) con HDMI 2.0, HDCP 2.2 y HEVC, o el televisor LG 55UB850V ( -) que también cuenta con HDMI 2.0, HDCP 2.2 y HEVC. Por supuesto otros fabricantes también tienen televisores con características comparables.

Si puedes esperar, seguramente hagas mejor retrasando la compra hasta el año que viene, cuando los estándares se hayan asentado, o incluso hasta 2017, cuando los televisores OLED con mucha mejor calidad se comercialicen a precios asequibles.