¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

La próxima gran revolución de los smartphones de Samsung podrían ser los hologramas

La mayoría de los hologramas que podemos ver hoy en día son sólo pseudo-hologramas que sólo se pueden apreciar desde un lado, sin efectos 3D. Según los expertos, todavía queda un largo camino por recorrer para llegar a los hologramas reales, como los que podemos ver en las películas de ciencia ficción

“Los hologramas que vemos en películas como’ Star Wars’ o’ Misión Imposible’ ya están siendo desarrollados, pero con un tamaño entre 5 y 8 pulgadas,” explica Kim Nam, profesor de la Facultad de Ingeniería Informática de la Universidad Nacional de Chungbuk. “Estos hologramas de gran tamaño se podrán conseguir posiblemente en 10 o 20 años.”

La holografía es una grabación fotográfica de un campo luminoso, en lugar de una imagen formada por un lente, y se utiliza para mostrar una imagen tridimensional completa del sujeto.

Gigantes de la tecnología como Samsung y LG comenzaron hace años el desarrollo de tecnologías de hologramas en preparación para el futuro. Samsung Display está desarrollando tecnologías de paneles de hologramas para dispositivos móviles en el marco de un proyecto del gobierno coreano que comenzó en 2015.  

“La tecnología de hologramas para dispositivos móviles, una vez desarrollada, puede mostrar imágenes holográficas tridimensionales de 5 pulgadas en el aire. El primer piloto de súper alta definición posiblemente llegará a finales de 2019 por primera vez en el mundo”, dijo un funcionario de la estatal Fundación Giga Corea que supervisa las tecnologías futuras de la nación, incluyendo los hologramas.

Las imágenes holográficas para dispositivos móviles, si se desarrollan según lo planeado, tendrán alrededor de cuatro veces más píxeles que los 570 píxeles por pulgada actuales de la pantalla del Galaxy Note8. La densidad de píxeles de una imagen es crítica a la hora de mostrar imágenes de hologramas en el aire realistas.

Todavía quedan por delante retos técnicos para el lanzamiento comercial de dispositivos móviles con tecnologías holográficas debido a dificultades para su fabricación masiva y la integración de los paneles con módulos de comunicaciones.

Según algunas fuentes, es probable que Samsung incorpore tecnologías de hologramas en pantallas montadas en cascos antes que para dispositivos móviles.

“La tecnología de hologramas de Samsung para una pantalla montada en un casco está casi terminada. La compañía ahora está sopesando si es el momento adecuado para presentarlo en el mercado y obtener rendimientos rentables”, dijo una fuente familiarizada con el asunto.

La tecnología de hologramas desarrollada por Samsung es similar a la de la firma alemana de tecnología de hologramas SeeReal “Viewing Window”, donde los hologramas sólo se pueden ver en un área relativamente pequeña de la visión del usuario. Por lo tanto, es una tecnología más adecuada para una pantalla frontal.

El rival local de Samsung, LG, también está desarrollando tecnología de hologramas, aunque la compañía parece tener menos interés en la tecnología futurista que su rival.

LG Display se ha unido a un proyecto de tecnología de hologramas llamado “pantalla holográfica digital de sobremesa” liderado por el Instituto de Investigación en Electrónica y Telecomunicaciones, que también se encuentra bajo el proyecto Giga Korea liderado por el gobierno coreano.

El desarrollo de la pantalla de sobremesa comenzó en septiembre de 2013 y tiene como objetivo mostrar un holograma digital de 4,5 pulgadas en color que se puede ver en el aire, en un espacio de 360 grados sobre una mesa. La tecnología de hologramas, cuando se desarrolle, se utilizará en museos o exposiciones.

Según el Centro de Políticas de Investigación de la Convergencia de Seúl, el mercado mundial de hologramas crecerá a 74.300 millones de dólares en 2025, frente a los 18.200 millones de dólares de 2014. Las tecnologías de hologramas se utilizarán para diversas áreas incluyendo conciertos, atención médica, seguridad y arquitectura.hologram.  |  Fuente: The Investor