Los routers no tienen por qué ser feos: En Corea son dignos de exposición

🏖️ ¡Rebajas! ¡Windows 11 Pro por 13,55€! ¡Office 2021 Pro para siempre por 17,53€! [ Saber más ]

La mayoría de los fabricantes de routers prioriza la funcionalidad sobre el diseño. Sin embargo, ese no es el caso de KT (Korea Telecom) en Corea del Sur, cuyo router Vibrant WiFi ha ganado premios de diseño de Red Dot y iF Design.

El núcleo del router KT WiFi 6D no es especialmente sorprendente en cuanto a su forma y tamaño, ya que mantiene un diseño estándar con antenas integradas y luces LED ocultas.

Ofrece velocidades inalámbricas hasta 1.2Gbps, por cable y hasta 1Gbps por cable. Puede manejar hasta 100 conexiones simultáneas.

Lo que hace especial a este router es su soporte para cubiertas desmontables, conocidas como skins, que se ajustan sobre la unidad base, permitiendo que se integre perfectamente con su entorno (o no, dependiendo de tu preferencia).

 

El adaptador de energía del router, denominado “Simply Connect”, transfiere energía y datos a través de un solo cable USB-C, lo que contribuye a mantener una apariencia ordenada.

Hay una gran variedad de skins disponibles para el router, incluyendo diseños en nogal, fibra acrílica, cuero vegetal, cerámica, vidrio iluminado e incluso ratán.

Si ninguno de los diseños originales te convence, KT ha colaborado con numerosos artistas coreanos reconocidos para ofrecer opciones más atrevidas.

 

Mientras que la mayoría de los diseños cubren las skins con obras de arte llamativas, otros modifican la forma y estructura, añadiendo elementos adicionales. Por ejemplo, The Clock One y The Clock Two incorporan un reloj analógico en la cara de la skin.

🏖️ ¡Rebajas! ¡Windows 11 Pro por 13,55€! ¡Office 2021 Pro para siempre por 17,53€! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
100%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario