Netflix está pensando en comprar salas de cine para proyectar sus películas y ganar Oscar

Netflix gastó más de 8.000 millones de dólares en la producción de películas y series que sólo se pueden ver a través de su servicio de streaming, y planea estrenar 80 películas solo en 2018.

Sin embargo, el hecho de que estos contenidos no se proyecten en salas de cine los descalifica para premios como los Oscar.

Esto es un problema para Netflix ya que el prestigio de ganar premios Oscar le permitiría sumar nuevos abonados. De igual forma, actores y actrices prestigiosos podrían preferir trabajar en películas de estudios tradicionales antes que en Netflix si quieren optar a una estatuilla.

El bloqueo a Netflix en los cines se debe a diversos motivos. Netflix mantiene que las películas deberían estrenarse en su servicio de streaming el mismo día en que se estrene en los cines. Los cines no están de acuerdo con esto, y por eso no hay películas de Netflix en los cines. 

Por todo esto, Netflix quiere entrar en el negocio de las salas de cine, según un nuevo informe de The Los Angeles Times. Fuentes anónimas han dicho al periódico que el gigante del entretenimiento ha intentado comprar los cines Mark Landmark Theaters, pero que finalmente se echó atrás debido al alto precio de venta.

Si Netflix fuera dueño de sus propios teatros, la compañía podría hacer un gran estreno teatral para aquellos que aman la pantalla grande y un estreno en streaming para gente que prefiere la comodidad del hogar.

Netflix también podría atraer a sus suscriptores a las salas de cine ofreciendo descuentos en entradas y comida. Eso también se convertiría en un incentivo para que más gente pague por las suscripciones de Netflix.