IA

Pedir a ChatGPT que repita la misma palabra muchas veces es ahora una violación de sus términos

💻 ¡62% de descuento! ¡Office 2021 por solo 15.55€/PC! ¡Descuentos en claves MS! [ Saber más ]

Recientemente, investigadores de Google DeepMind revelaron una técnica que, al parecer, involuntariamente exponía información privada al solicitar a ChatGPT de OpenAI que repitiera palabras. Este hallazgo generó una serie de cambios en el comportamiento del chatbot.

La técnica consistía en pedir a ChatGPT que repitiera una palabra de manera indefinida, lo cual, sorprendentemente, derivaba en la revelación de datos con los que había sido entrenado — incluyendo direcciones de correo electrónico, fechas de nacimiento y números telefónicos de los usuarios.

TE INTERESA:
Italia acusa a ChatGPT de violar la normativa sobre protección de datos

Sin embargo, al realizar pruebas similares después de estos eventos, el chatbot respondió advirtiendo que dicho comportamiento «podría violar nuestras políticas de contenido o términos de servicio».

 

Un análisis más detallado reveló que los términos de servicio de OpenAI no prohíben explícitamente que los usuarios hagan que el chatbot repita palabras repetidamente. Los términos solo prohíben la extracción de datos «automatizada o programática» de sus servicios.

En su página de términos de uso, OpenAI especifica:

No podrá, excepto según lo permitido a través de la API, utilizar ningún método automatizado o programático para extraer datos o resultados de los Servicios, incluyendo el scraping, la recolección web o la extracción de datos web.

A pesar de esto, durante las pruebas posteriores, la repetición del comando no pareció desencadenar ninguna divulgación de datos por parte de ChatGPT.

💻 ¡62% de descuento! ¡Office 2021 por solo 15.55€/PC! ¡Descuentos en claves MS! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario