🎁 ¡Amazon Prime Day! Recopilamos solo las mejores ofertas en smartphones y electrónica [ Ver ofertas ]

Sony quiere liderar la revolución de las cámaras láser 3D en los smartphones

Durante el año 2019, podríamos ver una nueva generación de tecnología de reconocimiento facial en los smartphones y, en esta ocasión, Sony podría ser la compañía que impulse esta innovación.

Satoshi Yoshihara, responsable de la división de sensores de Sony, dijo la semana pasada que la compañía planea aumentar la producción de nuevos sensores 3D ToF (Time of Flight) para las cámaras frontales y traseras, ya que varios fabricantes de teléfonos están planeando implementar esta nueva tecnología en sus teléfonos. 

«Las cámaras revolucionaron los teléfonos, y en base a lo que he visto, tengo la misma expectativa para las cámaras 3D. El ritmo variará según el campo, pero definitivamente vamos a ver la adopción del 3D. Estoy seguro de ello», dijo Yoshihara.

Aunque hay múltiples usos para las cámaras 3D de nueva generación, el más interesante podría ser ofrecer un reconocimiento facial aún más preciso y fiable que el escaneado 3D que Apple introdujo con Face ID y que compañías como Xiaomi o Huawei han incorporado también.

Face ID proyecta puntos de luz invisible en la cara del usuario y mide las deformaciones de esa cuadrícula, mientras que las nuevas cámaras 3D de Sony emiten pulsos de láser y miden el tiempo que tarda un pulso en volver, como si fuera un radar. Este nuevo método crea un modelo más detallado de la cara de un usuario y puede trabajar desde una distancia de hasta 5 metros.

Otras posibles aplicaciones de esta tecnología incluyen la realidad aumentada, que a día de hoy tiene dificultades para detectar cuándo un objeto del mundo real está delante o detrás de un objeto virtual.

La compañía ha creado incluso un sitio web donde explora las posibilidades de dicha tecnología y cómo puede ser implementada en coches autónomos, drones, robots y más.

Dado que fabricación en masa de estas nuevas cámaras 3D está prevista para finales del verano de 2019, es posible que llegue a los buques insignia de finales de 2019.