Un móvil Android consume 260MB/mes de datos móviles aunque no se use

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

Google ha sido demandado por un consumo no autorizado de datos móviles en los smartphones Android, que envían información a sus servidores.

La demanda ha sido presentada en un tribunal federal de EE.UU. y sostiene que Google está abusando de los planes de datos móviles limitados de los usuarios de Android sin permiso para transmitir información sobre esas personas que no está relacionada con los servicios de Google.

Lo que preocupa a los demandantes son los datos enviados a los servidores de Google que no son resultado de una interacción deliberada con el dispositivo móvil – se trata de transferencias de datos pasivas o en segundo plano a través de la red de datos móviles.

Google diseñó e implementó su sistema operativo Android y sus aplicaciones para extraer y transmitir grandes volúmenes de información entre los dispositivos celulares de los demandantes y Google utilizando los planes de datos móviles de los Demandantes

La apropiación indebida por parte de Google de los datos celulares de los Demandantes mediante transferencias pasivas se produce en segundo plano, no es el resultado de la interacción directa de los Demandantes con las aplicaciones y propiedades de Google en sus dispositivos y se produce sin el consentimiento de los Demandantes.

Los usuarios de Android tienen que aceptar cuatro acuerdos para participar en el ecosistema de Google: Condiciones de servicio, la Política de privacidad, el Acuerdo de Google Play y las Condiciones de servicio de Google Play. Ninguno de ellos, según el expediente judicial, revela que Google gasta datos móviles de los usuarios para estas transferencias en segundo plano.

Para fundamentar las acusaciones, el abogado del demandante probó un Samsung Galaxy S7 con Android, con una cuenta de Google y con la configuración predeterminada, y descubrió que cuando se dejaba inactivo, sin conexión Wi-Fi, el teléfono «enviaba y recibía 8,88 MB/día de datos, y el 94% de esas comunicaciones se producían entre Google y el dispositivo».

El dispositivo, en reposo, con todas las aplicaciones cerradas, transfería datos a Google unas 16 veces por hora, o unas 389 veces en 24 horas. En total, se intercambian 260MB de datos al mes entre el móvil y los servidores de Google.

Dejando a un lado la cuestión de qué se transmite, esos 260MB se traducen en un gasto de aproximadamente 2 dólares al mes basándose en el precio medio de 8 dólares por GB de datos en los EE.UU., si el dispositivo está desconectado de Wi-Fi todo el tiempo.

Suponiendo que la mitad de esos datos sean salientes, Google recibiría unos 4,4 MB por día o 130 MB por mes por cada dispositivo. Un iPhone con el navegador Safari de Apple abierto en segundo plano sólo transmite una décima parte de esa cantidad a Apple, según la demanda.

Muchos de los datos transmitidos son registros sobre la disponibilidad de la red, las aplicaciones abiertas y otras métricas del sistema operativo. Google podría haber retrasado la transmisión de estos archivos hasta que estuviera disponible la conexión Wi-Fi, pero opta por gastar los datos del móvil de los usuarios para poder recopilar datos a todas horas.

La denuncia afirma que Google lleva a cabo estas transferencias de datos para mejorar su negocio publicitario, enviando «tokens» que identifican a los usuarios para publicidad dirigida y precargando anuncios que generan ingresos aunque nunca se muestren.

«Los usuarios a menudo nunca ven estos anuncios precargados, aunque sus datos de móvil ya se hayan consumido para descargar los anuncios de Google«, según la denuncia.

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
6%
Feliz
0%
Indiferente
13%
Triste
0%
Enfadado
56%
Aburrido
6%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
19%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario