Una patente de Apple detalla sus planes de iPhones y MacBooks “indestructibles”

Una patente presentada por Apple en marzo de 2017 ante la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los Estados Unidos (USPTO), y publicada el 13 de septiembre de este año, revela que Apple está tratando de hacer que todos sus dispositivos sean resistentes a los arañazos e imposibles de doblar.

Según la patente, Apple está trabajando en un acabado resistente a la abrasión que podría proteger a los dispositivo del desgaste por uso.

Bajo el nombre “Abrasion-Resistant Surface Finishes On Metal Enclosures” Acabados de superficies resistentes a la abrasión en recintos metálicos), la patente describe un acabado con dos capas: una capa metálica inferior, con una capa externa más dura recubierta con lo que podría ser un material cerámico o una sustancia a base de carbono con una dureza similar a la del diamante. 

La patente describe la capa exterior como entre 0,5 y 3 micrómetros, y la capa inferior mide entre 8 y 30 micrómetros.

Según la patente, el recubrimiento resistente a la abrasión se aplicará probablemente sobre la capa de pintura, lo que podría abrir las puertas a más opciones de color en los futuros dispositivos de Apple.

Aunque Apple ha añadido una resistencia al agua y al polvo IP68 a sus últimos iPhones de 2018, no está claro si esta tecnología resistente a los arañazos se ha aplicado al iPhone XS, iPhone XS Max o iPhone XR.