Una patente de Apple muestra que los Animoji podrían transformar la voz del usuario y convertir ciertos sonidos

🌷 ¡Ofertas! Descuentos nunca vistos en Windows 10 Pro, Office 2019 y Office 365 Pro [ Más ]

Una solicitud de patente presentada por Apple a finales de febrero revela que, en el futuro, el iPhone podría detectar ciertos gestos, palabras o sonidos hechos por el usuario y traducirlos en nuevos gestos y sonidos realizados por un avatar.

Esto podría ser de utilidad para los avatares virtuales presentes en los dispositivos iOS de Apple desde el año pasado: los Animoji.

TE INTERESA:
OnePlus patenta una cámara frontal tan pequeña que cabe en el marco superior

A día de hoy, los Animoji son capaces de reconocer expresiones faciales e imitarlas con bastante acierto, pero no realizan ninguna acción sobre la voz del usuario. Bajo esta nueva patente, el Animoji modificaría la voz del usuario con un efecto especial y detectaría ciertos sonidos especiales para traducirlos en otros diferentes. 

En la siguiente figura podemos ver un ejemplo en el que el usuario habla y su voz se transforma en otra diferente. Cuando el usuario dice «ladrar», el sistema lo reconoce y lo traduce en el sonido de un ladrido real.

Este sistema es similar a lo que ya hacen algunas máscaras de realidad aumentada de Snapchat y/o Facebook, como aquella en la que el usuario lleva puesta una máscara virtual y, al abrir la boca,. se transforma en un lobo. La idea de Apple es algo similar pero con sonido.

Además de convertir unos sonidos en otros, también podría convertir ciertas expresiones faciales en sonidos. Sería algo similar a la máscara de lobo descrita anteriormente, pero con un componente de sonido al final. |  Fuente: Slashgear

🌷 ¡Ofertas! Descuentos nunca vistos en Windows 10 Pro, Office 2019 y Office 365 Pro [ Más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario