ZTE no puede arreglar un urinario de su oficina de Shenzhen porque violaría la prohibición de exportación de EE.UU.

En abril, el Departamento de Comercio de EE.UU. prohibió las exportaciones de empresas estadounidenses a ZTE, lo que dejó a la empresa con dificultades para continuar con sus operaciones.

Según un informe del Southern China Morning Post, ZTE afirma que no puede reparar un urinario roto en su oficina de Shenzhen porque lo fabrica American Standard, un fabricante con sede en Nueva Jersey.

Una foto compartida en el sitio chino de microblogging Weibo muestra un papel sobre el urinario en cuestión que explica que no se puede arreglar sin pedir piezas al fabricante de EE.UU., lo que violaría las sanciones. 

“Nuestra empresa está ahora sujeta a la prohibición de exportación impuesta por el gobierno de los Estados Unidos. Dado que este aparato de baño es un producto de American Standard, no podemos conseguir las piezas de repuesto para su reparación debido a la prohibición de exportación”, dice la nota, ha sido verificada por un empleado de ZTE como auténtica.

“Cuando se levante la prohibición de exportación, prometemos obtener las piezas, repararlo y reanudar la operación de inmediato. Lamentamos cualquier inconveniente que esto pueda haber causado”.

No está claro si la nota es auténtica o si forma parte de la estrategia de ZTE por enviar un mensaje a los EE.UU. para que levante la prohibición contra la empresa.

A pesar de los esfuerzos del presidente Donald Trump y del secretario de Comercio Wilbur Ross para salvar a ZTE de una prohibición de siete años sobre el uso de productos estadounidenses, el Senado aprobó hace unos días la Ley de Autorización de la Defensa Nacional, que incluye una disposición para restablecer la prohibición sobre el fabricante de teléfonos chinos. |  Fuente: The Verge