Análisis de Sony Cyber-shot DSC-RX10

Sony DSC-RX10 - Analisis

En Teknófilo hemos tenido la ocasión de probar los dos miembros anteriores de la familia RX, la RX100 original y la versión II de ésta. La primera nos confirmó la revolución que  había supuesto dentro de las cámaras compactas por su calidad de imagen en un cuerpo muy compacto, y la segunda vino a corregir algunos de los defectos más evidentes que le le achacaron a la primera (principalmente la pantalla abatible y la zapata para conexiones).

No obstante, y pese a la gran sensación causada, las RX100 dejaban una regusto un poco amargo en el apartado de la ergonomía. Como cámara de bolsillo cumplía muy bien, pero uno pensaba que un sensor como ese merecía un cuerpo que permitiese explotarlo adecuadamente.

La respuesta de Sony ha sido contundente. la Sony Cyber-shot DSC-RX10 es una compacta con aspecto de réflex que monta un zoom polivalente y luminoso. No le falta ni el LCD abatible ni el visor electrónico.

Veamos si la cámara responde a todas las promesas que presentan sus credenciales.

 

Características principales de la cámara

  • Sensor de 20MP y 1″ (13.2 x 8.8mm) BSI CMOS
  • Zomm estabilizado 24-200mm equivalentes con apertura constante f2.8
  • LCD trasero abatible de 1.23 mpix y visor electrónico OLED de 1.44 mpix
  • ISO 125 – 12800 (opción de 80 forzados)
  • Video 1080/60p
  • Wi-Fi / NFC

 

Aspecto exterior, ergonomía y sistema de menús

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

La Sony Cyber-shot RX-10 tiene un aspecto exterior que puede recordar a una réflex pequeña, a una cámara sin espejo tipo Panasonic G o incluso a una de las denominadas ‘bridge‘ o superzoom, que es la categoría que más le correspondería en realidad.

Esta forma hace que el agarre de la cámara sea óptimo y por tanto ergonómicamente se encuentra en las antípodas de sus hermanas menores.

La parte superior de la cámara contiene el dial de modos de exposición, a la izquierda y el flash integrado en el centro con la zapata externa y las entradas de micrófono detrás.

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

En la parte superior derecha tenemos el botón disparador, con un anillo de zoom alrededor, un botón personalizable, el dial de compensación de la exposición, una pantalla LCD con información de la exposición (propias de las réflex de gama media/alta), un botón que lo ilumina y el botón para accionar el flash.

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

La parte delantera, además del objetivo, contiene un selector para el tipo de enfoque. El zoom tiene un anillo que puede accionarse de forma continua o por pasos (se cambia mediante un selector situado en la parte inferior) .

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

La parte trasera tiene el botón menú en la parte superior izquierda. A la derecha encontramos el botón de grabación directa y un dial apropiado para ser accionado con el pulgar, con el que se pueden cambiar parámetros como la apertura.

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

Debajo del dial está el botón de bloqueo de la exposición y debajo el Fn, que y que veremos que ha evolucionado respecto a las RX100. También es un botón que sirve como acceso directo a la comunicación via wi-fi

A continuación encontramos los cuatro botones tradicionales, también con anillo giratorio y botón central. El único que tiene asignada una función estricta es el Disp situado en el botón superior.

Los dos últimos botones, en la parte inferior son los de reproducción y borrado de imágenes.

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

En uno de los laterales se encuentra el acceso a la tarjeta SD y en el otro las conexiones externas: micrófono, auriculares, USB y HDMI. La parte inferior tiene el habitual acceso a la batería.

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

Respecto a los controles y sistema de menús, éstos han evolucionado de forma positiva en nuestra opinión: la función de acceso rápido Fn permite ahora incluir hasta 12 funciones y la función wi-fi está mucho mejor integrada que en la RX100II.

Sony Cyber-shot DSC-RX10

  Función Fn

 

Respecto a los controles, la RX10 tiene un cuerpo mucho mayor y eso le permite incorporar algunos accesos directos más. Además, el gran volumen del objetivo le permite albergar no solo un anillo para el zoom sino también uno para controlar la apertura. Además, este anillo puede ajustarse para que tenga un avance por pasos o continuo.

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

Nos complace mucho el mantenimiento de la pantalla abatible, aunque en este caso más para la opción video que para las fotos.

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

El LCD también ofrece funciones de pantalla de ‘estado’, mostrando los principales ajustes de la cámara.

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

Si decimos que en esta cámara el LCD queda algo relegado en la toma de fotografías es debido a la presencia de un visor electrónico de gran calidad. Lo cierto es que es difícil describir la calidad de un visor con datos numéricos. Los que hayan experimentado uno de estos visores de las superzooms encontraran una mejora enorme en esta Sony. Los que hayan probado algunos de los últimos visores de las ‘sin espejo’ quizás no tanto.

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

En nuestra opinión el visor es de una calidad suficiente para sustituir a un visor óptico en la mayoría de ocasiones, y en algunas incuso superarlo. Cuando compite peor es como suele ocurrir en situaciones de poca luz, donde la imagen se ralentiza. De hecho, nos hemos sorprendido revisando fotos con el visor en situaciones de mucha luz ambiente, donde la imagen del LCD no era demasiado satisfactoria. La imagen aparece un poco granulada cuando la amplias, pero cumple la función de sobra.

Un aspecto que nos gustaría destacar es que la cámara es ofrece una  experiencia tan cercana a una réflex, que los tiempos de encendido y apagado, en incluso el movimiento del zoom frustran un poco por su relativa lentitud. esto es debido a que el zoom está motorizado y por tanto se repliega/despliega en el encendido/apagado, y su movimiento es más lento que el que podemos lograr por rotación como los zooms manuales.

 

La autonomía de la cámara es buena, nos salían más de 400 fotos por carga. La cámara continua la tradición de cargar via USB en la cámara, de sus antecesoras. El enfoque en general correcto aunque en situaciones de poca luz lo notábamos bastante titubeante, aun tirando de la led de apoyo al enfoque.

El apartado macro es similar al de las RX100. No hay un modo macro como tal y la capacidad de enfoque es siempre de pocos cm. Veamos una galería de muestra:

 

Efectos Digitales

La Sony Cyber-shot DSC-RX10 ofrece, como sus hermanas pequeñas, diversos grados de procesado de imagen. Por un lado están los ‘estilos creativos’:

 

Por otra parte tenemos los ‘efectos digitales’:

 

Por último, las funciones que juegan con el rango dinámico han clarificado su interfaz. Ahora ya no hay que pasar por todas la opciones forzosamente para moverse entre los ajustes del rango dinámico y los de HDR:

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

A continuación una muestra del efecto DR y HDR:

 

Calidad de imagen

La principal novedad de la Sony Cyber-shot RX-10 es su zoom, espectacular en todos los aspectos: alcance, luminosidad, tamaño… El sensor es el conocido de 1″, y en este caso mantiene la sensibilidad nativa de la Rx100 original en 125 ISO.

En nuestra prueba habitual de ruido podemos ver que la Sony ofrece un rendimiento similar al de sus parientes cercanas, que no por conocido deja de ser de lo más satisfactorio.

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

Por otra parte, si nos fijamos en la lente, podemos ver una buena nitidez que se mantiene en todo el rango en el centro y bastante en los extremos.

En las comparativas que presentamos a continuación, todas a f2.8, el resultado más homogéneo se da con la lente a 24mm y conforme vamos aumentando la nitidez en las esquinas disminuye.

 

En el apartado de flare y aberraciones, nos ha parecido que cuesta algo más poner en dificultades al 24-200 que a los 28-100 de las RX100.  Eso sí, recomendamos encarecidamente el uso del parasol proporcionado.

Sony Cyber-shot DSC-RX10
Ejemplo aberraciones
Sony Cyber-shot DSC-RX10
Ejemplo flare
Sony Cyber-shot DSC-RX10
Ejemplo flare

 

En el apartado del flash, la potencia es la típica en este tipo de configuración y el efecto de los ojos rojos está perfectamente controlado:

Sony Cyber-shot DSC-RX10

 

 

Vídeo

El apartado del vídeo es sobre el papel parecido a la RX100 y el cuerpo es incluso algo mejor ergonómicamente para este cometido. El resultado no nos ha impresionado tanto como lo hizo el de la RX100 original, aunque suponemos que es más una cuestión de expectativas.

Un ejemplo:

 

 

Wi-fi

Este apartado en cuanto a prestaciones es similar al de la RX100 II, que lo incorporaba por primera vez, pero ha mejorado la integración en los menus, aunque las funcionalidades de la app de Sony no se han incrementado. Nos ha parecido muy práctico el botón que permite compartir la imagen que acabamos de tomar (o escoger varias).

El resto de funcionalidad, en el lado del smartphone, se mantiene con lo ya probado en modelos anteriores.

 

Galería

 

Precio

La Sony Cyber-shot DSC-RX10 se encuentra actualmente por EUR 878,80 en Amazon España, que supone una cosiderable rebaja sobre el precio de salida de 1.200 EUR.

Aun así es un precio considerable que el usuario deberá calibrar frente a la gran polivalencia que ofrece.

 

Conclusiones

La Sony Cyber-shot RX10 es la respuesta de Sony a todos aquellos que clamaban por un cuerpo más a la altura del fantástico sensor de la RX100 y tras probarlo confirmamos que es una respuesta contundente. Ahora bien, ¿satisfacerá a todos los que lo demanadaban?

Por una parte, Sony ha introducido la tercera generación de las RX100, la mark III, que incluye un visor retráctil. Esto parece indicar que Sony no contempla un tamaño entre la familia 100 y la familia 10.

Si decimos esto es porque uno de los mayores inconvenientes que se puede poner a esta cámara, aparte de su precio, es el tamaño. Ciertamente es algo más pequeña que una réflex pero tiene una forma/tamaño que impide poderla guardar en ningún tipo de bolsillo.

Ya que estamos hablando de los puntos poco positivos, la cámara se encarga de recordarnos que, en el fondo, es una compacta en sus tiempos de encendido y apagado, motivados sobre todo por su zoom motorizado que se extiende y pliega respectivamente.

Sony DSC-RX10

 

Pero pocas faltas más podremos sacarle a esta cámara. Si nos conformamos con su tamaño, la ergonomía tiene todo aquello que solemos pedir en este apartado: un buen visor electrónico, perfectamente usable, una pantalla abatible, botones con accesos directos y con buen grado de personalización,…

La calidad del sensor ya era conocida y en este apartado no hay novedad y el zoom 28-200 equivalente, con apertura fija en 2.8, culpable en parte del tamaño de la cámara, no defrauda en absoluto en sus resultados.

En definitiva, una cámara que ha inaugurado una categoría nueva, la de las superzoom con un sensor de calidad. Panasonic muy recientemente ha entrado con la FZ1000 en este segmento, que creemos que irá a más ante la búsqueda de una mayor calidad de imagen, y pondrá mayor presión en el precio y en las prestaciones futuras de la sucesoras de la RX10.

Lo mejor

  • Ergonomía excelente (visor, LCD, accesos,…)
  • Buen rendimiento del zoom con apertura constante
  • Sensor probado y conocido
  • Opciones wi-fi bien integradas

Lo peor

  • Tamaño cercano a las réflex más pequeñas
  • Comportamiento de compacta en encendido, apagado, suspensión
  • Enfoque algo lento con poca luz
  • Precio todavía elevado, la competencia acecha