El fin de una start-up

“Abrió su cartera y sacó su tarjeta de visita. Decía “Director Ejecutivo.” Se dio cuenta de que era otra mentira, que él nunca había sido realmente el jefe. Los números eran el jefe, los números de una cuenta bancaria que encogía. Los números de gastos mayores que ingresos. Los números siempre mandaban. Lo que dijera su tarjeta de visita carecía de significado. Cogió un bolígrafo y tachó “Director Ejecutivo” mientras garabateaba encima “sin empleo.”

Extracto del microrelato The last day (El último día). Francisco DAO (2012)

Quizás te interese

Ya sabemos por qué al asistente de voz de Bixby se le están atragantando los idiomas

A pesar de que se esperaba la llegada de Bixby en inglés para finales de …