Algunos Pixel 6 se desbloquean con la huella de otra persona

💻 Te interesa: Consigue Windows 10 Pro por 11€ y actualiza gratis a Windows 11 [ Ofertón ]

Los Pixel 6 y Pixel 6 Pro han estado plagados de problemas desde su lanzamiento: no alcanzan la potencia de carga anunciada, un bug llama a contactos al azar, la pantalla produce un extraño parpadeo y el lector de huella dactilar es más lento de lo esperado.

Lo sorprendente es que Google ha explicado la lentitud del lector de huella por la mayor seguridad que incorpora. Sin embargo, algo extraño está ocurriendo.

TE INTERESA:
El Pixel 6 Pro se deja ver en manos de alguien en un vídeo filtrado

Algunos usuarios han empezado a informar de que sus Pixel 6 pueden ser desbloqueados con el dedo de otra persona.

Un usuario de Reddit acudió a la comunidad de Google Pixel para informar de que su Pixel 6 aparentemente puede ser desbloqueado por su esposa usando su dedo índice, a pesar de que la única huella dactilar registrada en el teléfono es su propio pulgar.

Algunos usuarios también informan del mismo problema en sus propios dispositivos en los comentarios , con diferentes niveles de gravedad. La publicación también contiene un vídeo que muestra el problema.

El usuario original utiliza un protector de pantalla Omotion, lo que podría afectar a la fiabilidad del escáner de huellas dactilares del Pixel 6. Pero incluso así, uno de los usuarios menciona en los comentarios que su teléfono no tiene protector de pantalla, pero el problema está ahí.

Parece que borrar la huella dactilar del teléfono y volver a registrarla soluciona el problema para algunas personas

💿 Black Friday: Windows 10 Pro por 11€ para siempre en VIP-URcdkey [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
75%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
25%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario