Análisis a fondo y opinión del BQ Aquaris X2 Pro

Ir a página

Hardware y rendimiento

El BQ Aquaris X2 Pro llega con procesador Qualcomm Snapdragon 660, un chip que fue presentado a principios de mayo del año pasado. Este es el mismo chip que encontramos en el Xiaomi Mi 6X, Nokia 7 Plus, BlackBerry KEY2, HTC U12 Life y Vivo X21, por citar algunos.

El Snapdragon 660 está fabricado en tecnología de 14nm, cuenta con 8 núcleos Kryo 260 a 2.2GHz y es un 20 por ciento más rápido que el Snapdragon 653

La GPU es Adreno 512, que es un 30 por ciento más rápida que Adreno 510 del Snapdragon 653.

A nivel de rendimiento, el Snapdragon 660 se encuentra entre el antiguo chip de gama alta Snapdragon 821 (2016) y el Snapdragon 835 (2017).

En el apartado gráfico, sin embargo, el rendimiento no es tan elevado como en los chips de gama alta.

BQ ha incorporado 4 o 6 GB de RAM en el Aquaris X2 Pro, en función de la variante. Nosotros hemos probado la versión con 4GB, que debería ser suficiente para ofrecer una buena experiencia de multi-tarea.

El BQ Aquaris X2 Pro llega con unas especificaciones técnicas bastante potentes, por encima de la mayoría de smartphones de gama media del mercado.

En el benchmark AnTuTu v7, ha dado un resultado de 141.844 puntos, una puntuación muy alta en comparación con otros smartphones de gama media.

 

En el benchmark Geekbench 4, ha conseguido un resultado de 1599/5812 puntos, una puntuación muy elevada frente a otros smartphones de gama media.

 

En los tests de velocidad de lectura y escritura de datos en la memoria interna con Androbench, el teléfono obtiene unos resultados bastante buenos.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación de 6.067 puntos, un valor que alto frente a otros terminales de gama media.

 

Los resultados que ha obtenido el BQ Aquaris X2 Pro en los benchmarks están en línea con lo que esperábamos ya que se trata de un dispositivo de gama media pero con un hardware potente.

Dejando a un lado los benchmarks, el BQ Aquaris X2 Pro se mueve con mucha soltura y, en general, no hemos sufrido signos de lag al utilizar apps habituales como Twitter, Facebook, WhatsApp, Google Maps y otras. Esta buena experiencia también se ve favorecida porque el terminal corre Android One, sin una pesada capa de personalización.

El rendimiento del BQ Aquaris X2 Pro en los juegos es excelente

 

Centrándonos en el rendimiento gráfico, el test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados excelentes.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados superiores a otros smartphones de gama media.

 

En el apartado gráfico, la GPU ha arrojado unos resultados muy buenos, por lo que cabe esperar un buen rendimiento a la hora de jugar a títulos 3D exigentes. A modo de referencia PUBG se auto-configura con una tasa de cuadros media.

He probado tres títulos bastante exigentes — Asphalt Xtreme, Dead Effect 2 y Dear Trigger 2 — y he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos utilizando el software GameBench.

En los tres juegos hemos medido una tasa media de FPS es muy elevada, lo que hace que podamos jugar perfectamente. En el caso de Dead Effect 2, de vez en cuando sufrimos alguna caída de frames pero, aún con todo, nos movemos en tasas muy elevadas.

JuegoFPS medioFPS mín.FPS máx.Estabilidad FPS%CPU
Asphalt Xtreme292931100%7%
Dead Effect 256396091%13%
Dead Trigger 2292831100%7%

 

Como todos los smartphones, el BQ Aquaris X2 Pro se calienta al ser sometido a una carga elevada, especialmente en juegos 3D. Durante períodos de alta intensidad, he medido una temperatura en la superficie trasera del teléfono de 45ºC, que es bastante elevada y hace que resulte algo incómodo sostener el teléfono.

El BQ Aquaris X2 Pro llega con 64 o 128 GB de almacenamiento interno, de los cuales están ocupados unos 12 GB por el sistema operativo. Si bien el modelo de 64 GB debería ser suficiente para la mayoría de los usuarios, el modelo de 128 GB tiene la ventaja de llegar con 6 GB de RAM (aunque su precio es mucho más elevado).

Por suerte, el teléfono incorpora la posibilidad de ampliar el almacenamiento fácilmente mediante una tarjeta micro-SD hasta 256GB, aunque en ese caso perderemos la posibilidad de insertar una segunda SIM.

Lamentablemente, BQ ha optado por desactivar la funcionalidad Adoptable Storage de Android, por lo que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como si fuera parte del almacenamiento interno.

En el aspecto de conectividad, el BQ Aquaris X2 Pro es compatible con conexiones WiFi 802.11 b/g/n/ac en la banda de 2.4GHz y también en la de 5GHz, que en muchas zonas funciona bastante mejor por estar menos saturada.

Por otro lado, el BQ Aquaris X2 Pro es compatible con Bluetooth 5.0, 4G/LTE (LTE Cat. 6 hasta 300 Mbps) y GPS / Galileo / Glonass.

Cuenta con radio FM, algo que no muchos fabricantes incorporan en sus smartphones, así como NFC.

En las pruebas que hemos realizado de velocidad de conexión, el BQ Aquaris X2 Pro ha alcanzado un excelente resultado de 191 Mbps de bajada y 90 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300 Mbps. En la prueba de 4G, se han alcanzado los 62 Mbps de bajada y 2 Mbps de subida con una conexión 4G de Vodafone.

Batería

El BQ Aquaris X2 Pro posee una batería no reemplazable de 3.100 mAh, una capacidad que parece suficiente para un smartphone con una pantalla de su tamaño.

 

En la prueba de batería de PCMark Work 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 8 horas y 24 minutos. Este resultado de autonomía es bueno, como se puede apreciar en la siguiente gráfica.

 

En el día a día, el teléfono aguanta sin problemas un día de uso normal y, en general, no tendrás que recargar el teléfono a lo largo del día si lo cargas todas las noches.

El BQ Aquaris X2 Pro no incorpora ningún modo de ahorro de energía más allá de lo que incorpora Android por defecto para reducir el rendimiento del dispositivo y limitar la vibración del dispositivo, los servicios de ubicación y la mayor parte de transmisión de datos en segundo plano. En este aspecto, echamos de menos las opciones de ahorro que añaden otros fabricantes por encima de Android.

El BQ Aquaris X2 Pro cuenta con un puerto USB Tipo-C y es unos de los pocos smartphones del mercado con la tecnología de carga rápida QuickCharge 4+, que permite cargar la mitad de la batería en 30 minutos.

Lamentablemente, BQ solo ha incorporado un cargador compatible con QuickCharge 3.0, por lo que tendremos que hacernos con un cargador adicional para disfrutar de las velocidades más rápidas.

Con el cargador incluido, el proceso de carga completo tarda un total de 1 hora y 55 minutos con el cargador incluido. No es un proceso muy rápido, así que nos hubiera gustado que BQ incorporase un cargador compatible con QuickCarge 4+.

El BQ Aquaris X2 Pro es compatible con QuickCharge 4+ pero incorpora un cargador QuickCharge 3

 

A pesar de tener una cubierta trasera de cristal, el BQ Aquaris X2 Pro no cuenta con carga inalámbrica, una funcionalidad que hasta ahora está reservada a smartphones de gama alta.

Por último, el BQ Aquaris X2 Pro incorpora un lector de huella dactilar en la parte de atrás del teléfono, que permite desbloquear el teléfono colocando el dedo encima incluso estando apagada la pantalla.

El proceso de desbloqueo del teléfono es rápido pero hemos visto otros smartphones en los que el desbloqueo se todavía en menos tiempo. La lectura de la huella se produce sin problemas, aunque personalmente prefiero que el lector de huella esté situado en el frontal.

El lector de huella no puede actuar como disparador de la cámara, ni tampoco permite desplegar el panel de notificaciones arrastrando el dedo sobre el lector.

Ir a página :