Análisis del Huawei Mate 20 Pro a fondo y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Hardware

Uno de los aspectos más destacados del Huawei Mate 10 fue la incorporación del chip Kirin 970, que cuenta con una Unidad de Proceso Neuronal (NPU). El Huawei Mate 20 Pro incorpora su sucesor, el procesador Kirin 980, que llega con mejoras interesantes en rendimiento, eficiencia y capacidades de IA.

El Kirin 980 está fabricado en un proceso de 7 nm, lo que significa que consume menos energía y es más potente que la generación anterior de procesadores de 10 nm., como el Snapdragon 845 o el Kirin 970.

Actualmente el Kirin 980 es, junto al Apple A12 Bionic, el único procesador de 7 nm del mercado.

El Kirin 980 cuenta con ocho núcleos: dos potentes núcleos Cortex-A76 de alto rendimiento a 2.6 GHz, dos núcleos Cortex-A76 de alta eficiencia a 1.9 GHz y cuatro núcleos Cortex-A55 de eficiencia extrema a 1.8 GHz.

Este procesador viene acompañado por una nueva GPU Mali G76. Esta GPU, que debuta con el Kirin 980, ofrece un 46% más de potencia de procesamiento de gráficos con un 178% de eficiencia de energía mejorada en comparación con la generación anterior.

El aspecto que más ha querido destacar Huawei del nuevo procesador es la presencia de una Dual NPU (Neuronal Process Unit), que ofrece un 134% más de rendimiento y un 88% más de eficiencia que el procesador Kirin 970 al ejecutar tareas de Inteligencia Artificial.

El nuevo chip permite reconocer más de 4.000 imágenes por minuto y mejora las capacidades de análisis de las imágenes. Mientras que con la generación anterior era posible reconocer objetos, ahora es posible reconocer elementos dentro de los objetos (por ejemplo, no solo reconoce una cara sino las partes de la cara).

La nueva NPU también permite realizar labores de procesado avanzado de vídeo en tiempo real que hasta ahora solo era posible con imágenes estáticas. Como veremos más adelante, esto se traduce, por ejemplo, en poder aplicar efecto bokeh en vídeos en tiempo real, como veremos en el apartado de Cámara.

Junto al procesador encontramos 6 GB de RAM, que son más que suficientes para poder tener varias aplicaciones abiertas a la vez. Es cierto que hay en el mercado algunos smartphones con 8 GB de RAM, pero en mi opinión es más una cuestión de marketing que una mejora real para los usuarios ya que en la práctica no hay mucha diferencia.

A continuación vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

El rendimiento del Huawei Mate 20 Pro en los benchmarks es muy elevado

 

En el benchmark AnTuTu v7 ha dado un resultado de 270.007 puntos, una puntuación excelente que solo queda por debajo de unos pocos smartphones.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador, ha conseguido 3.281/9.726 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados excelentes. Destaca especialmente el rendimiento multi-núcleo que es superior a cualquier otro smartphone Android.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados espectaculares en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura del almacenamiento. Esto se debe a que Huawei utiliza el rapidísimo sistema de ficheros F2FS que recientemente también ha adoptado Google con el Pixel 3.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación de 7.758 puntos, un valor que, siendo bueno, queda por detrás de algunos smartphones Android de gama alta.

 

Los resultados que ha obtenido el Huawei Mate 20 Pro en los distintos benchmarks dejan claro que nos encontramos ante un smartphone muy potente que no tiene nada que envidiar a los smartphones de gama alta de 2018 con procesadores de Qualcomm. Ahora bien, tendremos que ver cómo aguantan frente a la próxima generación de procesadores de Qualcomm que veremos pronto.

En el día a día, el Huawei Mate 20 Pro se mueve con gran fluidez y no he sufrido ningún parón a la hora de moverme por la interfaz del teléfono y utilizar apps habituales como WhatsApp, Twitter, Facebook, Instagram, Gmail o Google Maps.

Los 6GB de RAM del Huawei Mate 20 Pro son más que suficientes para mantener en memoria un buen número de apps a la vez, y no he experimentado problemas de apps que se cierren al ponerlas en segundo plano.

El Huawei Mate 20 Pro mueve sin problemas los juegos 3D más exigentes

 

En cuanto a capacidad gráfica, EMUI 9.0 trae GPU Turbo 2.0. GPU Turbo es una tecnología que debutó en el Honor Play y que promete una mejora de rendimiento gráfico de hasta un 60% y un ahorro de batería de hasta 30% para los títulos compatibles (por ahora, solo seis).

En la prueba de rendimiento gráfico SlingShot de 3DMark, el teléfono ha obtenido unos resultados significativamente por debajo de otros smartphones de gama alta de 2018.

 

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, el dispositivo ha obtenido unos resultados que, de nuevo, no destacan frente a otros smartphones de gama alta.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), el Huawei Mate 20 Pro tampoco destaca frente a otros smartphones.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, la GPU ha obtenido unos resultados en los benchmarks claramente por debajo de otros smartphones de gama alta.

Para comprobar el rendimiento gráfico en el día a día, hemos probado tres juegos 3D exigentes — Asphalt 9, Dead Effect 2 y PUBG — y, en todos ellos, la experiencia al jugar con el Huawei Mate 20 Pro ha sido muy satisfactoria. Por tanto, la menor potencia de la GPU frente a otros smartphones estrella no es ningún problema a día de hoy.

Utilizando el software GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y los tres títulos se mueven con una tasa de imágenes por segundo elevada (cerca de 30 o 60 FPS, según el juego) de manera bastante consistente.

JuegoFPS medioEstabilidad FPSMin. FPSMax. FPS%GPU%CPU
Asphalt 930100%29328%
Dead Effect 260100%566210%
PUBG25100%25279%

 

Como todos los teléfonos de gama alta, se calienta al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. En el Huawei Mate 20 Pro, sin embargo, hemos medido una temperatura de 36ºC en ciertas zonas de la superficie trasera tras jugar algunas partidas, que es un valor bastante bajo.

Con objeto de optimizar el rendimiento, Huawei incorpora una aplicación llamada Gestor que analiza el estado del teléfono y ofrece diversas formas de optimizar el funcionamiento del teléfono.

Entre otras, esta aplicación puede proponer cerrar ciertas aplicaciones para reducir el consumo de energía, borrar ficheros grandes o aplicaciones poco usadas para liberar espacio, o desactivar Bluetooth si no hay ningún dispositivo para enlazar.

Esta misma aplicación también permite bloquear llamadas y mensajes de ciertos usuarios, restringir el uso de datos móviles / WiFi por parte de las apps, reducir el consumo de datos limitando las conexiones en segundo plano, controlar las aplicaciones que pueden mostrar notificaciones flotantes o en el centro de notificaciones, buscar virus, y gestionar el consumo de batería.

 

El Huawei Mate 20 Pro llega con 128 GB de almacenamiento, una cantidad que debería ser suficiente para la mayoría de los usuarios, aunque si grabas muchos vídeos en formato 4K y descargas películas/música, es posible que lo agotes.

Este almacenamiento se puede ampliar mediante un nuevo tipo de tarjeta llamado NM Card. Esta tarjeta es un formato propietario de Huawei que alcanza capacidades hasta 256GB y tiene el tamaño de una tarjeta nano-SIM. Por el momento no sabemos a qué precios se comercializarán ya que no parecen estar todavía disponibles.

En el aspecto de conectividad, el Huawei Mate 20 Pro es compatible con WiFi 802.11 b/g/n/ac en las bandas de 2.4 GHz y 5 GHz, Bluetooth 5.0 (compatible con aptX, aptX HD, LDAC y HWA), 4.5G/LTE, emisor de infrarrojos, GPS de frecuencia dual y NFC. No incorpora radio FM.

Huawei ha querido destacar que la conectividad WiFi alcanza velocidades de hasta 1.732 Gbps gracias al soporte del estándar 802.11ac wave2.

Una funcionalidad de interesante del Mate 20 Pro es que permite compartir una conexión WiFi con otros smartphones — cualquier smartphone pueden compartir una conexión 3G/4G pero no todos pueden compartir una conexión WiFi.

El Huawei Mate 20 Pro incorpora un módem LTE Cat. 21 con velocidad de descarga hasta 1.4 Gbps.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G han sido muy satisfactorias. En la prueba de WiFi, el Huawei Mate 20 Pro alcanzó los 440 Mbps de bajada y 92 Mbps con una conexión de fibra óptica. En la prueba de 4G, se alcanzaron los 36 Mbps de bajada y 8 Mbps de subida con una conexión de Vodafone.

Sistemas biométricos

El Huawei Mate 20 Pro cuenta con un lector de huella dactilar bajo la propia pantalla que permite desbloquear el teléfono colocando el dedo sobre la zona de la pantalla donde está ubicado el sensor.

Si tenemos activada la pantalla Always On Display, basta con poner el dedo encima de la pantalla para desbloquear el teléfono sin tener que tocar ningún botón — siempre y cuando coloquemos el dedo en la zona correcta. Con la pantalla Always On Display activa, la zona de lectura de la huella no aparece marcada hasta que no tocamos la pantalla con el dedo.

El reconocimiento de huella es fiable siempre que coloquemos el dedo en la zona correcta ya que el área de reconocimiento es bastante reducida. El desbloqueo no es tan rápido como un lector de huella convencional y hay que ejercer un poco más de presión pero, en general, la experiencia es bastante buena.

El Huawei Mate 20 Pro incorpora un lector de huella en la propia pantalla

 

Huawei ha incorporado también un sistema de reconocimiento facial 3D avanzado, que incorpora elementos como un proyector de puntos, un el medidor de proximidad ToF, un iluminador y una cámara de infrarrojos. Según Huawei, la tasa de error es inferior a 1 entre un millón y el tiempo de desbloqueo es 0,6 segundos.

Para activar Face Unlock, basta con levantar el teléfono de la mesa ya que el acelerómetro detecta el movimiento, enciende automáticamente la pantalla y desbloquea el teléfono si detecta tu cara.

En caso de que ya tengas el teléfono en la mano con la pantalla Always On Display activa, no es posible activar el reconocimiento facial a no ser que pulses sobre el botón de encendido. En este aspecto, me gustaría que Huawei añadiese la opción de encender la pantalla (y activar el reconocimiento facial) con un toque sobre la pantalla.

El reconocimiento facial funciona con bastante rapidez y, en mi experiencia, resulta incluso más cómodo que colocar el dedo en el lector de huella. El sistema ha resultado ser muy fiable, por lo que no tendrás problema para que el sistema te reconozca si utilizas gafas, dejas de afeitarte o realizas pequeños cambios sobre su rostro.

Face Unlock utiliza un sensor 3D como el iPhone XS, por lo que en mis pruebas «amateur», no he conseguido engañar al sistema poniendo delante del teléfono una careta foto o un vídeo. Huawei incorpora una opción que permite especificar si queremos que el reconocimiento facial requiera contacto visual y ojos abiertos para funcionar.

El Huawei Mate 20 Pro también incorpora un sistema de reconocimiento facial

Batería

La batería del Huawei Mate 20 Pro posee una generosa capacidad de 4.200 mAh, la mayor que hemos visto en un smartphone de gama alta.

 

En la prueba de batería Work Battery Life 2.0 de PCMark, el teléfono ha dado un excelente resultado de 12 horas y 7 minutos, muy por encima de cualquier otro smartphone de gama alta que hayamos probado hasta la fecha.

 

En el día a día, la autonomía del Huawei Mate 20 Pro es espectacular. No tendremos problema en llegar al final del día a pesar de que hagamos un uso intenso del teléfono durante el día.

Además, Huawei ha incorporado una herramienta para gestionar el ahorro de energía dentro de la aplicación Gestor. Esta herramienta permite escoger entre un modo de ahorro de energía estándar y otro Ultra.

El modo estándar restringe la actividad de las aplicaciones en segundo plano, reduce o deshabilita algunos efectos visuales y sonidos del sistema, y deshabilita la recepción de correo en segundo plano para ahorrar energía. El modo Ultra cambia el interfaz a uno más simple y solo ofrece acceso a Llamadas, Mensajes y Contactos, aunque podemos añadir algunas apps adicionales.

Una funcionalidad llamada Resolución Inteligente permite reducir automáticamente o manualmente la resolución de la pantalla para ahorrar batería aunque, tratándose de una pantalla de 6.4″, no parece recomendable reducir la resolución por debajo de Full HD+.

Dado que la pantalla del Huawei Mate 20 Pro es OLED, Huawei ha incorporado una opción para oscurecer los colores de la interfaz ya que, como sabemos, los píxeles negros no consumen energía.

La app Gestor también realiza un análisis del estado del teléfono para incrementar el ahorro de energía sugiriendo diversas acciones.

Por ejemplo, la app indica qué aplicaciones son las que más energía consumen y qué ajustes podemos modificar para reducir el consumo de energía: bajar brillo de la pantalla, desactivar la vibración, desactivar la sincronización, etc.

Una funcionalidad que me ha gustado es que permite seleccionar individualmente qué apps pueden iniciarse automáticamente, así como cuáles pueden seguir ejecutándose una vez apagada la pantalla. Además el teléfono también indica qué aplicaciones consumen mucha energía para que sepamos dónde vamos a obtener los mayores beneficios.

El Huawei Mate 20 Pro cuenta con una tecnología de carga llamada 40W SuperCharge que, según Huawei, es capaz de llevar al smartphone de 0 a 70 por ciento en solo 30 minutos.

En nuestras pruebas, el proceso de carga completo ha tardado un total de 1 horas y 1 minuto con el cargador incluido. En media hora, hemos conseguido el 75 por ciento de carga, lo cual es una marca excelente.

El Huawei Mate 20 Pro alcanza más de un 70% de carga en  30 minutos.

 

Otra novedad interesante es que el Mate 20 Pro ofrece carga inalámbrica a 15W, que es considerablemente más rápida que otros teléfonos que cargan a 7.5W, como el iPhone XS.

El aspecto más curioso, sin embargo, es que el Mate 20 Pro es capaz de actuar como un cargador inalámbrico en sí mismo de otros dispositivos que cuenten con soporte de carga inalámbrica

Esto significa que si el smartphone de un amigo se queda sin batería y su smartphone tiene carga inalámbrica, podrás transferirle carga colocando ambos teléfonos espalda contra espalda.

Ir a página