Análisis del Huawei P30 Pro a fondo y opinión


🎁 ¿Vas a comprar un OnePlus 7 / 7 Pro? Aquí tienes 10€ de descuento para la tienda oficial [ Descuento 10€ ]

Ir a página :

Precio y competidores

El Huawei P30 Pro está a la venta por un precio oficial de 949 € (128GB), 1.099 € (256 GB) y 1.249 € (512GB) y podemos adquirirlo online en sitios como Amazon. Se trata de un precio bastante elevado, aunque en línea con lo que cabe esperar de un smartphone con estas características.

Si nos fijamos en otros teléfonos, tenemos varias opciones interesantes en la gama alta que pueden competir frente al Huawei P30 Pro.

El Samsung Galaxy S10+(829 € en Amazon) cuenta con pantalla Super AMOLED de 6.4″, procesador Exynos 9810, 6/8GB de RAM, 128/512GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD, cámara trasera dual de 12MP con zoom 2X, cámara frontal de 8MP, batería de 4.000 mAh, lector de iris y huella dactilar, puntero S Pen y resistencia al agua.

El Pixel 3 XL (949 €) es el smartphone insignia de Google y cuenta con una pantalla OLED de 6.3″, procesador Snapdragon 845, 4GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento, cámara trasera de 12MP, cámara frontal dual de 8MP+8MP, lector de huella trasero y batería de 3.430 mAh.

Por último, no podemos dejar de hablar del iPhone XS Max (1149 € en Amazon), que posee una pantalla OLED de 6.5″ que ocupa casi todo el frontal (salvo el recorte de la parte superior), procesador A12 Bionic y una cámara dual de 12MP con buen rendimiento.

Conclusiones

El año pasado, Huawei dejó clara su apuesta por la fotografía en el móvil cuando lanzó el P20 Pro y, unos meses más tarde, el Mate 20 Pro, ambos con cámaras triples co-desarrolladas con Leica que han sido elogiadas en numerosas ocasiones.

Este año, Huawei ha reafirmado su apuesta por la fotografía con el Huawei P30 Pro, cuyas principales mejoras con respecto al P20 Pro y Mate 20 Pro debemos buscarlas precisamente en la cámara, como veremos más adelante.

El Huawei P30 Pro mantiene un diseño similar al de su antecesor, con una gran pantalla de 6.5″ curvada a los lados y ocupando casi todo el frontal.

La pantalla está rodeada por un marco que, siendo bastante estrecho, crece en anchura en la parte inferior, dando lugar a una barbilla algo más pronunciada que otros smartphones de gama alta.

Según Huawei, se trata de una decisión de diseño para favorecer el agarre y los gestos aunque yo hubiera preferido un marco aún más estrecho.

La cubierta trasera de cristal, también curvada a los lados, está disponible en tres acabados con llamativos gradiente de color — Nácar, Aurora y Ámbar – además de un sobrio y tradicional color Negro. El modelo que he probado se ve bastante atractivo, aunque las huellas dactilares tienden a quedar marcadas.

Huawei ha decidido prescindir del reconocimiento facial 3D presente en el Mate 20 Pro, lo que ha permitido reducir el tamaño de la muesca considerablemente, que ahora tiene forma de gota de agua. En su lugar, Huawei ha apostado por un lector de huella integrado en pantalla, siguiendo la tendencia de este año, si bien también ofrece reconocimiento facial simple.

El lector de huella funciona bien, aunque el proceso de desbloqueo es algo más lento que un lector convencional. El área donde debes colocar el dedo es reducida y, aún con la pantalla Always On activa, no aparece marcada hasta que no colocas el dedo, lo que complica acertar a la primera (al menos hasta que te acostumbras).

Otra de las novedades de diseño del Huawei P30 Pro es que carece de un auricular para el oído en la parte superior. Huawei ha dotado al P30 Pro de una pantalla que, al vibrar, hace llegar el sonido a tu oído cuando tienes apoyada la oreja sobre el frontal y, en la práctica, funciona bien.

 

Huawei ha incorporado un panel OLED con resolución Full HD+, por lo que podrías preguntarte si se ve tan nítida como los paneles Quad HD+. En mi opinión, una densidad de 398 ppp es más que suficiente incluso para un panel OLED con matriz Pentile. De hecho, otros smartphones con paneles de más resolución funcionan normalmente en Full HD+ para consumir menos energía.

La pantalla del P30 Pro es capaz de mostrar una amplia gama de colores, ya que no solo cubre espacio de color sRGB sino también el espacio más amplio Display P3, utilizado habitualmente en la industria del cine, y además es compatible con contenidos HDR.

En el modo de color normal, la pantalla ofrece una fidelidad de color espectacular y un color blanco puro, sin ningún tinte de color. Si optamos por el modo de color vívido, la fidelidad de color empeora ya que, como el propio nombre indica, los colores se muestran sobresaturados (aunque mucha gente prefiere colores irreales…).

El brillo máximo de la pantalla ronda los 592 nits (medidos con la pantalla totalmente iluminada en blanco), lo que supone un elevado nivel de brillo, aunque ligeramente por debajo de algunos otros smartphones de gama alta. Dado que cuenta con un panel OLED, el color negro es puro y el contraste es muy elevado (teóricamente infinito).

La pantalla ofrece el modo Always On Display que muestra permanentemente la hora y otros datos de interés como nivel de batería e iconos de notificaciones. Es posible despertar la pantalla con un doble toque sobre la misma, así como hacer que se encienda monentáneamente cuando llegue una notificación.

 

El Huawei P30 Pro cuenta con un procesador Kirin 980 fabricado en un proceso de 7 nm, lo que significa que consume menos energía y es más potente que otros procesadores de generaciones anteriores.

Este procesador cuenta con ocho núcleos: dos potentes núcleos Cortex-A76 de alto rendimiento a 2.6 GHz, dos núcleos Cortex-A76 de alta eficiencia a 1.9 GHz y cuatro núcleos Cortex-A55 de eficiencia extrema a 1.8 GHz. Además, cuenta con una NPU dual, que acelera las operaciones relacionadas con inteligencia artificial.

El Huawei P30 Pro viene acompañado por 8GB de RAM, una cantidad más que suficiente para no tener problemas a la hora de hacer multi-tarea. En mi experiencia, las apps permanecen en memoria y no se sufren cierres inesperados.

En los benchmarks de CPU, el Huawei P30 Pro ha obtenido unas puntuaciones altas, a la par de otros smartphones de gama alta del año pasado, pero por debajo de lo que ofrece hoy el Snadpragon 855 o el Exynos 9820.

En el día a día, el Huawei P30 Pro se mueve con rapidez y no he notado retardos ni parones a la hora de desplazarme por la interfaz, cargar apps pesadas o hacer multi-tarea.

El rendimiento gráfico 3D es bueno pero queda por debajo de otros smartphones de gama alta en los benchmarks que he ejecutado.

No obstante, he probado tres juegos 3D exigentes como Asphalt 9, Dead Effect 2 y PUBG, y en todos ellos he medido tasas medias de refresco muy elevadas, cercanas a los 30 o 60 FPS, en función de las limitaciones del título.

Por tanto, a día de hoy, si eres aficionado a los juegos, no tendrás ningún problema para disfrutar al máximo de títulos 3D exigentes.

El Huawei P30 Pro está disponible con 128, 256 o 512 GB de almacenamiento, por lo que seguro que hay un modelo que se adapta a tus necesidades. Huawei ha añadido la posibilidad de ampliar el almacenamiento pero, en lugar de hacerlo mediante una tarjeta micro-SD, ha optado por un formato propietario llamado NM Card que ofrece expansión de hasta 256 GB.

En el aspecto de conectividad, el Huawei P30 Pro va muy bien servido con WiFi 802.11 b/g/n/ac (wave2), Bluetooth 5 (compatible con aptX, aptX HD, LDAC y HWA), 4.5G/LTE, emisor de infrarrojos y NFC.

El Huawei P30 Pro cuenta con una gran batería de 4.200 mAh que, en mis pruebas, ha obtenido una buena autonomía en comparación con otros smartphones de gama alta.

Además, cuenta con la carga rápida Super Charge 40W que permite recargar el teléfono completamente en menos de 1 hora, así como con carga inalámbrica a 15W. Como curiosidad, el Huawei P30 Pro es además capaz de cargar otros smartphones de forma inalámbrica, aunque lo hace bastante lento.

 

En el aspecto multimedia, cabe destacar que Huawei ha incorporado sonido compatible con Dolby Atmos al utilizar auriculares pero el smartphone carece de conector de 3.5 mm. y, por tanto, tampoco ofrece radio FM. No encontramos altavoces estéreo sino que el único altavoz presente es el que está a un lado del conector USB-C.

Centrándonos en el software del teléfono, Huawei incorpora su propia capa de personalización, EMUI 9.1 sobre Android 9 Pie, que se beneficia de la limpieza que hizo Huawei respecto a versiones anteriores.

EMUI añade un gran número de funcionalidades que complementan Android como carrusel de fondos de pantalla, modos adicionales de ahorro de energía, permisos adicionales de aplicaciones, manejo con una sola mano, aplicación gemela, espacio privado, bloqueo de aplicaciones, caja fuerte de ficheros, proyección en modo escritorio de forma inalámbrica o copia de seguridad.

En mi opinión, el aspecto donde falla EMUI es en su estética, que se ve algo anticuada en comparación con otras capas de personalización. No obstante, la compañía va haciendo progresos y algunos iconos han sido rediseñados a mejor.

Centrándonos en el apartado estrella — la fotografía — Huawei ha incorporado una cámara trasera cuádruple desarrollada junto con Leica.

La cuádruple cámara está formada por una cámara principal de 40 MP (f/1.6) con estabilización óptica y un nuevo sensor SuperSpectrum capaz de captar más luz, una cámara ultra gran angular de 20MP (f/2.2) y una cámara teleobjetivo de 8 MP con zoom óptico 5X (f/3.4) y estabilización óptica. Además, Huawei ha añadido una cuarta cámara ToF para medir distancias.

Comenzando por la cámara principal, su rendimiento en condiciones de abundante luz es bueno, aunque en ciertas ocasiones el procesado juega una mala pasada y las fotografías resultan con colores poco naturales (normalmente anaranjados) o con un aspecto poco natural. No obstante, estas ocasiones son las menos.

Cuando la luz escasea, el nuevo sensor demuestra de lo que es capaz ya que las fotografías presentan un menor nivel de ruido frente a otros rivales y mantienen un amplio rango dinámico. El modo Noche también ha sido mejorado y es capaz de tomar fotografías de larga exposición sin trípode superando de nuevo a otros smartphones de gama alta.

La presencia de una cámara ultra gran angular aporta una gran versatilidad, sobre todo a la hora de capturar monumentos y edificios, o tomar fotografías de grupo sin tener que alejarte demasiado. En viajes, se convierte en un aliado perfecto.

 

Otra cámara estrella es la cámara zoom con una lente periscópica que ofrece zoom óptico 5X, zoom híbrido 10X y zoom digital 50X. Gracias a esta cámara, podemos acercarnos a detalles que, hasta ahora, no podíamos imaginar que pudiéramos captar con un móvil.

El único inconveniente de un zoom óptico tan alto es que cualquier nivel de zoom inferior a 5X se consigue ampliando por software la imagen captada por la cámara principal, por lo que si solo tienes que acercarte hasta un  zoom 2X o 3X, la calidad es inferior.

La última cámara es la cámara de profundidad ToF que ayudará a conseguir un efecto de desenfoque más natural en los retratos cuando se active vía actualización OTA. En las pruebas que he realizado, los retratos se ven bastante naturales y, aunque ciertas zonas del pelo siguen siendo un reto, el resultado es muy satisfactorio aún sin la cámara ToF en funcionamiento.

Fotografías tomadas con el Huawei P30 Pro (más en la sección Cámara)

 

A la hora de grabar vídeo, el Huawei P30 Pro ofrece grabación 4K a 30 fps y 1080p a 30/60 fps pero, por el momento, no hay rastro de grabación 4K a 60fps. La grabación presenta una buena calidad y la estabilización es excelente.

Huawei ha incluido algunos modos curiosos que exprimen al máximo las capacidades de IA, como el modo Color IA que deja en blanco y negro toda la escena pero mantiene a las personas en color, y o el modo Fondo Borroso que aplica el efecto bokeh a la grabación de vídeo.

La cámara frontal cuenta con una resolución de 32MP y captura selfies con buena calidad siempre que nos encontremos en condiciones de buena luz. Permite tomar selfies en modo Retrato además de, por supuesto, aplicar un efecto belleza.

En conclusión, el Huawei P30 Pro es un smartphone muy recomendable si andas buscando un smartphone de gama alta potente, con buena cámara y una excelente autonomía.

Lo mejor:

  • Diseño en metal y cristal con llamativos acabados degradados de color en la parte de atrás.
  • Pantalla con excelente fidelidad de color, buen brillo máximo, elevado contraste, negros profundos, amplios ángulos de visión y compatible con HDR.
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias a un hardware potente y abundante memoria RAM.
  • Funcionalidades software útiles como el control avanzado de permisos por aplicación, modos de ahorro de energía, aplicación gemela, espacio privado, bloqueo de aplicaciones, caja fuerte, modo escritorio inalámbrico, copia de seguridad o Huawei Share.
  • Lector de huella integrado en la propia pantalla.
  • Cámara cuádruple trasera con sensor SuperSpectrum para captar más luz en condiciones de poca luz, cámara ultra gran angular, cámara con zoom óptico 5X / 10X híbrido para acercarse a cualquier detalle y modo Retrato ayudado por el sensor ToF (vía futura actualización OTA)
  • Modos de grabación de vídeo no vistos en otros fabricantes (por ejemplo, Fondo Borroso) y excelente estabilización del vídeo
  • Elevada autonomía y carga rápida por cable a 40W en menos de una hora. Carga inalámbrica rápida a 15W y posibilidad de cargar otro smartphone de forma inalámbrica.
  • Dual SIM (dos tarjetas nano-SIM o tarjeta nano-SIM + tarjeta de almacenamiento)
  • Emisor de infrarrojos
  • Resistencia al agua IP68
Lo peor:
  • El módulo de cámara trasera sobresale por lo que el teléfono «baila» al teclear cundo está apoyado sobre una superficie.
  • Almacenamiento ampliable mediante un formato de tarjeta propietario (NM Card) poco extendido.
  • Excesivo procesado de las fotografías y alteración del color (tono anaranjado) en ciertas capturas. Grabación de vídeo sin modo 4K@60 FPS.
  • La estética de EMUI sigue por detrás de otras capas de personalización
  • Altavoz único sin sonido estéreo. Ausencia de conector de auriculares de 3.5 mm y, por tanto, sin radio FM.
  • Ausencia de LED de notificaciones

Galería de fotografías del Huawei P30 Pro

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

Nota: El teléfono Huawei P30 Pro ha sido proporcionado amablemente por Huawei para la realización de este análisis.

Ir a página :