fbpx

Análisis del Samsung Galaxy Tab S5e a fondo y opinión


🎓 ¿Eres estudiante universitario? Consigue una suscripción a Amazon Prime a mitad de precio por 18€/año con 90 días gratis [ Más información ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Samsung Galaxy Tab S5e.
A día de hoy, no muchos fabricantes siguen lanzando tablets al mercado con asiduidad. Compañías como Google, LG o Sony han perdido el interés por los tablets en favor de otros dispositivos más populares.

Entre los que siguen apostando por los tablets se encuentra Samsung, que tiene un buen número de dispositivos en su catálogo. El año pasado, la compañía lanzó el Galaxy Tab S4 con especificaciones de gama alta y, por tanto, un precio elevado.

Este año, la compañía se ha saltado el Galaxy Tab S5 y, en su lugar, ha lanzado un modelo más asequible llamado Galaxy Tab S5e, que puede resultar muy interesante para quienes quieren un tablet pero no necesitan la máxima potencia.

El Samsung Galaxy Tab S5e cuenta con pantalla Super AMOLED de 10,5″ con resolución 2560×1600 píxeles, procesador Snapdragon 670, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara trasera de 13MP, cámara frontal de 8MP y batería de 7.040 mAh.

Su precio oficial es de 439 € (64GB) / 509 € (128GB) para la versión WiFi y 499 € (64GB) / 569 € (128GB) para la versión WiFi+4G, puero puedes encontrarlo a un precio inferior en sitios online como Amazon España.

He tenido oportunidad de probar el nuevo Galaxy Tab S5e durante varias semanas y, a continuación, os traigo mis conclusiones tras un análisis detallado.

 

Apartados del análisis

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Batería
  5. Software
  6. Aplicaciones incluidas
  7. Multimedia
  8. Cámaras
  9. Precio
  10. Conclusiones

Diseño y construcción

Lo primero que sorprende del Samsung Galaxy Tab S5e cuando lo tienes en la mano es lo ligero y delgado que resulta. Con un grosor de tan solo 5,5 mm (o 6,5 mm si contamos la protuberancia de la cámara), el tablet de Samsung no solamente es el más fino que ha fabricado la compañía sino que supera en delgadez a prácticamente cualquier smartphone y tablet del mercado.

Su peso de 400 gramos es también muy reducido, lo que hace que resulte cómodo de llevar en la mochila o incluso bajo el brazo sin que se note un excesivo peso. No podemos decir lo mismo de otros tablets más pesados que se notan mucho más.

El tablet de Samsung está construido enteramente en metal con acabados disponibles en colores negro, plata o dorado, siendo el modelo plata el que hemos tenido oportunidad de probar.

Aunque sobre gustos no hay nada escrito, en mi opinión el Galaxy Tab S5e es un tablet de aspecto atractivo que, además, se mantiene bastante limpio ya que el metal con acabado mate no atrae apenas las huellas.

 

En el lado derecho del tablet encontramos el botón de encendido, que está ligeramente hundido y actúa además como lector de huella dactilar, y justo debajo está el botón alargado de volumen. Algo más abajo se encuentra la ranura para la tarjeta de memoria micro-SD y la tarjeta nano-SIM si has optado por el modelo con conectividad celular.

En el lado izquierdo encontramos unos conectores tipo POGO pins que permiten acoplar la funda con teclado Book Cover de la que hablaremos más adelante.

En el lado superior hay dos altavoces y, en lado inferior, otros dos altavoces, por lo que en total tenemos cuatro altavoces. En la parte inferior encontramos también un conector USB Tipo-C pero no hay rastro del conector de auriculares, que ha sido eliminado.

En el frontal del Samsung Galaxy Tab S5e solamente encontramos la pantalla rodeada por unos marcos bastante estrechos, en torno a 9 mm., que ofrecen un buen aprovechamiento del espacio, con un ratio de pantalla-a-cuerpo de un 82% según GSM Arena, y permiten sujetar el tablet con comodidad. La pantalla está protegida por Gorilla Glass 3, una iteración algo antigua de la conocida protección para cristal.

 

A diferencia de otros modelos de tablets de Samsung, el Galaxy Tab S5e no es compatible con el puntero S Pen, por lo que no puedes dibujar en su pantalla con este puntero.

El Samsung Galaxy Tab S5e no cuenta con resistencia al polvo y al agua, por lo que debemos tener cuidado para que no se moje. En todo caso, un tablet no es un dispositivo que tenga tanto peligro de caer al agua como un smartphone.

Como hemos comentado antes, Samsung comercializa una funda llamada Book Keyboard Cover por 129,91€ (más barata en Amazon) que no solamente protege el tablet de golpes y arañazos sino que añade un teclado completo muy útil para escribir largos textos siempre que puedas apoyarlo sobre una superficie firme — no es estable si pretendemos utilizarlo apoyado sobre las piernas como si fuera un portátil.

A diferencia de otros teclados que se conectan por Bluetooth, este se conecta a través de unos pines, por lo que el enlace es instantáneo y no requiere tener batería. Las teclas no están retroiluminadas y no cuenta con un touchpad, algo que hubiera resultado muy útil junto con el modo DeX.

Funda con teclado Book Keyboard Cover

Pantalla

El Galaxy Tab S5e cuenta con una pantalla Super AMOLED de 10.5″ con resolución WQXGA (2500 x 1600 píxeles), lo que supone una densidad de píxeles de 288 ppp. Si bien es cierto que en un móvil solemos exigir una densidad de píxeles algo superior, un tablet se ve a una distancia mayor, por lo que no supone ningún problema.

Las pantallas Super AMOLED de Samsung son de las mejores que podemos encontrar a día de hoy en smartphones y tablets, por lo que es todo un lujo disponer de una pantalla así en un tablet de 10.5″.

Como es bien sabido, las pantallas OLED ofrecen colores negros profundos, un contraste muy elevado y un gamut de color amplio. Además, su consumo de energía es inferior al de los paneles LCD, especialmente con el modo oscuro que debutará con Android 10.

La matriz de sub-píxeles del Samsung Galaxy Tab S5e es de tipo Pentile, como es habitual en los paneles AMOLED. En este tipo de pantallas los sub-píxeles rojo, verde y azul se disponen en formas geométricas en lugar de estar uno a continuación de otro de forma alineada como ocurre en los paneles RGB.

Matriz Pentile de la pantalla del Samsung Galaxy Tab S5e

 

A diferencia de otros tablets de gama alta, la pantalla del Samsung Galaxy Tab S5e no es compatible con la tecnología de HDR de alto rango dinámico. Aunque es capaz de reproducir vídeos codificados con HDR, el panel no es capaz de reproducir toda esa gama de colores.

A continuación vamos a llevar a cabo un conjunto de pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro para conocer la calidad del panel.

En primer lugar, conviene aclarar que el Samsung Galaxy Tab S5e ofrece cuatro modos de color: Adaptive Display, Cine AMOLED, Foto AMOLED y Básico.

Por defecto, el modo activo es Adaptive Display, que cubre un 144% del gamut sRGB, por lo que muestra colores sobresaturados en aplicaciones que han sido diseñadas para apuntar al espacio de color estándar sRGB.

Este exceso de colorido produce imágenes visualmente más llamativas pero menos fieles a la realidad. Por tanto, si retocamos una fotografía en el tablet, es posible que nos llevemos una decepción cuando la veamos después en otro dispositivo. No obstante, este modo tiene una ventaja importante y es que resulta muy útil cuando utilizamos el tablet a plena luz del día dado que, bajo el sol, los colores pierden fuerza.

En el modo Adaptive Display, el error medio en la fidelidad de color respecto al gamut sRGB es bastante mejorable, 6.9 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser también muy elevado, 16.6 dE.

La temperatura de color es 7.171ºK, por encima del nivel de referencia de 6.500ºK, lo que implica un cierto marcado tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador.

Por suerte, Samsung ha añadido un ajuste de color blanco llamado Balance de color que permite alterar el nivel de rojo, verde y azul de la pantalla. De esta forma podemos reducir el nivel de azul y acercarnos bastante al valor ideal de 6.500ºK.

Modo de color Adaptativo

 

El modo Foto AMOLED persigue el gamut Adobe RGB utilizado por muchas cámaras digitales, y cubre un 95% de este gamut.

El modo Cine AMOLED está pensado para reflejar con mayor fidelidad el gamut DCI-P3 utilizado habitualmente en la industria cinematográfica y, de hecho, la pantalla del Galaxy Tab S5e cubre el 97% de dicho gamut en este modo.

Modos de color Foto AMOLED y Cine AMOLED

 

Por último, el modo Básico es el que mejor refleja el gamut sRGB. Como ya hemos comentado alguna vez, sRGB es el espacio de color estándar utilizado por los smartphones, tablets y ordenadores, por lo que es el que debes elegir si buscas la máxima fidelidad de color en los contenidos de apps y juegos — aunque los colores se ven más apagados que con Adaptive Display.

En el modo Básico, el error medio en la fidelidad de color resulta ser muy bajo, 1.9 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser 5 dE, un valor bastante bajo.

La temperatura de color es 6.201ºK, bastante cerca del nivel de referencia de 6.500ºK, lo que implica un color blanco puro sin apenas tinte de color.

Modo de color Básico

 

El brillo máximo del Samsung Galaxy Tab S5e con el brillo automático desactivado es de 300 nits, pero al activar el modo de brillo automático es capaz de alcanzar los 450 nits bajo una luz intensa como el sol.

Estas pruebas se han realizado, como es habitual, con una pantalla totalmente en blanco, que es como se suele medir habitualmente. Si reducimos el área iluminada a un 10% o, en términos técnicos, APL (Average Picture Level) 10%, el brillo aumenta a 576 nits.

El brillo conseguido por el Galaxy Tab S5e es bastante elevado para un tablet y, en general, no deberías tener problema para utilizarlo en entornos muy iluminados.

Debido a la naturaleza de los paneles AMOLED, el color negro es muy profundo, y por ello nuestro colorímetro ha sido incapaz de medir ningún nivel de brillo. Esto significa que el contraste es, teóricamente, infinito, y que, al ver una película, las franjas negras alrededor de la imagen se ven completamente negras.

Las pantallas AMOLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas desde un ángulo. Por un lado los emisores de luz están más cerca de la superficie, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen. En el caso del Galaxy Tab S5e, los ángulos de visión son amplios pero se nota una ligera variación del color al girar el tablet ligeramente.

El Samsung Galaxy Tab S5e cuenta con filtro de luz azul que reduce la fatiga ocular limitando la cantidad de luz azul que emite la pantalla, así como un modo Noche que camia la paleta de colores a tonos oscuros para que resulte más cómodo a la vista ver la pantalla por la noche.

Una característica presente en los smartphones Galaxy es Always On Display (Pantalla Siempre Activa), que hace que la pantalla muestre la hora y la fecha en todo momento, junto con iconos de notificaciones. Lamentablemente, la funcionalidad Always On Display no está presente en el Galaxy Tab S5e.

Hardware y rendimiento

El Samsung Galaxy Tab S5e llega con un procesador Snapdragon 670, que fue anunciado en agosto de 2018 como un chip de gama media.

El Snapdragon 670 es un conjunto de chips de 10 nm con los mismos núcleos Kryo 360 que el 710, pero con una frecuencia de reloj de 2.0GHz, y cuenta con una GPU Adreno 615 que debería ser menos potente que la GPU Adreno 616 del Snapdragon 710.

En definitiva, el Snapdragon 670 es un Snapdragon 710 ligeramente menos potente. Tiene una CPU con una frecuencia de reloj más baja, una GPU un poco menos potente y un módem más lento.

El Samsung Galaxy Tab S5e viene con 4 o 6 GB de RAM, una cantidad suficiente para mover Android con soltura, siendo la versión de 6 GB la que hemos probado en este análisis.

 

Si nos fijamos en los principales benchmarks, en AnTuTu v7 ha dado un resultado de 153.070 puntos, en Geekbench 4 ha obtenido 1453/5466 puntos y en PCMark ha conseguido 6.730 puntos. En los tres casos se trata de puntuaciones propias de un dispositivo de gama media pero con potencia suficiente para las tareas del día a día.

Dejando a un lado los benchmarks, en el tiempo que he utilizado el Galaxy Tab S5e no he sufrido problemas graves de rendimiento aunque obviamente se nota que no responde tan rápidamente como otros dispositivos a la hora de abrir aplicaciones o cambiar entre tareas. Esto es especialmente cierto en la app Cámara, que no siempre responde con rapidez a las pulsaciones.

En los juegos 3D exigentes que he probado — Asphalt 9, Dead Effect 2 y PUBG Mobile — el rendimiento del Galaxy Tab S5e ha sido bueno aunque me he quedado con ganas de probar Fortnite, que no es compatible con el hardware de este tablet.

Con el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y en los tres casos nos encontramos con tasas de FPS elevadas y estables, con caídas muy puntuales.

JuegoMedia de FPSMínimo FPSEstabilidad FPS%CPU
Asphalt 9292295%8%
Dead Effect 25849100%6%
PUBG Mobile302299%9%

 

Como todos los dispositivos, se calienta al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. Sin embargo, en el caso del Galaxy Tab S5e he medido temperaturas de solo 34ºC en su superficie, por lo que no resulta molesto para nada.

El Samsung Galaxy Tab S5e se comercializa con 64 o 128 GB de almacenamiento interno. Por suerte, este almacenamiento es ampliable mediante micro-SD hasta 512 GB.

Aunque no he encontrado información oficial sobre el tipo de almacenamiento que incorpora, los resultados de las pruebas de rendimiento que he realizado con AndroBench (295 MB/s en lectura secuencial y 181 MB/s en escritura secuencial) hacen pensar que lleva almacenamiento eMMC, bastante más lento que el UFS 2.0 o 2.1 que encontramos en dispositivos de gama alta.

Samsung ha optado por desactivar “Adoptable Storage”, una de las funcionalidades más interesantes de Android, así que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como parte del almacenamiento interno.

La razón que dio Samsung para inhabilitar esta función en su día es que los usuarios utilizan la tarjeta micro-SD para intercambiar ficheros con el ordenador, especialmente fotos y vídeos, y eso no es posible si la tarjeta se ha formateado como interna ya que está cifrada.

En el aspecto de conectividad, el Samsung Galaxy Tab S5e va bien servido ya que soporta Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5.0 y WiFi Direct.

No incorpora radio FM ni tampoco chip NFC, pero sí que posee conectividad GPS mediante BeiDou, Galileo, GLONASS y, por supuesto, GPS.

El Samsung Galaxy Tab S5e cuenta con un conector USB Tipo-C que ofrece velocidades teóricas de hasta 10 Gbps (USB 3.1) y soporte OTG.

En las pruebas que he realizado, la velocidad por Wi-Fi ha sido buena pero no espectacular ya que ha alcanzado los 267 Mbps de bajada y 96 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 600/100 Mbps.

En este punto merece la pena notar que existe un problema conocido con la construcción de este tablet que afecta a la conectividad WiFi. Si sujetas el tablet en horizontal por la esquina inferior izquierda, la intensidad de la señal WiFi se reduce, llegando incluso a desaparecer casi todas las rayitas del icono de WiFi si cubres por completo la esquina y aprietas con fuerza.

Aunque obviamente preferiría que no existiera este problema, en el día a día no es algo grave ya que solamente he visto desaparecer una rayita de WiFi sujetando el tablet con normalidad. Si estás viendo un vídeo de Netflix, esto puede hacer que se reduzca la calidad de la imagen pero siempre puedes girar 180 grados el tablet para sujetarlo por las otras dos esquinas.

La variante del Galaxy Tab S5e que he probado cuenta también con conectividad celular LTE/4G, lo que permite conectarse a través de redes móviles sin depender de una red WiFi. En mis pruebas, he conseguido velocidades de bajada de unos 20 Mbps y de velocidades de subida de alrededor de 4 Mbps.

Botón de encendido con lector de huella y botón de volumen

 

Samsung ha incorporado un lector de huella dactilar en el botón de encendido, que se encuentra ligeramente hundido. Basta con colocar el dedo encima para que se inicie el proceso de desbloqueo, aunque es algo lento — en torno a 1 segundo — si la pantalla del tablet está apagada.

El lector permite registrar hasta tres huellas diferentes y, en mi opinión, lo ideal es registrar dos huellas diferentes, una en cada mano, para poder desbloquear el tablet cómodamente tanto al sostenerlo en vertical (dedo de la mano derecha) como en horizontal (dedo de la mano izquierda).

El reconocimiento funciona bien siempre siempre que coloquemos una buena parte del dedo encima del lector, lo cual no siempre es fácil porque, al estar en un lateral, no ves la posición exacta del lector y tienes que guiarte por el tacto.

Samsung también ha añadido reconocimiento facial, que funciona bastante bien si sostienes el tablet en vertical pero tiende a no reconocer el rostro si está en horizontal a no ser que muevas la cabeza justo en frente de la cámara (y quites la mano de encima de la cámara porque es muy probable que la estés tapando).

También tiene algún problema para reconocer el rostro en condiciones de poca luz salvo que actives la opción de iluminar la pantalla para facilitar el reconocimiento. Por supuesto, huelga decir que el reconocimiento facial no es tan seguro como la huella ya que se basa en una cámara 2D y, por tanto, puede ser engañado fácilmente.

Batería

El Samsung Galaxy Tab S5e llega con una batería de 7.040 mAh, que según Samsung ofrece 15 horas de reproducción. Esta capacidad resulta un tanto escasa si la comparamos con otros tablets como el reciente iPad Air 2019, que con el mismo tamaño de pantalla posee una batería de 8.134 mAh.

En la prueba de batería de PCMark Work 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el tablet ha obtenido un resultado bueno de 6 horas y 28 minutos. En la práctica, la autonomía del Galaxy Tab S5e es adecuada y, en mi experiencia, aguanta sin problemas una jornada de trabajo completa.

En todo caos, si quieres mejorar la autonomía, puedes hacer uso de los dos modos de ahorro de energía que incorpora Samsung: medio y máximo.

El modo de ahorro medio limita el rendimiento máximo de la CPU al 70%, reduce el brillo máximo a un 90% y, opcionalmente, limita el uso de redes en segundo plano. El modo de ahorro máximo va todavía más allá y cambia el aspecto de la interfaz.

En cualquiera de los dos modos podemos personalizar los siguientes aspectos:

  • Reducir el brillo hasta un 90%
  • Limitar la velocidad de la CPU a 70%
  • Desactivar las conexiones WiFi y 4G en segundo plano

Ahorro de energía

 

Por defecto, está activada una opción llamada Batería ajustable que limita el uso de la batería por parte de apps que no usas con frecuencia. La tablet va aprendiendo con el tiempo cuáles son tus patrones de uso de las aplicaciones.

Samsung también permite seleccionar individualmente aquellas aplicaciones que no queremos que consuman batería en segundo plano, así como la posibilidad de poner en inactivo apps cuando llevan un tiempo sin usarse.

El Galaxy Tab S5e cuenta con carga rápida a 18W, y Samsung ha incorporado un cargador compatible con esta tecnología en la caja del producto. En mis pruebas, el proceso de carga completo ha tardado un total de 2 horas y 35 minutos con el cargador incluido.

Como podemos apreciar en la gráfica, la carga es prácticamente lineal, aunque es algo más rápida hasta el 90 por ciento y se ralentiza ligeramente al final.

Software y funcionalidades

El Samsung Galaxy Tab S5e corre Android 9 Pie y, por encima del sistema operativo, incorpora la capa de personalización Samsung One UI 1.1. Podría ocurrir que en algún momento reciba Android 10 pero, por el momento, no hay fecha de llegada.

Samsung lanzó a finales del año pasado One UI con el objetivo de simplificar el uso de los dispositivos, agrupando las opciones para no confundir al usuario y desplazando los controles a la parte inferior de la pantalla donde sea más fácil acceder a ellos.

La capa de personalización Samsung One UI ofrece un aspecto colorido y habrá quienes consideren que los iconos tienen un diseño algo infantil.

El cajón de aplicaciones está activo por defecto, pero Samsung ofrece la opción de desactivarlo si preferimos tener todos los iconos en el escritorio.

Para acceder al cajón, basta con arrastrar ligeramente la pantalla hacia arriba estando en el escritorio. También es posible activar un botón que dé acceso al cajón de aplicaciones.

En los Ajustes podemos configurar que, al arrastrar la pantalla hacia abajo, no se abra el cajón sino el panel de notificaciones, algo que resulta útil ya que la zona de notificaciones y accesos rápidos queda algo lejos del dedo por la longitud de la pantalla.

Por defecto, la cuadrícula de iconos es 5×5, lo que hace que los iconos se vean con un tamaño demasiado grande, por lo que mi consejo es que la cambies a 6×5. De igual forma también podemos cambiar el tamaño de la cuadrícula del cajón de aplicaciones.

A diferencia de otros fabricantes, Samsung no ha implementado una navegación por gestos como tal sino que es posible sustituir los tres botones por tres pequeñas barras que, aunque ocupan menos, actúan de forma similar a los botones, solo que arrastrando hacia arriba

La pantalla principal muestra un gran widget con la hora y la temperatura, la barra de búsqueda de Google. Los iconos muestran el número de notificaciones pendientes por leer en un pequeño círculo, lo cual resulta bastante útil.

Si mantenemos pulsado un icono, podemos acceder a diversas opciones como Elegir elementos, Eliminar de inicio y Desinstalar, así como opciones específicas de esa aplicación. Por ejemplo, en Twitter podemos elegir Buscar, Nuevo tweet, Mensaje nuevo y Escanear código QR; y en la app de Cámara podemos escoger entre Foto o Vídeo.

Interfaz Samsung One UI

 

El panel de notificaciones es de color blanco y muestra una primera fila de botones que nos dan acceso rápido a seis ajustes, sin ningún texto. Algunos de estos iconos — como WiFi, Sonido, Bluetooth, etc. — abren diversas opciones al mantenerlos pulsados.

Debajo de esta primera hilera de botones aparecen las notificaciones, aunque es posible posible desplegar muchos más botones y acceder al control de brillo arrastrando de nuevo la primera hilera hacia abajo o utilizando el gesto de arrastrar el panel de notificaciones con dos dedos.

Samsung permite personalizar la cuadrícula de botones — 4×3 y 5×3 — y, si pulsamos en una flecha que hay junto al control de brillo, podemos des-/activar el brillo automático y situar el control de brillo encima del panel de notificaciones.

En la barra de estado podemos elegir si solo deben mostrarse las 3 notificaciones o todas las notificaciones que quepan. De igual forma, podemos activar que se muestre el porcentaje de batería con un número.

Panel de notificaciones y accesos rápidos

 

Samsung permite girar la interfaz para poder utilizarla en modo horizontal, lo cual resulta útil ya que con frecuencia los tablets se sostienen de esta forma, por ejemplo si estamos viendo vídeos.

Modo horizontal de la interfaz del Samsung Galaxy Tab S5e

 

La sección de Ajustes muestra un listado de grupos de opciones — Conexiones, Sonidos y vibración, Notificaciones, Pantalla, Fondos, Pantalla Bloqueo, Datos biométricos y seguridad, Nube y cuentas, Google, Funciones avanzadas, Salud digital, Mantenimiento del dispositivo, Aplicaciones, Administración general, Accesibilidad, Actualización de software, Manual de usuario y Acerca de la tableta — y al entrar en cada grupo accedemos a los ajustes individuales.

Desde la pantalla de bloqueo propiamente dicha podemos acceder rápidamente a dos aplicaciones configurables a través de unos iconos de acceso directo que se sitúan en las esquinas de la parte inferior de la pantalla. Por defecto, tenemos acceso al teléfono y a la cámara, lo cual es un poco extraño porque no creo que mucha gente haga llamadas desde tu tablet.

El Samsung Galaxy Tab S5e incorpora la función Multi Window para ejecutar aplicaciones en ventanas, y esta funcionalidad resulta especialmente útil tratándose de un tablet con una pantalla de gran tamaño.

 

El teclado del Galaxy Tab S5e resulta algo incómodo de utilizar a pantalla completa debido al gran tamaño de la pantalla, pero es posible activar un modo de teclado dividido en el que cada mitad del teclado está pegada a un borde.

El teclado incorpora la funcionalidad de texto predictivo, que funciona bastante bien, y la posibilidad de escribir arrastrando el dedo sobre las teclas, puntuar automáticamente, poner en mayúsculas automáticamente la primera letra de cada frase, modificar la anchura y altura del teclado, etc.

Si eres de los que no les gusta que otra persona utilice su smartphone por si se pone a curiosear, te alegrará saber que Samsung incluye una funcionalidad llamada Carpeta Segura que permite proteger el acceso a imágenes, notas, correos electrónicos y aplicaciones de forma sencilla.

El acceso a la carpeta segura se puede proteger mediante patrón, PIN, contraseña o huella dactilar. Podemos configurar una huella dactilar diferente para desbloquear la carpeta segura, lo cual puede resultar útil si queremos dar acceso a nuestro tablet mediante huella a un ser cercano, por ejemplo un familiar, pero no queremos que pueda acceder a la carpeta segura.

Otra opción disponible es cambiar el icono de la carpeta segura por algo que sea menos reconocible.

Carpeta segura

 

El Samsung Galaxy Tab S5e incorpora control mediante movimientos y gestos:

  • Smart stay, que detecta si estás mirando la pantalla y la mantiene encendida mientras la miras
  • Silenciar rápido, que permite silenciar las llamadas entrantes y alarmas cubriendo la pantalla con la mano.
  • Deslizar palma para capturar, que permite realizar una captura de pantalla deslizando el lateral de la mano de un lado a otro de la pantalla.
  • Deslizar para llamar/enviar SMS, que permite deslizar un contacto o un número hacia la derecha para realizar una llamada o hacia la izquierda para enviar un mensaje en Teléfono o Contactos
  • Captura completa, que muestra opciones adicionales después de realizar una captura de pantalla, por ejemplo para capturar áreas ocultas de la pantalla.

Samsung también ofrece una opción llamada vista emergente inteligente para que las aplicaciones que elijas envíen notificaciones que se pueden pulsar para ampliarlas en una venta emergente.

 

La función No Molestar permite desactivar avisos — llamadas entrantes, notificaciones o alarmas — a determinadas horas, pudiendo establecer algunos contactos como permitidos para que sus llamadas y mensajes sí que lleguen. Lamentablemente no permite escoger diferentes horarios según el día de la semana, algo que parece básico y fácil de implementar.

Samsung ha añadido una funcionalidad llamada Recordatorios de notificaciones para recibir recordatorios periódicos sobre notificaciones de aplicaciones y llamadas perdidas. Podemos escoger la frecuencia de los recordatorios, así como para qué aplicaciones se producirán.

Por supuesto el Galaxy Tab S5e también soporta Smart Lock, una funcionalidad que permite no tener que desbloquear el dispositivo con huella dactilar, cara, PIN o contraseña si un dispositivo Bluetooth en el que confías está cerca (por ejemplo, una pulsera inteligente, un auricular Bluetooth, etc.), si llevas el dispositivo encima o si estás en una ubicación en la que confías.

En el apartado Mantenimiento del Dispositivo podemos gestionar desde un único punto diversos aspectos del rendimiento del teléfono: la batería, el almacenamiento, la memoria RAM y la seguridad.

Las principales funciones que ofrece son:

  • Batería: Permite conocer datos sobre el uso de la batería, activar los diferentes modos de ahorro, y conocer aplicaciones con un consumo anormal de batería.
  • Almacenamiento: Permite conocer el uso del almacenamiento, eliminar datos innecesarios, y eliminar datos de usuario no utilizados.
  • Memoria: Permite conocer el uso de la memoria y detener aplicaciones con alto consumo.
  • Seguridad: Permite realizar análisis del dispositivo en busca de amenazas utilizando un anti-malware de McAfee.

Samsung ha añadido la funcionalidad de Salud digital de Google que nos muestra estadísticas sobre el uso del smartphone — número de notificaciones recibidas, número de desbloqueo, tiempo dedicado a cada app, etc. — y permite establecer controles.

Samsung también ha incorporado Game Launcher, que organiza todos los juegos en un solo lugar de forma automática, y silencia el juego (pero no el dispositivo) y seleccionar tres modos de rendimiento (alto rendimiento, ahorro de energía y equilibrado). Samsung también ha añadido Discord, una app que permite hablar y chatear con amigos mientras juegas, así como ver a qué están jugando.

Durante el propio juego, las Game Tools ofrecen funcionalidades interesantes como: minimizar notificaciones y llamadas, no mostrar notificaciones, bloquear Bixby / brillo automático, bloquear botones de navegación o bloquear el táctil de la pantalla. También es posible capturar una pantalla o incluso grabar un vídeo. La fuente del sonido puede ser el micrófono del teléfono o el audio del juego.

Game Tools añade funcionalidades útiles a la hora de disfrutar de juegos

 

Samsung también ha incorporado la funcionalidad Samsung Pass, que permite recordar los usuarios y contraseñas en aplicaciones, y proteger su acceso mediante autenticación biométrica. También es posible guardar datos personales para rellenar formularios automáticamente.

El Samsung Galaxy Tab S5e cuenta con la funcionalidad DeX que convierte la pantalla del tablet en un escritorio para manejarlo como si fuera un ordenador si conectamos un teclado y ratón. Opcionalmente, podemos conectar también un monitor o televisor a través de de un adaptador de USB-C a HDMI.

La limitación que tiene DeX es que muchas apps no son todavía compatibles con este modo y se abren en el escritorio como si fueran una aplicación móvil. Esto ocurre, por ejemplo, con la app de Netflix.

DeX en el Samsung Galaxy Tab S5e

 

Por último, Samsung ha incluido su asistente virtual Bixby Voice para que puedas dar órdenes al tablet mediante la voz. Puedes pedirle, por ejemplo, que comience a reproducir música o lanzar una aplicación.

Aplicaciones incluidas

Samsung incorpora algunas aplicaciones propias pre-instaladas pero ofrece muchas más a través de la tienda Galaxy Apps. Las únicas apps de Samsung que llegan pre-instaladas son Samsung Members, Samsung Flow Samsung Notes.

Samsung Members es una app para ofrecer ayuda a los usuarios, y también proporciona algunas ventajas

Samsung Flow es una app que permite enlazar la tablet con un smartphone o un PC para compartir contenido entre dispositivos, sincronizar notificaciones o ver contenido tablet smartphone en la smartphone/PC. Lamentablemente, no he conseguido que Samsung Flow se conectase a un Galaxy Note10+ o un Pixel 3 XL.

Samsung Notes es una app que permite tomar notas de forma sencilla y sincronizarlas con otros dispositivos a través de nuestra cuenta de Samsung.

Si echas de menos algunas de las aplicaciones que antes venían instaladas de fábrica en los teléfonos de la marca — como Samsung Music, Samsung Internet, Kids Mode, S Translator, Slide Sync, y Video — puedes descargarlas desde la tienda.

Multimedia

El Samsung Galaxy Tab S5e llega con cuatro altavoces estéreo que han sido diseñados conjuntamente con AKG y Harman, por lo que el sonido es bastante mejor de lo que solemos encontrar en un tablet. Además, cuenta con Dolby Atmos para ofrecer sonido envolvente 3D.

Los altavoces detectan la orientación del tablet — horizontal o vertical — y ajustan la reproducción del sonido para mantener la separación de canales. La calidad del altavoz es bastante buena, y el sonido que emite puede ser muy potente.

Un aspecto que merece la pena destacar es la ausencia de conector de auriculares, algo que no será del agrado de muchos usuarios. Teniendo en cuenta que el espacio ocupado por el conector de auriculares es mínimo en un tablet, me hubiera gustado que estuviera presente.

Samsung ha optado por no incorporar su propio reproductor de música sino que ha recurrido a Play Música, el reproductor de Google.

Play Música permite organizar nuestras canciones por géneros, artistas, álbumes y títulos, y ofrece un servicio de suscripción de música en streaming similar a Spotify.

También podemos descargar la app Música de Samsung desde la tienda Galaxy Apps, que cuenta con un diseño muy atractivo y está muy bien integrado con el resto de servicios y aplicaciones de Samsung.

Samsung ha incorporado algunas funciones interesantes de sonido Adapt Sound para calibrar el sonido emitido a través de los auriculares a la respuesta frecuencial de nuestro oído. Samsung incorpora una función llamada Optimizador UHQ que mejora la resolución del sonido de la música y vídeos, así como un ecualizador de sonido.

 

La aplicación Galería se utiliza para visualizar y reproducir las fotos y vídeos almacenados en el tablet. La aplicación también permite editar las imágenes mediante diversas funcionalidades integradas.

La reproducción de vídeo con esta app es excelente y el tablet es capaz de reproducir sin problemas ficheros de vídeo compatibles con suavidad gracias a su potente procesador. Además, el elevado contraste de la pantalla y los negros puros hacen que sea una delicia ver películas.

Para comprobar la compatibilidad con diversos formatos de audio y vídeo, hemos reproducido cuatro ficheros con resolución Full HD y con resolución 4K, codificados con el formato H.264 y con el más moderno HEVC. Los cuatro se reproducen perfectamente con total suavidad.

Por supuesto, los vídeos de servicios de streaming como Netflix, HBO y Amazon Prime Video se reproducen sin ningún problema. El dispositivo cuenta con la certificación Widevine L1, por lo que podemos reproducir vídeos HD de servicios protegidos por DRM como Netflix sin problemas.

La reproducción de vídeo es excelente en su pantalla AMOLED

 

El reproductor integrado de vídeo incorpora una opción que permite crear un GIF animado de 6 segundos a partir de una secuencia de vídeo.

Una funcionalidad  que incorporan los dispositivos de Samsung es la reproducción de vídeo en una ventana flotante, que permite seguir utilizando el tablet mientras vemos el vídeo en una pequeña ventana.

Cámaras de fotos

Dado que un tablet no suele ser el dispositivo elegido por los usuarios a la hora de capturar fotografías o vídeos, Samsung ha preferido incorporar una cámara que cumpla sin grandes pretensiones.

El Galaxy Tab S5e cuenta con una cámara principal con sensor 1/4″ de 13MP con apertura f/2.0, pero carece de estabilización óptica.

La calidad de las fotografías tomadas con esta cámara es correcta en condiciones de buena luz. Las imágenes ofrecen un buen nivel de detalle y una buena reproducción de los colores, como podemos apreciar en estos ejemplos.

Fotografías tomadas en condiciones de abundante luz

 

Sin embargo, la ausencia de estabilización óptica y una lente con una apertura no demasiado grande hacen que la imagen presente bastante ruido en condiciones de poca luz.

A continuación, podemos ver un ejemplo de algunas fotografías con poca luz, donde es evidente que el ruido impide ver los detalles de la imagen.

Fotografías tomadas en condiciones de poca luz

 

A pesar de tener una sola cámara, la cámara del Samsung Galaxy Tab S5e es capaz de capturar fotografías en modo Retrato (o Enfoque Dinámico, como le llama Samsung) difuminando el fondo, como la que podemos ver a continuación.

Dado que las fotografías se toman con la cámara gran angular (no hay cámara teleobjetivo), el rostro aparece algo deformado al acercarnos a una distancia de retrato, por lo que no es un modo que recomiende.

Fotografía tomada en modo Enfoque Dinámico

 

Samsung ha incorporado Bixby Vision al Galaxy Tab S5e, que permite identificar objetos captados por la cámara para comprar uno igual online, obtener información general, etc.

A la hora de grabar vídeo, la resolución máxima de vídeo es Ultra HD (3840 x 1260 píxeles a 30 fps) con una duración máxima de 10 minutos de grabación.

Los vídeos presentan una buena calidad de imagen, aunque la ausencia de estabilización hacen que la imagen tiemble un poco, como se puede apreciar en este ejemplo.

 

La cámara frontal posee un sensor de 8MP con apertura f/2.0, y una lente con enfoque fijo. Estas características son suficientes para realizar videollamadas o tomar selfies en condiciones de buena luz, pero no cabe esperar una gran calidad.

El vídeo capturado con la cámara frontal tiene una resolución máxima de Full HD (1920 x 1080 píxeles a 30 fps).

Precio y competidores

El Samsung Galaxy Tab S5e llega con un precio oficial de 439 € (64GB) / 509 € (128GB) para la versión WiFi y 499 € (64GB) / 569 € (128GB) para la versión WiFi+4G. Es posible encontrarlo a un precio inferior en sitios online como Amazon España.

Por un precio ligeramente más alto puedes hacerte con el Galaxy Tab S4 en sus versiones WiFi (499€) o WiFi+4G (559€). De nuevo, ambos tablets están a precios más económicos en sitios como Amazon.

Aunque es un dispositivo más antiguo, el Samsung Galaxy Tab S4 posee unas especificaciones ligeramente superiores ya que cuenta con pantalla Super AMOLED de 10.5″, procesador Snapdragon 835, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara trasera de 13MP, cámara frontal de 8MP, batería de 7.300 mAh y soporte para S Pen.

Si buscas algo más asequible, Apple ha anunciado recientemente el iPad de 2019, que parte de un precio de 379€ con 32GB y conectividad WiFi. La ventaja de los iPad es que tienen un ecosistema de aplicaciones adaptadas al formato tablet más amplio que Android.

El iPad de 2019 posee una pantalla Retina de 10.2″, procesador A10 Fusion, cámara trasera de 8MP, cámara frontal de 1.2MP, soporte para Apple Pencil y lector de huella Touch ID.

Por supuesto, estos no son las únicas alternativas en el mercado sino que también tenemos otros tablets como el Huawei MediaPad M5 10.8 o Lenovo Tab P10.

Conclusiones

Samsung es uno de los fabricantes que más interés ha puesto en los tablets en los últimos años, lanzando con frecuencia nuevos modelos con precios adaptados a diferentes bolsillos.

Uno de los últimos modelos que ha lanzado es el Samsung Galaxy Tab S5e, que llega con especificaciones de gama media y, por tanto, un precio más asequible que otros modelos de la serie Tab S.

Comenzando por su diseño, el dispositivo cuenta con una construcción metálica disponible en tres colores: negro, plata o dorado. El Samsung Galaxy Tab S5e es un dispositivo atractivo, con un cuerpo ligero y delgado, que resulta cómodo de transportar en cualquier sitio.

La pantalla del Galaxy Tab S5e está rodeada por marcos muy estrechos, lo que contribuye a un elevado ratio de pantalla a cuerpo. Cuenta con un panel Super AMOLED que ofrece un amplio gamut de color, un color negro profundo y un contraste casi infinito. A diferencia de otros tablets de Samsung más caros, el Galaxy Tab S5e no reproduce contenido HDR, aunque esto no debería ser un problema.

En el modo de color Básico, la reproducción de color es excelente aunque la mayoría de los usuarios optarán por el modo Adaptativo, con colores más saturados y, por tanto, más vivos. El brillo máximo de la pantalla es elevado, por lo que no deberías tener problema para usarlo en la calle.

 

El Samsung Galaxy Tab S5e llega con el procesador de gama media Snapdragon 670 del año pasado y 4 o 6 GB de RAM LPDDR4x. Lamentablemente, sus 64 o 128 GB de almacenamiento son de tipo eMMC 5.1, más lento que el almacenamiento UFS 2.1 que incorporan otros dispositivos, lo que se traduce en mayores tiempos de carga.

El almacenamiento es ampliable mediante micro-SD pero Samsung no habilitado la función “Adoptable Storage”, por lo que no podemos formatearlo como una extensión del almacenamiento interno.

Los resultados de los benchmarks muestran que el Samsung Galaxy Tab S5e es un tablet competente, aunque en potencia bruta queda por detrás de otros modelos con procesadores más potentes. En la práctica, la interfaz y las aplicaciones se mueven con suavidad pero al abrir juegos pesados, hacer uso de la multi-tarea o utilizar la Cámara se nota que no estamos ante un tablet de gama alta que responda instantáneamente.

La autonomía del Samsung Galaxy Tab S5e es buena y no tendrás problema para que aguante una jornada completa de trabajo con un uso normal. Además, soporta carga rápida (tarda unas 2 horas y media en cargar) y Samsung ofrece algunos modos de ahorro energía muy interesantes.

En el aspecto de conectividad, el Galaxy Tab S5e soporta Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5.0, WiFi Direct y, opcionalmente, conectividad celular LTE/4G

Si sujetas el tablet por la esquina inferior izquierda en horizontal, la intensidad de la señal WiFi disminuye y, por tanto, también la velocidad de conexión, por lo que debes tener cuidado con cómo lo sujetas..

En cuanto a las velocidades de conexión, he obtenido buenos valores tanto en las pruebas de velocidad WiFi cono 4G.

Samsung ha optado por integrar el lector de huella dactilar en el propio botón de encendido.

Esta implementación no acaba de convencerme ya que debes colocar muy bien el dedo encima del lector y, si la pantalla está apagada, se toma un tiempo para el desbloqueo. Samsung también ofrece reconocimiento facial pero tampoco es ideal ya que al sostener el tablet en horizontal sueles tapar la cámara frontal.

Un reseñable del Samsung Galaxy Tab S5e es la calidad de sonido, ya que cuenta con cuatro altavoces desarrollados con AKG y soporte Dolby Atmos. Sin embargo, echo de menos la presencia de un conector de auriculares de 3.5mm.

Samsung ha lanzado el Galaxy Tab S5e con Android 9 Pie y, por encima, la nueva capa de personalización Samsung One UI que busca simplificar el uso del dispositivoy hacer más accesibles los botones y controles más utilizados.

 

El Samung Galaxy Tab S5e cuenta con una gran cantidad de funcionalidades software por encima de Android como el control por gestos, los modos de ahorro de energía, la carpeta segura,  las Game Tools o Samsung Pass.

El asistente virtual Bixby Voice está presente en el Galaxy Tab S5e, y podemos dirigirnos a él mediante la voz para que ejecute acciones del sistema, rutinas, etc. También está presente Bixby Vision, que reconoce objetos captados por la cámara y nos permite buscar información, realizar compras, etc.

Otra de las funcionalidades interesantes de Samsung es DeX, que permite activar un modo escritorio en el tablet para utilizar las apps en ventanas mediante un teclado y ratón externos. Además, podemos conectar el tablet a una pantalla externa mediante un un cable USB-C a HDMI.

Samsung comercializa una funda con teclado que se acopla al tablet a través de unos conectores Pogo pins de forma sencilla y que aporta mucha comodidad a la hora de escribir documentos o e-mails en el iPad, sin preocuparte de si tiene batería o si la conexión Bluetooth funciona.

Samsung ha incorporado una cámara trasera de 13MP con apertura f/2.0, que ofrece una calidad correcta durante el día pero que por la noche sufre mucho.

Lo mismo ocurre con la cámara frontal, que ofrece una calidad suficiente para video-llamadas pero a la que no se le puede pedir mucho más.

En definitiva, el Samsung Galaxy Tab S5e un tablet muy recomendable para aquellos que buscan un dispositivo que ofrezca una gran experiencia multimedia y que, ocasionalmente, quiera utilizar el tablet para tareas de productividad.

El precio oficial del Galaxy Tab S5e es de 439 euros para la versión WiFi y 499 euros para la versión WiFi+4G, aunque es posible encontrarlo a un precio inferior en sitios online como Amazon España.

Lo mejor:

  • Cuerpo ligero y delgado, que se puede transportar cómodamente. Diseño atractivo en metal.
  • Excelente aprovechamiento del espacio con unos marcos delgados rodeando la pantalla.
  • Pantalla de 10.5″ con panel Super AMOLED, que ofrece un buen brillo máximo, elevado contraste y excelente fidelidad de color (en el modo de color Básico).
  • Mejoras interesantes de Samsung sobre Android como Game Launcher, Multi-Window, Carpeta Segura, modos de Ahorro de Energía, control por gestos, etc.
  • Almacenamiento de 64GB ampliable mediante tarjeta micro-SD.
  • Funcionalidad DeX para cambiar a una interfaz de escritorio con ventanas similar a la de un ordenador.
  • Audio AKG que emite potente sonido por cuatro altavoces estéreo. Soporte de sonido espacial Dolby Atmos.
  • Accesorio funda teclado que se acopla mediante pines y resulta muy cómodo.
  • Conectividad celular 4G/Lte opcional
Lo peor:
  • El rendimiento del tablet se percibe inferior a otros de gama alta, con algunos parones ocasionales. Algunos juegos como Fortnite no pueden ejecutarse.
  • Almacenamiento interno eMMC, más lento que el UFS. Almacenamiento externo micro-SD no compatible con Adoptable Storage de Android.
  • Problemas con la cobertura WiFi al sujetarlo por la esquina inferior izquierda.
  • Lector de huella integrado en botón de inicio más lento que otros
  • Sin conector de auriculares de 3.5 mm.

Nota: El Samsung Galaxy Tab S5e ha sido cedido amablemente por Samsung España para la realización de este análisis.