Análisis del Xiaomi Mi 8 a fondo y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página :

Precio

El Xiaomi Mi 8 está a la venta oficialmente en España por 499 € (64GB) / 549 € (128GB) pero puedes encontrarlo por 450 € (64 GB) / 468 € (128 GB) en tiendas online como Amazon.

Un smartphone con características similares en muchos aspectos es el OnePlus 6 (EUR 519), que cuenta con una pantalla AMOLED de 6.3″ con resolución Full HD+, procesador Snapdragon 845, 6/8GB de RAM, 64/128/256GB de almacenamiento, cámara trasera de 16MP+20MP, cámara frontal de 16MP y batería de 3.300 mAh. Además, incorpora conector de auriculares.

Dentro de la propia marca Xiaomi, el Pocophone F1 (329 €) también puede ser una buena opción si buscas un smartphone potente a un precio más reducido.

El Pocophone F1 posee una pantalla IPS LCD de 6.2″ con resolución Full HD+, procesador Snapdragon 845, 6GB de RAM, 64 o 128GB de almacenamiento, cámara trasera 12MP+5MP, cámara frontal de 20MP y batería de 4.000 mAh. Además, incorpora conector de auriculares y expansión por micro-SD.

Conclusiones

En pocos años, Xiaomi ha pasado de ser una marca conocida por vender smartphones de gama media a precios atractivos a ser una de las marcas que más interés despierta cuando lanza un dispositivo de gama alta.

El Xiaomi Mi 8 es un smartphone poco sorprendente, ya que no incorpora ninguna característica especialmente llamativa. Sin embargo, cuenta con un conjunto de especificaciones bastante potentes que lo hacen una opción muy atractiva.

El Xiaomi Mi 8 llega con un diseño elegante, que combina un resistente cuerpo de aluminio serie 7.000 con una cubierta trasera de cristal curvado en los laterales.

El frontal del Mi 8 es similar al de tantos otros smartphones que hemos visto este año, ya que está dominado por una gran pantalla de 6.2″ con una muesca en la zona superior.

La muesca es bastante grande ya que Xiaomi ha incluido un sistema de reconocimiento facial 3D avanzado que, sin embargo, no está activado (¿todavía?) en nuestra región. Es posible activarlo cambiando la región a, por ejemplo, Hong-Kong, pero muchos usuarios no  van a saberlo.

El marco inferior de la pantalla es bastante estrecho, por lo que no hay botones capacitivos ni lector de huella en el frontal. El lector de huella está colocado en la parte de atrás y resulta rápido y fiable a la hora de desbloquear el dispositivo, aunque personalmente me parecen un poco incómodos los lectores traseros ya que es complicado desbloquear el teléfono cuando está poyado en una mesa.

La pantalla del Xiaomi Mi 8 cuenta con un panel AMOLED de 6.2″ con resolución Full HD+, más que suficiente para ofrecer una elevada nitidez gracias a su densidad de píxeles de 402 ppp.

La pantalla del Mi 8 posee un brillo muy elevado, un contraste excelente y una acertada reproducción de colores, además de un amplio gamut de color que llega a cubrir el 100% del espacio DCI-P3 utilizado habitualmente en la industria cinematográfica — aunque no es compatible con la reproducción de contenidos HDR.

Los ángulos de visión adolecen de la aparición de ciertas bandas de color en la pantalla conforme giramos el teléfono, especialmente en fondos blancos y con el brillo de la pantalla alto. No es un problema grave pero es algo que no encontramos en otros smartphones de gama alta.

 

Xiaomi ha añadido la útil opción de Pantalla Siempre Activa, que muestra permanentemente la fecha, hora y mensajes en pantalla cuando está bloqueado. Sin embargo, no se muestran los iconos de las notificaciones, por lo que tenemos que fijarnos en el LED de notificaciones para saber si tenemos algo pendiente de leer.

El Xiaomi Mi 8 es un smartphone muy potente ya que cuenta con el procesador Snapdragon 845 — el más potente de Qualcomm hasta la fecha, aunque pronto será anunciado su sucesor.

Este chip ha sido fabricado en un proceso de 10nm, por lo que, además de un incremento de potencia, ofrece un menor consumo de energía, lo que redunda en la autonomía.

Además de este potente chip, el Mi 8 incorpora 6GB de RAM LPDDR4 y 64GB/128GB de almacenamiento interno de tipo UFS 2.1.

Lamentablemente Xiaomi no permite ampliar el almacenamiento mediante micro-SD, por lo que debemos elegir con cuidado si queremos la versión de 64 o 128 GB.

En los benchmarks que hemos llevado a cabo la puntuación del teléfono ha sido espectacular, superando en muchas pruebas a los smartphones Android más potentes del momento — sin duda ayudado por la menor resolución de su pantalla frente a muchos de sus rivales.

Dejando los benchmarks a un lado, en el día a día el Xiaomi Mi 8 se mueve con gran fluidez y no hemos experimentado ningún parón al utilizar las aplicaciones más frecuentes.

Los juegos 3D más exigentes no suponen ningún reto para el Mi 8, y utilizando la herramienta GameBench hemos podido medir tasas estables de 30 FPS en títulos como Asphalt 9 o PUBG, llegando a 60 FPS en Dead Effect 2.

La autonomía del Xiaomi Mi 8 es de las mejores que hemos visto en teléfonos de gama alta, gracias a su batería de 3.400 mAh, su pantalla de menor resolución y la gestión tan agresiva que hace Xiaomi de las tareas en segundo plano –sSi bien puedes excluir apps del ahorro de energía.

La carga del teléfono también es muy rápida gracias a que soporta QuickCharge 4+, aunque el cargador incluido se queda en QuickCharge 3.0. En poco más de hora y media tenemos el teléfono cargado por completo y, en media hora, alcanza la mitad de carga.

 

La cámara trasera del Xiaomi Mi 8 cuenta con una lente dual que, en esta ocasión, no permite zoom óptico sino que sive de ayuda a la hora de tomar retratos.

La calidad de de imagen es excelente en condiciones de buena luz pero queda lejos de los teléfonos estrella de Samsung, Google o Apple en condiciones de poca luz ya que el algoritmo de reducción de ruido es demasiado agresiva y destruye cualquier detalle de la imagen.

A la hora de tomar retratos, el Xiaomi Mi 8 ofrece la versatilidad de poder ajustar el grado de desenfoque a posteriori pero comete bastantes fallos a la hora de distinguir el pelo del fondo.

En cuanto a la cámara frontal, su resolución es elevada y, en general ofrece una buena calidad de imagen. También es posible tomar selfies en modo Retrato, con un resultado bastante acertado.

Algunas fotografías tomadas con el Xiaomi Mi 8 (galería completa en el apartado de Cámara)

 

El Mi 8 no destaca especialmente en el aspecto sonoro, ya que solo cuenta con un altavoz en la parte inferior que suena correctamente, pero ahí se queda. Aquellos que utilicéis auriculares habitualmente debéis saber que Xiaomi ha prescincido del conector de 3.5 mm.

Su gran pantalla es excelente para disfrutar de vídeos almacenados en el teléfono o procedentes de servicios de streaming como YouTube, Netflix y Amazon Prime. Sin embargo, Xiaomi solo ha incluido la certificación Widevine L3 por lo que no es posible disfrutar de contenidos HD de Netflix — nos debemos confirmar con SD (960 x 540 píxeles).

Xiaomi incorpora en sus teléfonos la capa de personalización MIUI, que incorpora algunas funcionalidades interesantes para controlar el consumo de la batería, ofrecer funciones de cámara adicionales, encender la pantalla con doble toque, manejar la pantalla con una sola mano, etc.

Una de las funcionalidades más interesantes es la de aplicaciones duales, que permite clonar apps como WhatsApp o Facebook para poder configurar dos cuentas diferentes en el mismo teléfono. También nos gustan las funcionalidades de segundo espacio para tener un escritorio separado y privado, y bloqueo de aplicaciones para proteger con patrón o huella el acceso a ciertas apps.

 

Una de las características más destacadas del Xiaomi Mi 8 es su precio, ya que está a la venta oficialmente por 499 € (64GB) / 549 € (128GB) pero puedes encontrarlo por 450 € (64 GB) / 468 € (128 GB) en tiendas como Amazon.

Algunos smartphones de gama alta doblan en precio al Mi 8 (aunque en general incorporan más prestaciones), por lo que es una excelente opción. Sin embargo, no podemos olvidar al Pocophone F1 (329 €), también fabricado por Xiaomi, que cuenta con características similares en muchos aspectos, conector de auriculares, ranura para tarjeta micro-SD y un precio muy inferior.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con cubierta trasera de cristal curvado a los lados y contorno de metal
  • Pantalla con alta densidad de píxeles (alrededor de 402ppp), nivel alto de brillo, excelente contraste, y amplios ángulos de visión
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias al potente procesador Snapdragon 845, 6GB de RAM LPDDR4 y almacenamiento UFS 2.1.
  • Interfaz MIUI con bastantes opciones que mejoran las funcionalidades de Android: control de consumo de batería y red por aplicación, clonación de apps, protección de acceso a apps, segundo espacio, control por gestos, tc.
  • Autonomía del teléfono excelente gracias a su batería de 3.400 mAh y carga rápida Quick Charge 4.0 (con cargador incluido QC 3.0)
  • Lector de huella dactilar que desbloquea el teléfono rápidamente
  • Capacidad de SIM dual
  • Precio atractivo para sus especificaciones
Lo peor:
  • Almacenamiento no ampliable mediante tarjeta micro-SD
  • Rendimiento de la cámara mejorable en condiciones de poca luz frente a otros smartphones de gama alta. Funcionamiento del modo Retrato mejorable.
  • Reconocimiento facial avanzado no disponible en nuestra región (aunque podemos saltarnos la limitación eligiendo otra región compatible)
  • Sin compatibilidad con contenidos HD de Netflix (la máxima resolución soportada es SD)
  • Ausencia de carga inalámbrica
  • Ausencia de radio FM
  • Ausencia de conector de auriculares
  • No sumergible en agua (aunque resiste salpicaduras)

Galería de fotografías del Xiaomi Mi 8

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

 

Ir a página