Así funciona el modo ‘Iluminación de Retratos’ de los nuevos iPhone 8 y iPhone X

💻 ¡Ofertón! Consigue Windows 10 por solo 11,09€ en CDKdeals [ Más ofertas ]

Posiblemente estés al tanto del funcionamiento del modo Retrato de Apple, una funcionalidad que añade un efecto de desenfoque (bokeh) sobre el fondo de la imagen y que debutó con la cámara dual del iPhone 7 Plus.

En la presentación de los nuevos iPhone 8 y iPhone X, Apple ha anunciado una nueva funcionalidad llamada ‘Iluminación de Retratos’ que, como su propio nombre indica, permite manipular la luz cuando tomamos un retrato para crear un efecto más dramático.

Esta nueva funcionalidad suena bastante bien, pero posiblemente te preguntes cómo se ven las fotografías cuando se aplica este efecto. Por suerte, Apple ha compartido una muestra de estos resultados en la galería que acompaña a este artículo.

La funcionalidad ‘Iluminación de Retratos’ cuenta con distintos estilos, en función del efecto que desees conseguir. Luz de Estudio, por ejemplo, ilumina la cara del sujeto, mientras que Luz de Contorno manipula las zonas brillantes y oscuras para resaltar las facciones de la persona. Para un resultado más impactante, el modo Luz de Escenario coloca a la persona sobre un fondo completamente negro.

Un aspecto interesante es que este efecto puede ser aplicado a posteriori, después de que la fotografía haya sido tomada.

Es importante notar que no estamos hablando de simples filtros, sino que los efectos se aplican mediante un procesado de imagen que utiliza el sistema de cámara dual.

Además, es probable que la consecución de este efecto requiera algún componente hardware que solo está presente en los nuevos iPhone ya que no parece que esta funcionalidad vaya a llegar al iPhone 7 Plus con cámara dual.

💻 ¡Ofertón! Consigue Windows 10 por solo 11,09€ en CDKdeals [ Más ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario