Así he ahorrado un 25% en el consumo de gas durante los meses fríos con un termostato inteligente

Hace un año, a mediados de diciembre, decidí instalar un termostato inteligente tado° en mi casa con un doble objetivo: aumentar el confort y reducir la factura de gas.

Aunque pueden parecer objetivos contrapuestos, la inteligencia del termostato hace esto posible ya que enciende y apaga la calefacción en función de si estás o no en casa.

Lo único que debes indicar al termostato tado° es la temperatura a la que quieres que esté tu casa cuando haya alguien dentro, pudiendo configurar diferentes temperaturas según la hora y el día de la semana (por ejemplo, para que la casa esté más fría mientras duermes).

Aunque estos termostatos no son baratos (puedes encontrar en Amazon el kit de inicio v2 por 159€), en mi experiencia puedes recuperar la inversión en poco más de un invierno, como te explico a continuación. 

Si estás pensando en hacerte con un termostato inteligente tado°, con este enlace tendrás 10€ de descuento en su tienda oficial: http://aklam.io/ncb4c7

Mi programación del termostato tado°

En mi casa, la programación que he establecido es la siguiente:

Cuando estoy en casa Cuando no estoy en casa
Lunes a Viernes Sábado y Domingo

18ºC de 0:00 a 8:00

21.5ºC de 8:00 a 23:59

18ºC de 1:00 a 11:00

21.5ºC de 11:01 a 0:59

A decisión de tado° (*)

(*) Si el termostato detecta que me estoy acercando a casa mediante geolocalización del smartphone, comienza a calentar para que, al llegar, tenga ya la temperatura deseada. Si no estoy en casa ni me estoy acercando, la calefacción está apagada.

Como ya expliqué en el análisis del termostato tado°, el termostato identifica si los usuarios están en casa por medio de la geolocalización de sus smartphones Android o iOS.

En caso de que ninguno de los habitantes esté en casa pero queramos que la casa esté caliente — porque haya un invitado o un niño sin móvil, por ejemplo — podemos establecer temporalmente a través de la app del móvil un objetivo de temperatura, bien sea durante unas horas o hasta nuevo aviso.

 

 

Ahorro de energía

En mi caso, el ahorro de energía proviene principalmente de la geolocalización, ya que la calefacción no se enciende cuando si la casa está vacía. Si un día llego a casa más tarde lo habitual (o me voy más temprano) o si un fin de semana me marcho de la ciudad, la calefacción no se enciende durante esas horas en las que no hay nadie.

A continuación podéis ver una gráfica con el consumo histórico de gas en mi casa según las facturas que he ido recibiendo en los últimos años. Cada factura cubre dos meses pero no siempre son el mismo número de días, así que en la gráfica muestra la media de kWh/día consumidos en ese período para poder comparar.

La franja amarilla corresponde a las facturas recibidas en el año 2017 y, por tanto, las que reflejan el uso del termostato inteligente que instalé a finales de 2016.

Llama bastante la atención la altura de la barra gris en la factura de mayo. He comprobado las temperaturas medias históricas en Madrid y el año pasado fue especialmente frío en esta ciudad durante esos meses.

Las facturas más interesantes son las de enero y marzo, ya que cubren el período de más frío que comprende desde el 21/Nov hasta el 17/Dic (factura de enero) y desde el 17/Dic hasta el 20/Feb (factura de marzo).

La reducción total del consumo de gas en esas dos facturas ha sido de un 26%, una cantidad nada despreciable que se traduce en un ahorro, tras impuestos, de unos 100 euros en esas dos facturas. Para el cálculo he utilizado un coste de 0,0567 €/kWh antes de impuestos (21% de IVA).

Incluir la factura de mayo de 2016 daría lugar a un ahorro inusualmente alto, por las bajas temperaturas que hubo en Madrid en esas fechas en el año 2016. Si tomamos como referencia la factura de mayo de 2015, el ahorro respecto a la factura de mayo de 2017 ha sido de unos 18 euros, que se suman a los anteriores.

En definitiva, con el termostato tado° estoy ahorrando en torno a 120 euros al año en la factura de gas en los meses más fríos. Teniendo en cuenta el coste del termostato, no tiene que pasar mucho tiempo para recuperar la inversión.

Además de reducir el consumo de gas, estoy incrementando el confort de mi hogar ya que la calefacción está encendida siempre que hay alguien en casa. Antes de contar con este termostato inteligente, si llegaba a casa antes de lo habitual o me iba más tarde, la calefacción estaba apagada, por lo que no se estaba tan agusto.

Además de tado°, existen otros termostatos en el mercado que también utilizan la geolocalización y que, en principio, deberían ofrecer unos ahorros similares, pero el que he analizado y, por tanto, puedo recomendar por mi propia experiencia es este.