¡SORTEOS! Sorteamos una PlayStation 4 y dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

¿Cómo afectará el encarcelamiento del heredero de Samsung a la compañía?

Lee, miembro de la familia propietaria de Samsung, ha recibido una condena de prisión a 5 años por el caso de corrupción. En 2008, su padre fue sentenciado a tres años con suspensión de la pena durante 5 años por crear fondos ilícitos.

La compañía ha explicado que no habrá cambios drásticos en la gestión de la compañía por ahora, pero el vacío en el liderazgo de la compañía crea dudas sobre la ejecución de estrategias futuras de la compañía y planes de inversión.

Samsung Electronics tiene tres presidentes, cada uno de los cuales rige un negocio diferente: smartphones, electrónica de consumo y microchips. Son expertos en sus respectivos campos y han demostrado su capacidad de liderazgo en cada segmento, pero no tienen la autoridad suficiente para hacer inversiones o adquisición a gran escala sin la aprobación del dueño.

“Tomar decisiones sobre invertir en nuevos negocios, para los que el retorno de la inversión es incierto, o realizar fusiones y adquisiciones a gran escala, no puede ser hecho por los ejecutivos contratados, ya que tienen demasiado riesgo,” explica un trabajador de Samsung, añadiendo que este tipo decisiones solo las puede tomar Lee.

Samsung ha adquirido diversas compañías en los últimos tiempos, como Harman International el año pasado. Desde que estalló el escándalo, la línea de fusiones y adquisiciones ha ido perdiendo fuelle. Ha habido rumores sobre posibles operaciones, pero la compañía no ha dicho nada, y no es esperable que veamos grandes operaciones de este tipo, al menos a corto o medio plazo.

Lee se unió al comité de dirección en octubre y ha implantado un nuevo estilo de gestión más moderno en el emporio tecnológico. Su entrada ha creado opiniones encontradas sobre si Lee será capaz de cambiar el ADN de Samsung de una compañía de fabricación a una compañía de software, y a la vez completar el plan de su padre de convertir a Samsung en un líder en biotecnología y tecnologías financieras.

La familia Lee posee menos de un 5 por ciento de la compañía, pero controla el gigante tecnológico, con un valor de 306 trillones de wons (230 billones de euros) a través de una telaraña de propiedades cruzadas.

“Los inversores extranjeros parecen estar tomándose el juicio de Lee como un signo positivo para Samsung Electronics. Aunque es un caso trágico para el propio Lee, muchos parecen estar viendo este asunto como una oportunidad para mejorar la estructura de gobierno de Samsung y la transparencia corporativa,” explica Park, Profesor de la Universidad Nacional de Seúl.

A pesar su reputación como el mayor productor del mundo de microships y smartphones, la estructura de gobierno y la transparencia corporativa son dos asignaturas pendientes. Este veredicto también envía un mensaje a otros conglomerados familiares, que no se caracterizan por su transparencia. | Fuente: Bloomberg