Desbloquear un iPhone no es fácil: El FBI ha tardado 2 meses en conseguirlo

🖥️ ¡Ofertón! Consigue Office 2019 Pro Plus por solo 34,39€ en CDKoffers [ Más ofertas ]

Se ha hablado mucho acerca de la negativa de Apple a colaborar con el gobierno de EE.UU. a la hora de facilitar el acceso a iPhone de personas bajo investigación. Apple antepone la privacidad de sus usuarios a otras cuestiones y, hasta la fecha, ha rechazado crear puertas traseras para facilitar el acceso a las autoridades al contenido cifrado de los dispositivos de sus usuarios.

Por ello, el FBI ha creado un laboratorio dedicado a desbloquear iPhones (y otros dispositivos). Un informe de Bloomberg cita una carta enviada al Juez de Distrito de los EE.UU. por funcionarios para informarle del tiempo que ha llevado desbloquear un iPhone.

En primer lugar, Parnas se negó a proporcionar la contraseña de sus dispositivos, que es, por supuesto, su derecho, pero ha requerido al FBI pasar casi dos meses para desbloquear el iPhone 11, …

Lev Parnas, el propietario del iPhone, está siendo investigado por su trabajo con Rudolph Giuliani para desenterrar la suciedad del oponente político de Donald Trump, Joe Biden.

Unidad de Análisis de Alta Tecnología del FBI

 

Aunque finalmente lograron desbloquear el iPhone, les llevó dos meses. Los ordenadores que intentan desbloquear los iPhones utilizan algoritmos para seleccionar las combinaciones de PIN que deben probar. La demora entre intentos significa que es posible pasar en un tiempo razonable por las 999.999 combinaciones que permite un código de seis dígitos.

El lado positivo es que los usuarios de iPhone pueden estar seguros de que si les roban o pierden su teléfono, sus datos están a salvo.

🖥️ ¡Ofertón! Consigue Office 2019 Pro Plus por solo 34,39€ en CDKoffers [ Más ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
20%
Feliz
30%
Indiferente
40%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
10%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario