¿Garantiza la exclusividad del Snapdragon 835 un éxito sin precedentes al Galaxy S8?

Qualcomm ha trabajado codo con codo con Samsung en la siguiente generación de su procesador, el Snapdragon 835, ya que será la compañía coreana la que se encargará de fabricar el teléfono en un proceso FinFET de 10nm.

Una de las contrapartidas de este acuerdo para Samsung parece ser una ventana de exclusividad sobre el chip, ya que Samsung podrá utilizar el Snapdragon 835 en el nuevo Galaxy S8 antes que nadie cuando salga a la venta en unos meses.

Esto significa que cualquier otro fabricante que quiera lanzar un smartphone a corto plazo tendrá que utilizar el Snapdragon 821 en lugar del Snapdragon 835. Esto podría proporcionar una ventaja importante a Samsung respecto a competidores como LG o HTC, que también planean lanzar sus buques insignia en el mismo período.

Según Qualcomm, el Snadpragon 835 es un 25 por ciento más rápido que el Snapdragon 821, consume un 40 por ciento menos de energía y es un 30 por ciento más pequeño. Además, combina la potencia de la CPU Kyro 280 con la GPU Adreno 540, y puede mostrar gráficos 3D un 25 por ciento más rápido, haciéndolo ideal para Realidad Virtual (VR) y Realidad Aumentada (AR).

Dado que el Snapdragon 835 consume menos energía, debería mejorar la autonomía. Además, el nuevo chip utiliza Quick Charge 4.0, que incrementa la velocidad de carga un 20 por ciento respecto a Quick Charge 3.0.

En cuanto a la cámara, el Snapdragon 835 proporciona procesadores duales Spectra ISP de 14 bits que permitirán utilizar hasta dos cámaras de 16MP o una cámara de 32MP. El nuevo Bluetooth 5.0 dobla el ancho de banda de Bluetooth 4.2 del Snapdragon 821.

Con todas estas mejoras, el Galaxy S8 podría ser un peso pesado con buenas razones para imponerse frente a sus competidores. Sin embargo, una cosa son las características sobre el papel y otra es la realidad.

Todavía no hemos olvidado el fiasco del Snapdragon 810 y sus problemas de sobrecalentamiento. Si hubiera algún problema con el Snadpragon 835, Samsung se vería muy afectada — algo que no se puede permitir la compañía tras los problemas del Galaxy Note 7.

Por otro lado, el hecho de que el Snapdragon 835 ofrezca todas estas características no significa que el Samsung Galaxy S8 las vaya a aprovechar. Parece poco probable que Samsung vaya a utilizar una cámara de 32MP o dos de 16MP, por ejemplo, en el Galaxy S8.

El precio también será un factor clave del éxito del dispositivo. Si el uso de un procesador más potente conlleva un precio mucho más elevado que la competencia, la compañía va a tener que explicar muy bien todas las mejoras a los compradores, especialmente tras el ascenso de precios que están experimentando los terminales de gama alta.  |  Fuente: Cnet

Quizás te interese

YouTube ya reproduce vídeos HDR en los Samsung Galaxy S8 y Galaxy Note8

High Dynamic Range (HDR) se ha convertido en una de las tecnologías estrella de la …